Monthly Archives: June 2020

Semejanzas (Ministros Escrivá e Illa)

Por un lado, el Ministro de Sanidad (junto con otros asesores áulicos, como D. Fernando Simón) desde el inicio de la pandemia han venido diciendo, que no había que preocuparse, que esto era una simple gripe.

Después, ya hemos visto, lo que ha ocurrido, por lo que sobran comentarios.

Por otro lado, el Ministro de Seguridad Social Sr. Escrivá sostiene, que no existe ningún problema esencial en el sistema nacional de pensiones, si las cosas se contabilizan bien, ya que, si una parte importante de esas políticas públicas de gasto (50%), se imputa a Presupuestos, el problema estaría solucionado.

El Sr. Escrivá olvida:

a.  Que su solución dejaría en la misma situación el total del déficit público, aunque Él lo considere un problema aparte.

b.  Que las pensiones en España están en una de las peores situaciones del mundo para ser sostenibles.

Las palabras de ambos Ministros son equivocadas y extremadamente engañosas, es decir, semejantes, ya que una y otra entran de lleno en el mundo de la fantasía y del despropósito, así:

** España ha sufrido y sufre una de las pandemias más terribles de la historia con miles de fallecidos y una economía en estado de desastre absoluto. Nadie discute, que España es el País del mundo, que peor ha salido y quedado con la enfermedad del coronavirus en todos los sentidos.

** El Sistema español de la Seguridad Social está en situación de quiebra total, y, además, vamos a peor con todas las medidas que el Gobierno está aprobando. Es un hecho, que nadie pone en duda, qué con la situación de deuda, déficit y paro, salvo milagros, en un período de tiempo corto, nadie cobrará la pensión que cobra ni la que espera.

En resumen, el verdadero problema de ambos Ministros está en que creen, o al menos lo parece, que los españoles son menores de dad y nunca se merecen una información veraz, pues, para ellos, este derecho fundamental constitucional es una cosa inexistente y sin sentido, además, que sepáis que os estamos vigilando por si propaláis bulos sobre el Gobierno. De hecho, en estos meses oscuros de estado alarmante, si algo ha faltado a los españoles, es una información veraz, y, curiosamente, en ello seguimos. No hay más que, observar las declaraciones de estos y otros muchos ministros del Gobierno.

N.B.  Las semejanzas, en lo negativo, de los Ministros Escrivá e Illa son manifiestas, de manera, que no nos necesitan para nada, se bastan ellos mismos para estrellarse en su propia desinformación, mientras los españoles debemos limitarnos a aplaudir en los balcones, debiendo tener cuidado, porque si no volvemos al confinamiento con multas incluidas y con nuestros derechos y libertades suspendidas.

Córdoba, a 29 de junio de 2020

Fo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Desempleo – Deuda – Déficit (capacidad productiva desequilibrada- medidas concretas e información veraz)

El FMI publicita augurios funestos para nuestra economía con una contracción, que llegará al 13% del PIB este año. Es decir, que estamos en una situación muy complicada y de difícil salida, con desequilibrios a nivel de deuda, déficit o desempleo, que se harán permanentes y se enquistarán creciendo niveles aún desconocidos, sin olvidar aquí, el deterioro permanente de nuestra capacidad productiva, que casi paralizada en sus sectores más importantes del País, sigue en estado latente sin conseguir despegar, además, con enormes desequilibrios territoriales.

La deuda en relación al PIB, según el Banco de España, llegará al 122%, mientras que el déficit superará el 10%, razón por la que España tendrá poca o ninguna capacidad para actuar. Solo un dato, en operaciones realizadas entre marzo y mayo, España ha colocado, en los programas PSPP y PEPP del Banco Central Europeo, un total de 31.746 millones de euros.

Todos los organismos públicos, nacionales y extranjeros, están de acuerdo, aunque, en mi opinión las cifras que manejan son muy prudentes, quizás porque quieren insuflar confianza.

En cuanto al empleo, el FMI prevé que la economía española alcance un nivel de desempleo, que podría llegar a situarse por encima del 20%. Esos cálculos del FMI son muy conservadores para España, ya que, si no fijamos en Andalucía la tasa de paro se disparará por encima del 40% de la población activa y con una duración de varios años.

Por otro lado, no debemos olvidar, que hemos estado confinados y con la economía prácticamente parada y, que desgraciadamente, ahora no existe la marcha atrás, de manera que tenemos que seguir adelante sin remedio, o todos, si no morimos del coronavirus, moriremos de hambre. No es posible un nuevo parón y no queda otra que seguir adelante. Tampoco, debemos olvidar, que hay que evitar, si o si, los rebrotes de la Covid-19, que está asomando de nuevo su cara oscura y peligrosa por toda España. Esa realidad obliga a que el Gobierno (con todos los gobiernos CC. AA., Ayuntamientos, Diputaciones, etc. etc.) debe controlar todas las fronteras (terrestres, marítimas y aéreas), sin olvidar cualquier otro posible foco de rebrote; a la vez, que la sociedad civil sin exclusiones debe cumplir todas las medidas preventivas a rajatabla.  Si no cumplimos todos, si no se hace así, pronto, estaremos todos en situación límite y, además, arruinados sin posibilidad de recuperación.

Sin duda, que todo lo dicho debería ser nuestra máxima preocupación, pues, querer hablar de desescaladas y de recuperación suena a palabras vacías y hueras, si a la vez, no contemplamos las realidades de la deuda, del déficit, del empleo, así como, de las empresas y de cómo reiniciar nuestra capacidad productiva, eliminando, a la vez, cualquier desequilibrio económico y/o territorial.

Si no lo hacemos así,

¿cómo se pagarán las pensiones y toda la asistencia social necesaria en el futuro?

¿alguien cree de verdad, que Europa nos socorrerá sin límites de tiempo y dinero y sin durísimas condiciones?

En resumen, que, el FMI, el BCE, la U.E., el Banco de España y el Gobierno, junto con todos los partidos políticos, nos digan claramente a los españoles, ¿qué medidas se van a adoptar y a que costo?

Entiendo, que, por ahora, seguimos como siempre, sin una información veraz en todos los sentidos (político, sanitario, económico, etc.), ya que, es evidente, que, sin una información completa, inmediata, permanente y real, la sociedad civil estará siempre indefensa y sin capacidad de reacción.

N.B.   Si no adoptamos soluciones adecuadas y eficaces para las situaciones de desempleo – deuda – déficit – reinicio de nuestra capacidad productiva, con medidas estructurales concretas, rompiendo todos los desequilibrios (económicos y territoriales) con base en información veraz inmediata, completa y permanente, vamos directos al abismo económico y social.

Córdoba, a 28 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Información veraz + información veraz -art. 20 CE (nadie sabe nada de nada)

Nuestra Constitución en su art. 20 dice, entre otras cosas:

  1. Se reconocen y protegen los derechos:

d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.

  1. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

Por mi artículo de ayer, me llegan preguntas de todo tipo, incluso insultos, pues me dicen, con mejores o peores palabras -incluso gruesas-, que está muy bien lo que digo, pero preguntan, ¿qué se puede hacer?

Partiendo del art. 20 de la C. E. precitado, creo que no puede haber solución a cualquier problema sin “una información veraz”.

El Gobierno ha practicado la política del silencio informativo y de procurar una información sesgada y siempre pro – gobierno, es decir, cuanto menos se sepa mejor y a vivir tranquilos. Sin embargo, hemos llegado a un punto dónde no hay vuelta atrás, porque no podemos volver al confinamiento y a la parada cuasi total de la actividad productiva. Ni España puede, ni la U. E. lo permitirá, ya que toda su ayuda vendrá condicionada a la adopción de medidas estructurales de todo tipo, sobre todo de control absoluto del gasto no productivo, empezando por aquí, y, después vendrán otras medidas de ajuste.

Solo a título de ejemplo: “El primer pago a los beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital, realizado este viernes por la Seguridad Social, supone un coste total de la prestación en 4.400 millones de euros anuales, lo que implica aproximadamente un 47% más que la previsión realizada, ya que, Escrivá dijo que el coste del IMV sería de 3.000 millones al año (pagado con deuda). Lo dicho supone un incremento del déficit público y la deuda en plena crisis.

Como decía ayer, no podemos dejar a nadie fuera de una protección mínima”, pero nuestros recursos son los que son, incluso admitiendo a priori, que la U. E. ponga de verdad, lo que ha dicho, que va a poner, lo que teniendo en cuenta la oposición de varios países y, además, las condiciones muy onerosas de esas ayudas (parte prestamos a devolver, adopción de medidas estructurales muy duras, recorte de gastos improductivos y consolidación fiscal de ingresos y gastos, y, finalmente devolución con intereses), resultará una losa demasiado pesada, si se le une el déficit y la deuda publica crecientes,  y, con un hundimiento de la economía superior al cualquier país del mundo desarrollado; máxime, si se aparece una destrucción de empleo desbordada y un paro desbocado, la realidad es que estamos abocados al desastre. (Grecia con Varoufakis, es un ejemplo de lo que puede venir).

A pesar de todo, hay que encontrar soluciones para todos, pero solo es posible, si luchamos unidos, dejando a un lado todas las ideologías, hacia un bien común.

La capacidad económica de España es la que hay, incluso superando el coronavirus, de forma, que, si queremos sobrevivir y superar con éxito esta crisis, hay que reestructurar los gastos y los ingresos hacia una realidad posible, ya que, si volvemos al farol económico (teniendo, además, en cuenta los rebrotes posibles de la enfermedad) el final puede ser una ruina para todos.

En resumen, hay que partir de una información veraz y la participación de toda la sociedad civil sin exclusiones.

N.B.   Sin información veraz + información veraz no existe solución alguna.

¿Alguien cree que sin saber aún los fallecidos reléales en España puede haber solución?

Todos o ninguno, no hay otra.

Córdoba, a 27 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

S. S. – Pensiones – Extra – Brotes oscuros (ni pensiones sin pagar ni controles si hacer)

Hay dos cosas que España no se puede permitir, así que, las señalo, aunque habrá otras, pero estas son esenciales aquí y ahora:

I.  Pensiones. Hay que mantener las pensiones, pase lo que pase y cueste lo que cueste.

La Seguridad Social gastó en este junio 9.862,3 millones de euros para pagar de las pensiones contributivas, y, a la paga extraordinaria destinó la cantidad 9.586,31 millones de euros.

De ese total de 9.862,3 millones de euros que se destinaron a pagar las pensiones, a pensiones de jubilación (7.057,6 millones de euros); a viudedad 1.702,3 millones, a incapacidad permanente 937,7 millones; a orfandad 139,2 millones; y, a favor de familiares de 25,3 millones.

Es fácil ver el tremendo esfuerzo, que toda la Nación realiza para pagar las pensiones, pues no hay más que sumar, teniendo en cuenta, que las cifras anteriores son solo de pensiones contributivas, a las que, hay que sumar todas las pensiones no contributivas, incluido el IMV.

Aquí, hay que poner de relieve una realidad, que nuestro sistema de S. S. está quebrado, pues solo la deuda de la S. S., contando los prestamos del Estado, este año alcanzará, como mínimo, la cifra de 100.000 millones de euros.

La cantidad resulta enorme y difícil de bardar, pero está claro, que no podemos dejar fuera a nadie, esto es de todos y para todos.

 II. Controles del coronavirus.

Hemos estado confinados y con la economía prácticamente parada tres meses y, desgraciadamente, ahora no existe la marcha atrás, de manera que tenemos que seguir adelante sin remedio, o todos, si no morimos del coronavirus, moriremos de hambre. No es posible un nuevo parón y no queda otra que seguir adelante.

Hay que evitar, si o si, los rebrotes de la Covid-19, que al parecer está rebrotando por toda España. Esa realidad implica, que el Gobierno debe, de forma imprescindible, realizar controles de todas las fronteras (terrestres, marítimas y aéreas), sin olvidar cualquier otro posible foco de rebrote; si no se hace así, pronto, estaremos todos en situación límite y, además, arruinados sin posibilidad de recuperación.

En resumen, esto es lo que hay, y, no tenemos otra realidad, que afrontar los dos asuntos precitados.

N.B.   El Sistema de la S. S. y los rebrotes oscuros por falta de controles en las fronteras y en todos los lugares de riesgo, y, de observancia de las medidas de prevención de una minoría de españoles y personas procedentes de otros lugares (que bien ya viven aquí o que llegan del exterior por cualquier medio) es algo que ya no podemos permitirnos de ninguna manera, pues, de otro modo vamos al desastre absoluto.

Se mire como se mire, esto es lo que hay. Todos o ninguno, no hay otra.

Córdoba, a 26 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Córdoba – Paro – Recuperación en W asimétrica (fases y desfases)

Estamos asistiendo, si se mira a bote pronto, a un rebote fuerte de la economía, de manera, que la Ministra de Economía Sñrª. Calviño ha señalado que tendremos una recuperación rápida en V; sin embargo, si se mira con cierta profundidad, lo cierto, es que estamos en una recuperación en W. asimétrica por zonas y sectores muy desigual. Como dice el refrán popular, como todos ellos, lleno de sabiduría del pueblo llano: “No es oro todo lo que reluce”, es decir, la economía realmente presenta una recuperación con efectos retroactivos, ya que, aunque parece recuperarse rápido y con fuerza al principio, si observamos con profundidad muy bueno no va a ser ese crecimiento y mucho menos sostenido.

Tras un desplome de la economía tan profundo, como el que se ha producido en marzo, abril, mayo y parte de junio, el inicio de la actividad en la reapertura muestra un principio de recuperación esperanzador, pero que podría tener efectos muy limitados. A la primera V con fase de rebote rápido -también porque ascendemos de un suelo demasiado bajo-, le va a seguir otra V asimétrica desfasada por sectores y zonas irregular y desigual de recuperación, que puede impedir una creación de empleo suficiente y permanente, capaz de asimilar a miles de parados y trabajadores en ertes, y, propiciando a la vez, que la economía alcance un crecimiento sostenido.

La segunda V. de la recuperación será incierta, larga y más cruenta, con empresas endeudadas y con falta de liquidez, desempleo al alza, gasto público descontrolado, déficit disparado de las administraciones públicas, y, siempre con la amenaza de rebrotes del coronavirus. Por ello, es evidente, que no será tarea fácil para el mercado de trabajo español (o cordobés) acoger a esa multitud de trabajadores en situación de ertes y/o de paro permanente, pues seguirán existiendo obstáculos variados, así,  controles de todo tipo, medidas de distanciamiento social, crisis de turismo, con el añadido de la incertidumbre que genera la crisis económica y sanitaria irresuelta. De manera, que, aunque parece posible, que se produzca un rebote casi automático a corto plazo en la actividad económica en base al levantamiento o la flexibilización de las medidas de confinamiento, es previsible que la recuperación posterior será larga y dura, muy dura. El levantamiento real de la economía con su puesta en marcha completa tardará varios años, y, mientras tanto, tendremos que soportar tasas de desempleo altas y duraderas. Especialmente, en Córdoba, la situación de paro será desastrosa, ya que, a todas las incertidumbres del País, hay que unir la dificultad añadida de un punto de partida sumamente complicado, como es público y notorio.

Los datos citados ayer, nos indican la gravedad del problema que tenemos en Córdoba, ya que, si se tiene en cuenta la historia del paro en Córdoba y provincia, que casi dobla la nacional en tasa de paroen un cálculo prudente, teniendo, además, en consideración, la constitución de nuestro tejido productivo y la desigualdad entre zonas de nuestra provincia, tanto en tejido productivo como en población, la tasa de paro se situará en un mínimo del 40% de nuestra población activa, como media, con especial incidencia, en mujeres, jóvenes y mayores de 54 años, dónde llegaremos a cifras escandalosas, todo, además, dentro de una gran asimetría geográfica.

Sin ser pesimistasino una persona realista, entiendo, que hay que afrontar el problema del desempleo con medidas estructurales a largo plazo y de manera inmediatapensando, que esto no es un problema del Ayuntamiento, de la Diputación de la Junta de Andalucía, ni del Gobierno de la Nación, porque, reitero, pertenezco a un grupo de personas convencidas de que el desempleo agobiante que soportamos en Córdoba, es un problema de todoses decirde todos los poderes públicos y de toda la sociedad civil empujando en la misma dirección; de manera, que, nadie lo dude, viene un tiempo largo de sacrificios para todos, y, que si hay que adoptar y poner medidas estructurales inmediatas son de todos y deben ser equitativas, y, que este no es un problema de un día sino de varios añospero insisto, de todos y para todos.

Que nadie lo ponga en duda, estamos en una situación extrema en Córdoba y provinciadonde todos debemos colaborar para tratar de salir a la superficie con medidas estructurales y empujando en la misma dirección, es decir, hacia la solución del problema.

N. B. En Córdoba la lucha contra el paro, implicará una recuperación en W asimétrica por sectores y zonas geográficas con fases y desfases, pero con la aplicación ineludible de medidas estructurales duraderas y con la asunción de sacrificios generales, que deben ser equitativos.

Córdoba, por su población y su situación de desempleo, solo podrá superar la situación de paro endémico, agravado ahora con la pandemia, con medidas estructurales inmediatas y permanentes con la colaboración de todos -poderes públicos y sociedad civil- y empujando en la misma dirección, teniendo todos claro que será un camino largo de varios años.

Espero equivocarme y que la recuperación sea en V. rápida y sostenida, aunque, los indicadores visibles y soterrados apuntan en otra dirección más gravosa.

Córdoba, a 23 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.