Desigualdad en España y Alemania (están mejor, pero la desigualdad es un problema general de Europa)

En España  (según datos del CIS de febrero) la brecha de la desigualdad seguía creciendo, ya que la desigualdad de la sociedad española, además, de ser evidente, aumenta, y, que según el CIS hay 4.697.467,2 de personas (relación EPA 4 T) que no tienen ningún ingreso neto, exactamente un 20,4%.

= Las empresas que componen el principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, obtuvieron en 2014 un beneficio neto conjunto que superó los 32.069 millones de euros, un 41,4% más que un año antes.

=  Una cifra superior a 18.500.000 de trabajadores no superan los 1.000 euros mensuales,  o lo que es lo mismo, 14.000 euros anuales antes de pagar impuestos incluyendo dos pagas extraordinarias, y, además, la bajada de los salarios en el sector privado se ha situado en el 20%. Las cifras citadas,  incluidas las del CIS, ponen de manifiesto, que algo no funciona bien en la recuperación económica y en la salida de la crisis en España. Es cierto que se está creando empleo, pero, mientras unos (como las empresas del Ibex 35) obtienen unos beneficios extraordinarios, la gran mayoría de los españoles bajan su calidad de vida día a día. En resumen, la desigualdad crece al parecer sin control efectivo, de manera que, algo no funciona como debería.

** En España existen muchos problemas de todo tipo, estructurales y coyunturales, pero desde una perspectiva por importancia y dimensiones señalaría que los “desequilibrios dominantes”, que sin duda tienen naturaleza estructural, son unos de los más preocupantes, cualquiera que sea el prisma desde el que se examine la situación.

Si no se resuelven los desequilibrios, la aparición de soluciones políticas “aventureras” con poder será en poco tiempo una realidad y que Dios nos coja confesados, porque, me da la impresión de que cada vez son más los cabreados, indignados y que siente que no tienen nada que perder.

**   Por otro lado, según el FMI en 2020 habrá todavía más de un 20% de paro en España, y, además, respecto al reparto de la bonanza, un 54% de los ciudadanos cree que ha descendido de clase social durante la crisis.

Según el FMI en el reparto de la recuperación, los plazos son muy  elásticos. No sólo porque España sea el país de la OCDE en el que la desigualdad ha crecido de forma más rápida en el periodo 2007-2014, sino porque en el 2020,  todavía habrá una tasa de desempleo superior al 20% de la población activa. Más aún: el único grupo de parados que crece de forma constante, es el de desempleados de larga duración: en 2014, el número de personas que dejó su empleo hace tres años o más era de 1,4 millones.

A ello hay que unir, según el FMI, las condiciones en las que sobreviven amplias capas de asalariados: nueve de cada 10 contratos firmados el año pasado fueron temporales y un tercio de ellos, además, a tiempo parcial. Por otro lado, el poder adquisitivo de los salarios ha retrocedido varias décadas y más de dos millones de activos son considerados “trabajadores pobres”.

**   En Europa tampoco están para tirar cohetes, así en Alemania hay cerca de 7,5 millones de personas con ‘minijobs’. Un porcentaje creciente de la población queda por debajo del umbral de pobreza, y es significativo, el número cada vez mayor de trabajadores —dos millones el año pasado, un 13% más que en 2011— que para llegar a fin de mes necesitan dos o incluso más empleos.

Es cierto que en Alemania están en niveles récord del número de ocupados, pero también que cada vez se encuentra más gente que entra en la categoría de ‘trabajadores pobres’. En los últimos 15 años no solo han caído los ingresos disponibles de las familias. El reparto de la riqueza también se ha hecho más desigual. “La desigualdad es el gran reto al que se enfrenta Alemania en los próximos años”.

Alemania se ha acercado en los últimos años a los países industrializados más desiguales en el reparto de los ingresos, pero en lo que sí es campeona la locomotora europea es en la disparidad de la riqueza que acumulan sus ciudadanos más ricos y más pobres.

Paritätischen Wohlfahrtsverband publicó un informe en el que calculaba que el 15,5% de la población —unas 12,5 millones de personas— viven por debajo del umbral de la pobreza.

Se admite que estas cifras pueden ser equívocas, porque se incluyen también a estudiantes o a personas que, por las circunstancias que sean, caen momentáneamente por debajo de esa frontera del bienestar. Pero incluso deshaciéndose de estos grupos de población, las estadísticas muestran que un 10% de los alemanes dependen de la asistencia social para llevar una vida digna.

**    PARO REGISTRADO EN ESPAÑA. (Datos paro, abril 2015).

-Número de desempleados registrados:  4.333.016 personas.

-Número de parados EPA: 5.444,6.

-Diferencia: 1.111.600 parados.

-Beneficiarios desempleo: 2.318.581  menos  4.333.016  = 2.014.435  más  1.111.600  = 3.126.035 de personas sin prestaciones de desempleo.

** Según los datos del CIS hay 4.697.467,2 de personas (relación EPA 4 T) que no tienen ningún ingreso neto, exactamente un 20,4%, solo hablo de activos.

Hay 3.126.035 de personas sin prestaciones de desempleo, según los datos de la EPA y los datos del Paro Registrado.

Conclusión: Total – en España hay – : Casi 4. 700. 000 personas activas, sin ningún ingreso o tipo de prestación.

(N.B. La desigualdad de la sociedad española resulta evidente y, además, aumenta, como hemos señalado, reiterando que solo hablamos de  activos (EPA) y que, además, dejo fuera a los situados en el cuadrante de los muy millonarios, aunque como se ha señalado en Europa no estamos solos en esa tendencia).

Córdoba, 11 de mayo de 2015.

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA.-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.