Daily Archives: 11/06/2020

Mentiras, verdades y medidas unilaterales (por la boca muere el pez)

Este refrán, lleno de sabiduría popular, enseña, que quien habla más de lo necesario, se delata y dice lo que no quiere decir, metiéndose en problemas a causa de su propia indiscreción, al contar una verdad que no quería publicitar, o, al menos, una media verdad vergonzosa para él.

En estos días hemos visto, como muchos portavoces del Gobierno, una y otra vez, han dicho lo que no querían que se supiera, publicitando una verdad, que no deseaban que se hiciera pública, baste citar algunos casos notorios, así: El General Santiago, Jefe del estado Mayor de la Guardia Civil, cuando en rueda de prensa pública en la Moncloa declaró, que la Guardia Civil controlaba las críticas al Gobierno, o, cuando el Ministro del Interior Grande-Marlaska ha dejado caer diversas versiones contradictorias sobre la destitución del Coronel Pérez de los Cobos, y, así, se podría seguir enumerando casos semejantes hasta la saciedad.

La verdad oculta o la mentira pública conlleva estos efectos contradictorios, sobre todo, cuando la información veraz a que obliga nuestra Constitución (art. 20), se relega a un derecho banal por personas o poderes públicos autoritarios, que, además, actúan desde la unilateralidad, cuando tienen la obligación legal superior de decir la verdad, agravándose, cuando se demuestra, que faltan a la verdad a sabiendas de su propia mentira.

El estado de alarma inconstitucional y excesivo en el tiempo nos ha llevado, a que los españoles hayamos perdido algunos de nuestros derechos y libertades más sagrados de nuestro Estado de Derecho, pues como se puede explicar, que aún no se sepa, ¿cuántos ciudadanos han fallecido?, ¿cuántos mayores han muerto en las residencias?, o, ¿cuántos sanitarios se han contagiado de la enfermedad del coronavirus?

Sin embargo, lo más extraordinario no es que se oculte información necesaria, sino que, es evidente, que no pasa nada ni nadie asume responsabilidad alguna; además, el resto de los poderes del Estado, legislativo y judicial, permanecen dormidos y sumidos en una inacción muda y cómplice.

El verdadero problema está, en qué con el estado alarmante, de principio a fin, el Gobierno ha planteado una solución equivocada, de manera, que ha ocultado toda información veraz, prescindiendo de la colaboración de la sociedad civil e imponiendo un confinamiento extremo y severo, quizás, el más duro del mundo y por descontado de Europa, con todas sus consecuencias perniciosas para la economía y para la sociedad civil, que ha llevado a la paralización casi total de la actividad económica; unido todo ello, y esto es lo más grave, a que el Gobierno aplicando una política autoritaria con sanciones y amenazas de multas varias a la población, en vez, de pedir a la sociedad civil su colaboración en la lucha contra la pandemia, como única medida la ha confinado considerándola menor de edad e irresponsable, prescindiendo al mismo de toda política de información veraz, inmediata y permanente, basándolo todo en la política de aplicación de una fuerza alarmante, usada de forma unilateral y sin consenso social.

Ahora, a destiempo, cuando estamos encallados en la ruina y en un paro asfixiante, el Gobierno ha inventado una llamada desescalada en Ws. invertidas, desfasada y asimétrica en fases dislocadas, siguiendo su política de ocultación de toda información a los españoles y de imposición de la fuerza, no de la razón, y, sin consenso social.

El resultado está a la vista de todos, de manera, que cuando toda Europa ha iniciado un despegue económico, social y sanitario, España va con varios meses de retraso en su vuelta a una situación igual a la existente al inicio de la pandemia.

Si queremos adaptarnos a la realidad europea, no queda más remedio, que cambiar de política, entrando de lleno en la información veraz, permanente e inmediata de toda la población, pidiendo la colaboración de la sociedad civil y abriendo todas las puertas de la nación, con el convencimiento de que los españoles somos una población  suficientemente responsable, y, pasando de la imposición autoritaria de medidas coercitivas a la libertad responsable, con la finalidad de salir de una situación inasumible, ya que, solo desde la libertad de todos y con su colaboración conseguiremos una solución completa y aceptable en todos los sentidos (económico, social, sanitario y político).

N.B. Está más que probado, que la política unilateral de mentiras, ocultación de información veraz y medias verdades, unida a la aplicación de una fuerza autoritaria sin consenso social, lleva a la ruina de la nación y a una recuperación lenta de la misma, de la que solo saldremos, como pronto, en cuatro o cinco años.

Espero, que el aviso de la OCDE de que España encabeza el desplome económico mundial en 2020, no caiga en el saco roto del Gobierno y cambié su política autoritaria y unilateral.

No queda más solución, que abrir las puertas de España, y, con la colaboración de una sociedad civil plenamente informada, que ha demostrado hasta la saciedad su responsabilidad, avanzar rápido hasta lograr una recuperación plena, con todas las protecciones y prevenciones precisas en la lucha contra la pandemia.  Hablar como se ha hecho, de distintos escenarios en nuestra recuperación es partir desde la desesperanza, la solución solo puede ser ahora y ya.

Es una obviedad, pero hay que decirlo alto y claro, o salimos todos unidos y libres, empujando en la misma dirección o vamos directos al desastre total”.

Córdoba, a 11 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba, Inspector de Trabajo y S. S.