Impuestos – Andalucía – Igualdad – Cupo Vasco (quién siempre miente, nunca engaña)

En estos días de PGE fantasiosos, es decir, de mentiras y verdades donde todo vale y nada es lo que es, ya que lo irreal se convierte en verdad, aunque es público y notorio, que todo es una entelequia.

Curiosamente, los que tienen que decir y explicar lo que pasa no están o, quizás, no quieren estar, y, simplemente, miran al horizonte buscando una explicación a su desidia (es decir, pasan de largo).

Lo dicho, puede parecer un sinsentido, pero, con lo que está cayendo (Bildu, ERC, PGE, Ley de Educación, armonización asimétrica de los impuestos, etc.), nuestros diputados y senadores permanecen en el silencio oprobioso de la desigualdad admitida, aunque se comprende, ya que la consigna política dominante es la moderación cautiva.

*** Antes de cualquier otro comentario es necesario y conveniente poner de relieve hechos, que no necesitan explicación, así:

** Andalucía en las últimas elecciones tiene en el Congreso 61 diputados y en el Senado 32 senadores.

** El País Vasco y Navarra tienen un régimen fiscal propio y privilegiado, que resulta intocable, que les hace recibir más de lo que aportan y, que, se mire como se mire, rompe el principio de igualdad que la Constitución dice garantizar.

** Madrid y, ahora, Andalucía han regulado sus impuestos dentro de la Ley, pero eso no se puede admitir, pues están rompiendo la igualdad entre CC. AA., de forma, que el mantra políticamente correcto es, que hay que armonizar la imposición huyendo hacia la máxima presión fiscal.

** Todas las CC. AA. según la C. E. pueden hacer lo que quieran dentro de su ámbito de competencias en materia fiscal, salvo, País Vasco y Navarra que pertenecen a otra galaxia muy lejana, pues todas son iguales ante la Ley constitucional.

** El Gobierno de España, se supone, que cuando confecciona sus Presupuestos distribuye equitativamente sus gastos e ingresos entre todos sus territorios, admitiéndose, en aras de la justicia social, que se iguale a los desiguales más necesitados.

** Población y extensión de algunas CC. AA.

-Andalucía:  Población: 8,388 millones. Extensión:  87.270 km².

-Castilla León: Población: 2,448 millones. Extensión: 94.220 km².

-Cataluña: Población: 7,523 millones. Extensión: 32.110 km²

-Madrid: Población: 6.685 millones. Extensión: 8000 km².

** Bildu 5 diputados, ERC 13 diputados, PNV 6 diputados.

** Se pide por unas minorías castigar a la CC. AA. de Madrid por dañar la igualdad fiscal, y, ministros varios del Gobierno y el Presidente Sánchez hablan de armonizar la imposición en las CC. AA., pero sin hablar y dejando a un lado al País Vaco y a Navarra.

** La armonización fiscal que se quiere imponer por PSOE, Podemos y ERC, por descontado, es al alza, es decir, todos fritos a impuestos y con un gasto público desnortado.

** Se podrían detallar otros hechos relacionados, pero con los precitados hay más que suficiente para explicar este pequeño artículo.

*** Los andaluces que votamos somos, aproximadamente, unos 6,6 millones, y, casi todos nos preguntamos, que van a hacer esos 61 diputados y esos 32 senadores para defender a Andalucía frente a los ataques igualitarios de los rufianes y del Gobierno de España, pues hay muchos andaluces que no queremos pagar impuestos por sucesiones y patrimonio, cada uno por las razones que quiera, sobre todo, porque no queremos pagar dos veces por lo mismo y porque creemos muchos, que los que rompen la igualdad son Navarra y el País Vasco con su cupos extraordinarios, siendo curioso el silencio cómplice de una clase política atemorizada y cautiva de unas minorías, que solo quieren romper el régimen construido con el esfuerzo de una gran mayoría de españoles.

Si esos parlamentarios andaluces continúan en silencio y no dicen nada ante la desigualdad que quieren imponer unos pocos, que recuerden, que la memoria existe y los andaluces la tenemos, y, sin duda, lo podrán comprobar en próximos comicios.

Finalmente, poner de manifiesto, que esos socialistas de nuevo cuño, que llaman “viejos” sin pudor a otros antiguos socialistas, como el Sr. Guerra, el Sr. Rodríguez Ibarra, al Sr. Leguina, y así, un largo etc., incluido el Ex – Presidente, Sr. González (al que manda callar una indocumentada educacional Sñrª. Celaá), que sin la menor duda ha sido el mejor Presidente de la Democracia, con grandísima diferencia, pues no hay más que poner en la balanza sus aportaciones a España y sus errores, para ver donde hay un gran gobernante, sobre todo si se compara con los que hay.

Además, curiosamente, estos mismos socialistas que denigran por viejos a todos esos que han servido a España con todas sus fuerzas, son los mismos que aplauden entusiasmados la elección en EE. UU. de Joe Biden (78 años), esperando el maná americano, que ya se verá, pero que, examinando la historia de los presidentes americanos, me da la impresión que todos tienen el mismo lema en su actuación: primero los EE. UU.

Así mismo, dejar claro, que ahora no es el momento de “armonizar al alza la imposición fiscal”, sino todo lo contrario, tal y como están haciendo la mayoría de los países de Europa.

N.B. Lo que llaman armonización fiscal esos vocingleros, en realidad, son más impuestos para Andalucía llenos de desigualdad real, a la vez, que aplauden enfervorizados los privilegios del País Vasco y Navarra.

Traducido a nuestra Constitución, lo que quieren hacer es “dumping” con nuestros derechos y libertades fundamentales, fundiendo en la nada el principio de igualdad constitucional y todo lo que se les ponga por delante.

Sin duda, no hay mayor estupidez, que asumir esa doctrina liberticida, que nos lleva por la senda de estulticia, y, nos convierte en esclavos silentes de personajes y doctrinas que destruyen España.

Espero una Andalucía libre sin limitaciones, que, por cierto, siempre intentan imponerlas los mismos, ya que, como dice el himno de Andalucía, somos un pueblo libre.

Córdoba, a 28 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Español – Spanish – Galego – Castellano-andaluz (ditirambo lingüístico)

En estos días “divertidos” o “desgraciados” según cada uno lo vea, siempre cabe una sorpresa más, aunque algunas superan todo lo imaginable y se pierden en un encomio excesivo a cualquier disparate, dándole desde el poder una realidad que muchos ignorábamos que existía.

Es algo evidente, que el idioma español no existe, salvo en el Reino Unido, en EE. UU., en Australia y demás países anglosajones, pero bajo la palabra “Spanish”, pues el español ha desaparecido de España y aquí cabe todo y todos, así:

* La Ley Orgánica de Educación de la Ministra Celaá, que dibuja un bosque espeso donde el español se difumina en el paisaje vehicular.

* Alicia Padín (Coordinadora de la llamada Red de Dinamización Lingüística de Galicia de la Xunta) ha declamado, entre otras cosas divertidas: <<Claro que hay gente que no habla gallego y no se entiende. Hoy en día ninguna persona culta debería atreverse a hablar en público en castellano, porque sería contra nosotros mismos y contra lo nuestro>>.

* En la T. V. Andaluza (Canal Sur), Cadena 7, oigo, día a día, que en Andalucía se habla el castellano más maravilloso del mundo; es decir, no el español más bonito del mundo.

* En Cataluña y en el País Vasco se puede uno expresar en el idioma que se quiera, salvo en español.

** Según parece, el español, salvo en España que se llama castellano, se habla por casi 500 millones de personas por todo el mundo y españoles de cualquier oficio (exploradores, escritores, científicos, etc. etc.) se han expresado y expresan en nuestro idioma, de forma, que muchas de las gestas más gloriosas de la humanidad, se han realizado bajo el uso del idioma español, por no hablar, de las grades obras de la literatura universal.

Sin embargo, no cabe duda, que nada es bastante para los atrabiliarios de todo lo español, y, además, vale todo en esta escalada de destrucción, ya que, no se trata de reivindicar una lengua, un dialecto o un acento, sino en machacar toda la cultura, la historia y gestas de un pueblo, de forma, que en este trabajo de demolición controlada vale todo, aunque sus autores estén convencidos de su inutilidad y de sus tropelías confiscatorias de los derechos y libertades de la gran mayoría.

Lo peor, o quizás, lo más extraordinario es, que este virus es contagioso en grado extremo, como se ve en los ejemplos citados, que se asume y asimila como propio por todos los interesados en cargarse el “régimen del 78” (el ejemplo de Bildu – Otegui es paradigmático), que fue un hito en la historia reciente del mundo.

La transición española ha sido un ejemplo de la lucidez de un pueblo, donde la cordura y la libertad de todos se impuso a cualquier idea de ruptura violenta, y, cuando se habla de todos, está claro que nos referimos a personas de todas las ideas, que buscaban y consiguieron la paz, la democracia y la unión de los españoles.

A pesar de todo, lo peor de lo peor es, que partidos y líderes que gritan -libertad-, -libertad- y más -libertad- en declaraciones magnificadas en el Parlamento, en la calle y en cualquier sitio contra la Ley Celaá, después amparan en territorios donde gobiernan esa misma política liberticida, y, donde morenos, boinillas y feijóos moderados sacrifican las ideas de sus votantes y queman sus banderas.

Que conste, que el que escribe, defiende la existencia de una Andalucía libre e independiente en sus decisiones sin ningún control de personas e instituciones ajenas y extrañas, que siempre han esclavizado a los andaluces y los han considerado siervos de sus intereses personales. Si alguien lo duda, que mire a su alrededor.

En resumen, el español existe en el mundo, pero no existe en España, siendo todo ello, un ejemplo de estulticia y de necedad superlativas, ya que, la libertad y otros principios y derechos fundamentales no pueden estar en la exclusión de lo nuestro y en la búsqueda de un algo incomprensible, dañino y perverso, de nueva creación, que nos es ajeno.

Entiendo, que un personaje como Otegui-Bildu diga a voz en grito, que quiere “cargarse el régimen”, lo que resulta incomprensible, se vea como se vea, es que personas y partidos que dicen defender la libertad, la democracia y otros derechos constitucionales, como la igualdad, etc., asuman la cultura vocinglera de los que quieren destruir España y todo lo que significa.

N.B. El Español – Spanish – el Galego – el Castellano-andaluz son, sin duda, un ditirambo lingüístico, pero invertido en su realidad.

Que el idioma español no exista, es una estupidez de proporciones galácticas, aunque, sin duda, mayor estupidez es, la que asumen, los que, siguiendo esa senda de estulticia, se convierten en esclavos silentes de personajes y doctrinas liberticidas, haciendo suyos dislates y disparates nacidos de cabezas dislocadas.

Andalucía es libre sin limitaciones, que siempre intentan imponerle los mismos, pero, se diga lo que se diga, nuestro idioma es el español con acento andaluz, lo mismo que, los andaluces somos íberos, fenicios, cartagineses, romanos, visigodos, árabes y castellanos, que es lo que nos hace andaluces libres y orgullosos de nuestra historia y de nuestras raíces propias e inimitables.

Córdoba, a 24 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Ley Orgánica de Educación – más de lo mismo (acabar con el 78 y lo que representa)

La Ministra de Educación, Sñrª. Celaá, refiriéndose a las protestas contra la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (Lomloe) ha dicho, ¿los padres? bueno, vamos a ver cuántos…, que es lo mismo, que cuando dijo, ¿ quién ha dicho, que los hijos son de los padres ?

Simplificando, estamos en lo mismo desde que es Presidente del Gobierno, el Sr. Sánchez, es decir, moderación, consenso y respeto a la Constitución.

*** Los casos que se pueden citar, que ya casi no caben en la Enciclopedia Británica, que siempre ha sido un ejemplo de amplitud y contenido incalculable, así, veamos algunos ejemplos sin ánimo excluyente ni cerrado:

* Falta de información veraz (art. 20 C.E.), solo hay que señalar, que aún no sabemos el número real de fallecidos por la pandemia y otros datos elementales sobre la enfermedad, por no hablar del Comité de Expertos inexistente.

* Los Estado de Alarma declarados, con el último de seis meses, vulnerando la Constitución de 1978.

* Las declaraciones del General de la Guardia Civil Santiago sobre la motorización de las noticias críticas con el Gobierno, llevadas al extremo con la Orden de control de la desinformación.

* La Proposición de Ley del Partido Socialista y U.P. sobre el CGPJ y su control, congelada pero no retirada.

* La Fiscalía General del Estado. ¿De quién depende?, pues eso.

* La reforma de la L. E. Crim. prevista, con la instrucción en manos de la Fiscalía.

* El uso y disfrute de los Fondos de Recuperación de la U. E. administrados desde Moncloa.

* La invasión sin pudor de todas las Instituciones del Estado.

* El acuerdo de los PGE con Bildu y con los que quieren destruir España, como ERC y el resto de independentistas calanes y vascos.

* Está muy claro, que se podría seguir hasta el hartazgo final, pero con lo dicho es más que suficiente.

*** Cada uno puede pensar como quiera, estar de acuerdo o no, pero lo que nadie puede hacer es llamarse a engaño, pues, se mire como se mire, el Gobierno de España no miente a nadie, de forma que nadie puede llamarse a error o engaño sobre la Ley Celaá y otras muchas iniciativas del mismo, que todos sus componentes comparten, pues ya lo ha dicho la Ministra de Defensa, el Presidente del Gobierno es D. Pedro Sánchez.

El Estado de Derecho, que se supone, rige en la U. E., resulta aplicado muy atenuado en España, quizás sea, porque el eurodiputado López Aguilar, la Vicepresidenta Calviño, el Ministro Planas y el Gobierno en pleno tienen gran influencia en las Instituciones de la U. E., o bien, el Grupo popular Europeo del Sr. Casado y el resto de los eurodiputados españoles se han olvidado de quienes les votan, prefiriendo encontrar en  Hungría y Polonia una cabeza de turco dentro del estado de derecho de la Unión para justificarse, y, ser un ejemplo de moderación y tontuna con sus socios europeos, no sea que la Sñrª. Merkel o el Sr. Macrón les tachen de radicales de derechas, a la vez, que evitan, que el Ejecutivo les diga, que van contra los intereses de España y que son una vergüenza. Los españoles de a pie ni están ni se les espera.

Dicho lo dicho, ¿a alguien le puede extrañar, que la Ministra Celaá diga lo que dice y no pase nada?, pues eso, ahí estamos. Después, que nadie venga a quejarse, pues como decía el poeta de las libertades, ya solo quedaba yo.

N.B. Solo es más de lo mismo, como ha dicho un personaje ilustre, hay que acabar con el 78 y lo que representa, de forma, que el Estado Social y Democrático de Derecho de Derecho de la C. E. que desaparezca, ya que, está muy claro, que los que tienen el poder en España no creen, de verdad, en un régimen de derechos y libertades, y, tampoco, creenque la U.E y Europa sean zonas regidas por el Estado de Derecho de todos y para todos.

Lo que es realmente perverso, es, que haya defensores de la verdad absoluta o de cualquier otro dislate impeditivo de derechos y libertades fundamentales, y, que la U. E. no haga como mínimo, como ha hecho en Hungría y Polonia, pues el estado de derecho es de todos o de ninguno, siendo lo más deplorable, que su número aumenta día a día sin decoro ni pudor.

Córdoba, a 23 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Pacto de Toledo – S. S. – Pensiones – IPC (historia de una desgracia)

Escribir sobre este asunto, es lo más parecido que conozco a pegarse un tiro en el pie, pues con seguridad, muchos están abducidos por una propaganda torticera pública y privada, otros simplemente están interesados por su propia situación de perceptores de una prestación, otros son políticos que solo buscan votos a cualquier precio y, finalmente, otros están convencidos de estar en posesión de la verdad. A pesar de ello, después de muchos años dedicado e implicado en la S. S., dentro y fuera, asumo la obligación de explicar mi opinión sobre un tema vidrioso y del que todos tienen formada una visión, que consideran acertada e indiscutible.

Al día de hoy, por la situación de ruina que arrastramos, es extremadamente delicado hablar del Pacto de Toledo y de sus últimos acuerdos, ya que, estando de acuerdo con su contenido (¿quién no puede estar de acuerdo con subir la pensiones y unirlas al IPC anual?), es imposible compartirlo, si se quiere ir a un Sistema de S. S. viable y posible, cosa, que no solo dice el que escribe, sino el B. de España, la Airef, la U. E., el FMI, y casi todos los expertos e instituciones, públicas y privadas, que conocen e informan sobre el tema.

En el Pacto de Toledo Gobierno y oposición han aprobado una “reforma profunda” de las pensiones (ruego perdonen el dislate), acordando anexar las pensiones al IPC y llevando a cabo un engaño masivo, que implica un aumento del gasto imposible de sostener, imponiendo un sistema con caída al vacío y hurtando a los españoles la realidad del fracaso de un modelo agotado y ruinoso.

El sistema no da más de sí, pero “todos los políticos sin exclusión” siguen empeñados en ocultar y solapar esta clamorosa realidad, porque en el electorado español son significativos más de 9 millones de pensionistas. Piensan, que el último es tonto de remate y lo demás les da igual (pan para hoy y hambre para mañana).

Ligar las pensiones al IPC es mantener un imposible y un ejercicio de demagogia disparatado. En España un tercio del gasto público se destina al pago de pensiones (160.000 millones en 2021), cifra que no hará más que aumentar, ya que, nuestro País presenta una tasa de esperanza de vida en crecimiento exponencial y una de natalidad en decrecimiento continuado.

Las pensiones en su estructura actual son insostenibles, diga lo que diga, el Pacto de Toledo, ya que, la población activa no podrá sostener un sistema atrabiliario y dislocado.

(Datos EPA. 3T. 2020. Población total: 47.329.981. Activos. Ocupados: 19.176.900 + Parados: 3.722.900 = 22.899.800. Pensiones: Octubre – 2020 – 9,77 millones, lo que implica que hay más de 9 millones de pensionistas).

Racionalmente, resulta admitido casi por unanimidad por todos los expertos, que el objetivo para mantener el sistema debería ser avanzar hacia un tipo contributivo, aunque la parte asistencial seguiría existiendo por imposición del artículo 41 de la C E., por lo que se precisaría, recuperar el factor de sostenibilidad, mejorar a los trabajadores que retrasen su jubilación, fomentar el ahorro privado con planes de empresa, abrir una cuenta de ahorro a largo plazo a los mayores de edad con cargo al Estado y, así, un largo etc. de medidas, que el Pacto de Toledo ha ignorado, haciendo un brindis al sol.

El Acuerdo del Pacto de Toledo, con su aprobación inexplicable de la realidad y complaciente con una temerosa alianza de todos contra todos y caiga quien caiga, se limita a engañar a los españoles, ya que, sí o sí, con lo aprobado, se está expoliando el ahorro conjunto de los activos para sufragar unas pensiones desfasadas, que impedirán sostener a sus perceptores futuros.

Finalmente, no se puede olvidar, que la Constitución Española establece en su artículo 41, “que los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres”.

Es por ello, que nadie pude obviar, que todos los españoles tienen derecho a unas prestaciones suficientes y que el desempleo, se quiera o no se quiera, esta dentro del Sistema de S. S., razón por la que cuando de habla de -gastos impropios-, que se quieren sacar de las cuentas de la S. S., entiendo que se está olvidando nuestra Carta Magna en estos supuestos.

El problema no está en subir las prestaciones cuando no se puede financieramente, sino que en España los recursos del Sistema de S. S. no se distribuyen en base al principio de igualdad constitucional (art. 14 C. E.), de forma, que entre la prestación por ejemplo, de una viuda/o y la prestación máxima de jubilación existe un abismo de desigualdad, y, no me sirve, que se diga, que la diferencia está en que se ha cotizado más al Sistema (aunque siempre con aportaciones topadas), ya que cuando la S. S. pasa a ser financiada con impuestos de todos los ciudadanos (en 2020 los prestamos del Estado han sido de 51.000 millones, sin hablar del déficit de la S. S. que será pagado siempre por el Estado),  ese argumento no sirve ni puede tener valor alguno.

N. B.  Creo, el acuerdo del Pacto de Toledo sobre las pensiones indexándolas al IPC es un disparate, aunque todos los políticos benefactores, a sabiendas, han creado a los españoles un buen sueño imaginario, tan bueno que nos lo podemos creer, es decir, la S. S. es un Ente maravilloso, que flota en el vacío de los gastos impropios, de los préstamos y de las transferencias del Estado benefactor inacabable.

Discutir una cosa tan buena, se presenta complicado, aunque todos los españoles perciben, que es un engaño y que la realidad es mucho más perversa, aunque, ¿quién se atreve con la verdad oficial, aplaudida por todos los políticos y todos los medios de comunicación buenistas de un bienestar necesario, según el Pacto de Toledo talismán indiscutible y oráculo de la verdad?

Sin embargo, el final desequilibrado está más cerca, así, que, o corregimos en rumbo, o cabalgamos hacia el desastre final. Es necesario volver a la realidad, pues, se diga lo que diga el Pacto de Toledo y sus voceros, no se podrá aguantar un gasto público alejado de la verdad, y, los ajustes llegarán impuestos por la U. E., por la simple razón, de que la Unión sabe que el sistema actual es inviable.

La S. S. no podrá seguir flotando en el vacío intemporal de su propia realidad deficitaria, razón por la que muchos esperamos, que la cordura y la responsabilidad vuelvan cuanto antes.

Córdoba, a 22 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Vacunación masiva – Fondos Recuperación – previsiones de futuro (la piel del oso vendida demasiado pronto)

Es habitual, que el Gobierno venda buenas noticias de forma continua (incluso es comprensible), pero que suelen ser noticias futuras en su cumplimiento, aunque tienen la virtud de que se publicitan de forma muy favorable al Gobierno, produciendo una bonanza inmediata casi para todos los españoles, que hacen auto de fe de algo que no se concreta sino en tiempos lejanos.

** Señalaré dos casos de noticias buenas magnificadas, que se encuentran dentro de ese cajón sorpresa de promesas prorrogadas en un tiempo inconcreto, así:

* Vacunación masiva inminente.

El Presidente del Gobierno en su último “Aló” televisivo ha dicho, que para el primer semestre de 2021 la mayoría de la población estará vacunada, supuesto muy deseable y que se espera, se materialice cuanto antes. Sin embargo, ya han dicho en la U. E. que una vacunación masiva solo llegara a finales de 2021.

* Fondos de recuperación de la U. E., ya casi gastados (al menos, ya figuran en los PGE).

El Presidente del Ejecutivo, después del éxito del Acuerdo sobre los Fondos de Ayuda de la U. E. (por cierto, muy aplaudido), también, nos informó televisivamente, que esas ayudas comunitarias, prácticamente, ya estaban aquí, aunque por lo que se está viendo, están apareciendo problemas para su efectiva realidad, derivados condicionalidades acordadas y aceptadas por todos sobre el estado de derecho, que algunos Estado miembros ven de aplicación desigual y, en su opinión, discriminan a algunos Miembros de la U. E., rompiendo el principio de igualdad y de respeto a los derechos de las minorías.

En resumen, algunos Estados han hecho uso de su derecho de veto y los Fondos están bloqueados. Así mismo, los “llamados Líderes de la U. E.” en su última Cumbre, ni siquiera se han ocupado del asunto con la seriedad que merecen, siendo, por lo que se ve, para ellos un asunto menor, y, por descontado, a los ciudadanos europeos no se les ha informado de nada, como casi siempre, tendiéndose un tupido velo sobre el asunto, no sea que los europeos de la Unión se enteren de algo.

** Lo expuesto, son dos ejemplos de previsiones públicas optimistas, quizá en exceso, que se vuelven ilusorias, pero que no pasa nada porque se soslayen después, ya que, lo esencial es el mensaje exitoso, siendo la rectificación posterior una demostración de humildad encomiable.

Es cierto, que aquí convergen dos tendencias, que tratan de enfocar el asunto de forma diferente, ambas con sus partidarios y detractores: una, que apoya sin fisuras el optimismo vendido publicitariamente antes de haber cazado el oso, y, otra, que sostiene que la prudencia es una cualidad conveniente, cuando la incertidumbre es real, que siempre, además, debe venir acompañada de una información veraz completa e inmediata al ciudadano.

Los casos expuestos, sin duda, no son únicos, pues basta citar, por un lado, unos P. G. E., que parecen imaginarios, tanto en sus ingresos como en gastos presupuestados, y, por otro, el crecimiento anunciado de nuestra economía por la Vicepresidenta Calviño, así que, para no embarrar un poco más el asunto, los dejamos para otra vez; así como, la situación financiera de la Seguridad Social, la deuda pública, el déficit consolidado del Estado, las políticas del mercado de trabajo y empleo, el paro, etc., donde se están lanzando noticias, que nunca se harán realidad con todos sus aspectos negativos, que, sí o sí, se tratan de ignorar.

N. B.  La vacunación masiva y los Fondos Recuperación de la U. E. son dos ejemplos claros de previsiones vendidas antes de tiempo, donde se vende la piel del oso antes de haberlo cazado.

Lo dicho, no supone, que no se quiera que se hagan realidad los hechos publicitados por el Gobierno y su Presidente, sino que, lo más indicado es, que, en base a una información veraz y completa al ciudadano, se presenten planes rigurosos de cumplimento de lo que se vende, de forma, en la medida de lo posible, no se produzcan fallos, que distorsionen toda previsión emitida en cumplimiento de una propaganda estéril, que al final daña la confianza de la sociedad y lleva a la desilusión.

La confianza es algo difícil de conseguir, pero harto fácil de perder, ya que, la reputación de un Gobierno no es una cuestión del corto plazo, sino de llegar a u na meta cierta, aunque sea medio y largo plazo dentro de un clima de realidades y de objetivos conseguidos, puesto que lo contrario conduce a la desesperanza.

 En resumen, no se trata incentivar la desconfianza en las noticias del Gobierno, sino, de crear una situación donde la sociedad civil participe en la toma de decisiones en base a una información veraz e inmediata, convencido, de que solo hechos ciertos encastrados de verdad en la realidad, nos pueden sacar de la desilusión.

Córdoba, a 21 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.