Author Archives: Enrique Garcia Montoya

División de poderes y estado de derecho (libertad de expresión y democracia)

En estos días, después de ver, lo que está pasando en las redes sociales con la libertad de expresión, la cuestión es:

¿dónde están los límites de la libertad de expresión y quién es el responsable de marcarlos?

No puede ser que cualquier ejecutivo del mundo mundial por su sola voluntad, sin la autorización motivada de un poder judicial independiente, diga a cualquiera lo que tiene que decir o lo que no puede decir, ya que, sin libertad de expresión y sin división de poderes real y efectiva no existe el estado de derecho ni democracia.

Si hay algo que destroce y elimine la seguridad jurídica y la confianza de los ciudadanos en la libertad y en la justicia eliminando sus libertades, es cuandocualquier poder, sea el que sea, ignorando la libertad de expresión infringe la Ley y aplica la suya sin más, tomando medidas arbitrarias sin ningún control judicial independiente eliminando o limitando la misma; de forma, que cuando nuestra Carta Magna consagra, que los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico, la realidad contraria es, que sí alguien está tomando de hecho esas medidas de control de nuestra libertad de expresión (sin ninguna ley y sin ningún control judicial), solo existirá incertidumbre y desesperanza para todos nosotros sin verdadera libertad, es decir, para esos muchos, que, simplemente, vamos a pie.

En las redes sociales, cosa más que probada y de dominio público, reina un poder hegemónico y sin control verdadero, que genera una serie de situaciones extremadamente negativas, que nos lleva a un desastre contra la libre información y la democracia, produciendo a la sociedad civil con carácter general una indefensión manifiesta, que se concreta en una serie de estados desgraciados, así:

* Incertidumbre.

* Desconfianza.

* Desesperanza.

* Falta de seguridad jurídica.

* Pérdida de libertades y derechos.

* Desaparición de principios éticos.

Ese control desmedido de nuestras libertades está generando un drama social perverso, al que nos llevan esos poderes espurios, que solo buscan lo peor para conseguir sus fines oscuros, pero que nadie crea que a él no le afectaporque esta deriva autoritaria, destruyendo el principio de legalidad y la seguridad jurídica nos va a destruir a todos nosotros, eliminando nuestras libertades más queridas, como la libertad de expresión.

En resumensi no recuperamos la libertad de expresión plena y verdadera, a base de seguridad jurídica, certidumbre y respeto a nuestros derechos fundamentales, vamos directos a una situación desastrosa y peligrosa para todos los ciudadanos, mientras, una minoría poderosa ajena a la división de poderes y a la democracia se apodera de nuestras libertades, en base, además, a unos derechos humanos, que dice defender.

N.B.  Es un hecho peligroso y desgraciado, que la división de poderes, el estado de derecho, la libertad de expresión y la democracia están siendo arrasadas por unas redes sociales hegemónicas, que manejan sin reparo unos pocos potentados sin ningún control legal ni judicial independiente.

Se puede negar, pero realmente es así, de forma, que, si se siguen moviendo sin control verdadero, las consecuencias serán nefastas para la gran mayoría de ciudadanos de todo el mundo. Baste pensar, lo que puede pasar o que pueden hacer esos grupos todo poderosos e incontrolados, contra una sociedad indefensa y unas naciones entregadas a sus influencias perversas, si alguien, quien sea, Gobiernos o particulares intentan limitarlos de algún modo, como puede ser con un impuesto contrario a sus intereses, como la llamada tasa google.

Córdoba, a 19 de enero de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

 

Paro oculto – jóvenes – mujeres – mayores de 50 años (sector público y privado – desigualdad y opacidad)

Cuando se habla públicamente del desempleo, casi siempre parece que se olvida, lo que podemos concretar como paro oculto, que es una realidad que todos tratan de obviar, pero, que, sin duda, es algo que constituye lo más duro y vidrioso de una situación muy delicada, y, que, por si misma, se convierte en una desigualdad inadmisible para la sociedad española y su desestructurado mercado laboral.

Para definir y contextualizar este pequeño comentario unos datos y unas conclusiones:

 ***   INE – 3T – 2020. (Nota prensa 17-12-2020)

El coste laboral de las empresas se sitúa en 2.525,41 euros por trabajador y mes en el tercer trimestre de 2020, con un descenso del 1,1% respecto al mismo periodo de 2019.

El coste salarial por trabajador y mes disminuye un 0,9% y alcanza los 1.859,12 euros de media. Por su parte, los otros costes bajan un 1,5%, situándose en 666,29 euros por trabajador y mes.

Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 1.859,12 euros corresponden a salarios y 612,15 euros a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones, prestaciones sociales…

El coste laboral en País Vasco y Comunidad de Madrid supera en más de 400 euros la media nacional. En Canarias y Extremadura dicho coste es inferior a la media en la misma cantidad.

Total: 2.525,41.

Andalucía: 2.271,89.

Madrid: 2.979,67.

País Vasco: 3.081,42.

*** Mercado laboral – Doble fractura: territorial y colectivos afectados.

El problema oscuro del paro en España reside en la desigualdad territorial y en la desigualdad entre colectivos, así:

Primero. El coste laboral expuesto de una idea clara de la desigualdad entre CC. AA. y ya explica, porque se produce una diferencia entre ellas, con las consecuencias que se manifiestan en el mercado laboral y en el desempleo en las mismas.

Segundo. Existe una fractura del mercado laboral oculta, que se representa claramente en varios colectivos: jóvenes, mujeres y mayores 50 años.

Así mismo, se descubre una dualidad preocupante entre contratación temporal y fija, que produce una desigualdad perversa y extremadamente dilatada en el tiempo.

Es una realidad, que España cuenta con la tasa de paro juvenil más alta de toda Europa y, además, cerca del 72% de los ocupados menores de 25 años tienen contrato temporal, y, aquí, podemos añadir, además, colectivos de mujeres y trabajadores mayores de 50 años.

Examinado los indicadores del mercado laboral, se puede observar que cualquier indicador genérico esconde una fractura interna del mercado laboralel desempleo juvenil aumenta descontrolado, como lo hace el paro del colectivo de mujeres y trabajadores mayores de 50 años.

Las medidas desplegadas por el Gobierno para suavizar el golpe, como los ertes o los avales a empresas han protegido a una parte importante trabajadores, sin embargo, sigue habiendo algunos colectivos, sin olvidar los  señalados, que sufren la crisis con mucha más intensidad que la mediacomo es el caso, de los trabajadores temporales y de menor formación.

Esta realidad pone de relieve la dualidad extrema de nuestro mercado laboral, razón por la que, los trabajadores más jóvenes, temporales y con menor formación son los más afectados por la inactividad y son los que pasan primero a la lista del paro.

Curiosamente, además, es una realidad preocupante, que aproximadamente un 72% de los ocupados españoles menores de 25 años tienen un contrato temporal. Por si eso fuera poco, la falta de experiencia y de formación deja a los trabajadores más jóvenes fuera de juego, razón por la que, el desempleo entre los jóvenes resulta más acuciada, cuando se produce una actividad económica a la baja; sin olvidar, además, que los sectores productivos más dañados por la crisis, son aquellos más embridados en empleo juvenil, como, la hostelería, turismo y el sector servicios en general, lo que conlleva un efecto pernicioso para este colectivo, produciéndose un paro exponencial en él.

*** La desigualdad oculta, además, se ceba en los distintos territorios, incluso de las propias CC. AA., produciéndose tasas de paro, de contrataciones temporales y salarios a la baja según la zona en la que produce el trabajo, ya que, si hay algo que eleve las diferencias, es la existencia de tejidos productivos desiguales en todos los sentidos, como pueden ser: las diferencias salariales, los efecto del paro, las modalidades de contratación precarias, y, la falta de formación y experiencia laboral.

En Andalucía, por ejemplo, las desigualdades llegan a ser abismales en sus distintos territorios y en las distintas actividades del sector productivo, ya que, las zonas más afectadas por el turismo, la hostelería y todo el sector servicios soportan un desempleo mayor, unas condiciones de trabajo más temporales y precarias y unas diferencias salariales significativas.

***   Por si faltara algo para que la opacidad se convierta en tenebrosa, junto al paro oculto de jóvenes, mujeres  y mayores de 50 años, emergen, se quieran tapar o no, las diferencias que se están produciendo entre  el sector público y el sector privado profundizando en la desigualdad, así: en el primero, paro ninguno y en el segundo, la tasa crece exponencialmente, a pesar de los ertes y otros artificios falaces; sin olvidar, las diferencias salariales entre uno y otro, ya que, el público no solo no derece su retribución, sino que, además, aumenta por los PGE aprobados un 0,9%, mientras el privado baja sus salarios al menos un 20% en el empleo que se mantiene.

N. B.   La opacidad, el paro oculto y las diferencias salariales entre jóvenes, mujeres y mayores de 50 años, entre el sector público y privado y entre los distintos territorios se descubre, como una desigualdad real e inadmisible, sin que se adopten medidas estructurales eficaces e inmediatas.

Pero, a pesar de lo expuesto, nada es comparable con una tasa de desempleo juvenil superior al 42% del colectivo, que, además, se distribuye de forma desigual por territorios y sectores, de manera, que las diferencias se presentan, si no se actúa directamente en este colectivo, como algo irresoluble, así que, hacen falta medidas estructurales y rápidas, que impidan, que la epidemia laboral se extienda cada vez más y con mayor profundidad, convirtiéndose sin remedio en una enfermedad crónica de nuestro mercado de trabajo.

En Andalucía hay zonas y sectores, como ocurre en toda la extensa zona del Campo de Gibraltar, en los sectores turísticos dependientes de la hostelería y los servicios y en los colectivos jóvenes dependientes de la contratación temporal, donde existe, se quiera ver o no, una realidad desgraciada de proporciones desconocidas, que, además, conlleva efectos colaterales perversos como la droga, el tráfico ilegal, la prostitución y la perdida de un capital humano imprescindible para su reactivación económica.

Solo por lo dicho, se explicaría, que en Andalucía la vacunación se convirtiera en una prioridad nacional, ya que, las diferencias en el paro y en la inactividad sobrevenida por la pandemia son tan grandes y tan profundas, que, si no se corta de raíz la enfermedad y se restablece cuanto antes la normalidad productiva, la ruina se convertirá en una desgracia permanente.

Córdoba, a 17 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

 

Jueces embridados – ciudadanos desconfiados (sin división de poderes no existe estado de derecho)

En este tema vidrioso, podemos acudir al refranero popular tan rico y verdadero, cuando dice: El diablo solo tienta, a aquel con quien ya cuenta.

Durante muchos años los jueces han estado jugando a un juego peligroso y endiablado, formando asociaciones llenas de ideología y exigiendo puestos en el C.G.P.J. en razón de esas ideas, que componen ellos mismos, al señalarse como progresistas, conservadores, moderados de centro e incluso independientes (aunque, creía que todos lo eran).

Las consecuencias perversas de ese comportamiento ideológico están a la vista, sobre todo, cuando se dictan resoluciones, diciendo que proceden de un juez progresista o conservador para explicar su contenido, que exige apartarse de la ley y dirigiéndose a un terreno dominado por cualquier ideología excluyente, que se quiera reconocer o no, concita la desconfianza de los ciudadanos en la justicia. Ejemplos hay casi a diario, de forma, que en muchos casos ya se sabe por donde irá la resolución según el juez que lleva el caso, aunque siempre hay ingenuos que hablan de posibles recusaciones e incluso abstenciones.

Está muy claro, que cada uno puede vivir en el mundo de sus propios sueños, aunque está comprobado que dictar una resolución basada en interpretaciones ideológicas destruye la confianza en la justicia, que, aunque a veces no lo parezca, nace del poder soberano del pueblo.

Todo lo dicho viene, porque el Gobierno de España continúa empeñado en controlar el Poder Judicial, y, ayer miércoles, con al apoyo de PSOE y Podemos, la Mesa del Congreso ha aceptado tramitar por el procedimiento de urgencia la reforma para limitar las competencias al Consejo General del Poder Judicial mientras se encuentre en funciones, rechazando, además, solicitar informes de los jueces y la Comisión de Venecia sobre esa modificación. Así que, aprobada esa tramitación por la vía de urgencia, vamos camino de la ideología en la justicia, convalidada por el Congreso sin informes consultivos sobre la reforma de los jueces ni de la Comisión de Venecia.

Que el 17 de diciembre el CGPJ solicitara a la Cámara Baja emitir una opinión sobre la reforma, por afectar al núcleo esencial de las competencias, que la Constitución le atribuye expresamente en garantía de la independencia judicial, simplemente se ignora, y, lo peor es, que nadie hace nada dentro de sus competencias para evitar ese ataque sin precedentes a la división de poderes y a la independencia del poder judicial; de manera, que como decía al principio, “de aquellos polvos, estos lodos”, ya que, padecemos ahora las consecuencias nefastas de muchos errores garrafales, que pudiéndose evitar en su  momento, se consintieron y admitieron cuando hubo ocasión de realizar una propuesta contundente, que garantizara esa independencia.

Se dice, que los Vocales del Poder Judicial están indignados, porque este ataque a la justicia da miedo, pero la verdad es que no hacen nada eficaz para defender la independencia judicial, pues, si eso es lo que hay, podrían acudir a los tribunales españoles, a la Justicia Europea, a la Comisión de Venecia y a las instituciones de la U. E.

Por otro lado, es lo cierto, al margen de lo que lo que el CGPJ pueda hacer, la U. E (Europa) tendrá que decir algo, como hizo con Polonia, ya que, el derecho de la UE y la jurisprudencia de su Tribunal de Justicia exigen, que en toda iniciativa legislativa que afecte al poder judicial, se dé audiencia a todos los sectores implicados.

Esperemos, además, que esa iniciativa no afecte a la condicionalidad del estado de derecho, y, ningún estado miembro vete por esa causa los Fondos de Recuperación.

N. B.  La única verdad es, que, si hay jueces embridados, hay   ciudadanos desconfiados de la justicia, de manera, que sin división de poderes no existe estado de derecho.

El autoritarismo a la menor oportunidad limita las libertades, de forma, que si seguimos avanzando en esta carrera de despropósitos inconstitucionales acabaremos mal, ya que, en España, ahora mismo, nuestros derechos y libertades están en peligro, al no existir respeto a la Ley por los poderes públicos, ni libertad, ni justicia, ni igualdad, y, por si faltara algo, se quiere terminar con la división de poderes.

Córdoba, a 14 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

El Liberticida – Andalucía – inmovilizada (moderación contra nuestras libertades – sin opciones)

La Constitución Española en sus primeros artículos consagra los derechos y libertades fundamentales en nuestro Estado Social y Democrático de Derecho, recogiendo los principios básicos de ese Estado, como son la libertad, la legalidad, el respeto a la ley, la igualdad, la división de poderes y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos, de forma, que todo lo que sea apartarse del contenido de la Norma Suprema Constitucional es una perversión de nuestras libertades.

Es cierto, que vivimos en tiempos de incertidumbre e inseguridad, pero precisamente por ello, es preciso, que nuestros derechos y libertades fundamentales estén absolutamente garantizados y protegidos por todos los poderes públicos, sin excepción de clase alguna por todos y para todos.

Lo dicho viene a colación por las palabras pronunciadas por el Sr. Moreno Bonilla, Presidente de la Junta de Andalucía: Se limitará en la CC. AA. la movilidad y pide al Gobierno pensar en un confinamiento total en España.

Es increíble, que el Sr. Moreno Bonilla no se le ocurra otra cosa, que no sea la pérdida total de derechos y libertades de los andaluces (españoles incluidos), para justificar su inacción total y su absoluta falta de responsabilidad, dentro de su moderación probada con el Gobierno Central.

Aquí y ahora solo cabe una pregunta:

¿La única política o medida que se le ocurre es pedir al Gobierno del Sr. Sánchez un confinamiento total?

Entendería, que U. P. pidiera e, incluso, exigiera con el pretexto de la pandemia el confinamiento total (es decir, la anulación de nuestros derechos y libertades fundamentales garantizados por la Constitución), pero que eso mismo, lo pida públicamente el Presidente de la Junta de Andalucía, Sr. Moreno Bonilla, es un disparate y una traición a todos los que votamos un cambio en nuestra CC. AA.

Sinceramente, a pesar de todo lo que está cayendo, ¿esa es la única opción posible?, y, si este Gobierno Andaluz así lo cree, apaga ya y vámonos.

Sr. Presidente de la Junta de Andalucía, si Ud. y sus Consejeros sacrifican nuestros derechos y libertades fundamentales, por cualquier motivo, sea el que sea, grave o gravísimo, está Ud. vendiendo su alma al demonio liberticida de la seguridad a cualquier precio y machacando la Constitución (aunque luego, se hable de los independentistas catalanes y vascos).

Se diga lo que se diga, no hay nada que justifique sacrificar nuestra libertad, pues, simplemente, existen otras opciones válidas y eficaces para luchar contra la pandemia, concretamente, entre otras, señalo, la información veraz completa e inmediata y la partición de los andaluces como pueble libre en la toma de decisiones.

Digo lo que digo, porque en una reunión con medios de comunicación, durante su visita al Campo de Gibraltar, el Presidente de la Junta de Andalucía, Sr. Moreno Bonilla, ha declarado, que el Gobierno autonómico acordará el día 15 de enero, medidas lamentablemente más duras desde el punto de vista de la movilidad en el interior de la Comunidad y de la actividad económica. En ese sentido, ha confirmado, que es previsible, que, se tomen nuevas decisiones en el ámbito de la limitación de movilidad desde el punto de vista geográfico, así como que serán más duras para la actividad económica, porquees el único instrumento que tenemos ahora mismo para hacer frente a esta multiplicación de contagios”. (Sin entrar en más discusiones, lo que dice el Sr. Presidente de la J. de A., es, pura y simplemente, una mentira contraria la Constitución).

Cuando se le pregunta, sobre si cree, que debería decretarse un confinamiento total con la pandemia, el Sr. Moreno no solo no se opone y ofrece otras alternativas a la pérdida de libertades, sino que argumenta, que Alemania y otros países están asumiendo esa medida, porque esa resolución debería adoptarla el Gobierno Central, porque es la máxima decisión de todas las posibles para restringir la movilidad. Dicho, de otra manera, contra la pandemia no hay otra que cargarse nuestros derechos y libertades constituciones, razón, por la que, no queda otra, que preguntarse, ¿en qué se diferencia el moderado Presidente Moreno Bonilla del Gobierno autoritario que pretende sacrificar nuestras libertades en aras a la pandemia como única opción posible?

Se diga lo que se quiera, se justifique como se justifique, es lo cierto, que caben legítimamente otras opciones, con la participación plena de la sociedad civil informada verazmente, para luchar contra la pandemia sin sacrificar en la hoguera pública nuestras libertades constituciones irrenunciables. Lo contario, solo es autoritarismo disfrazado de falsa bondad populista de pueblo cautivo, lo que se llama lobo con piel de cordero, ya que, si admitimos perder nuestra libertad por cualquier causa no la volveremos a recuperar, salvo que incurramos en una lucha enconada de consecuencias impredecibles.

N. B.  Es lo cierto, que todo autoritarismo aprovecha cualquier resquicio para limitar las libertades, de forma, que un liberticida, disfrazado de cordero, al mando de Andalucía pide su inmovilización por la pandemia, siempre con moderación, pero contra nuestras libertades y sin más opciones, dentro, además, de un estado alarmante inconstitucional.

Reitero, que en Andalucía y en España, ahora mismo, nuestros derechos y libertades están en peligro, pues la pandemia lo justifica todo (el autoritarismo ahora lo domina todo sin rubor), de manera, no existe respeto a la Ley por los poderes públicos, ni libertad, ni justicia, ni igualdad, y, por si faltara algono existe división de poderes real y efectivadonde los ciudadanos puedan acudir a pedir cobijo y amparo.

Córdoba, a 13 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Subida de la luz 2021 – vuelve el caballo de Atila eléctrico (un poco de memoria y algo más)

*** Hace ya unos años (12/2013) colgué en la web dos artículos sobre la subida de la luz, que reproduzco:

* Uno de fecha 29 de diciembre de 2013 con el título:

El caballo de Atila eléctrico (contubernio a tres bandas para subir la luz a los españoles, como decía la Sr.ª. Diputada “que se jodan”)

Decía en él, entre otras cosas:

Cuentan que donde pisaba el caballo de Atila no volvía a crecer la hierba, pues bien, en España, con el acuerdo silencioso entre el Gobierno, el ministro de Industria, Energía y Turismo, Sr. Soria, y las Compañías Eléctricas, la luz en el año 2014 subirá como, mínimo, el 11% anunciado en la última subasta, que dicen que el Gobierno ha anulado.

No hay nada en España que haya subido o que vaya a subir en 2014 el 2,3%, como ya nos ha dicho el Gobierno que subirá la luz el primer trimestre del año próximo, y, además todos contentos, ya que podía haber sido peor. El Ministro (Atila) de Energía Eléctrica, junto con la pobres Compañías del gremio, ya nos han dejado caer de forma silente, que lo que espera a los españoles en el plano eléctrico será para salir corriendo. (Una profecía, ¿alguien apuesta a que en el 2014 superaremos el 11% de subida en la factura eléctrica?).

Para finalizar, la luz en España debería ir indexada, a algunos de los índices destacados, por ejemplo, al índice de la bajada del paro, de forma que si el próximo año 2014 el paro decrece un 1% esa debería ser la subida o, si prefieren, otro índice, por ejemplo, el de subida de la economía, de manera que si crece un 1,5% esa debería ser la subida de la factura de la luz para los españoles. Estoy seguro, que ninguna persona en España que lea mi propuesta se va a creer que el Gobierno la aplique, es más, pienso, que se partirá de risa.

Es cierto, mi propuesta-denuncia es, con la clase política que domina nuestro País, para no parar de reír, no olvidemos las personas influyentes que forman parte de los Consejos de las pobres Compañías Eléctricas (solo mirar Internet), pero la verdad es, que estoy proponiendo y exigiendo una regeneración política, económica y social, empezando por los partidos políticos existentes, a todos los niveles, que lleve a España a otra realidad política diferente”.

Córdoba, a 29 de diciembre de 2013

 * Otro de fecha 31 de diciembre de 2013 con el título:

Coste de la luz y salario mínimo en 2014 (congelación de ambos por reciprocidad e igualdad)

Decía en este, entre otras cosas:

Los Reales Decretos citados, aparte de su misma categoría normativa, tienen fines diferentes y consecuencias dispares para los españoles: los dos primeros del Ministerio de Industria, sin duda, encarecerán la vida de todos los ciudadanos, ya que producirán una subida del coste de la luz generalizadael tercero del Ministerio de Empleo congela el salario mínimo y disminuirá el poder adquisitivo de todos los que perciban en 2014 dicho salario, que, además, si tendrán que pagar el mayor coste de la electricidad que consuman.

Para finalizar el año formulo una propuesta: que a los perceptores del SMI en 2014 se les congele, también, la subida de la luz el año que viene”.

Córdoba, 31 de diciembre de 2013

***   Con la subida de la luz en 2021 vuelve el caballo de Atila eléctrico montado por otros, pero con lo mismo, de forma, que conviene tener un poco de memoria y algo más, así:

La factura de la luz se ha se eleva un 27% en los días que llevamos 2021, con un frio que pela por la borrasca y la expansión del coronavirus recrecido otra vez. Conviene por ello recordar, que hace unos años miembros destacados del Gobierno, con el Presidente Sánchez a la cabeza, disparaban a discreción contra el Ejecutivo de Rajoy por la subida de la luz, diciendo que era cómplice de las eléctricas.

* Pablo Iglesias, vicepresidente segundo, cuando se encontraba en la oposición, señaló el 18 de enero de 2017 en Twitter, que disparar la factura de la luz un día como hoy solo demuestra la codicia de las eléctricas. Si el Gobierno lo consiente, será cómplice, refiriéndose al ascenso ese año de la factura de la luz en plena ola de frío. ¿A alguien le suena ahora?

* Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno, también, disparó contra el Sr. Rajoy y su Gobierno por la subida eléctrica en su cuenta de Twitter en agosto de 2014, asegurando: “La subida de la luz del 8% prueba el fracaso de la reforma eléctrica de Rajoy, y, alertando del riesgo de más gente sufriendo pobreza energética”. ¿A alguien le suena ahora?

*  Así mismo, Podemos declaró, de que si llegaban al Gobierno de España: “Bajaremos la factura de la luz poniendo firmes a las grandes eléctricas”, en su perfil oficial de Twitter (noviembre – 7 –  2019)

* Irene Montero, ministra de Igualdad, dijo: “La factura de la luz sube porque el gobierno facilita los abusos de las grandes eléctricas y veta las energías renovables; preguntándose: ¿Para quién gobierna el PP? (Twitter, noviembre – 27 – 2017). ¿A alguien le suena ahora?

* Alberto Garzón, ministro de Consumo llamó al Gobierno de Rajoy “indecente” por permitir que la luz subiese un 10% durante las navidades de 2017. Miles de familias no podrán mantener sus casas a temperaturas adecuadas, lo que repercutirá gravemente en la salud de los que menos tienen. Señalando, que “ningún gobierno decente debería tolerarlo”. (diciembre – 1 – 2017). ¿A alguien le suena ahora?

*** Está claro, que una cosa es predicar y otra dar trigo, ya que, el precio de la luz se ha disparado un 27% en lo que llevamos de 2021, con Pedro Sánchez de Presidente del Gobierno y Pablo Iglesias de Vicepresidente, además, cuando España se hiela y la pandemia crece.

Repito lo que decía en diciembre de 2013, que, curiosamente, viene como anillo al dedo: Cuentan que donde pisaba el caballo de Atila no volvía a crecer la hierba, pues bien, en España, con el acuerdo silencioso entre el Gobierno y las Compañías Eléctricas, la luz se convierte en artículo de lujo.

Tener memoria, recordando hechos pasados y promesas incumplidas, es bueno para todos los españoles y su salud democrática, ya que algún día habrá que votar y ya saben todos lo que hay. Que nadie diga luego, que le han engañado.

N. B.  Con la subida de la luz en 2021 vuelve el caballo de Atila eléctrico, de manera, que no viene mal un poco de memoria y algo más, quizás, un poco de vergüenza.

Como decía ayer, que es cierto, que nada es verdad ni mentira, pero, también es cierto, que la fantasía oficial es una realidad, que habita en un mundo paralelo ahíto de leche y miel, de forma, que ninguno de los establecidos en ese mundo está por la labor de restablecer la igualdad y la justicia. Lo repito ahora con verdadero pesar, pero lo que no puede ser no puede ser y, además, es un abuso insostenible y mentiroso.

En España ahora mismo, no existe respeto a la Ley por los poderes públicos, ni libertad, ni justicia, ni igualdad, y, por si faltara algo, no existe división de poderes real y efectiva, donde los ciudadanos puedan acudir a pedir cobijo y amparo.

Córdoba, a 9 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.