Daily Archives: 01/11/2020

Gastos impropios – Seguridad Social (la historia de un cuento chino)

La cuadratura del círculo del M. de S. S., Sr. Escrivá, es pura y simplemente un apaño contable, es decir, una entelequia con una caja única inexistente.

El cuento chino es el siguiente: Del presupuesto de la Seguridad Social desparecen “los gastos impropios” (desempleo, SMV, pensiones no contributivas, etc., -si se quiere incluso las pensiones de viudedad y cualquier otra gabela-) y, entonces, se dice que cuadra el presupuesto con las cotizaciones, pero al día de hoy, ya no es suficiente, ya que faltan, aproximadamente, unos 18.500.000 millones de euros, si sumamos pensiones contributivas y prestaciones de incapacidad permanente. Es decir, que el déficit de la S. S. situado en 50.000.000 millones de euros, seguiría existiendo, solamente, que 18.000,000 millones quedarían en el “presupuesto imaginario independiente de la S. S.” (que como es evidente supone una ficción contable) y 32.000.000 millones de euros pasarían a sumarse al déficit del Estado Español, que como es sabido, nada tiene que ver con las cuentas de la S. S., ya que este Departamento del Estado es una república independiente como Cataluña.

Volviendo a la realidad, las cuentas del Estado en España son un todo, de forma que donde pones hay que quitar en otro sitio de las mismas cuentas; es decir, el dinero de España es un todo y si se gasta por un lado hay que quitarlo por otro. Simplemente, no hay más cera que la que arde.

Lo que el Ministro Escrivá nos vende, es que la S. S. contiene una “caja única”, que se financia de forma independiente con un impuesto propio -cotizaciones- y que usa lo recaudado para pagar, contributivamente, las pensiones y otras prestaciones propias (en el lenguaje oficial).

Sin embargo, por lo dicho, la verdad real es otra, ya que sin tener en cuenta “el artificio contable de los gastos impropios”, la realidad es tozuda, pues sin tener en cuenta esos gastos, el Presupuesto de la S. S. presenta un déficit enorme, como se ha apuntado. Advirtiendo, que esa ficción total asumida, computa unos ingresos en 2020 y en 2021 similares a los del año 2019, lo que, sin duda, es tener una fe de hierro en los posibles ingresos futuros por cotizaciones, pues dado nuestro estado de ruina, nos sitúa en niveles de optimismo rondando la fantasía.

Explicado todo desde otra perspectiva, el Estado Español presenta un desequilibrio en sus presupuestos (un déficit real alarmante) y los gastos en pensiones y otras prestaciones de la S. S. constituyen la principal partida de esos gastos. El conjunto de las administraciones públicas es un todo, siendo las S. S. un departamento más del Estado, de forma, que esos que dicen, que van a eliminar “el socavón-déficit de la S. S.”, eliminando “los gastos impropios”, están construyendo una ficción contable, ya que, lo que se quita de gasto en la S. S. es un agujero en otra partida del Presupuesto del Estado. Dicho de otra forma, es un mero artificio contable, vamos, una entelequia, además, engañosa y fraudulenta para con los españoles.

Existe otra posibilidad menos optimista, pero más real, decir pura y simplemente la verdad, que España tiene el dinero que tiene, de forma, que no queda otra que ajustar los gastos a los ingresos, asumiendo todo el déficit, que se asumible, incluso un poco más, pero que de ahí no podemos pasar, salvo la quiebra del estado.

Por otro lado, en estos días aciagos, ya están apareciendo señales inequívocas de que estamos bordeando el abismo, así, sin ánimo de exhaustividad:

** Los pagos del S. M. V. está siendo rechazados por indebidos, aunque reúnan todos los requisitos.

** Las olas del tsunami del hambre se están apoderando de las poblaciones de España.

** Los ertes y las quiebras de empresas con sus consecuencias de paro y más paro están mostrando su cara más dura.

** El Fogasa y otros organismos subsidiarios de pago están al límite de sus recursos.

** Los organismos públicos de control y ordenación de las prestaciones y pagos del sistema están colapsados y al límite de sus posibilidades (Sepe, S. S., J. de lo Social, y demás).

** Las Organizaciones de Asistencias Social (públicas y privadas) están al borde último de sus posibilidades.

En definitiva, la verdad dura y desgraciada es que “no hay dinero” y, además, por si faltara poco los Fondos de recuperación de la U. E. están bloqueados y retenidos por un conjunto de condicionalidades admitidas y aceptadas por todos, pero que se están mostrando como una barrera infranqueable, como es “el llamado Estado de Derecho”, que se está mostrando como “el todos contra todos”, en lo que el Gobierno de España no es ajeno con sus políticas contra el estado de derecho y la división de poderes,  contribuyendo de forma destacada al bloqueo económico de la U. E. (lo último, nuestro estado de Alarma de seis meses claramente inconstitucional, aunque la Vicepresidente Calvo diga que el Parlamento es el poder supremo, ya que la C. E. dice y consagra claramente, que “el poder y la soberanía residen en el pueblo español”). En Europa se sabe todo y la realidad en España es la dicha: “Estamos sin un euro”.

N. B.  Los gastos impropios de la Seguridad Social del Ministro Escrivá son la historia de un cuento chino.

El dinero de España es el que es y cuanto antes asumamos esa realidad mejor para todos, pues está claro, que nadie de la U. E. ni del resto del mundo va a venir a sacarnos del problema sin coste alguno. El que venga pedirá algo o mucho, según nos vea de necesitados, de forma, que cuanto antes empecemos a poder orden en nuestros asuntos mejor, ya que, esconder el problema con una ficción contable como hace el Ministro de S. S., es como pegarnos un tiro en el pie y un engaño masivo a todos los españoles.

Córdoba, a 1 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.