Daily Archives: 08/09/2020

Desigualdad – recuperación y desempleo (los menos, tienen más y los más menos)

La C. E. dice en su artículo 14, que los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

El mandato constitucional es claro y meridiano, es decir, no es posible romper la igualdad de los españoles, cualquiera, que sean las circunstancias o condiciones personales o sociales. Aquí no hay interpretaciones sino certezas: Todos iguales, sí o sí.

Ocurre, sin embargo, que la recuperación económica en España está siendo la de la desigualdad, de forma, que solo unos pocos aparecen bendecidos por la recuperación, mientras el resto de sectores y personas se están quedando atrás e, incluso, olvidados.

Dicho de otra forma, se está produciendo una recuperación a medias que no está llegando a todos los españoles por igual, ya que, aquellas personas que estaban y están en posición de hegemonía en la crisis perciben que su situación económica mejora, pero los que están en la mitad o en los sectores o territorios castigados directamente por la pandemia y la crisis, ven que su situación empeora y muchas veces sin solución.

Se puede hablar de dos recuperaciones, una es positiva en algunos sectores, como, por ejemplo, la bolsa, los activos de riesgo y los bienes raíces; mientras, que, en otra, como muchos trabajos en el sector de servicios corren el riesgo de desaparecer para siempre. Los primeros ya pueden decir que se están recuperando e incluso que se han recuperado completamente, sin embargo, el empleo no puede decir lo mismo en su dimensión total, ya que no para de aumentar. Dicho de otra forma, se puede ver que se están recuperando, sin duda, algunos sectores del tejido productivo, como los mercados financieros, en cambio ocurre lo contrario con la economía real, y, es un hecho cierto, además, que el abismo que separa las dos “recuperaciones” aumenta, consolidándose una desigualdad real.

En España se está viviendo esa desigualdad real, ya que, por ejemplo, las empresas tecnológicas, las cadenas de distribución de alimentos, las farmacéuticas y algunas otras conocidas se sitúan en la recuperación buena de nuestra economía, mientras sectores tradicionales de nuestro tejido productivo, cómo por ejemplo, la energía, construcción y todo el amplio sector de servicios aparecen colocados en la parte bajista de la recuperación y de la crisis, de manera, que la irregularidad en la recuperación resulta manifiesta.

Por otro lado, el paro en España es una manifestación clara de esta dura realidad de desigualdad existente, así, es verdad, que mucho empleo se ha mantenido y recuperado, según ha ido impactado la crisis y según se ha ido abriendo la economía, pero en sectores como restaurantes, hoteles, viajes, etc. continúa en declive, cuando más y más empresas de hostelería y servicios auxiliares se han ido a la quiebra, ocurriendo lo mismo, en otros sectores de la economía,  cayendo en la ruina y en la insolvencia, tales como, aerolíneas, energía, centros comerciales, oficinas, hostelería, etc., lo que está creando una enorme desigualdad, que afecta  a nuestro tejido productivo y a la sociedad en general. Se está produciendo en el asunto del desempleo, se quiera ver o no, una desigualdad creciente, que se manifiesta tanto en la distribución de los ingresos como de la riqueza.

Es un hecho cierto, que los salarios se han mantenido o mejorado en algunos sectores (los menos), en razón del sector o empresa en las que se prestan servicios, pero la mayoría de los españoles están esperando una recuperación que no llega con la consiguiente desigualdad. No hay más que ver, la cifras de los ERTEs y su distribución territorial y sectorial, los números del desempleo y su distribución en todos los sentidos, el aumento exponencial de las personas inactivas en España y su crecimiento desigual en los distintos territorios y sectores.

En resumen, la desigualdad está aumentando en España día a día y la recuperación irregular va en aumento de manera injusta, dándose el caso, que cada vez, unos menos tienen más y unos más tienen menos, distribuyéndose la recuperación de la riqueza de forma asimétrica e irregular.

N.B.  La desigualdad en la recuperación es real y afecta de forma directa en el desempleo, con todos los efectos negativo que ello conlleva para la sociedad española, y, lo peor es, que nadie adopta medidas estructurales profundas, que cuando menos, atenúen esas irregularidades.

El mandato constitucional se debe cumplir, ya que, no es admisible romper la igualdad de los españoles, cualquiera, que sean las circunstancias o condiciones personales o sociales; aquí no puede haber posiciones dudosas, ni interpretaciones sospechosas, sino certezas: “Todos iguales, sí o sí”.

Si no existe trabajo en común de todos y para todos, la situación de España está condenada al desastre social, de forma que, sin duda, el plazo de recuperación de nuestro mercado laboral sufrirá un pico de retroceso, por lo que, sin duda, se alargará, sine die, dominado por la desigualdad.

Córdoba, a 8 de septiembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.