Daily Archives: 17/09/2020

Formación del Espíritu Nacional – otra vez (memoria democrática – vergüenza y tristeza)

Sirva para iniciar este artículo, el PREÁMBULO de la Constitución vigente de 1978 que dice:

La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:

Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo.

Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como expresión de la voluntad popular.

Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.

Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos, una digna calidad de vida.

Establecer una sociedad democrática avanzada, y

Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra. ]

Esto y muchas más cosas ejemplares es lo que quieren dinamitar, y, les vale todo, pero que no olviden que enfrente tienen a España.

Muchos españoles hicimos de tripas corazón y dijimos en su momento, no sin dolor y renuncias de todos: Nunca más. 

Ahora, unos pocos instalados en el poder precisamente por una Constitución que no hicieron, pero que aprovechan para sus intereses oscuros, perversos y llenos de odio interiorizado y a sabiendas de su propia maldad, han decido volver a “una nueva guerra civil”, construida sobre la autollamada “nueva normalidad” de un Presidente y un Gobierno con claros indicios de intentar acabar con nuestro Estado de Derecho.

Está claro, que España no tiene ningún problema, salvo la desquiciada “memoria democrática”, no les importa, que estemos en la ruina social, económica y sanitaria, que nuestra cifra de paro sea astronómica, que la Seguridad Social esté quebrada y las pensiones al límite del impago, que un gasto público desnortado esté fuera de control, que el Estado esté al borde de la quiebra, que tenemos la peor acción positiva contra la pandemia de Europa y de casi todo el mundo, que somos los últimos del mundo en el proceso de la recuperación, etc., etc., ya que, lo único importante para ellos es instaurar un sistema de odio institucional, que les sirva de pretexto y excusa de todos sus desafueros.

Son sin duda los nuevos demócratas, que quieren imponer de nuevo la “Formación del Espíritu Nacional” para todos nosotros sin exclusión alguna, además, les vale todo: “Cargarse una Constitución nacida de la unidad de todos, con olvido de odios ancestrales y ejemplo mundial de la inteligencia de un pueblo; destruir muchos años de la mejor convivencia que ha existo en toda nuestra historia; echar a la cuneta muchos años de prosperidad y de creación de riqueza en paz; y, en definitiva, de crear un enfrentamiento civil de los españoles de todos contra todos, construyendo campos de concentración ideológicos para los que no son ellos pocos.

Estoy seguro, que no lo conseguirán, pero, sin duda, van a causar mucho dolor, mucha tristeza y una gran desesperanza a los españoles, mientras tanto, verán esos odiadores de moqueta y consola de poder, que España ha superado siempre todo tipo de desgracias y dificultades. No podrán con todos nosotros, aunque el desafío va a ser largo y lleno de peligros, pues carecen de principios y solo les sostiene su propio odio interior.

Para terminar, citar el contenido del art. 9 de la C. E., que dice:

1. Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.

2. Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

3. La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.

N.B.  La gran mayoría de los españoles no queremos más Formación del Espíritu Nacional ni nueva memoria democrática, de forma, que solo sentimos vergüenza y tristeza.

Que quede claro, que resistiremos y nunca podrán con notros, pues ya sabemos que “memoria” es la que quieren.

Córdoba, a 17 de septiembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.