Tag Archives: Andalucia

Paro España, Andalucía y Córdoba (preservar el tejido productivo es ineludible para conservar el empleo)

 

Me preguntan que tengo que decir ahora del empleo y del paro, pues llevo tiempo sin hablar de este tremendo problema, que siempre he dicho, que es el principal desafío que tiene España y, además, siempre irresuelto y abandonado, sin hablar de Andalucía donde ya duele el corazón, así que daré mi opinión derrumbado como estoy en la tristeza, así que vamos a ello.

** Decía hace días, a modo de introducción, que se estima, que en torno al 24% de la materia del universo está compuesto de materia oscura, cuya composición se desconoce. La materia oscura es un término genérico para eso (materia) que debe estar allí, pero que no podemos ver (oscura). Nadie realmente conoce qué es, sin embargo, desde hace unos 90 años se sabe, que existe un elemento en el universo que condiciona el movimiento de los astros a gran escala y que llamamos materia oscura. Al día de hoy sigue siendo una tremenda y desconocida incógnita. Al parecer Jan Oorts, tras medir toda la masa contenida en nuestra galaxia, llegó a la conclusión de que no había suficiente materia como para retener a las estrellas y evitar que salieran proyectadas: a ese déficit se le conoce como materia oscura. Según sus cálculos, debería haber en el universo cinco veces más de materia oscura que de materia visible.

**  Sin duda, ahora, en estos tiempos de incertidumbre, aunque la Ministra de Trabajo Yolanda Diaz entre risas inexplicables diga confusamente, entre otras cosas disparatadas, que “los trabajadores afectados por los Ertes no son parados, están activos” (el Ministerio reconoce oficialmente 620.000 trabajadores afectados, aunque los empresarios, sindicatos y ETT calculan una cifra de 3.000.000 de afectados), el paro es el principal problema de España y, por descontado de Andalucía -dejando aparte la pandemia, que llena de enfermos y muertos todo el país-. Se puede decir, que el paro en España es parte de esa materia oscura, que existe, pero parece que nadie quiere ver en su cruda realidad, como prueban las desafortunadas palabras de la Ministra de Trabajo.

** El desempleo en España, con toda su crudeza (exceptuando la epidemia del coronavirus), es nuestra principal y gran desgracia (que ya dura demasiado tiempo e irá en aumento exponencialmente según todos los indicios, como la materia oscura cinco veces más), muy difícil de explicar y aun más de solucionar, pero está claro, que hay que empezar a tomar medidas urgentes para proteger el tejido productivo y planificar el arranque de la recuperación.

Los datos de la EPA (4T-2019), (miles), que se detallan no significan nada en estos momentos, pero son imprescindibles para comprender la magnitud el problema, de forma qué si antes estábamos mal, lo de ahora es una catástrofe, así:

Habitantes                                                  47.100.3

Ocupados                                                    19.966,9

Tasa de paro                                                   13,78

Parados                                                          3.191,9

Tasa de actividad                                            58,74

Según la EPA, 4T 2019 (miles), el paro en Andalucía se elevó a  823,9. personas,  -hombres 385,9 y mujeres 437,9- (Tasa andaluza  20,80% – 17,82% hombres y 24,40% mujeres);  por otro lado, el paro de larga duración -personas que llevan más de un año en esta situación- supone a final de 2019 en España el 44,3% del total de desempleados y en Andalucía el 44,6%, lo que conlleva una cifra de parados de larga duración de 367.459 en Andalucía y, de estos, 191.446 son mayores de 50 años (hombres 34.116 y mujeres 46.713). Bajando el nivel territorial, en Córdoba (tasa de paro general del 23,74% – EPA) los parados de larga duración mayores de 50 años (17.517 personas – Tasa de 9,15% del total andaluz) se encuentran colocados en una tasa provincial general, según el tramo de edad, de un mínimo de 38% y un máximo de 52,6%.

**   Cambiando el tercio, los datos que el Gobierno ha dado a conocer este jueves con las cifras del tercer mes del año y, que se preveía que fueran malas, lo cierto es que han resultado desmoralizadoras, debiendo, además, partirse de que son cifras oficiales y que la materia oscura del desempleo es cinco veces superior, sin ninguna duda. Nunca el registro histórico mensual había arrojado un número de 302.365 desempleados. Por otro lado, si se examinan las cotizaciones a la Seguridad Social, la visión es muy preocupante, de forma, que oficialmente, sólo en marzo se perdieron 833.979 afiliados, algo históricamente desconocido.

Extrapolados los datos a Andalucía, donde ya partíamos de unas cifras tremendas y una tasa de desempleo inasumible, los resultados, nos llevarán a una tasa de paro cercana al 42,5%, siendo prudentes, en razón, de que los sectores más afectados han sido los servicios, entre ellos hostelería y auxiliares, aunque otros, como la construcción paralizada, la pesca a medio gas, etc. etc., de forma que ahora solo nos sostiene un poco el campo. Finalmente, los empleos destruidos en Andalucía, ahora mismo, es algo muy difícil de calcular, aunque me temo, que será una cifra de proporciones tremendas y en aumento.

** Si  el coronavirus ha provocado un descalabro del empleo en marzo,  que con toda seguridad se reproducirá en los próximos meses, si tenemos en cuenta las medidas adoptadas, y, que, por otro lado, lo que más preocupa,  es que el Gobierno ha olvidado los retenes de la recuperación, lo que conllevará, además, una prolongación en el tiempo de la situación al haber casi desaparecido el tejido productivo, es inevitable, adoptar medidas económicas y sociales, que en la medida de lo posible preserven una base estable del tejido productivo, que permita el arranque de la actividad económica con creación inmediata de empleo.

N.B. El problema del paro en España, en Andalucía y en Córdoba es preservar el tejido productivo, como paso previo para crear empleo en el futuro con la máxima rapidez, cuando controlemos la pandemia, y para conseguirlo necesitamos mantener unos retenes básicos de dicho tejido productivo, de forma, que la parada completa de la actividad económica debe durar el mínimo tiempo posible, adoptándose desde ya, medidas de reinicio de la actividad productiva paulatinamente y de forma sostenida.

Córdoba, a 3 de abril de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA – Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Misterios (hay cosas inexplicables, aunque comprensibles, pero hay otras inexplicables e incomprensibles)

 

Citaré tres casos inexplicables y veremos sin algunos de ellos se pueden comprender partiendo de criterios racionales con mayor o menor exactitud, así que veamos esos misterios:

**   El misterio de la figura gigante que apareció en un desierto de Australia, llamada “El Hombre de Marree”.

Hace unos 20 años un piloto de helicóptero que sobrevolaba la región central de Australia detectó la figura de un hombre gigante grabada en la superficie de la tierra. Parece que la tremenda figura de 4,2 km de altura, situada en una remota altiplanicie en el estado de Australia Meridional, corresponde a un cazador aborigen y es uno de los geoglifos más grandes del mundo. Al día de hoy persiste el misterio de ¿quién lo creó? y ¿por qué?

A pesar del misterio se puede comprender, haciendo un esfuerzo de lógica racional, que quien fuera que lo creo, quería, sin duda, enviar un mensaje positivo y, además, creo una obra de arte universal, y, como las figuras de Nasca descubiertas en Perú, quizá algún día pueda ser declarada dicha figura gigantesca patrimonio de la humanidad.

** Otro misterio, esta vez “lafferiano”, es que en Andalucía el Gobierno de la Junta ha conseguido una cuadratura del círculo, de forma que bajando los impuestos han conseguido aumentar la recaudación, así, concretando, el saldo desde enero hasta noviembre apunta que se ha producido un aumento de 101 millones de euros en los ingresos tributarios que maneja la Junta. Para ser precisos, el mismo periodo del año 2018 había generado 14.818 millones de euros, mientras que los once primeros meses de 2019 dejaron en la caja andaluza unos 14.919 millones.

A pesar del misterio se puede comprender con un razonamiento de lógica racional, que la política fiscal de la Junta de Andalucía con el Gobierno del Cambio ha acertado de lleno, sin la menor duda con su política de bajar los impuestos, produciéndose un efecto positivo, además, favorable para todos los andaluces, se quiera reconocer o no.

** Otro misterio, aunque esta vez “parece de política ficción”, y, es que la Ministra de Justicia -en funciones- de un día para otro ha pasado a ser Fiscal General, consiguiéndose, además, que el mundo de la justicia quede silente, callado e incluso satisfecho. Entiendo que dicho nombramiento puede ser legal, pero difícilmente es aceptable en un estado de derecho. Se mire como se mire, es un nombramiento que rechina y produce manifiesta inquietud a todos los que defendemos y creemos en una división de poderes real y verdadera.

Este misterio desde un razonamiento de lógica racional resulta inexplicable e incomprensible, no tanto por el nombramiento en sí, como por la falta de reacción del mundo de la justicia y por las consecuencias futuras qué para todos los españoles, tendrá esa mutilación evidente de la división de poderes.

Finalmente, poner a la vista de todos los misterios precitados para que se vea claramente la diferencia entre inexplicable e incomprensible, ya que cuando concurren los dos calificativos, la cuestión se enturbia de forma irreparable y los daños pueden ser exponencialmente crecientes en todos los sentidos.

N.B. En resumen, como decía, hay cosas inexplicables, aunque comprensibles, pero hay otras inexplicables e incomprensibles. Entiendo, qué a la vista de lo dicho en estos tres misterios, cada uno puede sacar sus conclusiones y elegir libremente, pero que no se equivoquen al elegir o/y aceptar supuestos contrarios a la libertad, hay sin duda un camino de no retorno.

Córdoba, a 15 de enero de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

SEMEJANZAS (el Gobierno interviene las cuentas en Andalucía y Europa ningunea a España)

 

A veces asuntos de apariencia diversa en realidad son una misma cosa: “Un abuso incalificable donde se busca humillar a -las víctimas-, pues no basta con perjudicarlas, es imprescindible que sientan la cuerda alrededor del cuello mientras se las ahoga”.

Citaré dos casos (aunque desgraciadamente existen muchos más), que presentan una apariencia de diversidad, pero que de hecho son una misma cosa despreciable, se mire como se mire, así:

** El Gobierno de España interviene las cuentas de la Junta de Andalucía, ninguneando el Gobierno autonómico y, sobre todo, perjudicando sin pudor a todos los andaluces.

Nota: Que luego nadie se queje de episodios de violencia, que sin duda surgirán en Andalucía, aunque el Gobierno Andaluz ponga buena cara y trate de asimilar y minimizar el tremendo ataque dañoso a todos los andaluces (a Andalucía).

**   Europa (todos sus miembros son Europa -UE-) lleva años ninguneando de todas las formas posibles a España, lo último (una especie de regalo navideño) ha sido la decisión del Tribunal Europeo de Luxemburgo de conceder la inmunidad parlamentaria al Sr. Junqueras, pronunciada en audiencia pública en Luxemburgo el 19 de diciembre de 2019.

Nota: Soy de los convencidos de que esta Europa no es la UE de los ciudadanos, a la vez que estoy convencido de que otra Europa es posible e inevitable. La actual UE tal y como funciona es una fábrica de euroescépticos.

Luego vendrán los buenistas defendiendo, muchas veces interesadamente, esta Europa de los políticos, como el Sr. Draghi -el amigo de los políticos y el enemigo de los ciudadanos-, aunque luego se quejan de los populistas, pero solo hay que mirar  un poco, y, se verán, chalecos amarillos, dirigentes políticos bromeando y riéndose del Presidente de los EE.UU, casos como los de Polonia, Bancos tomando dinero al 0% del BCE y que nunca llega a los ciudadanos, el Reino Unido que se va de UE -con razón o sin ella, pero se va-, intromisión intolerable de la UE en la soberanía de los países miembros, desconocimiento de los ciudadanos de todos los políticos de la UE, crecimiento exponencial de los gastos de la UE, limitándose día a día los derechos de los ciudadanos, el alejamiento cada vez mayor de la UE por los ciudadanos, que la ven como algo inalcanzable., etc., etc.

Solo a título de simple ejemplo: Los EE. UU. no reconocen ninguna instancia superior a la del propio Tribunal Supremo y le otorgan la última voz para dictar sentencia. Visto el trato que dan en Europa a nuestro Tribunal Supremo, ¿no sería posible reclamar para España una primacía de las sentencias de nuestro Alto Tribunal como ocurre en los EE. UU.?

**    Por todo lo dicho, las semejanzas entre los casos expuestos, aunque puedan parecer forzadas no deja de ser una realidad, ya que solo se ve abuso de poder de los que mandan y humillación de los ciudadanos a los que dicen servir, tanto en Europa como en España.

N.B. Las semejanzas son, sin duda, un abuso incalificable donde se busca humillar a -las víctimas-, pues no basta con perjudicarlas, es imprescindible que sientan la cuerda alrededor del cuello mientras se las ahoga. Los ciudadanos -andaluces o europeos- se convierten en siervos de aquellos que dicen defenderlos.

Córdoba, a 21 de diciembre de 2019

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Sanidad andaluza II (10.824.5 millones al alza es un problema, se mire como se mire)

 

Decía el otro día que Andalucía tiene un grave problema con la sanidad, y, concretando lo dicho, se pone de relieve que su coste es la partida más elevada de la Junta de Andalucía, ya que para 2020 se eleva a 10.824,5 millones, con una subida de casi el 4,5% respecto al año anterior, siendo, además, lo más preocupante que esa cifra de gasto es deficitaria. A vista de lo expuesto se puede concretar una pregunta: ¿Cuál es el déficit real y como se va a cubrir una subida del gasto inasumible e insostenible?

Decía el otro día, que la realidad de la sanidad andaluza es difícil de ignorar y es conocida de forma silente y cómplice por todos, aunque no sé si aceptada por todos, pero sea cual sea lo que hay, lo cierto es que así no podemos seguir; hay que poner sobre la mesa la realidad, repartiéndola de forma justa, y, reclamando lo que se debe a Andalucía con criterios de permanencia y adecuándolo a los cambios, que se producen día a día.

Solo con una absoluta transparencia se puede solucionar el problema. Entiendo, que hay que empezar por reconocer la realidad y actuar en consecuencia. Está muy claro, que no es fácil en ningún sentido, pero disfrazar la realidad y no hacer frente al problema será siempre peor e irreversible. Es lo cierto, que el gasto de la sanidad en Andalucía crece proporcionalmente por encima del crecimiento de la economía andaluza, razón por la que no queda otra solución posible (salvo milagros múltiples, supuesto muy dudoso), que poner sobre la mesa esa realidad, explicarla a los andaluces con sus causas más evidentes y proponer soluciones de todo tipo, pero que todo el mundo sepa lo que hay, ya que sin sacrificios y control exigente del gasto, ejerciendo, a la vez, firmeza frente al poder del Estado no habrá soluciones creíbles (hay que exigir, lo que se nos debe, otros con menos razones llevan años haciéndolo y parece que les da resultado).

N.B. Creo que solo cabe una pregunta para empezar: ¿Cuál es el déficit real de la sanidad andaluza, y cómo y cuándo se piensa cubrirlo?

Córdoba, a 6 de diciembre de 2019

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

 

Sanidad andaluza (reconocer la realidad y actuar en consecuencia)

 

Seguimos con preguntas repetidas una y otra vez, así que vamos al asunto. Decía el otro día, que el desempleo y la pobreza eran dos de los cinco problemas o asuntos más importantes, que tenemos sobre la mesa; ahora añadiré uno más, que es la sanidad, concretándola en Andalucía.

Que Andalucía tiene un grave problema con la sanidad es algo incuestionable, así que señalaré, sin animo excluyente, algunas de sus causas más notorias:

 *   En su día, se aceptaron unas transferencias de servicios sanitarios, valorados a la baja en todos los conceptos evaluables, de forma, que desde entonces venimos arrastrando un déficit innegable y difícil de ocultar.

La tasa de desempleo existente en Andalucía, que supera todo lo admisible en esa cuestión, desempleo que se ceba, especialmente, en los jóvenes y en los mayores de 50 años.

 *  El nivel tan elevado de andaluces en el umbral de la pobreza, muchos de ellos por sus condiciones de precariedad en sus condiciones de trabajo (contratos temporales, salarios bajo mínimos, jornadas extenuantes, etc.).

*   Concentración, en continuo aumento, de personas mayores de toda España, que buscan las mejores condiciones de vida legítimamente, pero que ocupan un nivel destacado en el uso y disfrute de la sanidad andaluza.

El creciente número de extranjeros asentados en Andalucía, qué entre otras cosas, vienen buscando y atraídos por la sanidad andaluza, cosa que no encuentran en sus países de origen.

*  El constante aumento de la presión inmigrante, controlada o no, pero con acceso a la sanidad universal.

El descenso constante del PIB andaluz, unido, a la vez, al reparto desigual del mismo en Andalucía, lo que origina, además, tensiones entre las ocho provincias.

*  Descontrol en el gasto publico sanitario, donde se busca, desde hace mucho tiempo, la propaganda política, dejando a un lado la realidad andaluza y sin prioridades ajustadas a la realidad, primando siempre criterios de oportunidad.

*  Desigual e injusto reparto del gasto sanitario entre las ocho provincias andaluzas, donde priman los criterios políticos, cuando el gasto, por principio, debe estar regido por las necesidades presentes y, sobre todo, futuras, y, a la vez, calculadas todas con parámetros de crecimiento inversamente proporcional a la riqueza provincial.

*   La urgente necesidad de reclamar al Estado el déficit inicial perversamente aceptado en silencio cómplice, de manera que se cuadre un presupuesto real del gasto sanitario, reclamando, a la vez, los aumentos del gasto sanitario derivado de las transferencias de personas, que no solo Andalucía debe soportar.

*   Explicar claramente a los andaluces la realidad del gasto sanitario y su déficit intrínseco, de manera que puedan elegir soluciones, prioridades y sacrificios, si fuera necesario.

** Estas realidades de la sanidad andaluza son difíciles de ignorar y son conocidas de forma silente y cómplice por todos, aunque no sé si aceptadas por todos, pero sea cual sea lo que hay, lo cierto es que así no podemos seguir; hay que poner sobre la mesa la realidad, distribuirla de forma justa, y, reclamando lo que se debe a Andalucía con criterios de permanencia y adecuándolo a los cambios, que se producen día a día.

N. B.  Entiendo, que reconocer la realidad y actuar en consecuencia no es fácil en ningún sentido, pero disfrazar la realidad y no hacer frente al problema será siempre peor e irreversible. Vivir en “la nube como un archivo digital” puede ser una distracción incluso aceptable, pero desde luego no resuelve el problema y nos sitúa día a día en la desesperanza.

Córdoba, a 4 de diciembre de 2019

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.