Tag Archives: tarjetas

Tarjetas Caja Madrid y Bankia (la lectura de los movimientos de las tarjetas produce vergüenza ajena y resulta incalificable)

Hoy  se ha conocido el auto de imputación de los consejeros y administradores de Caja Madrid y Bankia:

**  AUDIENCIA NACIONAL. Juzgado Central de Instrucción Número Cuatro. Diligencias Previas nº. 59/2012. P.S. Tarjetas de Crédito. AUTO de IMPUTACIÓN del Juez D. Fernando Andreu contra 78 titulares de tarjetas opacas de Caja Madrid, Madrid, a veintiocho de enero del año dos mil quince:

El auto citado entre otras muchas cosas dice:

En base a todo ello, y respecto de los Consejeros y Administradores de CA¡A MADRID y de BANKIA, su conducta podría estar incardinada en el tipo establecido en el artículo 295 del Código Penal, que tipifica la administración desleal:

Los administradores de hecho o de derecho o los socios de cualquier sociedad constituida o en formación, que en beneficio propio o de un tercero, con abuso de las funciones propias de su cargo, dispongan fraudulentamente de los bienes de la sociedad o contraigan obligaciones a cargo de ésta causando directamente un perjuicio económico evaluable a sus socios, depositarios, cuentapartícipes o titulares de los bienes, valores o capital que administren

0 bien en la conducta castigada como delito de apropiación indebida en el artículo 252 del Código Penal, que impone la correspondiente pena a los que, en perjuicio de otro, se apropiaren o distrajeren dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble o activo patrimonial que hayan recibido en depósito, comisión o administración, o por otro título que produzca obligación de entregarlos o devolverlos, o negaren haberlos recibido

**    EL PAIS. (28 ENERO 2015 ACTUALIZADO 12:58 CEST).

Facturación de las tarjetas opacas de Cajamadrid

Consulta en qué se gastaron los exdirectivos y consejeros de la entidad los 15 millones de euros

Informe elaborado por Bankia y enviado a la fiscalía para ser analizado por posibles hechos delictivos.
(Pulsa sobre los nombres para ver todos los movimientos de las tarjetas)

N.B. Conclusión: Después de leer el auto del Juez Sr. Andreu y el desglose de los movimientos de las tarjetas opacas publicado por el diario “El País” (que cualquiera ha podido examinar), entiendo que los españoles nos hemos quedado sin palabras. “Que vergüenza y que desvergüenza”.

Córdoba, 28 de enero de 2015.

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

 

 

Tarjetas opacas Caja Madrid y Bankia (posibles delitos)

Los exconsejeros de las Entidades citadas, en mayor o menor medida y según su participación, pueden haber incurrido en varios delitos, así:

**<<El artículo 295 del Código Penal (administración desleal) castiga con pena de prisión de seis meses a cuatro años y multa a los administradores o socios que “en beneficio propio o de un tercero, con abuso de las funciones propias de su cargo, dispongan fraudulentamente de los bienes de la sociedad o contraigan obligaciones a cargo de ésta causando directamente un perjuicio económicamente evaluable a sus socios, depositarios o titulares de los bienes que administren”. Por su parte, el artículo 252 del Código Penal (apropiación indebida) castiga con penas de seis meses a seis años a los que en perjuicio de otro “se apropiaren o distrajeren dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble o activo patrimonial que hayan recibido en depósito, comisión o administración (…)”».

**¿Puede haber también delito fiscal o contra la Seguridad Social?

En estos casos, el delito se plantea muy complicado para los exconsejeros, ya que para ello la cuota defraudada debe superar los 120.000 euros anuales para el delito fiscal y 50.000 euros de total defraudado durante cuatro años naturales en el caso de la Seguridad Social, en el supuesto extremo que dicha defraudación exista, cantidad a la que será difícil que lleguen. Sin embargo, Caja Madrid y Bankia es fácil que hubieran cometido delito fiscal o, en su caso, contra la S.S.., ya que las entidades bancarias tendrían que haber ingresado las retenciones correspondientes en la Agencia Tributaria durante los ejercicios en los que se produjeron estos hechos y esas cuantías con seguridad superarán ampliamente los 120.000 euros anuales o, en su caso, deberían haber ingresado en la S. S. las cuotas correspondientes por valor de los 50.000 euros en cuatro años naturales (siempre teniendo en cuenta las obligaciones de cotización si existieran y contando, siempre, con los topes máximos fijados).

El Código Penal, en relación, con el fraude fiscal y el fraude a la S. S. dispone:

*<<Artículo 305.  1. El que, por acción u omisión, defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresos a cuenta, obteniendo indebidamente devoluciones o disfrutando beneficios fiscales de la misma forma, siempre que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados exceda de ciento veinte mil euros será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la citada cuantía, (…)

2. A los efectos de determinar la cuantía mencionada en el apartado anterior: a) Si se trata de tributos, retenciones, ingresos a cuenta o devoluciones, periódicos o de declaración periódica, se estará a lo defraudado en cada período impositivo o de declaración, y si éstos son inferiores a doce meses, el importe de lo defraudado se referirá al año natural.>>

*<<Artículo 305 bis.  1. El delito contra la Hacienda Pública será castigado con la pena de prisión de dos a seis años y multa del doble al séxtuplo de la cuota defraudada cuando la defraudación se cometiere concurriendo alguna de las circunstancias siguientes: a) Que la cuantía de la cuota defraudada exceda de seiscientos mil euros. b) Que la defraudación se haya cometido en el seno de una organización o de un grupo criminal. c) Que la utilización de personas físicas o jurídicas o entes sin personalidad jurídica interpuestos, negocios o instrumentos fiduciarios o paraísos fiscales o territorios de nula tributación oculte o dificulte la determinación de la identidad del obligado tributario o del responsable del delito, la determinación de la cuantía defraudada o del patrimonio del obligado tributario o del responsable del delito(…)>>

*<<Artículo 307.  1. El que, por acción u omisión, defraude a la Seguridad Social eludiendo el pago de las cuotas de ésta y conceptos de recaudación conjunta, obteniendo indebidamente devoluciones de las mismas o disfrutando de deducciones por cualquier concepto asimismo de forma indebida, siempre que la cuantía de las cuotas defraudadas o de las devoluciones o deducciones indebidas exceda de cincuenta mil euros será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la citada cuantía salvo que hubiere regularizado su situación ante la Seguridad Social en los términos del apartado 3 del presente artículo. La mera presentación de los documentos de cotización no excluye la defraudación, cuando ésta se acredite por otros hechos….

2. A los efectos de determinar la cuantía mencionada en el apartado anterior se estará al importe total defraudado durante cuatro años naturales.>>

*<<Artículo 307 bis.  1. El delito contra la Seguridad Social será castigado con la pena de prisión de dos a seis años y multa del doble al séxtuplo de la cuantía cuando en la comisión del delito concurriera alguna de las siguientes circunstancias: a) Que la cuantía de las cuotas defraudadas o de las devoluciones o deducciones indebidas exceda de ciento veinte mil euros. b) Que la defraudación se haya cometido en el seno de una organización o de un grupo criminal. c) Que la utilización de personas físicas o jurídicas o entes sin personalidad jurídica interpuestos, negocios o instrumentos fiduciarios o paraísos fiscales o territorios de nula tributación oculte o dificulte la determinación de la identidad del obligado frente a la Seguridad Social o del responsable del delito, la determinación de la cuantía defraudada o del patrimonio del obligado frente a la Seguridad Social o del responsable del delito.>>

*<<Artículo 310 bis.  Cuando de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 bis una persona jurídica sea responsable de los delitos recogidos en este Título, se le impondrán las siguientes penas:

a) Multa del tanto al doble de la cantidad defraudada o indebidamente obtenida, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de dos años.

b) Multa del doble al cuádruple de la cantidad defraudada o indebidamente obtenida, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años.

c) Multa de seis meses a un año, en los supuestos recogidos en el artículo 310. Además de las señaladas, se impondrá a la persona jurídica responsable la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante el período de tres a seis años. Podrá imponerse la prohibición para contratar con las Administraciones Públicas. Atendidas las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los Jueces y Tribunales podrán asimismo imponer las penas recogidas en las letras b), c), d), e) y g) del apartado 7 del artículo 33.>>

Conclusión: A parte de las responsabilidades administrativas, es evidente, que existen posibles delitos en este asunto de las tarjetas opacas, que la Fiscalía, con toda seguridad, pondrá de manifiesto y denunciará, siguiéndose por los Juzgados competentes diligencias penales contra los exconsejeros y contra las entidades Caja Madrid y Bankia.

Córdoba, 11 de octubre de 2014

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado. Inspector de Trabajo y S. S.

Tarjetas opacas y nivel de vida de los españoles (¿Cómo es posible que los 86 “afanadores” de las tarjetas hayan gozado de tanta y persistente impunidad?)

En España, por citar algunos casos: Al mínimo error en tu declaración de Hacienda recibes, en tiempo visto y no visto, una liquidación paralela de la Agencia Tributaria proponiéndote una regularización, con advertencia de sanción y cobro de intereses (no critico el hecho, simplemente, lo pongo de manifiesto); un parado cobra algunos euros de más y le son requeridos ipso facto; un pensionista recibe algo de más en su prestación y es requerido de inmediato, etc.

Lo expuesto es correcto y así debe ser, pero cuando se conocen casos como los de las tarjetas opacas de Caja Madrid y Bankia, todos los buenos propósitos de los ciudadanos mayoritarios saltan por los aires y se produce, como mínimo, un malestar general de difícil evaluación, es decir, nace un “cabreo” social justificado que pide justicia, pero ya.

Resulta curioso, que todos estos buenos ciudadanos afanadores no hayan sido inspeccionados, requeridos, imputados, etc. en más de 10 años. Además, el Ministro Sr. Montoro ha dicho, que hay que controlar ahora a empresas del IBEX 35 y que lo que se ha hecho con las tarjetas está muy mal. A mayor abundamiento, se sospecha por muchos expertos y por los ciudadanos, que esta irregularidad de las tarjetas opacas, es una práctica generalizada en muchas empresas y sobre todo, en las empresas públicas.

No hay duda, que la Agencia Tributaria pondrá a todos sus efectivos a comprobar a todas las empresas públicas y al resto de empresas que no lo son.

En España el nivel de vida de la mayoría de sus ciudadanos es muy preocupante y, ya, asociaciones como Cáritas han puesto al descubierto cifras y datos preocupantes, por lo que creo que conviene exponer algunas conclusiones y datos de organismos públicos fiables para empezar el camino de la regeneración y de la igualdad, pero no basta con que algunos devuelvan lo afanado, hay que exigirles responsabilidades penales y administrativas, sanciones, intereses legales e indemnización de daños y perjuicios..

Así, veamos algunos datos de la población mayoritaria, de esos que no afanan, y aguantan el tirón con una paciencia ejemplar, pero que parece que ya se está rompiendo en mil pedazos:

**CIS. BARÓMETRO DE SEPTIEMBRE 2014 (Avance de resultados. Estudio nº 3038).

Pregunta 65. Actualmente, entre todos los miembros del hogar (incluida la persona entrevistada) y por todos los conceptos, ¿de cuántos ingresos disponen por término medio en su hogar al mes, después de la deducción de impuestos (o sea, ingresos netos)?

No le pido que me indique la cantidad exacta, sino que me señale en esta tarjeta en qué tramo de la escala están comprendidos los ingresos de su hogar.

No tienen ingresos de ningún tipo 1,0; Menos o igual a 300 € 0,9; De 301 a 600 € 6,5; De 601 a 900 € 10,6; De 901 a 1.200 € 13,7; De 1.201 a 1.800 € 15,1: De 1.801 a 2.400 € 9,0; De 2.401 a 3.000 € 4,6; De 3.001 a 4.500 € 4,1; De 4.501 a 6.000 € 1,2; Más de 6.000 € 0,4; N.C. 32,8; (N) (2.444).

Pregunta 66. ¿Y en qué tramo de esa misma escala están comprendidos sus ingresos personales, después de las deducciones de impuestos, es decir, sus ingresos netos?

No tiene ingresos de ningún tipo 18,9; Menos o igual a 300 € 2,7; De 301 a 600 € 12,9; De 601 a 900 € 12,8; De 901 a 1.200 € 12,6; De 1.201 a 1.800 € 10,6; De 1.801 a 2.400 € 4,4; De 2.401 a 3.000 € 1,1; De 3.001 a 4.500 € 0,7; De 4.501 a 6.000 € 0,0; Más de 6.000 € 0,1; N.C. 23,1; (N) (2.444).

**INE. (Indicadores)

Población total:    46.507.760 habitantes a 1 de enero de 2014.

EPA. 2014 T2. Parados:   5.622.900. Tasa de paro: 24,47%. Ocupados: 17.353,000. Tasa de actividad: 59,63%. Activos:    22.975.900.

Activos sin ingresos: 22.975.900  X  18,9%  =   4.342.445,10.

Conclusión: No cito más cifras ni más datos, porque no lo creo necesario, ya que todos los españoles saben perfectamente lo que hay, lo que ya no estoy tan seguro es que sepan que deben de hacer ante la realidad que les aplasta por todos lados.

Han surgido partidos como “Podemos”, que están en una espiral de ascenso imparable; pero, aquí, solo una pregunta: ¿a alguien le extraña que estos partidos nazcan y se desarrollen sin control?

Las preguntas (algunas) que la mayoría de los ciudadanos nos hacemos, son ¿qué podemos hacer ante esta situación generalizada de corrupción en los partidos, sindicatos, patronales, etc.? ¿a quién votamos? ¿es aceptable la teoría del mal menor? ¿se puede comenzar de nuevo con lo que hay establecido?

Personalmente, creo, sinceramente, que no. Hay que buscar una fórmula aceptada mayoritariamente para empezar de nuevo. Propongo el Partido de la Abstención absoluta, de forma, que si en unas próximas elecciones nadie vota, al día siguiente el problema está en vías verdaderas de solución y habría que comenzar de nuevo.

Córdoba, a 9 de octubre de 2014

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado. Inspector de Trabajo y S. S.

Tarjetas de Caja Madrid (opiniones sorprendentes y principio de igualdad inexistente y violado)

En estos días se han conocido diversas y dispares noticias, pero que todas tienen un punto que las relaciona: “la desaparición o ruptura del principio de igualdad al que se refieren, básicamente, los artículos 9, 14 y 31 de la Constitución”.

Los casos a los que me refiero, sin ánimo de exclusividad, son los siguientes:

1.- Noticias “que avergüenzan a cualquiera” referidas a las tarjetas de Caja Madrid y Bankia.

2.- Los datos sobre la pobreza hechos públicos por Cáritas.

3.- La cifra  de desempleados registrados en los servicios públicos de empleo, que  ha aumentado en 19.720 personas en septiembre.

4.- El llamado caso Puyol y todas sus derivaciones.

Lo que más me ha llamado la atención, han sido algunas tertulias públicas de medios de comunicación, que plantean preguntas a la audiencia sorprendentes, tales como: ¿Uds. creen que los Consejeros de Caja Madrid titulares de tarjetas opacas, deben reintegrar a la Entidad el importe gastado?

Después de muchos años de ejercicio de la abogacía, estoy harto de ver detenidos, en la cárcel en tiempo visto y ni visto, a cualquier persona que se haya apropiado por algún medio ilegal (engaño, falsedad, robo, hurto, estafa, etc.) de cantidades, que podemos describir como mínimas (1.000 a 3000 euros) en comparación con los casos precitados, por no hablar de imputaciones, a destajo, realizadas a la mínima denuncia.

En el caso de las tarjetas de Caja Madrid, hasta la fecha no hay ningún detenido, ningún imputado y, por supuesto, ningún preso. Hagan Uds. si quieren una prueba, vayan a un hotel de cierta categoría y váyanse sin abonar la cuenta (cualquiera que sea el motivo, razonable o no), verán como “en menos que canta un gallo”, tiene puesta una denuncia y están detenidos por la policía y puestos, después, a disposición judicial, pasando, sin duda, una noche en el calabozo cuándo menos (quede claro que no hablo de memoria ni me lo invento).

Por el contrario, en el Caso Tarjetas Caja Madrid, según todas las noticias, un grupo de personas (por supuesto con guante que parece blanco) se apropian de más de 15. 000.000 de euros y, lo máximo que algunas tertulias se preguntan es si deben devolver el dinero afanado.

Creo, que en estos casos, existe no ya una vulneración evidente y una ruptura manifiesta del principio de igualdad constitucional, sino una injusticia manifiesta. No puede ser, que cuando en España el número de pobres supera la cifra de 2.500.000 personas, cuando en un solo mes el paro “registrado” (ni siquiera hablo de la EPA) sube en casi 20.000 desempleados y otros datos del mismo tenor, que se pueden citar y constatar, un grupo de desaprensivos privilegiados (exministros, expresidentes y exconsejeros de todo tipo <<–asociaciones de empresarios y sindicatos, Comunidad Autónoma, Ayuntamiento, etc.–>> de Cajas de Ahorros, etc.) se apropian de cantidades ingentes de dinero, solo con tarjetas (habrá que examinar y ver lo demás) y que no pase nada realmente efectivo y ejemplarizante. Los implicados, algunos, han salido diciendo que todo es legal (pero que se sepa solo algunos han devuelto ciertas cantidades) y se han quedado tan frescos con alguna dimisión o destitución. Lo más grave es, que como ha dicho uno de los favorecidos por semejante latrocinio públicamente, que lo de las tarjetas lo sabía todo el mundo.

Conclusión: ¿Si es cierto, que este asunto era de dominio público en ciertas esferas de poder? Solo puedo decir una cosa: “Siento vergüenza ajena”.

Córdoba, 3 de octubre de 2014

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado. Inspector de Trabajo y S. S.