Daily Archives: 14/10/2020

La sombra de D. Tancredo – el silencio de los corderos (tiempos de moderados)

La gran mayoría de los españoles no queremos más Formación del Espíritu Nacional ni nueva memoria democrática y por eso aprobamos la Constitución de 1978, de forma, que ahora solo sentimos tristeza y desesperanza, al ver que volvemos a lo de siempre. Los españoles volvemos a estar sin libertades, arruinados, parados, subsidiados, divididos y con un gasto público desnortado.

Una solución, quizás estrambótica, es llamar al ínclito gobernante D. Tancredo, montar otra “amnistía fiscal” y cobijarnos a la sombra de su ambición desmedida, aunque antes hay que encontrarlo, buscando si es necesario en el Camino de Santiago, al ser un hecho evidente, que ha desaparecido postrado ante un poder unilateral con todas sus consecuencias, pues como decía Martin Niemöller, “cuando vinieron por mí, ya no quedaba nadie que alzara la voz para defenderme”.

Se puede mentir al Congreso y se puede barzanizar a un partido hundiéndolo en la moderación desmedida del silencio cómplice, sin embargo, lo que no se puede, es dar la cara exponiéndose a la verdad y asumiendo cualquier responsabilidad necesaria derivada del ejercicio de un poder casi absoluto, porque el resistiré es para los demás, siendo lo suyo la impunidad aforada, camuflándose en el silencio marchito del “yo no sabía nada”.

Lo que tenemos ahora, que nadie lo dude, es la herencia envenenada de D. Tancredo, que, además, anda oculto en el bosque espeso del engaño, mientras sigue sacrificando peones sin pudor ni sentido de remordimiento alguno.

A pesar de todo, sigue predicando la moderación y el silencio de los corderos, siempre para que no le llegue a él la responsabilidad, de forma, que cuando alguien defiende el Estado de Derecho y la división de poderes, frente a una afrenta contra la independencia del poder judicial en forma de proposición de ley (CE art. 122.3 – mayoría 3/5), ni siquiera sale a dar la cara por los españoles, no sea que alguien exija su responsabilidad, aunque sea un poder autoritario, pues su seguridad está por encima de todo y de todos, aunque, sin duda, llegará un  día que recordará ese poema, y, tendrá qué reconocer, que “cuando vinieron por mí, ya no quedaba nadie que alzara la voz para defenderme”.

Está muy claro, que eso es lo que hay, aunque, otra solución pasa necesariamente (usando cualquier medio constitucional, no queda otra), por enfrentarse a la pérdida de libertades y derechos si se quiere sobrevivir en libertad, usando cualquier palanca disponible, como puede ser, por ejemplo, en Europa, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, ya que, si la U. E. no es consciente de que en España peligra el Estado de Derecho y su división de poderes, aplicando por ello su condicionalidad como en Hungría y Polonia, estamos listos.

Finalmente, por si faltara algo, tenemos que soportar, también, entre otras muchas cosas inasumibles, la implantación de la Tasa Google impuesta en España sin coordinación internacional y de forma unilateral, lo que demuestra la forma nociva de actuar del Gobierno de España, que causará daños tremendos para nuestros productos, llevándonos a una guerra comercial frente a EE. UU. sean republicanos o demócratas los que gobiernen, que nunca podremos ganar solos, tal como la OCDE ha dejado claro.

N.B.  Bajo la sombra de D. Tancredo y su silencio de los corderos, estamos en tiempos de moderados, pero hay que salir de ese bucle perverso, de forma, qué frente a propuestas políticas vanas llenas de propaganda y mentiras liberticidas, debemos salir en defensa de la libertad, reclamando participar y decidir sobre cualquier cosa por mínima que sea, ya que el poder público está sometido a la Constitución, que prohíbe la arbitrariedad y garantiza la seguridad jurídica (CE art. 9 y cc.), y al resto del ordenamiento jurídico.

Los españoles estamos inmersos en la incertidumbre derivada de la arbitrariedad y en la desinformación como siempre, y, vamos ciegos abocados al desastre, ya que, sin legalidad, sin seguridad jurídica, sin libertades y sin principios éticos, solo aparecerán inevitablemente conflictos sociales, cuando la realidad muestre en toda su crudeza, lo que está pasando.

Córdoba, a 14 de octubre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.