Tag Archives: S.S.

Pensiones – cálculo – laberinto – Europa (Ministro S. S. – sí pero no, es si no)

Las informaciones que llegan sobre la reforma del S. S. y de su sistema de pensiones, no es que no sean claras, es que se contradicen sobre cualquier asunto una vez y otra. Se publica, que, las pensiones se estimarán subiendo a 35 años su cálculo para la prestación correspondiente de las mismas.

El Ministro de S. S. Sr. Escrivá ha manifestado, que él no ha dicho nunca eso, de manera, que, parece, compartir dos mundos paralelos contradictorios, añadiendo, que ampliar el cálculo de las pensiones a 35 años es una medida, que, ni ha existido ni va a existir, pero, también, diciendo, que el Gobierno todavía no sabe lo que va a hacer para mejorar la contribución al sistema, la equidad y la suficiencia del mismo.

Sin duda, el tema está muy claro en Europa, en España y en el mundo mundial y así lo ha aclarado el Sr. Escrivá, diciendo públicamente, algo parecido a este acertijo: Sí pero no, es si no o si.

De nuevo, estamos incursos en el misterio y en la opacidad de la claridad meridiana, ya que, que Ministro de S. S. lo ha dejado todo trasparente y traslúcido con sus declaraciones, de forma, que no hay nada que temer de la U. E. ni de sus fondos de recuperación, por lo que se refiere a reforma de la S. S.; es decir, en Europa lo tienen clarísimo y no hay que preocuparse por nada y en España todos lo comprendemos de inmediato sin que exista la menor duda en los españoles.

El Ministro de la S. S. Sr. Escrivá venía precedido, de un pretendido prestigio de la AIReF, y, por sus primeras declaraciones parecía, que tenía la llave de la piedra filosofal para salvar nuestro sistema de S. S. y pensiones, proponiendo a Europa una reforma del sistema sostenible y creíble, pero, resulta que hasta hoy no ha propuesto nada concreto, salvo predicar en el desierto de las ideas etéreas tornadizas e inconcretas.

¿Alguien sabe, a ciencia cierta, cuales son las propuestas del Sr. Escrivá sobre la S.S. y su reforma?

La respuesta, salvo creyentes a capa y espada del Ministro, es que el Sr. Escrivá se ha perdido en un laberinto como el del minotauro, y, todo el prestigio que traía desde la AIReF, se ha perdido en una batalla ni siquiera emprendida.

Es difícil saber, lo que hará el Ministro de S. S. y, entre otras cosas, en una encrucijada como en la que se encuentra, pero, sin duda, su prestigio y fama de persona seria y formal han saltado por los aires, de forma, que dejando a salvo sus decisiones personales, que solo le competen a él, la opinión muy mayoritaria, que se recoge en la calle, entre los expertos de la S. S. y en las noticias que llegan de Bruselas, es que debería presentar su dimisión inmediata y salvar su honra y honor profesional.

A la vez, debería presentar a los españoles una explicación clara y creíble, de ¿por qué? no ha sacado su reforma, que también traía preparada de la S. S., y, nos ha dejado a muchos que creíamos en él con el culo al aire.

En conclusión, la reforma de las pensiones, su cálculo, la sostenibilidad de la S. S. en España y en Europa, es, ahora mismo, un misterio, ya que, el Sr. Escrivá se está relvando como un fuego fatuo, que se deja comer el terreno por cualquiera y sin reacción alguna contundente y definitiva.

N.B.  Volvemos a lo mismo, el Ministro S. S., Sr. Escrivá, desde que fue nombrado responsable de la S. S., sigue diciendo: “Sí pero no, es si no o si”.

Es decir, viene planteando un acertijo indescifrable sin el hilo de Ariadna, que es el nexo que vincula el pasado con el presente, y, que se dice, que es la riqueza de la experiencia, que el Ministro de S. S. indeciso e incapaz de enfrentarse a los demonios, que le son ajenos, sin siquiera intentar levantar un muro infranqueable a sus adversarios ideológicos, abandona por inacción.

Decía ayer, que al final, estamos en manos de Europa, pero, que todo tiene un límiteque reside en la confianza de nuestros aliados-socios en España y en sus instituciones democráticas, de forma, que, si al término de la travesía solo vemos frugales, desconfianza e incertidumbre para con nosotros, que nadie se extrañe ni se queje.

En resumen, el Ministro de S. S. Escrivá, según todos los indicios razonables, nos ha dejado a los pies del populismo sin presentar batalla, y, eso en la U. E. lo pagará España y todos nosotros.

Córdoba, a 22 de enero de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Gastos impropios – Seguridad Social (la historia de un cuento chino)

La cuadratura del círculo del M. de S. S., Sr. Escrivá, es pura y simplemente un apaño contable, es decir, una entelequia con una caja única inexistente.

El cuento chino es el siguiente: Del presupuesto de la Seguridad Social desparecen “los gastos impropios” (desempleo, SMV, pensiones no contributivas, etc., -si se quiere incluso las pensiones de viudedad y cualquier otra gabela-) y, entonces, se dice que cuadra el presupuesto con las cotizaciones, pero al día de hoy, ya no es suficiente, ya que faltan, aproximadamente, unos 18.500.000 millones de euros, si sumamos pensiones contributivas y prestaciones de incapacidad permanente. Es decir, que el déficit de la S. S. situado en 50.000.000 millones de euros, seguiría existiendo, solamente, que 18.000,000 millones quedarían en el “presupuesto imaginario independiente de la S. S.” (que como es evidente supone una ficción contable) y 32.000.000 millones de euros pasarían a sumarse al déficit del Estado Español, que como es sabido, nada tiene que ver con las cuentas de la S. S., ya que este Departamento del Estado es una república independiente como Cataluña.

Volviendo a la realidad, las cuentas del Estado en España son un todo, de forma que donde pones hay que quitar en otro sitio de las mismas cuentas; es decir, el dinero de España es un todo y si se gasta por un lado hay que quitarlo por otro. Simplemente, no hay más cera que la que arde.

Lo que el Ministro Escrivá nos vende, es que la S. S. contiene una “caja única”, que se financia de forma independiente con un impuesto propio -cotizaciones- y que usa lo recaudado para pagar, contributivamente, las pensiones y otras prestaciones propias (en el lenguaje oficial).

Sin embargo, por lo dicho, la verdad real es otra, ya que sin tener en cuenta “el artificio contable de los gastos impropios”, la realidad es tozuda, pues sin tener en cuenta esos gastos, el Presupuesto de la S. S. presenta un déficit enorme, como se ha apuntado. Advirtiendo, que esa ficción total asumida, computa unos ingresos en 2020 y en 2021 similares a los del año 2019, lo que, sin duda, es tener una fe de hierro en los posibles ingresos futuros por cotizaciones, pues dado nuestro estado de ruina, nos sitúa en niveles de optimismo rondando la fantasía.

Explicado todo desde otra perspectiva, el Estado Español presenta un desequilibrio en sus presupuestos (un déficit real alarmante) y los gastos en pensiones y otras prestaciones de la S. S. constituyen la principal partida de esos gastos. El conjunto de las administraciones públicas es un todo, siendo las S. S. un departamento más del Estado, de forma, que esos que dicen, que van a eliminar “el socavón-déficit de la S. S.”, eliminando “los gastos impropios”, están construyendo una ficción contable, ya que, lo que se quita de gasto en la S. S. es un agujero en otra partida del Presupuesto del Estado. Dicho de otra forma, es un mero artificio contable, vamos, una entelequia, además, engañosa y fraudulenta para con los españoles.

Existe otra posibilidad menos optimista, pero más real, decir pura y simplemente la verdad, que España tiene el dinero que tiene, de forma, que no queda otra que ajustar los gastos a los ingresos, asumiendo todo el déficit, que se asumible, incluso un poco más, pero que de ahí no podemos pasar, salvo la quiebra del estado.

Por otro lado, en estos días aciagos, ya están apareciendo señales inequívocas de que estamos bordeando el abismo, así, sin ánimo de exhaustividad:

** Los pagos del S. M. V. está siendo rechazados por indebidos, aunque reúnan todos los requisitos.

** Las olas del tsunami del hambre se están apoderando de las poblaciones de España.

** Los ertes y las quiebras de empresas con sus consecuencias de paro y más paro están mostrando su cara más dura.

** El Fogasa y otros organismos subsidiarios de pago están al límite de sus recursos.

** Los organismos públicos de control y ordenación de las prestaciones y pagos del sistema están colapsados y al límite de sus posibilidades (Sepe, S. S., J. de lo Social, y demás).

** Las Organizaciones de Asistencias Social (públicas y privadas) están al borde último de sus posibilidades.

En definitiva, la verdad dura y desgraciada es que “no hay dinero” y, además, por si faltara poco los Fondos de recuperación de la U. E. están bloqueados y retenidos por un conjunto de condicionalidades admitidas y aceptadas por todos, pero que se están mostrando como una barrera infranqueable, como es “el llamado Estado de Derecho”, que se está mostrando como “el todos contra todos”, en lo que el Gobierno de España no es ajeno con sus políticas contra el estado de derecho y la división de poderes,  contribuyendo de forma destacada al bloqueo económico de la U. E. (lo último, nuestro estado de Alarma de seis meses claramente inconstitucional, aunque la Vicepresidente Calvo diga que el Parlamento es el poder supremo, ya que la C. E. dice y consagra claramente, que “el poder y la soberanía residen en el pueblo español”). En Europa se sabe todo y la realidad en España es la dicha: “Estamos sin un euro”.

N. B.  Los gastos impropios de la Seguridad Social del Ministro Escrivá son la historia de un cuento chino.

El dinero de España es el que es y cuanto antes asumamos esa realidad mejor para todos, pues está claro, que nadie de la U. E. ni del resto del mundo va a venir a sacarnos del problema sin coste alguno. El que venga pedirá algo o mucho, según nos vea de necesitados, de forma, que cuanto antes empecemos a poder orden en nuestros asuntos mejor, ya que, esconder el problema con una ficción contable como hace el Ministro de S. S., es como pegarnos un tiro en el pie y un engaño masivo a todos los españoles.

Córdoba, a 1 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

U.E. – Propuestas de España – S. S. (déficit y transferencias del Estado)

El gasto en pensiones ascenderá el próximo año a 160.000 millones de euros según el Gobierno y el M. de S. S., lo que significa, que uno de cada tres euros de gasto público irá dirigido a pagar pensiones.

Es significativo destacar, que no hablamos de una partida temporal, que vaya a desaparecer o bajar cuando se vuelva de verdad a la normalidad, se trata de un gasto estructural, que lleva creciendo de forma constante desde hace mucho tiempo y, desgraciadamente, sin control efectivo.

Es necesario, poner de manifiesto, que estamos en un momento en el que vamos a necesitar la ayuda y las transferencias de nuestros socios de la U. E., precisamente por ello, y, a pesar de todo, produce profunda extrañeza, que las pensiones, su reforma, las medidas de control del gasto o de aumento de los ingresos, destaquen por su casi ausencia en las propuestas del Gobierno de España a la U. E.

En el Plan Presupuestario 2021, que el Gobierno ha enviado a Bruselas (ver, en la web el PDF, que el Ministerio de Hacienda tiene colgado y que ha mandado a la capital comunitaria), se dice, que en 2021 el Estado trasferirá a la Seguridad Social una cantidad de 13.929 millones de euros, y, se puede decir, que el Gobierno pasa de largo de las pensiones en las cuentas que envía a Bruselas, ya que, apenas hay menciones a esa partida, qué, sin duda, es la más importante de su gasto público, aunque, reconoce que seguirá subiendo, proponiendo como medida reparadora del déficit la transferencia de fondos por parte del Estado y más impuestos. Veremos, que piensan y hacen en Europa.

Por otro lado, es un hecho evidente, que todos los fondos del Estado son una misma cosa, de forma, que la teoría del Ministro Escrivá de diferenciar por departamento en una entelequia, ya que, si se acaban las disponibilidades del mismo, las transferencias de fondos a la S. S. no serán posibles, y, además, distinguir entre impuestos y cotizaciones es una mera diferencia contable, que, se mire como se mire, carece de base real, al ser, sin duda, una misma cosa.  Todos los fondos del Estado, vengan de donde venga, son una misma cosa, es decir, el dinero total disponible, no hay más.

Así mismo, es una realidad, que el Gobierno y el Ministro de S. S., Sr. Escrivá, solo han realizado maniobras de distracción obviando las reformas y los ajustes necesarios, ya que la realidad es que solo hablan de transferencias del Estado a la S. S. vía impuestos.

En este tema de las pensiones, de la Seguridad Social en su conjunto, el problema real consiste, en que no hay dinero suficiente para hacer frente a todas las obligaciones; dicho de otra forma, la S. S. tiene un “déficit estructural” tremendo, que viene de lejos y que se perpetuará en el tiempo, sino se adoptan medidas estructurales profundas, tanto en sus gastos como en sus ingresos.

El Ministro de Seguridad Social, Sr. Escrivá, que viene de la AIReF, creía, que tenía todas las soluciones en la mano, pero está claro, que una cosa es predicar y otra dar trigo. El Sr. Ministro de S. S. Escrivá debería explicar a la U. E. de dónde saldrá el trigo.

La situación de ruina que tenemos es una realidad incuestionable y el M. de S. S. Escrivá está jugando a la ruleta rusa con las propuestas sobre pensiones hechas (o no hechas) a la U. E., pues es algo notorio e ineludible, que no hay solución posible ni propuesta razonable sin que se adopten medidas estructurales profundas, dejándonos de promesas vanas y abstractas en Europa, que difícilmente se va dejar engañar, ya que, la base de toda reforma seria y contrastada de las pensiones debe pasar antes de ir a Europa, por el consenso, el acuerdo y la generosidad de todos los españoles sin exclusión en un fin común, y, siempre con respeto a nuestra Constitución y a sus derechos fundamentales consagrados, incluido el Estado de Derecho y la división de poderes.

N.B.  En la U. E. la reforma y el control del déficit de la S. S. no pueden ser solo un apaño dopado con transferencias del Estado, esperando, además, el maná europeo, que sin duda llegará, aunque no se sabe cuándo, cómo y en qué, cuantía, siempre, que el Gobierno de España no se salte las distintas condicionalidades acordadas y aceptadas, entre ellas, el estado de derecho con su división de poderes.

La propuesta de la S. S. y sus pensiones enviada a la U. E. ha tomado un camino equivocado, ya que como siempre, se formulan propuestas abstractas y vanas llenas de propaganda, intentando dejar a la Comisión en la ignorancia y esa no es sino una política miope en Europa, que ya nos tiene en el punto de mira. Entiendo, que asumimos demasiados riesgos con tan pocas propuestas y reformas sensatas, al hilo de la política dominante impuesta en la U. E.

Córdoba, a 21 de octubre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

S. S. – Desempleo – UE – SURE (el agujero crece más y más)

El Gobierno de España ha solicitado a la Unión Europea ayudas a través del fondo europeo al desempleo -Sure- y el mecanismo europeo prevé enviar a España 21.300 millones. España fue el primer país que solicitó la ayuda Sure, cifrando su petición en torno a 20.000 millones, según Moncloa.

Por otro lado, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones informa que la factura total por prestaciones de desempleo en el primer semestre del año alcanzó la cifra de 20.120,9 millones de euros. Así mismo, la recaudación de las cotizaciones sociales ha caído en 2.200 millones de euros. Es decir, la factura del paro y la caída en las cotizaciones suman 22.320 millones de euros solo en el primer semestre, según datos oficiales.

El agujero ahora y por solo este concepto está en 1.020 millones, de manera, qué siendo optimistas, dicho agujero a final de año será, como mínimo, de 23.340 millones de euros, salvo hechos extraordinarios o si se quiere milagros salvadores.

La ayuda de la Comisión Europea (CE) para España será en forma de préstamo dentro del fondo europeo contra el desempleo y para hacer frente a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs), además, de cualquier otra medida prevista por la pandemia de coronavirus.

Así mismo, apuntar en un cálculo estimativo prudente, que la ayuda europea para España del SURE solo cubrirá mes y medio de los ERTEs, y, habrá que ver hasta cuando se prorrogan y así sabremos las necesidades de liquidez que tendrá España solo por este concepto. A todo lo dicho, hay que sumar el déficit del sistema de la S. S. y su deuda, razón por la que a final de año nos encontraremos con una cifra escalofriante.

En resumen, estamos en una situación económica extrema, y, seguimos sin presupuestos, sin medidas estructurales profundas y sin acuerdos de todos, en una política auto destructiva de todos contra todos hasta la destrucción final. Sencillamente, es algo incomprensible e inasumibles, pues, si faltara poco, Europa nos espera con sus vetos y condiciones acordadas y aceptadas por el Presidente Sánchez cuando firmó el Acuerdo glorioso de reconstrucción en la U. E. Solo queda aplaudir, envolvernos en propaganda fatua y acudir al sacrificio colectivo de la sin razón.

N.B. Es algo evidente, que el agujero crece más y más, de forma, qué llegado a un punto, si no hay acuerdos generales y se adoptan reforma estructurales profundas y severas hasta la ayuda de la U. E. será insuficiente.

Aquí no se salva nadie, todos somos responsables en la medida de nuestras fuerzas, pero, sin duda, hay que realizar una escala de valores en esa responsabilidad colectiva, empezando por el Presidente Sánchez y su Gobierno y terminando por cada uno de nosotros

Córdoba, a 1 de septiembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

S. S. -pensiones y desempleo- (quiebra del Estado)

Las pensiones y las prestaciones por desempleo suponen, aproximadamente, unos 15.000 millones de euros mensuales, que se mire como se mire, es una cifra ingente y en las actuales circunstancias aún más, máxime, si la elevamos al año y le sumamos dos mensualidades más en pagas extras: 210.000 millones de euros.

Las solicitudes-peticiones del I. M. V. presentadas son unas 750.000, de las que se han tramitado, aproximadamente, un 20%, de las que se han admitido un 50%, a lo que habrá que sumar las renovaciones de los ERTEs y los nuevos que se planteen, lo que conllevará que la factura indicada de 15.000 millones mensuales sufra un aumento considerable.

La deuda de la Seguridad Social asciende 100.000 millones de euros, que al paso que vamos, serán varios miles de millones más a final de año.

Es un hecho cierto, que la S. S. no puede quebrar mientras tenga detrás al Estado, pero la pregunta del millón es:

¿El Estado (España) puede quebrar?

Otros países, como Argentina o Grecia si lo han hecho, por citar algunos.

El Banco de España ha señalado. que el sistema de pensiones es insostenible si no se realizan reformas profundas, pero que nadie olvide que el B. E. es el Gobierno, así que vamos a empezar a pensar en los recortes que vienen, sobre todo porque los Fondos de Reconstrucción de la U. E. (140.000 millones previstos) vienen llenos de condicionalidad y, especialmente, se refieren a nuestro sistema de pensiones. Además, hay que señalar, que los 140.000 millones de Europa más el resto de las ayudas, que puede recibir España, solo suponen un 25% de nuestras necesidades de financiación, que estarían cerca de 500.000 millones, lo que implica, sí o sí, que el Gobierno tendrá que buscar en los mercados financieros unos 130.000 millones, eso contando con que el B.C.E. no patine hacia atrás en la compra de bonos del Estado (esperemos que no).

La situación, se mire como se mire, se va agravando por momentos, así que, veamos algunos puntos de interés:

** Coste oculto del Acuerdo sobre los Fondos de Reconstrucción de la U. E.

El fondo de reconstrucción aprobado (aplausos aparte) tiene un coste oculto para España, no publicitado por el Gobierno, vulnerando de nuevo el art. 20 de la C. E. que consagra el derecho a una información veraz, y, que figura en la letra pequeña del Acuerdo. Se trata de la aportación extra sobre 6.000 millones de euros, que va a tener que hacer España al presupuesto europeo para compensar la menor contribución que van a realizar Alemania, Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca en el periodo 2021-2027.

Para dicho periodo se reduce la contribución de Austria, Holanda, Suecia, Dinamarca y Alemania al presupuesto comunitario en 7.603 millones, que son una compensación exigida por los frugales (también Alemania) para aceptar el fondo de reconstrucción y que se distribuyen de la siguiente forma: Alemania, 3.671 millones; Holanda, 1.921 millones; Dinamarca, 377 millones; Suecia, 1.069 millones; y Austria, 565 millones. Es decir, la aportación de estos cinco países al conjunto del presupuesto europeo, por tanto, se reducirá en los siete años que comprende el pacto en 53.221 millones de euros.

** Deuda pública. Todos hablan y aceptan ya, que la deuda alcanzará el 126% del PIB, pero, también, todos saben, que esta fuente de financiación tiene un límite.

** Déficit. Aquí y ahora nadie puede saber a ciencia cierta, cual será el déficit real de España a 31 de diciembre de 2020, aunque todos creen que está fuera de control y nadie se atreve a fijar una cifra concreta.

La caída de los ingresos del Estado se acerca peligrosamente a un 40%, mientras aumenta exponencialmente el gasto público.

** PIB. La caída de este índice a final de año puede superar el 40%, máxime, si seguimos sin controlar y disminuir la incidencia de los rebrotes y de los brotes del coronavirus, que pueden llevarnos a un nuevo confinamiento (esperemos que no ocurra) y, entonces, estaremos desahuciados en todos los sentidos (social, económico, político y sanitario).

** Gasto público. Este es el verdadero talón de Aquiles de España y estará sometido a un control severo por la U. E. en la entrega de los fondos de rescate, de manera, que los planes del Gobierno a Bruselas deberán ir aquilatados al céntimo y plegados a las normas de condicionalidad aprobadas y aceptadas en el Acuerdo de los Fondos de Reconstrucción.

En resumen, estamos en una situación complicada, se mire como se mire, faltando, además, una información veraz completa e inmediata a los españoles, pues, sin la menor duda, esto es una tarea de todos, de forma, que si todos no empujamos unidos en la misma dirección caeremos a un pozo sin fondo y allí permaneceremos muchos años.

N.B.  Las necesidades de financiación de España son enormes, siendo la S. S. -pensiones y desempleo- solo la punta del iceberg, ya que, la quiebra del Estado es una posibilidad no desdeñable.

Sin la menor duda, el gasto público es nuestro talón de Aquiles y la U. E. ejercerá una vigilancia estricta sobre él para la entrega de los fondos de rescate, de manera, que los planes del Gobierno a Bruselas deberán ir ajustados y plegados a las condiciones aprobadas y aceptadas en el Acuerdo de los Fondos de Reconstrucción. Aquí no puede haber errores y es tarea de todos, empezando, por supuesto, por el Gobierno de España, ya que si algún Estado miembro nos veta las cosas se complicarán hasta el límite.

Finalmente, España deberá hacer ajustes y recortes en todos los sitios, eliminado, por descontado, el gasto improductivo e innecesario, y ello, exige una información veraz a los españoles.

Córdoba, a 21 de agosto de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.