Tag Archives: impuestos

Paro – gasto – impuestos (menos gasto o más impuestos)

Es un hecho cierto y probado, qué si extrapolamos el número de inactivos conocido de 16.525.900 (EPA-1T-2020), haciendo una media ponderada con otras cifras conocidas de desempleo y sumando la previsión negativa de autónomos desaparecidos, más los erte-ere definitivos, el número de parados real puede estar situado en torno a 9.000.000 de personas, vamos algo tremendo y, que, además, va para largo.

La Comisión Europea avisa, que la tasa de paro se disparará tras el fin de los erte, de forma, que podría llegar al 25%, diciendo el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, que el impacto de la crisis del coronavirus será desproporcionado en la economía española y provocará un aumento significativo de la tasa de desempleo. Así mismo, la Comisión Europea (CE) calcula una contracción del PIB de España hasta el 10,9% en el año 2020.

Por otro lado, la mayoría coinciden en que el problema fiscal de España está en el gasto y no en los impuestos, al comprobar  que la política de recortar gasto es mucho más efectiva que la consistente en subir impuestos. Sin embargo, no faltan, como el Gobierno, quienes reclaman una subida de impuestos, ignorando, que el resto de economías europeas están haciendo todo lo contrario para favorecer la recuperación tras la pandemia del coronavirus (como ocurre en Alemania, ItaliaPortugal y otros países).

De hecho, Alberto Alsina opina, que el recorte del gasto es mucho más efectivo, que la política consistente en subir impuestos, puesto que los aumentos de la presión fiscal deprimen el crecimiento y complican el proceso de recuperación. Sin embargo, los partidarios de subir los impuestos, parten de un solo principio simplista, repitiendo su mantra sin parar: España recauda por debajo de la media europea, de modo que debe subir los impuestos y armonizar su presión fiscal con los países de nuestro entorno.

Por el contrario, es un hecho más que probado, que el déficit de nuestras cuentas públicas no tiene su origen y fundamento en la falta de ingresos fiscales, que están, se mire como se mire, más que topados, sino que se produce por el exceso de gasto, cuyo crecimiento ha venido siendo exponencial y despegado cada vez más del total de ingresos reales gestionados por el Gobierno, que, además, vienen subiendo año tras año. A pesar de ello, los desembolsos presupuestarios han crecido muy por encima de lo aceptable, disparando la deuda a cotas superiores al 110% del PIB.

En resumen, el desempleo en España se ha disparado y crecerá, si no se toman medidas estructurales y se acepta por todos, que habrá que hacer sacrificios, de manera, que cuanto más se tarde en adoptar medidas adecuadas, peor será el problema del paro y sus soluciones serán más duras para todos.

N.B. Para controlar y reducir el paro, lo primero debe ser reducir y controlar el gasto público, y, lo segundo, poner en marcha la economía productiva en todos los sectores, después, se verá, si es posible aumentar o crear algunos impuestos, pues lo contrario será, sin duda, un camino sin retorno.

Córdoba, a 8 de julio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

V. Paro: Motivos y realidades (creación de impuestos: Tasa Google y Tasa Tobin)

 

Señalaba hace unos días, que el paro en España es una durísima realidad, que se extiende demasiado en el tiempo, y, que es muy difícil de solucionar, y, que visto el cuadro macroeconómico 2020-2023 presentado por el Gobierno, concluía, que el desempleo iría en aumento por varios motivos, así que, ahora señalaré uno de ellos, concretamente, la creación de nuevos impuestos, así:

Está muy claro, que los impuestos crecerán y habrá otros nuevos según el Gobierno, pues hay que cubrir el aumento del gasto, y, contrarrestar el crecimiento de la deuda pública y del déficit.

Según parece el Gobierno va a aprobar este martes sus primeras subidas fiscales: el impuesto a las tecnológicas (Tasa Google) y el impuesto a las transacciones financieras (Tasa Tobin). Según unos cálculos decididamente triunfalistas, el Gobierno pretende con estos dos impuestos aumentar los ingresos del Estado en unos 2.000 millones de euros. Con independencia de que el Gobierno logre esos ingresos, lo cierto es que la implantación de esas tasas tendrá varios efectos, y, uno de ellos, si no se plantea correctamente su creación y se toman, a la vez, medidas estructurales, será, sin duda, un aumento del paro.

Conviene destacar, a título de modelo y/o ejemplo, que la Tasa Google en Francia se ha pospuesto en su aplicación por las advertencias de EE. UU. de incrementar los aranceles a diversos productos de Francia si el presidente Macron mantenía sus planes impositivos. No se puede olvidar, que la tasa Google afecta, sobre todo, a empresas estadounidenses -como Facebook, Apple, Amazon o Google-, y, su adopción no ha sentado nada bien en EE. UU., y, no solo, como se dice con falta de rigor, al presidente Sr. Trump. Además, tampoco hay que ignorar, que la Comisión Europea está trabajando en instaurar una tasa común para todos los países miembros, por lo que, ir por libre, puede salir muy caro a muchos sectores españoles (agricultura, empresas digitales, etc.) y afectar de lleno al delicado mercado de trabajo que padecemos.

Habrá que preguntarse, ¿cuánto nos va a costar su implantación en España en todos los sentidos, y, cuanto más, sí, además, vamos solos en su implantación, dejando de lado a la UE?

Por otro lado, esta modalidad de gravámenes públicos (estos impuestos), de una u otra forma, siempre acaban repercutidos en las empresas usuarias de los servicios digitales y en el consumidor final.

En resumen, habrá que ver, ¿qué efectos tendrán las dos tasas sobre el mercado de trabajo?

Es lo cierto, que se prevé en el cuadro macroeconómico presentado por el Gobierno un aumento del paro (incluso el Gobierno), ya que sitúa su tasa hasta el 13,6%. Es decir, los parados subirán en 2020 a una cifra importante, de manera, que la imposición de las tasas precitadas, si no se programan medidas eficaces, tendrán efectos perjudiciales para el mercado de trabajo, que se materializarán en crecimientos del paro. Si seguimos este camino, sin tomar medidas estructurales eficaces para controlar el crecimiento del paro, se pueden alcanzar cifras de desempleo comparables a los años de la crisis, lo que nos situaría en una posición insostenible, aumentando la desigualdad y los índices de pobreza a niveles insoportables. Subir los impuestos no es malo por si mismo, pero elevarlos en demasía produce efectos contrarios en la recaudación, ya que todos los contribuyentes se protegen huyendo hacia el lado oscuro de la desaparición contributiva.

N. B. Sin duda, la creación de las dos tasas: Tasa Google y Tasa Tobin, aportará ingresos a las políticas de gasto del Gobierno, pero, también, conllevara efectos contrarios, como será entre otros el aumento del paro y la huida hacia la ocultación contributiva. Por lo dicho, todo aumento de impuestos, sea creando unos nuevos o aumentando los existentes, debe necesariamente ir acompañado de medidas estructurales de control y mejora del gasto público y reformas que incentiven la creación de empleo.

Córdoba, a 18 de febrero de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Clase media en España (historia de una destrucción política y sistemática durante años, y, de un hartazgo comprensible)

 

** Se decía, aunque creo que es ciencia ficción, que la clase media en España se situaba aproximadamente en el 60% de la población, acercándose a la cifra de 27.900.000 de españoles. Puede ser verdad o no, razón por la que es conveniente examinar una serie de datos, así:

*   Población de España (miles). Datos INE 2019. EPA:        46.934,6.

*   Ocupados en España (miles). Datos INE 2019. EPA:        19.874,3.

*   Parados en España (miles). Datos INE 2019.EPA:             3.214,4.

*   Tasa de actividad.  Datos INE 2019. EPA:                      58,72.

*   Tasa de paro.   Datos INE 20                                           13,92.

*   En el año 2018, un total de 12.188.288 personas, que suponen el 26,1 % de la población española estaba en Riesgo de Pobreza y/o Exclusión Social. (Indicador Arope).

*   El número de pensionistas se sitúa en 8.500.000 personas y en aumento progresivo.

** Por otro lado, conviene señalar una serie de realidades, sin ánimo de exhaustividad, así:

* En las dos últimas décadas la clase media española ha sido esquilmada sistemáticamente mediante una política fiscal asfixiante (a nivel del Estado, de las CC. AA., de las provincias y de los municipios), de manera que su número ha ido disminuyendo año tras año.

Por ejemplo, un Gobierno con mayoría absoluta, que dijo que bajaría los impuestos, los subió todos (directos e indirectos), a la vez, que mantuvo los impuestos confiscatorios de sucesiones y patrimonio, que van directos a gravar el ahorro castigando a la clase media más trabajadora, que incrementando su patrimonio pensaba que ahorraba en su seguridad y en la de sus hijos.

*  El llamado rescate bancario (la llamada reestructuración bancaria), con olvido total de la clase media en España, según el Tribunal de Cuentas, ha supuesto la cifra de 66.577 millones de coste.

* De los 22.424 millones aportados por el Frob a Bankia, el conocido como Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, al día de hoy, no ha recibido nada de nada, dicho de otra forma, no ha recibido ni un euro.

*   El BCE del Sr. Dragui (el amigo de los políticos y enemigo de los ahorradores) -o de su sucesora- ha prestado al 0% a los bancos, sin que por supuesto, ese enorme beneficio haya tenido reflejo alguno en los españoles de a pie (lo que se llama clase media).

*   La deuda pública se sitúa casi en el 100% del PIB y sin contención.

*   El déficit público se ha disparado y está actualmente sin control alguno.

*   El sistema de la Seguridad Social se encuentra en quiebra, se reconozca o no.

*   En su día, se aprobó [como ejemplo de política opresora de la clase media siempre exprimida y pagana], una amnistía fiscal injusta y nula (ya por declaración del T. C.), que apuntilló a la clase media y blanqueó a todos los defraudadores profesionales habidos y por haber, que por cierto siguen ocultos en el secreto fiscal más oprobioso, rompiendo, así, el principio de igualdad fiscal y discriminando a la gran mayoría de los españoles.

*  El crecimiento económico en España se ha estancado, como mínimo, acercándose ya un período de recesión.

*  La realidad política en España no puede ser más complicada, peligrosa y frustrante.

*  Finalmente, poner de manifiesto algo evidente, que los llamados movimientos populistas o de rebelión repetidos en todo el mundo, no son sino la expresión del hartazgo de la clase media, que no ha encontrado otro medio de expresión frente a una opresión injusta y maliciosa, que le chupa la sangre en aras de una justicia colectiva, que margina a sus miembros como personas.

**   Por todo lo dicho, salvo milagros [difícilmente imaginables], la clase media en España ha sido destruida en gran parte y, además, está inmersa en un proceso constante de desaparición. Por todo lo dicho, defender hoy que la clase media en España se acerca al 60% de la población con una cifra de 27.900.000 de españoles, no puede ser sino una ilusión perversa, que trata de ocultar una realidad irreconocible e inaceptable para todos: “Que la clase media en España ha sido destruida o en está en proceso de destrucción y muy cabreada, de ahí el reproche a los políticos y el hartazgo de millones de españoles expresado, de una u otra forma, en el voto de los electores”.

N.B.  Esta es la historia de una destrucción política y continuada en el tiempo año tras año. Es una realidad incuestionable, que ninguna sociedad democrática puede subsistir sin una clase media consistente, que le sirva de fundamento y constituya un cimiento fuerte y duradero.

En esta situación nos encontramos en España, con una mermada clase media en el límite de su resistencia y muy harta de aguantar siempre a su costa, y, si alguien lo duda a los resultados electorales me remito; es un hecho cierto, qué si no se rehabilita nuestra clase media en todos sus aspectos perdidos, el futuro será muy complicado y será casi imposible remontar la enorme pendiente que se nos viene encima.

Córdoba, a 7 de diciembre de 2019

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

El Ayuntamiento de Córdoba anuncia subida cero de tasas e impuestos en 2015 (parece una buena noticia, pero no todos estamos de acuerdo)

Hoy, como casi todos los días, he comprado la prensa de Córdoba para enterarme de primera mano de las noticias de la Ciudad. En primera página aparece una noticia, que debería ser positiva en otras circunstancias, pero cayendo la que está cayendo desde hace varios años, el saber que el Ayuntamiento anuncia subida cero de tasas e impuestos en 2015, me ha puesto, sinceramente, de muy mal humor (por no decir otra palabra más gruesa) y me obliga a escribir sobre algo que no me gusta: “la situación económica y social de Córdoba y sobre el nivel de vida de los cordobeses”.

Córdoba desde hace unos años (demasiados ya) está sumida en una crisis profunda, que ha situado el nivel de vida de todos nosotros en un plano que roza la desesperanza y  llena de inquietud a todos los cordobeses.

En esta realidad, la noticia de subida cero de tasas e impuestos por el Ayuntamiento, me produce una sensación de “cabreo  casi insoportable”. Cuando lo que habría que hacer es bajar el presupuesto (ingresos y gastos) municipal en un mínimo del 15 al 20 por ciento, en consonancia con la situación de la ciudad y sus habitantes, el Ayuntamiento nos da la buena nueva de que reducir sus gastos ni hablar.

Como cualquier ciudadano normal (la gran mayoría) me puedo hacer frente a la gran noticia citada del Ayuntamiento unas cuantas preguntas:

¿Cuánto ha descendido el nivel de vida de los cordobeses en los últimos siete años?

¿Cuántas empresas han desaparecido en Córdoba en los últimos años y cuantas están al borde de la desaparición o de la quiebra?

¿Cuántos puestos de trabajo han desaparecido en la Ciudad y cuantos trabajadores cordobeses han visto desaparecer su trabajo diario o han sido despedidos?

¿Cuánto han bajado los salarios de los cordobeses en estos años de crisis y cuál es el salario medio en la Ciudad?

¿Cuántos hogares cordobeses se han visto obligados a unificarse en casa de los abuelos, hermanos o resto de familiares para poder salir adelante?

¿Cuántas personas viven bajo el umbral de la pobreza en Córdoba y cuantas no tienen ningún tipo de ingresos?

Todos los cordobeses intuyen que la contestación a las preguntas anteriores  (se podrían formular otras muchas) es necesariamente muy negativa, de manera, que la buena noticia del Ayuntamiento de “subida cero precitada”, se convierte en la realidad en una provocación a la ciudadanía.

¿Por qué, el Ayuntamiento no elimina sus gastos superfluos, innecesarios y suntuosos y, a la vez, reduce los impuestos y gravámenes que caen como el plomo fundido sobre los cordobeses? No me diga nadie, que lo que digo no es posible:

¿Es posible eliminar todos los cargos de confianza y libre elección del Ayuntamiento y de todos sus grupos políticos?

¿Es posible eliminar gastos de empresas, entidades, etc. municipales en beneficio de los ciudadanos de a pie?

¿Es posible eliminar todos los gastos no imprescindibles del Ayuntamiento (dietas, viajes, coches, fiestas, subvenciones, etc.) para mejorar el nivel de vida de los cordobeses bajado sus impuestos y demás gravámenes?

Creo que todo lo que he señalado, se puede hacer sin problemas graves para los servicios públicos esenciales de los cordobeses.

Un ayuntamiento, no es otra cosa, que sus ciudadanos, de manera que “el nivel de vida de cualquier ayuntamiento”, no puede ser superior al nivel de vida de sus ciudadanos que lo mantienen. Si los cordobeses somos más pobres, tenemos menos ingresos y nuestro nivel de vida ha bajado notablemente en estos años, el Ayuntamiento tiene que adaptar su nivel de vida a la realidad de los ciudadanos cordobeses.

Pronto habrá elecciones municipales y creo que los cordobeses debemos pensar con prudencia, a quien vamos a votar, pero siempre pensando que el Ayuntamiento es nuestro y que está ahí para defender nuestros derechos y servirnos de apoyo, ejemplo y con la única finalidad de buscar nuestra felicidad en todos los sentidos.

Córdoba, 12 de septiembre de 2014

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado. Inspector de Trabajo y S.S. (excedente)