Tag Archives: libertad

Separación de poderes y Estado de Derecho (destitución Pérez de los Cobos)

Leo hoy 7 de junio de 2020 un artículo en Libertad Digital (2020-06-07) donde se dice, entre otras cosas: << Nos estamos jugando algo más importante que mi destitución: el mantenimiento de la separación de poderes y el Estado de derecho en España’’, dijo el coronel Diego Pérez de los Cobos a raíz de su ces. >>

Imagino, que cuando Libertad Digital publica algo de ese calibre, es porque tendrá las pruebas constatadas de lo que publicita, ya que, es difícil imaginar algo tan grave para nuestras libertades, como lo que he reproducido.

Si lo que he reproducido es verdad (dudo mucho que no lo sea), estamos en peligro todos los españoles, que creemos y defendemos el estado de derecho y nuestras libertades.

No entiendo, como el C. G. P. J. y todos los Jueces y Magistrados de España no han dicho nada sobre este asunto tan grave, y, como, es posible, que no hayan presentado todo tipo de cuestiones ante el Tribunal Constitucional, pues si eso se le hace a un Jefe de la Guardia Civil, que lo denuncia públicamente, y, no pasa nada, me pregunto, ¿qué nos puede pasar a los demás españoles?

Ante personajes tan tenebrosos como el Sr. Grande – Marlaska y sus subordinados, cualquiera siente miedo, pues no será “el lechero de Winston Churchill”, el que llamará a tu puerta mañana o cualquier otro día.

Solo recordar el poema de Martin Niemöller:

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
ya que no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
ya que no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
ya que no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
ya que no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

N.B. Sobra cualquier comentario, pero el miedo es real.

Córdoba, a 7 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Sexta prórroga estado alarmante – se acabó la libertad (consecuencias perversas en todos los sentidos)

Ayer se aprobó en el Congreso otra prórroga del estado alarmante hasta el día 21/06/2020 y sus efectos nocivos para los españoles se verán pronto, además, de los que ya operan en España, así que veremos algunos, sin ánimo de exhaustividad, pero con fines preventivos:

a.- Llevamos desde el día 14/03/2020 con muchos nuestros derechos suspendidos y/o eliminados (libertad de circulación y residencia, libertad de reunión, libertad para obtener una información veraz, libertad de empresa, derecho a la igualdad de todos los españoles, etc. etc. y, a la vez, desaparece la división de poderes fundamental en cualquier estado de derecho).

b.- La economía está parada y ha iniciado un camino hacia la destrucción total de nuestro tejido productivo, siendo constantes las normas de Gobierno, que nos llevan directos al abismo, que puede ser el “nunca jamás”. A título de ejemplo, el Gobierno aprobó sorpresivamente y de forma unilateral una cuarentena para cualquier persona que venga a España, que ha producido respuestas de otros países (Francia impone una cuarentena a todos los españoles que vayan a Francia, y, Alemania levanta para el día 15/06/30 la recomendación de no viajar a Europa a 25 de los 26 socios de la Unión Europea (UE, así como tres de los cuatro asociados al espacio Schegen, en este caso Islandia, Suiza y Liechtenstein-, además del Reino Unido, dejando fuera a España y Noruega);   por ello, España se enfrenta a un desplome del turismo sin precedentes, tras encadenar cuatro meses de pérdidas y perder 27 millones de visitantes extranjeros.

c.- El Gobierno, una y otra vez, incumple la Ley (véanse, arts. 9, 14, 19, 21, 51, 53, 116, y, cc. de la C. E,), mientras impone a los españoles una normativa selvática de fases inciertas y desfases claras, rompiendo la igualdad entre españoles.

d.- Los españoles carecemos de cualquier información veraz, de manera, que como ejemplo citaré dos de múltiples casos conocidos por todos:

1.- ¿Cuántas son las personas fallecidas en España en estos días aciagos de pandemia?

2.- ¿Por qué el Ministro del Interior, Sr. Grade-Marlaska, falta a la verdad repetidamente, en cualquier lugar, y, además, concretamente, en el Congreso y en el Senado?

e.- El paro se extiendo por toda España sin control, alcanzado ya, una cifra mínima de 7.500.000 personas, y, una tasa de paro del 33,2% de la población activa.

f.- La deuda pública se dispara al 150% del PIB, y, el déficit público alcanza el 14,5% del PIB.

g.- La Seguridad Social está en estado comatoso, y, el Ministro Sr. Escriba dice, que todo se controlará pagando las políticas de empleo con cargo a los presupuestos del estado.

h.- Se dice por el Gobierno, que se derogará toda la reforma laboral completamente, mientras Europa aprueba fondos de reconstrucción, pero imponiendo condiciones, entre ellas, que la reforma laboral no se toca y que habrá que reestructurar el gasto no productivo.

g.- Se anticipa con el Gobierno nuevos impuestos y subidas a los ya existentes, pero sin mencionar para nada la reducción del gasto público.

Se podría seguir de forma interminable, pero es hora de soluciones y no solo de señalar desperfectos políticos y sociales, razón por la que reitero, que hay que abrir todas las puertas en todos los sentidos y acabar con el confinamiento, con todas las precauciones que se quieran, porque lo único claro, es que así no podemos seguir, y, sacrificar la libertad en aras a una seguridad empobrecedora,  nos llevará, sin duda, al altar de los sacrificios colectivos dirigidos por un gobierno populista de poder popular y allí nos quedaremos.

En resumen, la nueva prórroga del estado alarmante, no servirá para nada y es algo perfectamente prescindible e innecesario, ya que un Gobierno preñado de errores, negligencias y normas ininteligibles nos lleva camino del desastre irrecuperable, de manera, que gritar un Presiente impudente en el Congreso ayer  “viva el 8 M”, es cuando menos un disparate, y, si a la vez, dice, que el Ministro del Interior Grande-Marlaka está combatiendo, con la destitución del Coronel Pérez de los Cobos “la policía  patriótica”, está claro, que, además, de un insulto para todas las fuerzas armadas, es una declaración  de guerra civilismo triste y repugnante, que nos llevará a todos a la desigualdad y a la perdida de nuestras libertades, directos a un abismo insondable.

N.B. La sexta prórroga del estado alarmante acabará con nuestra libertad y tendrá consecuencias perversas en todos los sentidos, por una sencilla razón, no era necesaria y, además, aumentará la paralización de España, mientras todos los países de nuestro entorno despegan sacándonos meses de ventaja esenciales, con el añadido, de que los españoles seguimos confinados, presos y sin libertades, dirigidos por un poder popular autoritario, que grita vivas sin sentido dirigidos a la desunión y la desigualdad.

Córdoba, a 4 de junio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

II. Defensa de la ley y de la libertad (sin cumplimiento de la ley no existe estado de derecho)

En estos días de grandes incertidumbres para todos (INE. Población total: 47.100.396) se habla de la ley y se exige a los españoles un cumplimiento inapelable de la leycuando los poderes públicos, especialmente, el Gobierno vienen haciendo de su capa un sayo en cuanto al cumplimiento de la leypues si hay algo esencial en cualquier estado de derecho, es que la ley deben cumplirla todos por igual, especialmente los poderes públicos; así mismo, es evidente, que el Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, se ha saltado la Ley a la torera en la destitución teledirigida del Sr. Pérez de los Cobos, y, no lo dice solamente el que esto escribe, sino que es criterio general del mundo jurídico, entre ellos, la propia Juez de Instrucción que ordenó al Jefe de la Guardia Civil destituido guardar silencio como policía judicial, y, la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), principal asociación profesional de magistrados de España, con el agravante, de que el Sr. Grande Marlaska, siendo juez, lo ha hecho plenamente a sabiendas.

Sin embargo, lo verdaderamente importante, como ha pedido la APM, el Ministro del Interior debe, “explicar los motivos de su decisión y restituir al Sr. Pérez de los Cobos hasta que finalice la investigación.

La Constitución en su art. 9 dice lo siguiente: Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”.

Por lo expuesto, la C. E. no puede ser más clarala ley es para todos por igual, especialmente, para los poderes públicos, sin exclusión algunapero la realidad ha sido y es, que una cosa es ser ciudadano de a pie y otra es ser Ministro del Interior de un Gobierno, que ha traspasado todos los límites de la Ley¿Alguien puede poner en duda lo que digo?

La APM recuerda al Sr. Ministro del Interior, que los funcionarios policiales comisionados por la autoridad judicial, para realizar una investigación, cumplirán las órdenes del juez sin interferencias de ningún otro tipo, lo que significa, que la policía solo responde ante el juez de instrucción, actuando siempre a sus únicas órdenes.

Es decir, los policías judiciales responden exclusivamente frente al Juez Instructor, de forma, que cualquier intento ilegal e indebido de conocer el contenido o resultado de unas diligencias, o peor, de influir en su contenido, supone una interferencia en la instrucción judicial, que destruye el principio de independencia constitucionalmente protegido del poder judicial con todos sus efectos y consecuencias, debiendo ser exigidas.

Además, reitero, que el incumplimiento de la ley por el Sr. Grande Marlaska no solo es nefasto por sí mismo, sino que sus efectos están destruyendo nuestros derechos y libertadesSe viene produciendo, progresivamente en aumento, una enajenación de toda la población, teledirigida hacia una sociedad sometida y cautiva a un poder gubernamental autoritario y excesivo, cuya finalidad parece ser, destruir contra ley nuestra libertad individual con la motivación recurrente de la lucha contra la pandemia.

Por otro lado, nadie sabe ¿dónde está y que hace el Órgano de gobierno del poder judicial, CGPJ?

Soy uno de otros muchos, que no estoy dispuesto a soportar, que, después de 40 años de opresión, los años que me quedan de vidase construya, como se está haciendo, un Gobierno sobre la libertad, que con tantos trabajos y sacrificios conseguimos edificar. No quiero una sociedad igualitaria de poder colectivo, mantenida en la pobreza de “todos iguales”, sin que se permita y se premie el esfuerzo individual, ya que no estoy dispuesto a cambiar cromos de libertad por seguridad. No se puede permitirque un Gobierno trilero saque provecho de la terrible situación que estamos atravesando para acometer sus derivas liberticidas, ni que nuestro futuro sea una sociedad dependiente y subvencionada, cada vez más pobre y menos libre.

En resumenel respeto a la ley por todos es la libertad de todos nosotrosde forma, que todos los poderes públicos deben respetar y cumplir la ley que les hemos dado, nosotros el pueblo, y, si alguien pone en peligro nuestras libertades, tenemos el derecho natural de defendernos contra el opresor con todos los medios a nuestro alcancepues nadie está por encima de la ley.

N. B.  Ante la actuación ilegal del Sr. Grande Marlaska tenemos que defender, por todos los medios posibles e imposibles, el respeto a la ley y nuestra libertad en todas sus vertientes, ya que, o todos cumplimos la ley -incluido el Gobierno- y defendemos la libertad, o el estado de derecho desaparecerá sin remedio.

Reitero, que no puede existir ninguna circunstancia, ninguna pandemia, que elimine nuestra libertad individual, pues tenemos unos derechos irrenunciables, de forma, que es siempre preferible defender la libertad, incluso con cualquier sacrificio si es preciso, que tener que soportar vivir en una sociedad cautiva sometida a un poder colectivo autoritario.

Córdoba, a 27 de mayo de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

II. Defender la libertad (un mes más de alarma es inadmisible)

Un estado alarmante impuesto un mes más, y, un Gobierno en extremo autoritario,  abusando de su poder y usurpando nuestras libertades,  está destruyendo los principios democráticos de nuestra Constitución, construyendo un estado  despótico, tirano y absoluto con base a un estado de alarma inconstitucional, de manera, que ya no hay duda, no queda más remedio, que defender la libertad pasando toda la sociedad civil al estado de resistencia activa,  frente a la imposición de una realidad peligrosa y perversa. (C. E.arts. 1, 9, 14, 19, 21, 53, 55, 116 y cc., ¿hay alguno que el Gobierno no haya violado ya?

En Madrid ya se ha visto lo que hay, después, que nadie se queje, pues ya no quedará nadie que proteste por nosotros, solo nos puede salvar la resistencia a ultranza de nuestra libertad por la sociedad civil en cualquiera de sus manifestaciones.

N.B. Lo reitero una vez más, un Gobierno autoritario pretende ejercer sus poderes inconstitucionales hasta el final, de manera, que nadie se extrañe, si nunca, salvo el levantamiento de la sociedad civil, recuperamos nuestros derechos y libertades.

Nuestra libertad está en peligro inminente. Un Gobierno incapaz de cargado de autoridad malsana, nos matará a todos con la pandemia o, simplemente, de hambre, de forma que, o se restaura la división de poderes para acabar con el desastre de un ejecutivo perverso o se acaba nuestra libertad, después no habrá nadie para protestar.

Córdoba, a 16 de mayo de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

 

 

Las libertades hay que defenderlas (siempre, si los dejamos nos despojarán de ellas)

Siempre me ha gustado la Declaración de Independencia de 4 de julio de 1776 (EE.UU.) de la que ahora reproduzco un párrafo, que nadie debería olvidar con todas sus consecuencias, así:

Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se haga destructora de estos principios, el pueblo tiene el derecho a reformarla o abolirla e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus poderes en la forma que a su juicio ofrecerá las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad. La prudencia, claro está, aconsejará que no se cambie por motivos leves y transitorios gobiernos de antiguo establecidos; y, en efecto, toda la experiencia ha demostrado que la humanidad está más dispuesta a padecer, mientras los males sean tolerables, que a hacerse justicia aboliendo las formas a que está acostumbrada. Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, dirigida invariablemente al mismo objetivo, demuestra el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, derrocar ese gobierno y establecer nuevos resguardos para su futura seguridad.

En España con un estado alarmante impuesto sin mesura, un Gobierno cada vez más autoritario (ya sin disimulos), está abusando de su poder y usurpando nuestras libertades, sin tregua, sin pausa y usando un estado policial, día a día en aumento, y, destruyendo los principios democráticos en base a los que fue elegido por el pueblo, construyendo, desde la ocultación planeada de la verdad y una propaganda continuada con el dinero público, un estado autoritario, despótico, tirano y absoluto con base a un estado de alarma inconstitucional, así, qué sin ánimo de acotar al completo este turbio asunto, porque sería imposible dada la cantidad de hechos liberticidas, bulos y mentiras, no queda más remedio, que defender la libertad pasando toda la sociedad civil al estado de resistencia activa,  frente a la imposición de una realidad peligrosa y perversa. (C. E.arts. 1, 9, 14, 19, 21, 53, 55, 116 y cc., ¿hay alguno que el Gobierno no haya violado ya?

Solo como ejemplos de despropósitos y abusos de poder:

1. - Se declaró por el Gobierno un estado de alarma ilimitado en su contenido y por sus prórrogas múltiples, que se ha proyectado en la realidad diaria en excesos y abusos inacabables. La última al caer es esa posible quinta prórroga de un mes (y diez días, como una pena de presión), que significa sin más una ampliación inconstitucional del estado alarmante. La última, según dice el Gobierno con toda la sorna posible, pero ¿alguien se lo cree?

2. - El control por el Gobierno a las libertades, con el Congreso y el Senado cuasi clausurados y el poder judicial en el sueño de los inanes, incluido el Tribunal Constitucional, con lo que ha desaparecido la división de poderes.

3. – El estado policial a toda pastilla y aumentando día a día, como se está viendo en las calles y en las entradas a lo bestia en domicilios particulares sin orden judicial.

Como aviso previo por si alguien tenía dudas, el Jefe del estado Mayor de la Guardia Civil, General Santiago (declaraciones perversas -19-04-20-) ha sido claro y transparente: “Nos están vigilando y controlado”.

Estamos de lleno en un agujero negro y tenebroso de un estado policial marleskiano liberticida. ¿Alguien lo duda?

4. – La Fiscalía del Estado (perdón del Gobierno), la abogacía del estado, etc. etc. defendiendo al poder ejecutivo sin pudor frente a cualquier reclamación del pueblo.

5. - Por otro lado, mentiras sin fin, con absoluto desprecio a cualquier información veraz, convencidos sus autores de que la verdad y la realidad se construye con los bulos institucionales repetidos hasta la saciedad, siempre con nuestro dinero dilapidado al efecto sin vergüenza.

6. – Lo último, el más que previsible control de poder judicial, ya que como ha dicho la Sr.ª. Calvo, el estado de alarma no impide la renovación del CGPJ ni del Tribunal Constitucional, -vamos al límite total del control-.

En resumen, la eliminación de las libertades, en cualquiera de sus manifestaciones, en el estado alarmante super prorrogado ha alcanzado lo intolerable e inadmisible (aunque esto solo es el principio), además, ante una oposición adormecida, que ha hecho dejación de su deber principal de controlar al Gobierno, como es público y notorio para todos.

N.B. Un Gobierno autoritario que pretende ejercer sus poderes inconstitucionales hasta el final, de manera, que nadie se extrañe si nunca, salvo sublevación de la sociedad civil, recuperamos    nuestros derechos y libertades.

A la vista de todos está, nuestra libertad peligra, y, todos nosotros mientras confinados y cautivos, con un Gobierno incapaz de tintes autoritarios, que nos va controlando y eliminando con la pandemia y/o nos matará de hambre; y, para acabar el desastre, la oposición y la justicia durmiendo entre el pavor al Gobierno y el sacrificio de los derechos y libertades de los españoles.

Córdoba, a 15 de mayo de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.