Tag Archives: U.E.

IV. U. E. – Comisión – Aplausos y aplausos – vacunación sin vacunas (compra y suministro de vacunas)

La Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, reconoce en comparecencia parlamentaria, que la Comisión fue demasiado optimista con la compra de vacunas, y, con respecto a la cantidad de vacunas que entregarían las farmacéuticas con las que se habían firmado contratos de suministro. Así, ha dicho, que en la Comisión hemos sido demasiado optimistas con la capacidad de producción y, quizás, estábamos demasiado seguros de que lo que habíamos encargado y pagado, y, que se nos iba a entregar a tiempo, porque globalmente hemos subestimado las dificultades que lleva consigo la producción en masa.

Los principales grupos políticos del Parlamento (populares, socialdemócratas, liberales y verdes), han apoyado la gestión en la compra de vacunas de la Presidenta de la Comisión Europea, y, solo reclamaron a la Comisión una mayor transparencia en los contratos con las empresas farmacéuticas.

** Es curioso, que nadie dimite en este vidrioso asunto de la compra de vacunas y ni asume su responsabilidad, cuando, como mínimo, los daños son manifiestos a los 450 millones de ciudadanos de la Unión, así:

- Daños económicos difíciles de calcular, pero, sin duda, muy elevados.

- Los ciudadanos de la U. E. sin vacunar a tiempo, de forma, que el retraso en su vacunación se traducirá en miles de contagios y en muchas muertes.

** El “optimismo” excesivo reconocido por la propia Presidenta de la C. E., debería traducirse, como mínimo, en su dimisión inmediata, pues, difícilmente, podrá reparar el daño causado a los ciudadanos de la U. E. afectados por el retraso en la vacunación, que se traducirá en miles de contagios y cientos de muertos, por no hablar del daño económico y del desprestigio de la propia Unión.

El apoyo de los principales grupos políticos del Parlamento Europeo a la gestión en la compra de vacunas, realizada por la Presidenta de la Comisión Europea, o si se quiere decir de otra forma, los aplausos en sede parlamentaria de los eurodiputados, sinceramente, producen vergüenza ajena y son un desprecio manifiesto a los ciudadanos de la U. E., ya que, al no dimitir voluntariamente la Presidenta de la C. E., debería haber sido cesada por el Parlamento Europeo por graves daños a 450 millones de ciudadanos de la Unión, y que, al no hacerlo, se convierte en cómplice silente de una conducta de falta de la prudencia más elemental, que ha producido daños irreparables a la Unión y a sus ciudadanos, ya que, como mínimo, la Sr.ª. Von der Leyen ha incurrido en una negligencia gravísima en el desempeño de sus funciones.

El comportamiento de los líderes de la U. E., incluidos los europarlamentarios, en la crisis de la compra y suministro de vacunas, ha puesto de relieve, lo poco que les importan los ciudadanos de a pie, ya que, lo único que parece preocupar a la Presidenta de la Comisión Europea, es lo que pueden hacer los europarlamentarios, de manera, que todo se resuelve con más prebendas a los mismos; aunque, para que no haya sorpresas, primero ronda de reuniones con los grupos del parlamento por separado y a puerta cerrada y, en segundo lugar, cuando está todo acordado y pactado, comparecencia en el Parlamento Europeo de la Presidenta de la C. E. de apoyos y aplausos sin fin.

En cualquier organización o empresa que se precie, un desastre de la magnitud de la compra y suministro de vacunas y de sus consecuencias negativas de todo tipo (económicas, sociales, sanitarias y políticas), llevado a cabo por la Presidenta y la Comisión Europea, hubiera dado lugar a la exigencia inmediata de responsabilidades a los causantes del expolio perpetrado y, a la vez, una investigación completa y exhaustiva de todo el proceso de compra fallido.

Los errores -o lo que sea- en las contrataciones de las vacunas, han llevado a un retraso en las vacunaciones con daños tremendos en todos los sentidos en los Estados Miembros de la U. E.: Sanitario, con miles de contagiados y muchas muertes más, y, económico, con pérdidas incalculables en las economías de los países miembros, eliminación de los inicios de la recuperación económica, con parada casi total del crecimiento, y, además, pérdidas intangibles, cómo el desprestigio de la U. E. en la esfera internacional.

Encima de todo, por si faltara algo de lo malo, oscuridad vidriosa en todo el proceso de compra y suministro de las dosis de vacunas, cuando debería haberse producido una transparencia completa e inmediata, para que los ciudadanos de a pie de la U. E. estuvieran perfectamente informados.

En cambio, en la U. E. todo se ha saldado con abrazos  fraternos y aplausos, mientras los ciudadanos de la Unión languidecen en manos de la pandemia, abandonados por unos gobernantes a los que solo importa, por lo que se ve, permanecer en el poder a cualquier precio, rodeados de privilegios y de ingentes equipos de apoyo, que  por los resultados se presentan como inanes, realizando su trabajo sin responsabilidad y en un mundo paralelo ahíto de beneficios de los que los ciudadanos normales carecen y ni se imaginan.

Por lo expuesto y por lo visto, es evidente que esta no es la Europa de los ciudadanos, ya que, no solo se trata de haber llevado a término un desastre tremendo, sumido en la estulticia, con el asunto de la compra y suministro de las vacunas, sino, además, insisto,  en la opacidad y falta de transparencia que demuestran esos gobernantes europeos responsables, como lo prueba, la publicación de contratos con farmacéuticas mutilados y tachados, donde ni siquiera se ve el precio real pagado y sus condiciones más elementales, haciendo con ello, un remedio peor que la enfermedad y los errores cometidos.

Cuando otros países mucho más pequeños tienen vacunas para todos sus ciudadanos (baste citar aquí, solo al Reino Unido o a Israel), la U.E. ha demostrado una “pereza” en su actuación de aprovisionamiento de vacunas lamentable, continuando, además, la oscuridad en las circunstancias de la compra.

Se habla de un retraso en la vacunación de tres meses:

¿Cuánto costará a la salud de los ciudadanos de la Unión y que coste económico tendrá?

Aquí, todo se soluciona al parecer con una comparecencia parlamentaria de la Presidenta de la Comisión pactada y dopada, donde ya todos saben que solo habrá apoyos y aplausos, pues para nuestros líderes gobernantes lo verdaderamente importante no es resolver el problema y buscar las vacunas ya, sino proteger sus cargos a cualquier precio, que, simplemente, pasa siempre por aumentar los privilegios de todo tipo de la Euro cámara.

En resumen, los 450 millones de ciudadanos de la U. E. que esperen a cuando buenamente pueda ser, que no pasa nada, salvo unos cuantos miles de infectados más y los muchos muertos que toquen.

Para terminar, la Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, en comparecencia parlamentaria ha realizado un brindis al sol, excusándose no por su incompetencia, sino por la actitud trilera de las compañías farmacéuticas, que se han aprovechado de Ella, a pesar de haber pagado por anticipado (no se sabe aún que cantidad) y de existir unos contratos opacos, oscuros y muy confidenciales.

En resumen, una desgracia para la U. E y todos sus ciudadanos, que asistimos perplejos a unas actuaciones de la C. E. y su Presidenta, que nos apenan y nos ponen en peligro manifiesto, y, además, no pasa nada, ni nadie asume responsabilidad alguna de forma efectiva.

N.B.  La U. E. – la Comisión – su Presidenta, Úrsula Von der Leyen, y el Parlamento Europeo, en el asunto de la compra y suministro de las vacunas en la Euro cámara, se han perdido en apoyos y aplausos incomprensibles, sin que se haya dicho, que va a hacer para solucionar de inmediato el retraso en la vacunación y qué medidas se van a adoptar para ello: una pena y un horror para los ciudadanos de a pie.

La Comisión de la U. E. solo ha publicitado un contrato mutilado, metiéndose de lleno en la opacidad y en el engaño, cayendo de lo malo a peor, pues siempre, la omisión parcial encubre engaño o lo aparenta de lleno, haciendo la verdad pretendida, mentira cierta,

Los líderes de la U. E. han demostrado sobradamente que son malos negociadores, pero, además, que no explican nada, sino que ocultan la compra y suministro de las vacunas a sus millones de ciudadanos, dejando toda transparencia de lado, frente a 450 millones de personas que los mantienen y sostienen.

No puede ser, que los ciudadanos se conviertan en rehenes por sus propios gobernantes y que se les sumerja en la ignorancia opaca y vidriosa, y, que nadie responda de verdad por tantos errores inexcusables.

Finalmente, reiterar una vez más, la metáfora sobre la corrupción de Shakespeare (frase de Hamlet), referida a la política de Dinamarca y a la actitud de sus políticos: Something is rotten in the state of Denmark; que deseamos, que no sea verdad en este caso, pues, si resulta cierta, los responsables deben asumir todas sus responsabilidades de forma inmediata, y, a la vez, exigir responsabilidad personal a cualquier implicado en la trama del suministro y compra de las vacunas, que se ha mostrado como un desastre mayúsculo.

Córdoba, a 12 de febrero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Sector Público y Sector Privado – mundos paralelos (sociedades desiguales = personas discriminadas)

Llaman la atención unos datos de la EPA – 4T – 2020, que ponen de relieve un hecho indiscutible y preocupante en extremo, que subyace, en el perverso muro que se está levantando entre el sector público y el sector privado, que está produciendo dos mundo paralelos desiguales, donde las diferencias son cada vez mayores en todos los sentidos, de manera, que los desequilibrios crecen entre ellos de forma maligna, produciendo faltas de equidad entre los dos mundos, de los que nacen dos sociedades desiguales; donde una, la pública, no nota la crisis y mantiene su nivel de vida e incluso lo acrecienta, mientras, la otra, la privada, se va hundiendo en la pobreza y la ruina, sin que se vea, al menos, una posibilidad de reconstruir la igualdad.

Las otras cosas diferenciadoras entre ellas, que marcan la nota discriminatoria, residen, en que los poderes públicos forman parte de una de esas sociedades, y, de ninguna forma, por lo que se ve (ni en España ni en la U. E.), están dispuestos a bajarse sus privilegios y sus retribuciones sagradas para favorecer a la otra parte en ruina y, además, esta última, si seguimos este camino perverso, está en riesgo de desaparecer, al menos, tal y como ha venido siendo hasta ahora, que ha proporcionado muchos años de prosperidad, libertad y bienestar a sus ciudadanos.

Solo en España ya hemos superado la mayor cifra de empleados públicos de la democracia, mientras el sector privado decrece en todos los sentidos, siendo cada vez más pobre y de menor entidad económica y social. A título de ejemplo, un dato, el número de asalariados del sector público ha alcanzado en el cuarto trimestre, 3.379.100 de individuos con nómina a cargo del contribuyente.

Por lo dicho, veamos algunos datos significativos de la EPA-4T-2020, que pueden llevar a comprender la magnitud de problema y la necesidad imperiosa de hacer frente al asunto, que se quiera admitir o no, es de todos, así:

** INE – 4T – 2020.  En un año, el número total de empleados públicos ha crecido en 125.800 personas, frente al descenso del número de asalariados privados de 730.400 personas.

En un solo ejercicio, el número de trabajadores al servicio de las administraciones (tanto funcionarios como personal laboral o temporales) ha crecido casi un 4%. Concretamente un 3,86%. Esto contrasta, con el desplome en el número de asalariados del sector privado, que se ha hundido un 5,37%, según las cifras que pone de relieve el INE.

**   Otros datos:  

*  Encuesta de Población Activa – Trimestre 4/2020. (miles)

Ocupados:             19.344,3 .

Parados:                 13.719,8 .

Tasa de actividad:  58,19%.

Tasa de paro:         16,13%.

Inactivos:           16,571.4.

Empleados públicos:  3.379.1

* Parados en el Sector Público ninguno, al contrario, crece el empleo. En los 12 últimos meses el empleo se ha incrementado en 125.800 personas en el sector público y ha descendido en 748.400 en el privado.

* En el último año la población activa se ha reducido en 94.700 personas.

* La EPA ha revelado, que 2020 se saldó con 933.600 personas inactivas.

*  En los 12 últimos meses el empleo ha disminuido en 622.600 personas (338.800 hombres y 283.800 mujeres).

* España finalizó el año con una subida del paro de 527.900 personas, un 16,5% más que en 2019, hasta alcanzar la cifra de los 3.719.800 desempleados

*  La EPA no considera parados a los trabajadores en ERTE. Están en su casa sin trabajar y cobrando una prestación, pero las estadísticas los consideran ocupados. Y estamos hablando de 750.000. (Solo Sector Privado, como se ha señalado).

*  Así las cosas, si a los 3.719.800 parados oficiales les sumamos los inactivos y los sometidos a ERTE, la destrucción real del mercado de trabajo (solo sector privado), queda reflejado en una cifra ruinosa. (Paro, además, dopado con 125.000 empleados públicos más). Cifra mínima de personas paradas se sitúa en 5. 528.400.

* En los 12 últimos meses, se han perdido 748.400 empleos en el sector privado, en el público hay 125.800 más.

* El Gobierno (con gasto descontrolado) cerró el año con 3.379.100 individuos, con nómina a cargo del contribuyente.

- La Administración central tiene 554.800 empleados en la actualidad. Es decir, ha crecido en 20.000 personas.

- Las comunidades autónomas han aumentado su plantilla en casi 100.000 personas en 2020, llegando en el cuarto trimestre de 2020 a 1,94 millones de personas. Han crecido en 92.000 trabajadores más.

- En las entidades locales han llegado a 667.200 empleados, creciendo en 2.500 trabajadores más.

- Las empresas públicas han aumentado la plantilla en 11.200 personas, de forma, que ahora tienen a 172.700 empleados.

** En resumen, el sector productivo español es cada vez más pequeño y sostiene a un Estado cada vez más grande, que sólo sabe gastar, subvencionar y aniquilar la riqueza, por cierto, cada vez más difícil de generar y en descenso, como lo prueba la caída del PIB al 11%.

Todo lo expuesto, a pesar de la grave crisis que se ha generado en el País, que ha destruido muchos miles de empleos en el sector privado y ha liquidado o tiene amenazadas de destrucción a demasiadas empresas, sobre todo, pequeñas y medianas, así como, a muchos autónomos.

Lo dicho, pone de manifiesto y refleja, que el Sector Público no ha notado los recortes, que sí ha sufrido el resto de la actividad económica española, vampirizando sin tregua al Sector Privado, razón por la que, las diferencias y los desequilibrios están creando sociedades desiguales, donde la equidad no existe entre ellas.

Para terminar, se mire como se mire, es un imposible, que menos de un tercio de la población de un País sostenga y mantenga a los otros dos tercios, forma, que cuando se agoten las posibilidades de la deuda, los fondos de recuperación de la U. E. y la recaudación del Estado decrezca al límite inadmisible, si no se recupera la productividad y se igualan las dos sociedades resultantes deshaciendo la desigualdad y recuperando las diferencias entre ellas, España (el país, sea el que sea), entrará en barrena y quebrará sin remedio.

Un ejemplo, de lo que defendemos, es el turbio asunto de la compra y suministro de las vacunas en la U. E., donde, salvo error en lo dicho, la Unión, con sus líderes y euro-burócratas al frente, ha llevado a cabo sin consultar y hacer participe al sector privado, unas contrataciones de vacunas, que se han demostrado equivocadas, ya que no hay más que remitirse a los resultados: la U. E. y sus Estados Miembros sin vacunas suficientes, cuando otros países han conseguido, en tiempo y forma, dosis suficientes para todos sus habitantes o, al menos, para cubrir todos sus grupos de riesgo.

N.B.  Es una realidad, que ninguna organización, sea la que sea, puede progresar sin que el Sector Público y el Sector Privado estén embridados, de manera, que no existan mundos paralelos y sociedades desiguales, existiendo personas discriminadas por pertenecer a uno u otro sector, como desgraciadamente, está ocurriendo en España y en la U. E., donde lo público se convierte en la sociedad hegemónica postergando y sometiendo al sector privado.

Si los poderes públicos forman parte de una de esas sociedades o son ellas mismas, excluyendo a los demás, sin estar dispuestos a bajarse de sus privilegios sagrados, impidiendo la participación de la sociedad civil en la toma de decisiones, el país o los países y sus organizaciones que los sostienen corren el riesgo de desaparecer.

Los datos de la EPA-4T-2020 expuestos, los razonamientos realizados y las conclusiones obtenidas, son realidades incuestionables, se miren como se miren, ya que, frente a la evidencia no caben interpretaciones oscuras, que siempre apuntan a intereses privativos, opuestos al bien común y general de las sociedades democráticas.

Córdoba, a 31 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

III – U. E. – contrato mutilado – cada vez peor (la opacidad parcial siempre encubre engaño o lo aparenta)

La U. E. tiene unos 450 millones de habitantes, después de la salida de la Unión del Reino Unido. La UE ha hecho público su contrato con AstraZeneca, ocultando el precio y el número de dosis previstas entre otras muchas cosas, todo en aras de una palabra maldita, que se harta de mencionar: confidencialidad.

La Unión Europea (Bruselas) oculta el precio y la cantidad de dosis mensuales previstas para cada mes, que aparecen tachados en el documento. Es decir, la Comisión Europea ha dado un paso para delante y dos para atrás, porque ha publicado el contrato con la farmacéutica AstraZeneca, pero lo ha hecho, censurando las partes más relevantes, que tienen que ver con las cifras y los plazos:

** ¿cuáles son las dosis que se ha comprometido la compañía a entregar a Bruselas y en qué fechas?

Aquí se hace el silencio.  Esa parte del contrato está llena de tachones, que impiden comprobar cuáles han sido las dosis comprometidas.

** En cuanto al precio, se dice, que la U. E. puso 336 millones de euros por adelantado para el desarrollo del producto, aunque, parece, que el desembolso total de la operación se fija en unos 870 millones de euros.

Es algo indiscutible, que la confidencialidad somete a la transparencia y, ese hecho, se mire como se mire, confluye en 450 millones de ciudadanos incursos en un mundo opaco, tenebroso y oscuro, por lo que, estamos peor que al principio, porque, ahora, tenemos la certeza de que los que ejercen el poder, nos ocultan cosas relevantes a sabiendas, lo que, es inaceptable e inasumible.

Con seguridad habrá muchas opiniones, unas a favor y otras en contra, pero, sin duda, la opinión mayoritaria entre los 450 millones de ciudadanos, es, que la transparencia se debe imponer a la opacidad, de forma, que no hay confidencialidad, que valga frente al derecho de los ciudadanos de conocer la verdad y toda la verdad, sin escusas de clase alguna. Dicho de otra forma, debe dominar la absoluta transparencia en la información a los ciudadanos de la U. E.

Si la U. E. admite, que la confidencialidad oscura y opaca se imponga frente a la transparencia, incurre en un error gravísimo y lleva a sus ciudadanos a un engaño perverso, que, sin la menor duda, pagará en el largo plazo con un coste altísimo, que será casi irreparable para Ella y sus ciudadanos.

N.B.  U. E. ha publicitado un contrato mutilado, metiéndose de lleno en la opacidad y en el engaño, cayendo de lo malo a peor, pues siempre, la omisión parcial encubre engaño o lo aparenta de lleno, haciendo la verdad pretendida, mentira cierta,

Los líderes de la U. E. no solo parecen malos negociadores, sino que son peores explicadores de la compra y suministro de las vacunas a sus millones de ciudadanos, ya que, si antes teníamos dudas, ahora tenemos certezas, como poco, de que son unos imprudentes, que encima, se esconden en una mal entendida confidencialidad, dejando toda transparencia de lado, frente a 450 millones de personas que los mantienen y sostienen. Vamos un dislate de proporciones galácticas.

Finalmente, reiterar, que la metáfora sobre la corrupción de Shakespeare, que citábamos ayerdeseamosque no sea verdad en este caso, pues, si resulta cierta, solo cabe una cosa, que los responsables dimitan de forma inmediata, y, que se exija responsabilidad a cualquier implicado en la trama del suministro y compra de las vacunas.

Córdoba, a 30 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

II – U. E. – suministro y compra de vacunas (malos negociadores, irresponsables e impunes)

La realidad es, que están desabastecidos de vacunas la U. E. y sus estados miembros, estando en medio, como siempre, los ciudadanos perjudicados y desinformados.

Los líderes de la U. E., una vez más, han dejado claro su menosprecio al pueblo que los elige y mantiene (con sus impuestos) sus privilegios y sus extraordinarias retribuciones de todo tipo, apareciendo perdidos en la opacidad más oscura y tenebrosa.

Encima, dicen sin pudor, que los contratos de las vacunas son confidenciales y sólo unas cuantas personas conocen los detalles, y, que ni siquiera, los eurodiputados han tenido acceso al contenido completo, lo que ya es el colmo de los colmos, ya que, si eso es cierto, los eurodiputados silentes son unos consentidos, que han permitido, haciendo dejación de sus funciones, lo inaceptable.

Aunque siempre podemos empeorar, si al final resulta, haciéndose público, que los líderes de la U. E. y sus grades euro-burócratas han recibido la vacuna con carácter preferente, tal y como ha ocurrido en España en demasiados casos.

La U. E. (su Comisión) debe, si o si, garantizar el suministro y el reparto de las vacunas a los ciudadanos de los Estados Miembros, pues medios y poderes tiene, de manera, que sus líderes prometieron que habría vacunas, y, eso es lo queremos vacunas, sin excusas ni pretextos de clase alguna.

 Así mismo, deben llevar a cabo, una información veraz completa e inmediata del asunto de las vacunas, sin exclusiones oscuras de confidencialidad para los ciudadanos de la U. E., que son los que pagan y son los verdaderos perjudicados con los retrasos de las vacunas.

El desastre la gestión de los líderes y euro-burócratas de la U. E. se concreta y manifiesta, aún más, en países como España, sin estructura nacional de política común en el asunto, plurinacional y desvertebrada, donde ya faltan vacunas en casi todas las CC. AA.  por el desatino de una compra de suministros fracasada y con un Gobierno Central en huida permanente.

Es decir, el desabastecimiento de vacunas es imputable a gobiernos como el de España, desaparecido en combate y sin un plan nacional de clase alguna, pero, también,preferentemente, al conjunto de las autoridades europeas de la U. E.

La UE está demostrando en estos momentos de necesidad su máximo nivel de incompetencia, probándose fehacientemente, que estamos en manos de privilegiados inanes, que solo se ocupan de sí mismos, habiéndonos dejado abandonados en la pandemia y, que, además, les da igual. Parecen, lo que son, unos incapaces irresponsables.

Si ésta es la eficacia de la U. E. y sus responsables, que Dios nos coja confesados o que el destino nos ampare. La campaña de vacunación es un fracaso. La llamada Europa de los mercaderes, según todas las pruebas, ha negociado con las farmacéuticas (con otros verdaderos mercaderes) con errores patentes, desidia, tardanza y pobreza de primerizos en el arte del comercio, sin ni siquiera preguntar, además, a los empresarios y profesionales que saben, ya que, el resultado nefasto de la negociación, así, lo indica.

La realidad demuestra, que hay países que han contratado mejor, que han sido más capaces y que han defendido a sus ciudadanos a capa y espada,  exigiendo todas garantías posibles y ahorrado solo cuando había que ahorrar, no cayendo, por supuesto, en errores de aprendices de compradores novatos e indocumentados como los negociadores de la U. E. (dinero barato regateado mal y pronto), que, desgraciadamente, luego se gastan en sueldos, pensiones, gastos de representación y despachos para ellos mismos (pobres euro-funcionarios y políticos europeos), que dilapidan nuestros impuestos sin mesura, viviendo a tutiplén (“en abundancia” o “a porrillo”), mientras, se olvidan de los ciudadanos de a pie secuestrados por la pandemia, que son los que los mantienen con impuestos desmedidos por ello y para ellos.

Las vacunas no están todas las necesarias (no llegan), porque las cosas se han hecho mal gracias a los elitistas políticos y funcionarios de la UE. Dicho de otra forma, tenemos que pagar su tren de vida y encima nos engañan subcontratando a la baja las vacunas con efectos nocivos para nosotros.

Solo una pregunta, ¿esto es una realidad nueva y misteriosa o todos sabíamos que estábamos en manos de euro-burócratas y políticos incapaces, solo preocupados de ellos mismos y sus privilegios de todo tipo?

 Finalmente, dos cosas entre las muchas que se podrían destacar:

1.- Por si faltara poco en la realidad del retraso en la vacunación, que afectará muchos países de la U. E., el ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, (Twitter), ha dicho, que, -dado el limitado número de vacunas, tenemos por delante por lo menos diez duras semanas-, ya que, el País se enfrenta a uno de los momentos más complicados de la pandemia por la falta de suficientes dosis de vacunas.

2.- Comisión Europea anunció ayer, que adoptará hoy viernes un mecanismo para controlar las exportaciones de vacunas, que le permitirá impedir, que las compañías farmacéuticas vendan a terceros países dosis producidas en el bloque, si no son capaces de cumplir con el reparto prometido a los estados miembros; justificando la medida, por la necesidad de controlar cuántas dosis producidas en plantas europeas salen de la U. E., y, también, para rendir cuentas al contribuyente europeo, cuyo dinero ha sido utilizado para reservar unidades de la vacuna durante los últimos meses.

(Nota: Está muy bien, que la U. E. se defienda dentro del respeto a la Ley de la propia Unión (su estado de derecho), como puede ser el respeto al principio de libre empresa; aunque puestos a ello, vendría aún mejor, que, además, los responsables de las compras y suministros de vacunas de la Unión, explicaran e hicieran públicos a sus ciudadanos paganos: los contratos con las distintas Empresas Farmacéuticas, las dosis compradas, el precio pagado por ellas, los plazos concretos de entrega acordados y quienes han sido los firmantes de los acuerdos de compra y suministro de las vacunas.)

N.B.  La U. E. y sus líderes han probado, solo para empezar, que parecen (o son) malos negociadores e irresponsables, esperando, aunque con muchas dudas, que sea solo eso, y, que no tengamos que copiar a fuego la frase de Hamlet de William Shakespeare, referida a la política de Dinamarca y a la actitud de sus políticos: “Something is rotten in the state of Denmark”.

La metáfora sobre la corrupción de Shakespeare, deseamos, que no sea verdad en este caso, pues, si resulta cierta, solo cabe una cosa, que los responsables dimitan de forma inmediata, y, que se exija responsabilidad a cualquier implicado en la trama del suministro y compra de las vacunas.

Córdoba, a 29 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

U. E. – AstraZeneca – U. Oxford (publicitar a todos los ciudadanos el contrato firmado con la Empresa)

Empezamos con los líos de las vacunas entre la Farmacéutica AstraZeneca, empresa anglo sueca, llamada vacuna de la universidad de Oxford, y la U. E., estando en medio, como siempre, los ciudadanos perjudicados y desinformados.

Por un lado, la UE exige a AstraZeneca un calendario claro, en una reunión que se dice sin avances. La comisaria de Salud, Stella Kyriakides ha dicho (Twitter), tras una reunión que se califica de constructiva, que: “Lamentamos la falta continuada de claridad sobre el calendario de entregas y pedimos un plan claro de AstraZeneca para la distribución rápida de vacuas que habíamos reservado para el primer trimestre”.

Por otro lado, la Empresa AstraZeneca dice que está cumpliendo lo acordado.

La cosa está muy clara, solo hay que publicar el contrato firmado entre la U. E. y la Farmacéutica anglo-sueca, de forma, que así todos los ciudadanos de la U. E. estemos completa y verazmente informados, enterándonos entre otras cosas, del contenido íntegro del mismo, ¿quién lo firmó por parte de la U. E.?, ¿cuál ha sido el costo del contrato y su forma de pago?, ¿los plazos de entrega acordados y el resto de las condiciones acordadas y asumidas por ambas partes?

Si no se publicita el contrato a todos los ciudadanos de la Unión, estaremos los de a pie, como siempre, ciegos y mudos, de manera, que los líderes de la U. E. demostrarán una vez más, su desprecio al pueblo que los elige y mantiene, con sus impuestos, sus privilegios y retribuciones de todo tipo, desmedidos y perdidos en la opacidad más oscura y tenebrosa.

No puede ser más fácil y trasparente para todos, ya que, toda discusión entre ambas partes quedará aclarada y solucionada al momento, aunque claro, si hay mucha porquería bajo la alfombra perversa del contrato firmado, se entiende, que los firmantes de la U. E. no quieran mostrar sus vergüenzas de todo tipo ni asumir responsabilidades, si es que las hay.

A pesar de lo dicho y de la facilidad de hacerlo, tengo la impresión, que los ciudadanos de la U. E. no vamos a ver, ni por asomo, ese contrato de compraventa de vacunas y de sus condiciones, como, precio acordado, plazos acordados de entrega, quienes firmaron, y, si alguien, en su caso, asumirá alguna responsabilidad por el estropicio, que se vislumbra tenebroso y vidrioso.

Copiando la frase de Hamlet de William Shakespeare (1601), drama referido a la política del Estado de Dinamarca y a la actitud de sus políticos: “Something is rotten in the state of Denmark”. (Todos sabemos, que es una metáfora sobre la corrupción de Estado). Esperemos, que no sea verdad en este caso.

N.B.  El conflicto está solucionado con lo expuesto: Que la U. E. publicite a todos los ciudadanos el contrato de compraventa y suministro firmado con la Empresa AstraZeneca (U. Oxford) sobre las vacunas.

Nadie, en su sano juicio, puede defender lo contrario, en una U. E.  democrática, regida por la ley, el derecho y los principios éticos más elementales, solo vale la información veraz inmediata y completa a los ciudadanos de la Unión que detentan la soberanía. Si no se publicita el contrato, lo del drama precitado de William Shakespeare es una minucia, comparado con la opacidad y oscuridad de los líderes de la U. E. implicados en el contubernio de las vacunas.

Córdoba, a 28 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.