II. Desigualdad entre los españoles (es más bien verdad)

 

En diciembre de 2019 colgaba en la web un artículo con el título: “IGUALDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES (¿es verdad o mentira?)”, donde, entre otras cosas, señalaba:

<<Que la Constitución dice en su artículo 14, “que los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”; y, también, decía que lo que la Constitución recoge en su artículo 14 no deja lugar a dudas, pero que una cosa es lo que -consagra- nuestra Carta Magna y otra la realidad de lo que existe sin ningún pudor en España. Es lo cierto, que España es a día de hoy un país desigual y en proceso de destrucción desde su interior. La igualdad entre españoles simplemente no existe>>.

En el mismo sentido, hoy se puede afirmar, que la realidad económica de España (en casi todos sus parámetros básicos) confirma, sin ningún género de dudas, que estamos ante una España completamente desigual, así:

En materia de empleo, paro, riqueza, salarios, crecimiento, pensiones, sanidad, incluso, natalidad y envejecimiento las diferencias entre las distintas CC. AA. (entre españoles) es una desagradable realidad, pero lo más preocupante y significativo está en que el problema de los desequilibrios aumenta día a día.

Conviene por tanto examinar algunos (no todos) parámetros concluyentes:

* En materia de financiación, mientras Cataluña y País Vasco, se ven premiadas por su lealtad a España, las CC. AA., especialmente, las gobernadas por el PP y algunas otras, se ven castigadas económicamente por el Gobierno Central una y otra vez; la última está en la negativa del Gobierno Central (Ministra de Hacienda) a realizar la devolución del IVA, limitación que no afectará lógicamente a Cataluña ni al País Vasco.

*  En materia de crecimiento económico, unas comunidades autónomas están creciendo de forma continuada y acelerada y, en cambio, otras o no crecen o están estancadas. Por ejemplo, Madrid es sin la menor duda la máquina de crecimiento económico más potente de España, mientras Extremadura entre otras se estanca cada vez más.

*  Mirando al empleo, las diferencias no pueden ser mayores, ya que, por ejemplo, la Comunidad de Madrid, durante el año pasado, creó 138.900 empleos, de manera que si comparamos esta cifra con los 402.300 empleos que se crearon en España el pasado año, las desigualdades necesariamente  saltan a la vista sin ningún esfuerzo.

Por otro lado, el crecimiento interanual de empleo en el cuarto trimestre de 2019, que fue de 402.300 empleos, más de la mitad, el 52,3%, se debe a las comunidades y ciudades autónomas donde no gobierna el partido del Gobierno Central y si el centro-derecha (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla).

*  Si pasamos al paro, las desigualdades son tremendas, así, Andalucía y Extremadura están por encima de la media de España, y mucho más, si miramos el paro de mujeres y jóvenes.

Curiosamente, según la EPA, el paro descendió en 22.500 parados en tasa intertrimestral, mientras que en las CC. AA. donde el gobierno tiene orientación de centro-derecha el paro disminuyó en 27.400 personas.

2019.T4. EPA. (miles)

Ocupados                                                    19.966,9

Tasa de paro                                                     13,78

Parados                                                          3.191,9

Tasa de actividad                                        58,74 0,13

Centrándome solo en Córdoba, señalar que sigue estando a la cabeza de España en la tasa de paro, solo precedida por Ceuta, Melilla, Cádiz y Badajoz).

El paro sube en Córdoba en el último año y su tasa es la segunda más alta de Andalucía: La provincia ha cerrado 2019 con un aumento del paro en 6.300 personas respecto al año anterior, registrando 87.900 desempleados y una tasa del 23,70%, la segunda más alta de Andalucía. La EPA sigue reflejando las dificultades que tienen las mujeres para acceder a un puesto de trabajo. De las personas empleadas, 122.200 son mujeres, lo que supone solo el 43,2% del total, mientras que 160.600 son hombres. 

* Si hablamos de pensiones, las desigualdades en su cifra económica, vuelven a ser significativas, ya que Andalucía y Extremadura, por ejemplo, están muy debajo de las pensiones que se perciben en el País Vasco o Madrid.

* Si hablamos de salarios, señalar, que el salario medio en España, en 12 pagas, ronda los 1.850 euros, en cambio, CC. AA. como Andalucía y Extremadura se sitúan en su salario medio sobre los 1. 500 a 1.600 euros. Quede claro que hablamos de salarios medios de España, ya que, si comparamos directamente con Madrid, País Vasco y Cataluña se verá que están muy arriba del salario medio de España.

Finalmente, las desigualdades recogidas ponen de relieve las diferencias entre las distintas comunidades autónomas en España, de forma que existen ya desigualdades importantes entre las CC. AA, pero lo peor es que esas diferencias por muchos motivos van a más día a día.

N.B. Como decía en el primer artículo, es lo cierto, que España es a día de hoy un país desigual y, a mayor inri, en proceso de destrucción desde su interior. La igualdad entre españoles simplemente no existe y lo más preocupante es que está aumentando inexorablemente la desigualdad entre ellos día tras día sin dique alguno. El Gobierno Central y todos los demás deben modificar de raíz las políticas aplicadas, ya que si seguimos el camino de la desigualdad vamos derechos al abismo de una destrucción muy complicada y segura.

Córdoba, a 10 de febrero de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.