Monthly Archives: May 2020

Abrir todas las puertas (sin información transparente e inmediata y la partición de la población no habrá solución)

España necesitará para financiarse, según todos los indicadores, en 2020 de 320.000 a 230.000 millones de euros, y, sin duda, existen varias formas para poder conseguir esos fondos absolutamente imprescindibles, de forma que señalaré dos, aunque se admiten variantes para ellas, así:

a.- El Gobierno actúa solo en su deriva de estado alarmante, dictando normas sin consenso orientadas hacia la construcción de un poder colectivo autoritario y represivo, con limitación progresiva del estado de derecho y sacrificio de nuestras libertades, tal y como viene haciendo hasta la fecha, sostenido, además, por fuerzas inestables y con bases de desinformación absoluta a los españoles.

b.- Como otra posibilidad, se consigue un consenso nacional muy mayoritario, con la participación activa y masiva de la sociedad civil, implantando, a la vez, una información completa, veraz e inmediata, unidos todos en la finalidad de salir de una situación autodestructiva y de recuperarnos en todos los sentidos (social, sanitario, político y económico).

Se podrá decir, que vivo en el limbo de la ingenuidad y de la tontuna, pero, está muy claro, que lo que está llevando a cabo el Gobierno alarmante con la sociedad civil acorralada y controlada, la anulación del estado de derecho y su división de poderes, el aumento incontrolado del gasto improductivo, un déficit público disparado, una deuda pública que alcanzará el 130% por PIB, una caída del 14,36% del PIB, un descenso de los ingresos del 40%, una economía paralizada, especialmente, en los sectores que más aportan al PIB, un proceso de apertura social y económico por fases y Vs. invertidas arbitrario y desigual por razones políticas, la implantación de un estado policial contra las libertades, las cámaras (Congreso y Senado) dando espectáculos grotescos a la vista de todos (España, Europa, y, del resto del mundo libre y democrático), amenazando con subidas de impuestos de todo tipo, hablando públicamente de nacionalizaciones y de derogar la reforma laboral al completo, fomentando la desigualdad política de España, atacando al poder judicial independiente utilizando las instituciones y cuerpos de funcionarios del estado, la Seguridad Social en fase de agonía terminal, un paro que alcanzará tasas irrecuperables (se habla de una tasa superior al 35%), y un largo etc. de disfunciones de todo tipo, que con toda seguridad impedirán, se quiera ver o no, que salgamos de esta situación de forma ordenada y con la mayor rapidez, resultando evidente por ello, que no es la mejor solución.

La confianza en la ayuda de Europa es verdaderamente limitada, ya que nos faltan unos 120.000 millones de euros, y, que esa ayuda exterior vendrá condicionada con contrapartidas y a cámara lenta, pues todos sabemos, que nadie nos va a dar nada, si no se acometen cambios estructurales importantes, se presentan planes creíbles, se cumplen las condiciones impuestas y demostramos, que somos unos socios dignos de confianza, con el aviso que nos han dado, de que esas ayudas son reversibles si no cumplimos nuestra parte, lo que solo será posible con una gran mayoría en consenso de los españoles.

Por otro lado, es un hecho más que probado, que la ayuda europea no será suficiente, y que hay que asumir, que debemos adaptarnos a nuestra situación económica el tiempo que sea necesario e ir saliendo de la situación severa y profunda en la que estamos con mucho trabajo y muchos sacrificios de todos, pues nos salvamos todos con la colaboración de todos u ocurrirá un desastre social y económico irreparable.

Por todo lo expuesto, resulta una obviedad, que la única solución posible es la segunda de las apuntadas, razón por la que el Gobierno debe dejarse ya de estados alarmantes restrictivos y suspensivos de derechos y libertades, levantar el confinamiento y abrir todas las puertas económicas y sociales, provocando un consenso político mayoritario de buena fe, alejado de premisas ideológicas excluyentes y haciendo partícipe a la sociedad civil en cualquiera de sus manifestaciones vitales y representativas, todo ello, basado, sin la menor duda, en una información veraz, inmediata, creíbles y permanente.

Ha llegado un momento, en qué si el Gobierno no abandona sus proyectos ideológicos excluyentes, si los partidos no colaboran, aun sin reducir ni eliminar su labor de control al ejecutivo, y, si el resto de las instituciones del Estado, junto con el respaldo y ayuda de la sociedad civil en cualquiera de sus variantes, no trabajan en la misma finalidad, que no puede ser otra que el bien común de los españoles, no saldremos de esta gravísima situación, y, solo conseguiremos una sociedad más pobre y sin libertades.

N. B.  No queda otra solución, que abrir todas las puertas, proyectar una información transparente e inmediata, pedir la partición de toda  la población y trabajar mayoritariamente juntos, dejando a un lado los estados alarmantes suspensivos de derechos y libertades, y, recuperando la confianza perdida de nuestros socios europeos y del resto de las naciones, demostrando a la vez a todos ellos, que España es un estado de derecho real y verdadero, donde impera la libertad, la igualdad, la Ley, la seguridad jurídica, y, que además, siempre cumplimos nuestros compromisos y somos socios de confianza, pero gritando en voz alta, que nunca abandonaremos a ninguno de los nuestros y que nadie se quedará atrás.

Córdoba, a 31 de mayo de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Confinamiento – España (error tras error y negligencias irreparables)

En España un Gobierno liberticida y autoritario, con un estado alarmante extralimitado e inconstitucional, ha impuesto un confinamiento contrario al estado de derecho y ha cercenado nuestros derechos y libertades básicas, con el pretexto de combatir la epidemia, saltándose la Ley aplicable sin pudor alguno e imponiendo a los ciudadanos normas excepcionales restrictivas y suspensivas de las libertades en todas sus variantes, al amparo de un estado de excepción de facto, con una finalidad muy clara:

Controlar a los españoles con un confinamiento extremo y cerrar todas las instituciones a cal y canto, de manera, que los ciudadanos queden indefensos ante un autoritarismo desmedido e ilimitado en el tiempo.

Los efectos de esa política extrema de confinamiento se empiezan a vislumbrar ahora, de manera, que el futuro augura una hecatombe de proporciones bíblicas en todos los sentidos (sanitario,  económico, político y social), además, lo peor es que el Gobierno no sabe cómo salir de esta situación desastrosa, diseñando y aplicando sin mesura democrática unas medidas de desconfinamiento (que llama “desescalada por fases en V asimétrica invertida”) desnortadas y arbitrarias, con la única finalidad real de seguir con el estado alarmante controlando a los españoles sin límite de tiempo; a la vez, que sigue con su política luctuosa de información inveraz, intentando una y otra vez manipular la información, pues tiene la convicción, de que la epidemia incontrolada en España se ha debido a su actuación negligente cuando menos, basada en la implantación de un poder colectivo dirigido a  terminar con la libertad individual.

Una cosa, debe quedar muy clara, estamos hablando de derechos fundamentales reconocidos en nuestra Constitución, que el Gobierno ha suspendido de forma solapada al principio y ahora sin pudor, como ponen de relieve las actuaciones arbitrarias del mando único (Ministro, Sr. Illa), del Ministro del Interior  Grande Marlaska, del gran muñidor de la epidemia Sr. Simón, de la actuación malévola de la abogacía del estado contra la Juez de Instrucción Rodríguez-Medel y la división de poderes, y, así, un largo camino de mentiras y trapisondas de todo tipo.

Se ha dicho por el Gobierno una y otra vez, que el confinamiento extremo era la única solución, pero, como casi siempre, este Gobierno falta a la verdad, pues existen otros modelos de confinamiento más suave sin limitación de libertades, que han aplicado con éxito los países anglosajones y otras naciones como Suecia, que, basado en la información veraz y transparente, han conseguido la participación de los ciudadanos en el confinamiento evitando la parada total de la nación.

Llegados a este punto, el confinamiento es conocidos por todos, que puede llevarse a cabo de varios formas e intensidades, pero generalmente se reconocen dos maneras de confinamiento, aunque ya sabemos, que el Gobierno del España ha optado por el más duro, severo y extremo de los modelos, así que examinaremos brevemente estos dos modelos básicos:

- Una modalidad se articula en torno a una regulación normativa extrema, que puede conseguir controlar la epidemia, pero arrasarlo todo y dejando un erial con todas sus consecuencias y efectos nocivos.

La norma en este supuesto hace, que solo exista la verdad oficial, desapareciendo toda información veraz y transparente, quedando el ciudadano convertido en la nada y encerrado en su casa a cal y canto. Este ha sido y es el aplicado en España, donde solo existe la verdad de un mando único trilero y autoritario y los españoles suspendidos en sus libertades, quedan confinados y completamente desinformados, machacados, además, por una propaganda oficial perversa, con toda la nación paralizada y el ciudadano indefenso frente a un autoritarismo enervante, derivado de un poder colectivo, que usa el dolor con fines políticos en un estado alarmante ilimitado en sus efectos y en el tiempo.

Esta modalidad de confinamiento, puede controlar la epidemia, pero lo peor viene después, cuando el País intenta salir y reanudar la actividad poniéndose en marcha de nuevo: Ruina económica completa, paro disparado, aumento exponencial de la deuda, déficit descontrolado y un larguísimo etc. de desgracias de todo tipo.

- Otra modalidad, llamémosle la sueca, que se basa en una información al ciudadano transparente, permanente y clara sobre la enfermedad, pidiendo al mismo su participación, en la creencia y defensa de que los ciudadanos son sujetos responsables y titulares de derechos y libertades irrenunciables, y, además, por el menor tiempo posible de un encierro flexible.

En resumen, todos los países aplican uno u otro modelo con sus variantes, pero la cuestión básica para nosotros, reside, en saber, si el sistema de confinamiento excesivo y extremo aplicado en España puede llevarnos a un desastre de larga duración, ya que, los ciudadanos excesivamente tutelados por el Gobierno, pueden llegar a asimilar la doctrina malévola, de que lo importante es cumplir la norma(desescaladas, fases, Vs. invertidas, mentiras repetidas, etc. etc.) cuando de lo que se trata, esencialmente, es no contagiar o ser contagiado.

N.B. Considero, que el confinamiento impuesto, por el terror alarmante, en España, ha sido y sigue siendo un error tras error, derivado, si o si, de negligencias repetidas irradiadas desde una concepción colectiva del poder, que usa el dolor como arma política destruyendo el estado de derechos y nuestras libertades fundamentales.

Córdoba, a 30 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba, Inspector de Trabajo y S. S.

Oscuridad total para ciudadanos tontos (transparencia e información veraz -la solución-)

Especialmente, en estos días de grandes incertidumbres se acrecienta día a día la opacidad de la poca información veraz que se proporciona a los ciudadanos europeos y nacionales, de manera, que cuando mayor y más necesaria es una información completa, total y veraz a los votantes, ninguneados un día si y otro también por sus representantes políticos electos, más aumenta la oscuridad y la falta de información veraz y comprensible, es decir, transparente y completa en toda su entidad.

Todo esto deriva de una serie casi interminable de hechos encadenados, que muestran un menosprecio creciente a los ciudadanos europeos y españoles, de forma que parece, que nuestros representantes electos y sus Gobiernos tienen como una de sus finalidades esencial y prioritaria trasladar a sus votantes una oscuridad absoluta en todos los asuntos, que son de su interés y que deberían conocer con total transparencia, así, sin ánimo de ser excluyente señalaré algunos de ellos:

1.- Hemos conocido que la U. E. ha aprobado un fondo de rescate de 750.000 millones de euros, de los que a España le corresponderían hasta 140.446 millones de euros y que los fondos se dividirían entre 77.324 millones de euros en forma de transferencias a fondo perdido, y 63.122 millones como préstamos. Así mismo, se nos dice, que la Comisión además propone, que el desembolso se apruebe a través de “comitología”, un oscuro procedimiento comunitario a través del que representantes nacionales emitirán una recomendación vinculante a la Comisión, y, sin duda, casi ningún ciudadano sabe de su existencia ni de contenido funcional.

Esta es toda la información que los ciudadanos españoles hemos recibido de un asunto tan trascendental para todos nosotros. No me digan, que no parece algo de chiste.

Aquí caben unas preguntas:

¿Nuestros representantes en la U. E. (europarlamentarios) han iniciado una campaña de información completa y transparente a los españoles sobre este asunto?

¿El Gobierno y todos sus componentes están informando a los españoles de manera transparente y veraz de un asunto tan complicado y transcendental como este?

A las dos preguntas se puede responder con rapidez: “No”.

2.- En España tenemos un asunto, que no es que este complicado, sino que parece el secreto de la materia oscura del universo o de los agujeros negros, pero magnificado y cambiante. Me refiero al turbio y oscuro asunto de la contabilidad real de los fallecidos en todas sus variantes, ya que al día de hoy nadie sabe la realidad de los muertos por el coronavirus en España.

El Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria en España (Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha calculado, que, en el periodo comprendido entre el 13 de marzo hasta el 22 de mayo, se ha producido un exceso de 43.034 fallecimientos, cifra muy diferente de la que computa el M. de Sanidad, que computa una cifra de los fallecimientos por coronavirus que supera por poco los 27.000.

Vale que exista una diferencia mínima entre los datos oficiales del mando único y el sistema de cuenteo del MoMo, pero es que una diferencia de 15.916 en número de fallecidos es, cuando menos, un escarnio escandaloso y una tomadura de pelo a los españoles.

Caben nuevas preguntas:

¿Cómo es posible, que los españoles no sepamos a ciencia cierta cuantos de nuestros conciudadanos han fallecido por la epidemia?

¿Por qué causa se nos oculta esa información?

A las dos preguntas se puede responder sin temor a equivocarnos:

“Creen que los ciudadanos somos tontos y solo servimos para votar”.

3.- En estos días aciagos, se esta produciendo una involución peligrosa de nuestra democracia y de nuestro estado de derecho. En este estado alarmante con tintes crecientes de autoritarismo, que soportamos indefensos los ciudadanos, se están produciendo una y otra vez hechos preocupantes para nuestras libertades, baste citar, la actuación de la abogacía del estado (no del Gobierno) contra la Juez de Instrucción de Madrid Rodríguez-Medel o las purgas realizadas por el Ministro del Interior, Sr. Grande Marlaska, en la Guardia Civil, que, además, atacan a la independencia del poder judicial

Caben de nuevo, otras preguntas:

¿Dónde está la división de poderes en España y dónde está el silente C.G.P.J.?

¿Los partidos políticos (todos sin exclusión), especialmente, los partidos de la oposición dónde están y por qué no defienden a los ciudadanos, sean votantes suyos o no?

A las dos preguntas se puede responder sin error:

“Todos los poderes públicos están convencidos de que los españoles no tenemos memoria y que ellos están otro nivel de responsabilidad, ya que ellos no tienen que cumplir la Ley”.

4.- Ha bajado el número de pensiones, porque España ha perdido jubilados y, a la vez, altas por jubilación; así, el número de pensiones contributivas fueron 9.754.137, según los registros de mayo, lo que supone 38.508 menos que el mes de abril, y, 45.258 menos si se cuentan los meses de marzo y abril (M. Inclusión, Seguridad Social y Migraciones).

Sin embargo, la disminución real de pensiones durante mayo ha sido cuando menos de 92.000no de 38.508 contabilizada por el M. de S. S., ya que, a la disminución de las pensionesse deben sumar las altas en el sistema no producidas.

Caben, de nuevo, más preguntas:

¿Por qué el Gobierno y su M. de Seguridad Social desinforma a los españoles con datos de pensiones irreales?

¿Cuáles son las causas reales de esa bajada tan acusada de las pensiones y por qué se ocultan por el Gobierno?

A las dos preguntas se puede responder sin dudarlo:

“Bastante hacen ellos con regalarnos las pensiones, como para que tener encima, que darnos explicaciones transparentes”.

En resumen, los hechos citados van todos en la misma dirección, es decir, los españoles deben cumplir la ley a rajatabla, pero realmente no tienen derechos, y, nunca, por supuesto, tienen derecho a una información veraz y transparente.

Aquí, nadie informa de nada, aunque, curiosamente, luego se quejan de los populismos que están apareciendo en toda Europa, cuando todos nuestros representantes, salvo a la hora de votar en listas cerradas para colmo, están convencidos de que somos esclavos del un sistema perverso, que impide la responsabilidad de nuestros representantes y que nos esclaviza en la dependencia a un poder colectivo de una minoría cada vez más alejada del pueblo.

N.B. Estamos encenagados en una oscuridad total para ciudadanos tontos, y, en vez, de transparencia e información veraz solo recibimos obligaciones y sacrificios de todo tipo, incluida la perdida progresiva de nuestras libertades y derechos. Ellos a lo suyo, pero que luego no quejen, si todo explosiona, pues en esta vida todo tiene un límite, y, la libertad ganada con muchas renuncias y con consensos de todos no estamos dispuestos a perderla.

Córdoba, a 29 de mayo de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Datos S. S. y Registros Civiles (producen inquietud y preocupación)

En los últimos días, se han conocidos datos de la Seguridad Social sobre pensiones y de los Registros Civiles de fallecimientos, y, tanto unos como otros, producen una profunda desazón, así:

1.- Seguridad Social. Ha bajado el número de pensiones, porque España ha perdido jubilados y, a la vez, altas por jubilación, así, el número de pensiones contributivas fueron 9.754.137, según los registros de mayo, lo que supone 38.508 menos que el mes de abril, y, 45.258 menos si se cuentan los meses de marzo y abril (M. Inclusión, Seguridad Social y Migraciones).

Sin embargo, la disminución real de pensiones durante mayo ha sido cuando menos de 92.000, no de 38.508 contabilizada por el M. de S. S., ya que, a la disminución de las pensiones, se deben sumar las altas en el sistema no producidas.

2.- Por otro lado, los Registros Civiles revelan 43.034 muertos en la pandemia.

El Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria en España (Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha calculado, que, en el periodo comprendido entre el 13 de marzo hasta el 22 de mayo, se ha producido un exceso de 43.034 fallecimientos, cifra muy diferente de la que computa el M. de Sanidad, que la cifra de los fallecimientos por coronavirus supera por poco los 27.000.

El informe del Instituto destaca, además, que, en el momento actual, se observa un retraso en la notificación de defunciones en los registros civiles de varias Comunidades Autónomas, poniendo de relieve la situación de Barcelona, cuyo R. Civil ha notificado desde el 12 de marzo 1.091 defunciones, y, que el sistema MoMo contabiliza 1.426 defunciones por corrección por retraso, estimándose, que se están contando a la baja los fallecimientos en Barcelona, y, por tanto, en la Comunidad Autónoma.

En resumen, los datos citados van todos en la misma dirección, que nos dice, que toda la información facilitada por el mando único del Gobierno sobre la realidad del coronavirus, de principio a fin es inveraz en todos los sentidos, especialmente, en la cuenta de fallecidos y sobre su edad.

N.B. Los datos sobre pensiones del M. de Seguridad Social y sobre los fallecimientos de los Registros Civiles producen inquietud y preocupación.

Los españoles merecemos, como mínimo, que el Gobierno nos informe con veracidad sobre la epidemia del coronavirus y sus efectos, sin limitación de clase alguna, ya que, si somos capaces de votar a nuestros representantes políticos, también somos capaces de aguantar cualquier información por dura que sea.

Córdoba, a 28 de mayo de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

II. Defensa de la ley y de la libertad (sin cumplimiento de la ley no existe estado de derecho)

En estos días de grandes incertidumbres para todos (INE. Población total: 47.100.396) se habla de la ley y se exige a los españoles un cumplimiento inapelable de la leycuando los poderes públicos, especialmente, el Gobierno vienen haciendo de su capa un sayo en cuanto al cumplimiento de la leypues si hay algo esencial en cualquier estado de derecho, es que la ley deben cumplirla todos por igual, especialmente los poderes públicos; así mismo, es evidente, que el Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, se ha saltado la Ley a la torera en la destitución teledirigida del Sr. Pérez de los Cobos, y, no lo dice solamente el que esto escribe, sino que es criterio general del mundo jurídico, entre ellos, la propia Juez de Instrucción que ordenó al Jefe de la Guardia Civil destituido guardar silencio como policía judicial, y, la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), principal asociación profesional de magistrados de España, con el agravante, de que el Sr. Grande Marlaska, siendo juez, lo ha hecho plenamente a sabiendas.

Sin embargo, lo verdaderamente importante, como ha pedido la APM, el Ministro del Interior debe, “explicar los motivos de su decisión y restituir al Sr. Pérez de los Cobos hasta que finalice la investigación.

La Constitución en su art. 9 dice lo siguiente: Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”.

Por lo expuesto, la C. E. no puede ser más clarala ley es para todos por igual, especialmente, para los poderes públicos, sin exclusión algunapero la realidad ha sido y es, que una cosa es ser ciudadano de a pie y otra es ser Ministro del Interior de un Gobierno, que ha traspasado todos los límites de la Ley¿Alguien puede poner en duda lo que digo?

La APM recuerda al Sr. Ministro del Interior, que los funcionarios policiales comisionados por la autoridad judicial, para realizar una investigación, cumplirán las órdenes del juez sin interferencias de ningún otro tipo, lo que significa, que la policía solo responde ante el juez de instrucción, actuando siempre a sus únicas órdenes.

Es decir, los policías judiciales responden exclusivamente frente al Juez Instructor, de forma, que cualquier intento ilegal e indebido de conocer el contenido o resultado de unas diligencias, o peor, de influir en su contenido, supone una interferencia en la instrucción judicial, que destruye el principio de independencia constitucionalmente protegido del poder judicial con todos sus efectos y consecuencias, debiendo ser exigidas.

Además, reitero, que el incumplimiento de la ley por el Sr. Grande Marlaska no solo es nefasto por sí mismo, sino que sus efectos están destruyendo nuestros derechos y libertadesSe viene produciendo, progresivamente en aumento, una enajenación de toda la población, teledirigida hacia una sociedad sometida y cautiva a un poder gubernamental autoritario y excesivo, cuya finalidad parece ser, destruir contra ley nuestra libertad individual con la motivación recurrente de la lucha contra la pandemia.

Por otro lado, nadie sabe ¿dónde está y que hace el Órgano de gobierno del poder judicial, CGPJ?

Soy uno de otros muchos, que no estoy dispuesto a soportar, que, después de 40 años de opresión, los años que me quedan de vidase construya, como se está haciendo, un Gobierno sobre la libertad, que con tantos trabajos y sacrificios conseguimos edificar. No quiero una sociedad igualitaria de poder colectivo, mantenida en la pobreza de “todos iguales”, sin que se permita y se premie el esfuerzo individual, ya que no estoy dispuesto a cambiar cromos de libertad por seguridad. No se puede permitirque un Gobierno trilero saque provecho de la terrible situación que estamos atravesando para acometer sus derivas liberticidas, ni que nuestro futuro sea una sociedad dependiente y subvencionada, cada vez más pobre y menos libre.

En resumenel respeto a la ley por todos es la libertad de todos nosotrosde forma, que todos los poderes públicos deben respetar y cumplir la ley que les hemos dado, nosotros el pueblo, y, si alguien pone en peligro nuestras libertades, tenemos el derecho natural de defendernos contra el opresor con todos los medios a nuestro alcancepues nadie está por encima de la ley.

N. B.  Ante la actuación ilegal del Sr. Grande Marlaska tenemos que defender, por todos los medios posibles e imposibles, el respeto a la ley y nuestra libertad en todas sus vertientes, ya que, o todos cumplimos la ley -incluido el Gobierno- y defendemos la libertad, o el estado de derecho desaparecerá sin remedio.

Reitero, que no puede existir ninguna circunstancia, ninguna pandemia, que elimine nuestra libertad individual, pues tenemos unos derechos irrenunciables, de forma, que es siempre preferible defender la libertad, incluso con cualquier sacrificio si es preciso, que tener que soportar vivir en una sociedad cautiva sometida a un poder colectivo autoritario.

Córdoba, a 27 de mayo de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.