Tag Archives: CC.AA.

II. Desigualdad entre los españoles (es más bien verdad)

 

En diciembre de 2019 colgaba en la web un artículo con el título: “IGUALDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES (¿es verdad o mentira?)”, donde, entre otras cosas, señalaba:

<<Que la Constitución dice en su artículo 14, “que los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”; y, también, decía que lo que la Constitución recoge en su artículo 14 no deja lugar a dudas, pero que una cosa es lo que -consagra- nuestra Carta Magna y otra la realidad de lo que existe sin ningún pudor en España. Es lo cierto, que España es a día de hoy un país desigual y en proceso de destrucción desde su interior. La igualdad entre españoles simplemente no existe>>.

En el mismo sentido, hoy se puede afirmar, que la realidad económica de España (en casi todos sus parámetros básicos) confirma, sin ningún género de dudas, que estamos ante una España completamente desigual, así:

En materia de empleo, paro, riqueza, salarios, crecimiento, pensiones, sanidad, incluso, natalidad y envejecimiento las diferencias entre las distintas CC. AA. (entre españoles) es una desagradable realidad, pero lo más preocupante y significativo está en que el problema de los desequilibrios aumenta día a día.

Conviene por tanto examinar algunos (no todos) parámetros concluyentes:

* En materia de financiación, mientras Cataluña y País Vasco, se ven premiadas por su lealtad a España, las CC. AA., especialmente, las gobernadas por el PP y algunas otras, se ven castigadas económicamente por el Gobierno Central una y otra vez; la última está en la negativa del Gobierno Central (Ministra de Hacienda) a realizar la devolución del IVA, limitación que no afectará lógicamente a Cataluña ni al País Vasco.

*  En materia de crecimiento económico, unas comunidades autónomas están creciendo de forma continuada y acelerada y, en cambio, otras o no crecen o están estancadas. Por ejemplo, Madrid es sin la menor duda la máquina de crecimiento económico más potente de España, mientras Extremadura entre otras se estanca cada vez más.

*  Mirando al empleo, las diferencias no pueden ser mayores, ya que, por ejemplo, la Comunidad de Madrid, durante el año pasado, creó 138.900 empleos, de manera que si comparamos esta cifra con los 402.300 empleos que se crearon en España el pasado año, las desigualdades necesariamente  saltan a la vista sin ningún esfuerzo.

Por otro lado, el crecimiento interanual de empleo en el cuarto trimestre de 2019, que fue de 402.300 empleos, más de la mitad, el 52,3%, se debe a las comunidades y ciudades autónomas donde no gobierna el partido del Gobierno Central y si el centro-derecha (Andalucía, Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid, Murcia, Ceuta y Melilla).

*  Si pasamos al paro, las desigualdades son tremendas, así, Andalucía y Extremadura están por encima de la media de España, y mucho más, si miramos el paro de mujeres y jóvenes.

Curiosamente, según la EPA, el paro descendió en 22.500 parados en tasa intertrimestral, mientras que en las CC. AA. donde el gobierno tiene orientación de centro-derecha el paro disminuyó en 27.400 personas.

2019.T4. EPA. (miles)

Ocupados                                                    19.966,9

Tasa de paro                                                     13,78

Parados                                                          3.191,9

Tasa de actividad                                        58,74 0,13

Centrándome solo en Córdoba, señalar que sigue estando a la cabeza de España en la tasa de paro, solo precedida por Ceuta, Melilla, Cádiz y Badajoz).

El paro sube en Córdoba en el último año y su tasa es la segunda más alta de Andalucía: La provincia ha cerrado 2019 con un aumento del paro en 6.300 personas respecto al año anterior, registrando 87.900 desempleados y una tasa del 23,70%, la segunda más alta de Andalucía. La EPA sigue reflejando las dificultades que tienen las mujeres para acceder a un puesto de trabajo. De las personas empleadas, 122.200 son mujeres, lo que supone solo el 43,2% del total, mientras que 160.600 son hombres. 

* Si hablamos de pensiones, las desigualdades en su cifra económica, vuelven a ser significativas, ya que Andalucía y Extremadura, por ejemplo, están muy debajo de las pensiones que se perciben en el País Vasco o Madrid.

* Si hablamos de salarios, señalar, que el salario medio en España, en 12 pagas, ronda los 1.850 euros, en cambio, CC. AA. como Andalucía y Extremadura se sitúan en su salario medio sobre los 1. 500 a 1.600 euros. Quede claro que hablamos de salarios medios de España, ya que, si comparamos directamente con Madrid, País Vasco y Cataluña se verá que están muy arriba del salario medio de España.

Finalmente, las desigualdades recogidas ponen de relieve las diferencias entre las distintas comunidades autónomas en España, de forma que existen ya desigualdades importantes entre las CC. AA, pero lo peor es que esas diferencias por muchos motivos van a más día a día.

N.B. Como decía en el primer artículo, es lo cierto, que España es a día de hoy un país desigual y, a mayor inri, en proceso de destrucción desde su interior. La igualdad entre españoles simplemente no existe y lo más preocupante es que está aumentando inexorablemente la desigualdad entre ellos día tras día sin dique alguno. El Gobierno Central y todos los demás deben modificar de raíz las políticas aplicadas, ya que si seguimos el camino de la desigualdad vamos derechos al abismo de una destrucción muy complicada y segura.

Córdoba, a 10 de febrero de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

 

Desequilibrios en España (un problema de tremenda magnitud e importancia, que se revela como algo estructural y de larga duración)

En España existen muchos problemas de todo tipo, estructurales y coyunturales, pero desde una perspectiva por importancia y dimensiones señalaría que los “desequilibrios dominantes”, que sin duda tienen naturaleza estructural, son unos de los más preocupantes, cualquiera que sea el prisma desde el que se examine la situación, así, exponiendo en relieve algunos de ellos:

a).- El Ministro Sr. De Guindos ha afirmado recientemente que el crecimiento de España se situará en el 3%; siendo posible la predicción del Ministro de Economía, también es un hecho cierto que las cifras de empleo no alcanzarán un crecimiento semejante, como máximo el empleo crecerá un 1,5% (no quiero analizar el tipo de empleo que se creará ni otras cuestiones parecidas, como puede ser el empleo juvenil).

Según la EPA 4-T, la tasa de paro está en el 23,7%, por lo que sólo para bajar 3,70 puntos en la tasa de paro y situarnos en un 20% necesitaríamos, como mínimo más de dos años, lo que supone, que para llegar a una cifra de paro aceptable, es decir, bajar 15,7 puntos tardaríamos, siendo positivos, más de diez años.

b).- Los ingresos de los españoles, en mi opinión, cada vez presentan una brecha mayor, creciendo la desigualdad.

Según el último Barómetro del CIS: Hasta 900 euros de ingresos netos/mes se sitúan un 47,9% de españoles y de 2.401 euros de ingresos netos/mes  en adelante se posicionan un 1,9% en una cifra de 437.509,20 personas. Asimismo, según los datos del CIS hay 4.467.199,20 de personas (relación EPA 4 T) que no tienen ningún ingreso neto, exactamente un 19,4%.

En un cálculo aproximado, sobre 19 millones de españoles ingresan menos de 1.000 euros brutos al mes. O lo que es lo mismo, 14.000 euros anuales antes de pagar impuestos incluyendo dos pagas extraordinarias.

Por otro lado, sin exagerar, podemos calcular que más de 10.000 personas en España forman parte de ese colectivo llamado “asesores políticos y de confianza”, con una media de ingresos de 50.000 euros anuales.

c).- Si examinamos la realidad del desempleo, se observan a simple vista, desequilibrios importantes entre las distintas CC.AA., ya que las tasas de desempleo de Andalucía y las de la Rioja o País Vasco, no admiten comparación.

d).- El crecimiento económico por sectores en España presenta desequilibrios muy considerables y preocupantes, ya que frente al aumento del sector turístico innegable y en alza, otros sectores como la agricultura o la construcción (solo por citar algunos) muestran una atonía casi irreversible.

f). En cuanto a las pensiones, frente a una pensión máxima aprobada de 2.560,9 euros, que reciben muy pocos pensionistas; sobre 2.000.000 de pensionistas perciben de 2.000 a 2.560,9 euros mensuales, por 14 pagas,  alrededor de 5.500.000 pensionistas están por debajo de los 900 euros mensuales, por no hablar de las pensiones de viudedad, orfandad e incapacidad.

Conclusión:  Uno de los principales problemas, que los políticos tienen que solucionar y ya, son los desequilibrios existentes en España, de los que se han señalado algunos, aunque existen muchos más, como por ejemplo, en materia de fiscalidad (piensen solo en materia de sucesiones o patrimonio), servicios sociales, etc. entre CC. AA.

Si no se resuelven los desequilibrios, la aparición de soluciones políticas “aventureras” con poder será en poco tiempo una realidad y que Dios nos coja confesados, porque, me da la impresión de que cada vez son más los cabreados, indignados y que siente que no tienen nada que perder.

Córdoba, a 8 de febrero de 2015.

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Estados Unidos y la suspensión de pagos (refinanciación, endeudamiento y un Congreso que funciona)

 

Llevamos bastantes días hablando de la suspensión de pagos de Estados Unidos, de las peleas del Presidente y de los democratas con los republicanos, de como la parte más conservadora del Partido Republicano, el Tea Party, ha logrado poner en su brete al Sr. Obama. Por todos lados, los medios hablaban del desastre y de lo malos que son los americanos, incluidos, el Presidente, el Senado y la Cámara de Representantes, pero la realidad es que el sistema funciona, como ha demostrado el acuerdo aprobado por el Congreso que reabre el Gobierno Federal. El Presidente, los demócratas y republicanos han cedido en sus posiciones en beneficio del País.

La Constitución de Los Estados Unidos de América de 1787 dice en su Preámbulo: “Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer la justicia, garantizar la tranquilidad nacional, tender a la defensa común, fomentar el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros y para nuestra posterioridad, por la presente promulgamos y establecemos esta Constitución para los Estados Unidos de América “; y, en su Artículo I, Sección 1., consagra: “Todos los poderes legislativos otorgados por esta Constitución residirán en un Congreso de los Estados Unidos que se compondrá de un Senado y de una Cámara de Representantes”.

En base a esa Constitución centenaria el Congreso de Estados Unidos aprobó el miércoles (16/10/13) por una gran mayoría el acuerdo que aleja la amenaza de la suspensión de pagos y reabre el Gobierno federal.

La Casa Blanca confirmó que el Presidente Obama sellaba con su rúbrica el acuerdo aprobado por el Congreso. Tras la firma del Presidente la ley entró en vigor y  se garantizan los fondos para la reapertura de la Administración. La ley contempla refinanciar al Gobierno federal para que pueda satisfacer todos los servicios públicos hasta el 15 de enero y elevar el límite de 16,7 billones de dólares de deuda de EE UU hasta el 7 de febrero; incluyendo el texto, entre otras cosas más,  una cláusula relacionada con la reforma sanitaria del Presidente: el compromiso de verificar el nivel de renta de quienes reciban ayudas para sufragar el seguro médico que la ley obliga a contratar.

Es decir, todos ceden, más o menos, pero el sistema funciona y beneficia a los ciudadanos, ya que para eso se creo. Barack Obama celebró de inmediato el acuerdo y animó a los congresistas a resolver “los asuntos que de verdad importan a la gente”; afirmando:“Nunca he creído que los demócratas tengan el monopolio de las buenas ideas y estoy seguro de que podemos trabajar juntos por el bien de Estados Unidos”.

Es cierto que el acuerdo es temporal, pero el problema se ha solucionado y que nadie dude que se solucionará definitivamente en el futuro.

La envidia que siento por el funcionamiento del sistema americano, se mezcla con la admiración y con un sentimiento profundo de abatimiento, cuando lo comparo con la situación política que vivimos en España. Nuestro sistema, que creamos con la Constitución de 1978, no funciona en muchos aspectos, de manera, que impide llegar a acuerdos mayoritarios en beneficio de todos los españoles. Los partidos en España son incapaces de llegar a acuerdos nacionales (véase lo que pasa con la educación, poder judicial, financiación de las autonomías, reforma de la ley electoral, etc.), por no hablar de las 17 CC.AA que dicen vertebran España. Tenemos 17 gobiernos que van absolutamente por libre, con sus 17 legislaciones (muchas dispares), 17 administraciones diferentes, etc., que conlleva situaciones esperpénticas siempre en perjuicio del ciudadano de a pié. Solo dos ejemplos: La situación de Cataluña con su declaración unilateral de independencia y el tema de la financiación de las CC.AA.

En España no es que haya discusiones entre partidos, Gobierno, Congreso y Senado y CC.AA., es que no hay nada que funcione en las instituciones políticas en beneficio directo del pueblo. En Cataluña el Gobierno central está cruzado de manos y los propios catalanes no se entienden ni ellos, nadie intenta negociar en el Congreso y en el Senado para llegar a un acuerdo de amplia mayoría para aprobar una Ley que resuelva el gravísimo problema planteado en Cataluña. Es imposible llegar y alcanzar acuerdos en un sistema como el nuestro, ya que todos los políticos saben que hagan lo que hagan, perjudiquen al pueblo o lo beneficien (esto último raramente) seguirán en el cargo público “sine die”, porque el pueblo español no puede votar lo que quiera y castigarlos con su voto, sacándolos de la vida pública para siempre. Saben, que con las listas cerradas, el predominio de la disciplina despótica de las cúpulas de los partidos y el sistema absolutamente cerrado que imposibilita totalmente la renovación, sus actos políticos de cualquier clase o cualidad quedarán impunes y sin castigo. Los casos de corrupción que asolan España de norte a sur son el mayor ejemplo de la crisis profunda del sistema, ya que nunca pasa nada. Los aforamientos de los políticos, la casi desaparición de la división de poderes, la amenaza que implica que los mismos seguirán gobernando si o si, y otras muchas cosas hacen que la indefensión del pueblo sea manifiesta y clamorosa.

Es cierto, que el sistema americano tiene deficiencias, pero la verdad es que al final funciona y el político que se corrompe, comete errores económicos o de cualquier otra clase, daña consciente o inconscientemente al pueblo o se aparta de su electorado incumpliendo sus promesas al final lo paga y se le piden responsabilidades, quedando claro que nunca más será elegido para un cargo público. Los ejemplos de responsabilidades, dimisiones, retiradas obligadas y no, no reelecciones de congresistas y senadores son muy numerosas, incluidos presidentes, como es público y notorio.

Finalmente, la envidia manifestada por un sistema que funciona, mejor o peor, pero que funciona, me lleva a pedir al pueblo español, que luche sin pausa por todos los medios posibles por sus derechos y libertades, hasta conseguir un sistema político donde primen la justicia, la libertad y la igualdad. Está muy claro, que así, no podemos seguir.

Córdoba, 17 de octubre de 2013

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado. Inspector de trabajo y S.S. (excedente)