Tag Archives: Córdoba

Paro – España – Córdoba (datos Ministerio de Trabajo y Economía Social)

En estos días, hemos conocido los datos de junio del paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y, como siempre, se echa de menos una información veraz, pues es evidente, que esos datos no se corresponden con la realidad, son una simple figuración numérica, razón por la que, viene bien citar el dicho popular de “zapatero a sus zapatos”, pues resulta claro, que se  cuenta el paro por alguien interesado con doblez y que se sumerge en el terreno pantanoso de la irrealidad y del dato inveraz.

Es lo cierto, que España se pone a la cabeza del paro en la UE tras el confinamiento, el estado alarmante y otros dislates del Gobierno, y, por si faltaba poco, el paro registrado en las oficinas del SEPE volvió a aumentar en junio con un repunte de 5.107 parados respecto al mes anterior, hasta un total de 3.862.883 personas.

De parte de la creación de empleo, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se incrementó en junio en 68.208 cotizantes, hasta un total de 18.624.337 personas. Sin embargo, el número de trabajadores afiliados a la Seguridad Social en el último día de junio fue de 18.484.270, lo que supone un descenso de 99.906 personas desde los inicios del mes, siendo las bajas producidas el último día -161.500 -.

Por otro lado, el paro en junio sube en Córdoba en 294 desempleados y la provincia registra 86.137 personas sin trabajo, según los datos del Ministerio de Trabajo. La agricultura ha sido el sector más afectado con 671 parados hasta un total de 10.325 personas. En la industria (368), la construcción (399) y los servicios (151) ha bajado el paro. Por su parte, el número de afiliados a la Seguridad Social llegó a los 283.320, con más de 2.144 en términos absolutos en junio.

Oficialmente, el número total de parados alcanzó al finalizar junio la cifra de 3.862.883 desempleados, sin que esta cifra contabilice los trabajadores afectados por los ERTE, de hecho, contando los ERTE y los autónomos, que cobran una prestación por cese de actividad, el número de parados -el real- sería de 7,2 millones, solo con datos oficiales del Ministerio.

En resumen, veamos otros datos:

(EPA-1T-20)

Población total: 47.329.981.

Menores: 7.809.881.

Población 16 años y más: 39.520.100.

Activos: 22.994.200.

Ocupados: 19.681.300.

Inactivos: 16.525.900.

(S.S.) Pensionistas: 8.896.412.

(D.P.). Perceptores I. M. V.: 1.800.000.

(D. P.) Trab. Adm. Públic.: 2.578.388.

(D. P.) Ertes -afectados-: 3.600.000.

(D. P.) Autónomos -cerrados-: 1.300.000.

(D. P.) Parados -previsión mínima-): 7.703.057.

Finalmente, es lo cierto, qué si extrapolamos el número de inactivos conocido de 16.525.900, haciendo una media ponderada con otras cifras conocidas de desempleo, el número de parados real puede estar situado en torno a 9.000.000 de personas, vamos algo tremendo y, que, además, va para largo. Sin embargo, estimo, que no se puede dejar a nadie atrás, aunque, sin duda harán falta reforma estructurales y sacrificios de todos, sobre todo, hay que reducir el gasto improductivo en todo el sector público, pues la única solución posible es de todos con todos.

N. B. La constatación del paro en España (en Córdoba se duplica) solo según datos Ministerio de Trabajo y Economía Social es una desgracia tremenda; es cierto, como hemos hecho, que vale otra forma de contar, pero el desastre, desde cualquier mirada, es una realidad, que durará varios años, se cuente como se cuente. Veremos de dónde saldrá el dinero para cubrir todas las prestaciones resultantes, sobre todo si la U. E. empieza a dudar de las cifras y de los planes de reestructuración y control del gasto, que envía el Gobierno español; a pesar de que, incluso con la ayuda europea, si es que llega, no tendremos suficiente, será necesario acudir a más deuda pública, medidas estructurales, sacrificios y reducción del gasto público improductivo, aunque el Gobierno, por boca de su Presidente Sr. Sánchez, solo ha anunciado más impuestos.

Córdoba, a 6 de julio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Córdoba – Paro – Recuperación en W asimétrica (fases y desfases)

Estamos asistiendo, si se mira a bote pronto, a un rebote fuerte de la economía, de manera, que la Ministra de Economía Sñrª. Calviño ha señalado que tendremos una recuperación rápida en V; sin embargo, si se mira con cierta profundidad, lo cierto, es que estamos en una recuperación en W. asimétrica por zonas y sectores muy desigual. Como dice el refrán popular, como todos ellos, lleno de sabiduría del pueblo llano: “No es oro todo lo que reluce”, es decir, la economía realmente presenta una recuperación con efectos retroactivos, ya que, aunque parece recuperarse rápido y con fuerza al principio, si observamos con profundidad muy bueno no va a ser ese crecimiento y mucho menos sostenido.

Tras un desplome de la economía tan profundo, como el que se ha producido en marzo, abril, mayo y parte de junio, el inicio de la actividad en la reapertura muestra un principio de recuperación esperanzador, pero que podría tener efectos muy limitados. A la primera V con fase de rebote rápido -también porque ascendemos de un suelo demasiado bajo-, le va a seguir otra V asimétrica desfasada por sectores y zonas irregular y desigual de recuperación, que puede impedir una creación de empleo suficiente y permanente, capaz de asimilar a miles de parados y trabajadores en ertes, y, propiciando a la vez, que la economía alcance un crecimiento sostenido.

La segunda V. de la recuperación será incierta, larga y más cruenta, con empresas endeudadas y con falta de liquidez, desempleo al alza, gasto público descontrolado, déficit disparado de las administraciones públicas, y, siempre con la amenaza de rebrotes del coronavirus. Por ello, es evidente, que no será tarea fácil para el mercado de trabajo español (o cordobés) acoger a esa multitud de trabajadores en situación de ertes y/o de paro permanente, pues seguirán existiendo obstáculos variados, así,  controles de todo tipo, medidas de distanciamiento social, crisis de turismo, con el añadido de la incertidumbre que genera la crisis económica y sanitaria irresuelta. De manera, que, aunque parece posible, que se produzca un rebote casi automático a corto plazo en la actividad económica en base al levantamiento o la flexibilización de las medidas de confinamiento, es previsible que la recuperación posterior será larga y dura, muy dura. El levantamiento real de la economía con su puesta en marcha completa tardará varios años, y, mientras tanto, tendremos que soportar tasas de desempleo altas y duraderas. Especialmente, en Córdoba, la situación de paro será desastrosa, ya que, a todas las incertidumbres del País, hay que unir la dificultad añadida de un punto de partida sumamente complicado, como es público y notorio.

Los datos citados ayer, nos indican la gravedad del problema que tenemos en Córdoba, ya que, si se tiene en cuenta la historia del paro en Córdoba y provincia, que casi dobla la nacional en tasa de paroen un cálculo prudente, teniendo, además, en consideración, la constitución de nuestro tejido productivo y la desigualdad entre zonas de nuestra provincia, tanto en tejido productivo como en población, la tasa de paro se situará en un mínimo del 40% de nuestra población activa, como media, con especial incidencia, en mujeres, jóvenes y mayores de 54 años, dónde llegaremos a cifras escandalosas, todo, además, dentro de una gran asimetría geográfica.

Sin ser pesimistasino una persona realista, entiendo, que hay que afrontar el problema del desempleo con medidas estructurales a largo plazo y de manera inmediatapensando, que esto no es un problema del Ayuntamiento, de la Diputación de la Junta de Andalucía, ni del Gobierno de la Nación, porque, reitero, pertenezco a un grupo de personas convencidas de que el desempleo agobiante que soportamos en Córdoba, es un problema de todoses decirde todos los poderes públicos y de toda la sociedad civil empujando en la misma dirección; de manera, que, nadie lo dude, viene un tiempo largo de sacrificios para todos, y, que si hay que adoptar y poner medidas estructurales inmediatas son de todos y deben ser equitativas, y, que este no es un problema de un día sino de varios añospero insisto, de todos y para todos.

Que nadie lo ponga en duda, estamos en una situación extrema en Córdoba y provinciadonde todos debemos colaborar para tratar de salir a la superficie con medidas estructurales y empujando en la misma dirección, es decir, hacia la solución del problema.

N. B. En Córdoba la lucha contra el paro, implicará una recuperación en W asimétrica por sectores y zonas geográficas con fases y desfases, pero con la aplicación ineludible de medidas estructurales duraderas y con la asunción de sacrificios generales, que deben ser equitativos.

Córdoba, por su población y su situación de desempleo, solo podrá superar la situación de paro endémico, agravado ahora con la pandemia, con medidas estructurales inmediatas y permanentes con la colaboración de todos -poderes públicos y sociedad civil- y empujando en la misma dirección, teniendo todos claro que será un camino largo de varios años.

Espero equivocarme y que la recuperación sea en V. rápida y sostenida, aunque, los indicadores visibles y soterrados apuntan en otra dirección más gravosa.

Córdoba, a 23 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Córdoba – Demografía – Paro (medidas estructurales inmediatas y permanentes)

Datos.

** Demografía Córdoba. (INE)

Población residente Provincia (01(01/20): 784.256 habitantes.

Ultima década Córdoba: De 799.757 en 2010 a 784.256 habitantes pérdida de15.501 personas.

Personas mayores (60 a 90 años o más): 23% de la población de Córdoba.

Personas de 40 a 60 años suponen más del 30% de habitantes.

Jóvenes representan el 23,9% población provincial.

Nacen menos niños y se muere más gente.

Despoblación: Un 87% de las localidades han bajado en habitantes.

** EPA .1T. 20.

Ocupados     Parados    T. Actividad   T. Paro

España               19.681,3        3.313,0          58,18             14,41

Andalucía            3.107,2           836,7          56,30             21,21

Córdoba                 281,5             93,3           57,38             24,89

Los datos citados son aproximativos de la realidad actual, pero nos indican la gravedad del problema que tenemos en Córdoba, ya que, si se tiene en cuenta la historia del paro en Córdoba y provincia, que casi dobla la nacional, en un cálculo prudente, teniendo, además, en consideración, la constitución de nuestro tejido productivo, la tasa de paro se situará en un mínimo del 40% de nuestra población activa, como media, con especial incidencia, en mujeres, jóvenes y mayores de 54 años, dónde llegaremos a cifras escandalosas.

Las solicitudes del IMV en Córdoba, junto con el número de trabajadores agrícolas perceptores del PER, no darán una idea clara de la terrible situación que tenemos que afrontar y solucionar, pues así, no podemos seguir. Aquí no cuento, los inactivos permanentes y no contabilizados nunca, ni los autónomos que simplemente han desaparecido.

Que conste, que no soy pesimista, sino una persona más de las que estiman, que hay que afrontar el problema con medidas estructurales a largo plazo y de manera inmediata, pensando, que esto no es un problema del ayuntamiento, de la Diputación de la Junta de Andalucía, ni del Gobierno de la nación, porque pertenezco a ese grupo de personas, que están convencidas de que este es un problema de todos, es decir, de todos los poderes públicos y de toda la sociedad civil empujando en la misma dirección, de manera, que si hay que hacer sacrificios son de todos, que si hay que adoptar y poner medidas son de todos, y, que este no es un problema de un día sino de varios años, pero insisto, de todos y para todos.

En resumen, estamos, si o si, en una situación extrema en Córdoba y provincia, donde todos debemos colaborar para tratar de salir a la superficie con medidas estructurales y empujando en la misma dirección, es decir, hacia la solución del problema.

N. B. Córdoba por su demografía y su situación de desempleo solo podrá superar la situación con medidas estructurales inmediatas y permanentes con la colaboración de todos -poderes públicos y sociedad civil- y empujando en la misma dirección, repartiendo los sacrificios entre todos equitativamente, que serán muchos y duraderos.

Córdoba, a 22 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

II. Paro en Córdoba (vulnerabilidades y problemas de Córdoba, -de todas ellas el desempleo es sin duda el más acuciante y grave)

 

Es innegable que el arranque del año 2020, ha puesto de manifiesto el fuerte impacto que la desaceleración, la política económica del Gobierno y la incertidumbre están teniendo en uno de los principales problemas enquistados de la economía española (de Andalucía y Córdoba): el paro.

Aquí se destaca:

** Se ha producido un frenazo casi total en el mercado laboral: apenas crea empleo y el paro se cuadruplica.

** El paro y la destrucción de empleo son, sin duda, los problemas prioritarios y más graves, que nos acucian.

** Más aun, todavía se espera más desaceleración en la creación de empleo en los próximos meses.

** Volvemos a registrar datos muy parecidos a los de aquellos años 2013 y 2014, cuando España atravesaba una recesión muy preocupante y tremenda.

*** Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), 4T, Córdoba sigue estando a la cabeza de España en la tasa de paro, solo precedida por Ceuta, Melilla, Cádiz y Badajoz.

El paro sube en Córdoba en el último año y su tasa es la segunda más alta de Andalucía: La provincia ha cerrado 2019 con un aumento del paro en 6.300 personas respecto al año anterior, registrando 87.900 desempleados y una tasa del 23,70%, la segunda más alta de Andalucía.

La EPA sigue reflejando las dificultades que tienen las mujeres para acceder a un puesto de trabajo. De las personas empleadas, 122.200 son mujeres, lo que supone solo el 43,2% del total, mientras que 160.600 son hombres. Desempleo (con especial incidencia en mujeres y jóvenes, por lo que su tasa, se mire como se mire, es inaceptable).

*** Los datos que ha publicado el Ministerio de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, con lo que el número de cordobeses sin empleo llega a los 70.199, lo que supone un aumento del 5,06% respecto al mes de diciembre. Enero ha terminado en Córdoba con 3.378 parados más; además, señalar el paro sube en Córdoba en el último año y su tasa es la segunda más alta de Andalucía.

El desempleo en el mes de enero de este año,  se ha comportado de forma desigual en los sectores económicos: Ha registrado un significativo aumento en el sector servicios, se eleva el número hasta 2.286 parados más; ocurriendo lo mismo en la agricultura, con 1.664 personas más sin trabajo. En la industria hay registradas 12 personas más en paro. Por otro lado, el sector de la construcción ha anotado un descenso en el paro de 237 personas menos.

Por sexos, el paro sigue castigado a la mujer, ya que son 41.917 las cordobesas sin empleo, mientras que el número de hombres es de 28.282.

Así mismo, los contratos temporales son los que más se firman en la provincia de Córdoba, con un total de 54.934, lo que supone el 97,1% del total. Sin embargo, estos contratos han registrado una caída del 11,2% respecto al mes de diciembre, lo que significa un total de 6.985 menos.

El Ministerio también ha dado a conocer los datos correspondientes a las afiliaciones a la Seguridad Social del mes de enero. En este caso, en Córdoba hay 301.020 personas afiliadas, lo que representa una caída de 4.110 personas respecto al mes de diciembre.

Lo dicho supone, una debacle del paro y de las afiliaciones a la Seguridad Social en enero, el peor mes desde 2013.

*** Por otro lado, en España en las oficinas de empleo se registran, de media, más de 120 personas a la hora, de forma, que el volumen total de parados alcanzó al finalizar enero la cifra de 3.253.853 desempleados, la más baja en este mes desde 2008. La subida del desempleo en enero supera en casi 7.000 personas a la experimentada en enero de 2019 (+83.464 parados) y es la más acusada en este mes desde el ejercicio 2014.

N.B. Se reitera, que el paro en Córdoba presenta muchas vulnerabilidades y gravísimos problemas, lo que supone, desde cualquier punto de vista, una verdadera debacle del paro y, además, de las afiliaciones a la Seguridad Social en enero, el peor mes desde 2013. Es evidente, qué sin parar esta sangría, especialmente, en las mujeres y jóvenes Córdoba (Andalucía) no puede salir adelante.

Córdoba, a 5 de febrero de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba, Inspector de Trabajo y S. S.

 

Desplome de la inversión extranjera (en Córdoba y en España, y, además, los presagios son pésimos)

 

En Córdoba según datos de Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en los nueve primeros meses de 2019 se han invertido 2.6 millones de euros frente a los 123.13 millones contados en el año 2018. Es decir, la inversión extranjera en Córdoba se está desplomando, y, además, la poca inversión va dirigida solo al sector agrario.

Por otro lado, en España según los datos actualizados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, durante los tres primeros trimestres del año pasado España había atraído 38.361 millones de euros del extranjero; en el mismo periodo de este año, el capital extranjero se ha reducido a sólo 14.792 millones, lo que supone un 62% menos que sólo un año antes. Un descenso qué indica que España ha ingresado 23.569 millones de euros menos que en 2018.

-   Curiosamente, solo en Andalucía la inversión extranjera crece un 10%.

*** Está muy claro, que el desplome de la inversión no ha sido solo en Córdoba sino en toda España, en base a una serie de causas de todos conocidas, así:

** La falta de seguridad en todos los niveles: Político, jurídico, de orden público, etc.

** Falta de confianza del inversor por las políticas de todo tipo, que se anuncian, de un posible gobierno social-comunista y separatista (especialmente, fiscales, laborales y de Seguridad Social, y, las que afectarán a la unidad de España).

** Vulnerabilidades económicas, que, aunque se pretenden esconder existen:

*- Fuerte desaceleración en España, Europa y en el resto de mundo desarrollado, como EE. UU.; economía que preveía crecer a ritmos cercanos al 3,2%, se ha visto obligada a revisar sus pronósticos, previendo cerrar el año, en el mejor de los casos, en niveles superiores al 2%, nivel, que no alcanza la Unión Europea, la cual espera cerrar el año con un crecimiento promedio del 1,4%. En resumen, una situación real que está llevando a las economías a crecer a ritmos mucho más ralentizados de lo que se esperaba, que comienzan a perder el dinamismo de años anteriores.

En España tenemos un Gobierno que, en funciones, sigue desconociendo la realidad y promete verdaderas ficciones para nuestra economía, desde revalorización de pensiones, a subida de salarios, y rentas básicas y SMI a los ciudadanos, así como toda la ingeniería económica posible para aumentar el gasto público, así como, el gasto público descontrolado eleva la deuda, más y más, hasta llegar por encima del 98% del PIB, dejándonos fuera del ajuste exigido por Bruselas, aunque queda claro ya, que España no se libra, ni mucho menos, de esa desaceleración de la que todos hablan sin reparo.  Aunque el Gobierno en funciones, sigue en su autocomplacencia y el podríamos estar mucho peor.

*- España es un país al que no le sirve crecer a un 2%, si no ha sido capaz de reducir su tasa de desempleo, hasta el punto seguir siendo la economía europea -no rescatada- que lidera el desempleo en todo el marco comunitario. Un desempleo que se agrava, cuando lo miramos en términos juveniles, donde el 33% de nuestros jóvenes se encuentran en el paro, o cuando, miramos a las mujeres (EPA), que se encuentran situadas en el 15,92% de media y en Andalucía en el 26,04% de media, situándose en Córdoba en el 30,33%.

En cambio, Alemania creciendo por debajo de nosotros está creando empleo, por lo que algo raro pasa en España, qué creciendo, según se dice al 2% no consigue crear empleo para reducir su tasa de paro.

*- Fuerte discriminación y desigualdad entre autonomías o regiones en los planos económico, fiscal, generacional y social en todos sus parámetros o indicadores (sanitario, servicios sociales, educativo, cultural, etc.).

*** En resumen, la caída a plomo de la inversión extrajera en toda España tiene causas exteriores como se ha señalado, sin embargo, la situación de España en general, a todos los niveles, se puede decir con seguridad, que es la causa última o esencial de ese desplome inversor. El inversor extranjero solo quiere dos cosas: reglas claras de juego y seguridad en todos los campos; por supuesto, también, que no lo frían a impuestos (sin una posible ganancia no existe inversión de clase alguna).

N. B.  No hay que olvidar, que el inversor extranjero no está obligado, si o si, a invertir en España, de forma qué si las condiciones de su inversión son difíciles y difusas, simplemente se irá a otro sitio más seguro y confortable. Por otro lado, debe quedar claro, también, que sin inversión extrajera sólida y abundante la economía española no podrá alcanzar los niveles de crecimiento y eficacia que le lleve a reducir su terrible tasa de desempleo.

Córdoba, a 29 de diciembre de 2019

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.