III. Paro – Impuestos – rebrotes – cuarentenas (Andalucía – no va más)

El Gobierno de la Junta de Andalucía, hasta la fecha, con lo que está cayendo,  no ha elaborado un plan de reconstrucción de Andalucía con reformas estructurales profundas, eliminación del gasto improductivo estéril y redistribución de los gastos e inversiones necesarias con equidad territorial y sectores productivos, de forma, que al día de hoy solo tenemos improvisación y parcheo de necesidad.

En Andalucía solo se ven una serie de asuntos problemáticos y ninguna solución real, salvo un Gobierno andaluz sometido en su moderación al Gobierno del Sr. Sánchez, así que, veamos los asuntos pendientes:

a.- Desempleo masivo y sin medidas de reforma del mercado laboral ni de lucha contra el paro.

b.- Rebrotes de la pandemia que aumentan de forma preocupante y que empiezan a tener consecuencias a todos los niveles. Es evidente, que faltan medidas de control de todo tipo e información veraz e inmediata a los andaluces.

c.- La economía andaluza, basada en el sector servicios, cuando empezaba a reaccionar, el Reino Unido (también Gibraltar) nos ha metido un rejón de muerte con su cuarentena, mientras la Ministra de Exteriores confraternizaba con el Sr. Picardo, a la vez, que el Gobierno de la Junta en un alarde de moderación aparece silente y mudo. Aquí una pregunta: ¿Qué medidas urgentes va a tomar el Gobierno andaluz en el marco de sus competencias?

d.- Solo se habla por el Gobierno Central de subir impuestos, además, de los que no caerán de la U. E., todo ello, cuando Andalucía está arruinada y bajo mínimos, por lo que cabe otra pregunta: ¿Qué está haciendo el Gobierno andaluz para combatir una imposición imposible de pagar?

e.- La economía andaluza vuelve a estar parada con todos sus sectores productivos esenciales en situación de espera (stand-by), previéndose una caída de nuestro PIB brutal, pero aquí nadie toma medidas de reactivación en todos los sentidos (social, económico, sanitario, fiscal y mercado laboral).

f.- La inversión extranjera se ha reducido en Andalucía a nivel bajo cero y solo queda una solución viable, que el Gobierno de la Junta en el marco de sus competencias, cree las condiciones favorables para que esa inversión, que está esperando y retraída, venga a nuestra tierra, pero para ello, es imprescindible, inspirar confianza y mostrar las condiciones de todo tipo, que hagan atractiva la inversión en Andalucía.

En resumen, lo último que se debe hacer es practicar el don tancredismo, que tan malas consecuencia ha tenido en España, propiciado por un gobierno inane e irresponsable en su quietud. La parsimonia extrema ante las dificultades solo lleva al desastre y a la melancolía, nunca a la solución del problema.

Es necesario, que todos, empezando por el Gobierno de la Junta nos pongamos unidos a reflotar Andalucía, y, aquí no valen brindis al sol, de manera, que el Presidente de la Junta, Sr. Moreno Bonilla, debe reunir con urgencia a todas las fuerzas públicas y privadas existente en todo el territorio andaluz, y, como el consagrado gestor de España en Europa, Presidente del Gobierno Sánchez, no levantarse de la mesa hasta acordar todas las medidas urgentes necesarias, dejando los aplausos interesados aparcados, ya que lo único importante es Andalucía y los andaluces, estando claro, que el que no quiera participar, que lo diga claramente y se auto-excluya.

N.B. El Gobierno de la Junta de Andalucía ha de tomar ya medidas estructurales de reforma, adecuándolas a la realidad de nuestra tierra, y, de reestructuración profunda de nuestra economía, a la vez, que se adoptan las prevenciones necesarias para controlar los rebrotes de la pandemia, pero todo ello, solo puede ser fruto de un trabajo colectivo de todos los andaluces.

Es una realidad incuestionable, que no es momento ni hora para la inacción esperando un maná inexistente, así que, Sr. Moreno Bonilla y todos su Gobierno pónganse los machos, y, vamos a por ello y a por ellos. No queda otra, entre todos, que parar la destrucción económica de nuestro tejido productivo y detener el crecimiento ininterrumpido del desempleo en Andalucía, y, sin duda, mientras, se consigue, nadie puede quedar en la cuneta del abandono.

Córdoba, a 27 de julio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.