Daily Archives: 16/05/2021

Miedo – autocracia – consecuencias (disidencia – arbitrariedad – cautividad)

Del chalaneo con el autoritarismo solo puede nacer el engaño, ya que, si de algo hay que protegerse es del que tiene miedo, no hay nada más perverso que aquella persona que actúa por miedo y, concretamente, eso es lo que se está viendo a diario en España en estos días de incertidumbre e inseguridad jurídica, donde poderes públicos atemorizados blanden su miedo contra cualquier opinión libre, que en su estulticia consideran contra ellos.

Los autónomos y sus asociaciones colaboradoras con el poder establecido basado en el miedo, han venido cooperando con su amenaza, pensando que era posible apaciguar al leviatán con una aptitud sumisa y cautiva, olvidando que el miedo a sí mismo es la fuerza de la bestia, que le impulsa a amedrentar a todo lo que tiene enfrente como forma de escapar de su propio miedo.

Los hechos que se vienen produciendo en España desde hace tres años, tienen su apoyo y razón de ser en el miedo del Gobierno y de su Presidente a perder el poder, que han ocupado con la fuerza de la trampa y mantienen con el miedo, porque ellos creen, que la amenaza es un arma eficaz para sus fines, de manera, que no se detienen ante nada, pues su propio miedo es la razón de su poder:

-Ocupan las Instituciones del Estado como algo de su propiedad-, -desmontan el poder judicial independiente-, –someten cautivos a los ciudadanos con prebendas y subvenciones varias-, rompen la unidad de mercado y la igualdad política entre CC. AA.-, -imponen impuestos confiscatorios con argumentos de falsa equidad-, -gastan el dinero público arbitrariamente y con el solo propósito de avanzar en sojuzgar la disidencia y comprar voluntades-, –usan el poder del estado en todas su parcelas para aplacar su propio miedo-, y, así, -un largo etc. de despropósitos- que se prologan en tiempo y en intensidad.

El Estado Social y Democrático de Derecho se fundamenta, en la división de poderes y en una serie de derechos y libertades fundamentales consagradas en la Constitución, pues bien, en estos días de estado alarmante (antes y después) se han superado por el Gobierno todos los límites admisibles, de forma, que solo por poner un ejemplo clarificador, el Presidente Sánchez lleva firmados 89 R. D. L. (39 en 2020 y 9 en 2021), que es una figura legislativa, que solo se justifica por -extraordinaria urgencia y necesidad-, cosa, que, por simple lógica, es materialmente imposible que ocurra 89 veces, ya sea con estado de alarma o sin él, en tan corto espacio de tiempo.

Tras esta forma tenebrosa de gobernar, se ocultan actos arbitrarios de todo tipo y color, que van desde patadas a las puertas de la policía violando domicilios particulares sin orden judicial a nombramientos y destituciones (como la del Coronel Pérez de los Cobos), sin que curiosamente haya pasado nada, ni nadie responsable haya presentado su dimisión.

Aunque está claro, que no hay que agobiarse con las dificultades de cada día, pues siempre hay un mañana, tal y como ha ocurrido en las elecciones de Madrid, a pesar de que el depredador depredado por los madrileños, haya mostrado su cara más oscura apelando de nuevo a su propio miedo, que proyecta sin mesura sobre todo lo que tiene alrededor, porque está convencido de que puede imponer su miedo a los demás y que da resultados.

España se encuentra en una encrucijada inquietante en todos los sentidos (económico, político, social y sanitario), de manera, que necesita de la colaboración de todos, aunque por lo que se ve esta es una idea desterrada desde el poder, ya que, no hay más que observar lo que pasa en Madrid para comprender la gravedad de la situación. Lo importante y esencial es erosionar y desprestgiar a la Presidenta Ayuso, para demostrar a los demás que el miedo todo lo puede, mientras tanto los españoles abandonados a su suerte, pues los liberticidas están convencidos, en el uso arbitrario de su poder hegemónico, que el miedo achantará a todos en su cautividad.

La libertad es un bien y un derecho que no se defiende solo, ya que, es más fácil quitarla que mantenerla y/o recuperarla, sin embargo, ya está calando en los españoles ese sentimiento de autodefensa de sus libertades y derechos, máxime, cuando desde un poder desquiciado se traspasan todas las fronteras de la prudencia y de la equidad, como ha ocurrido ahora, con los expedientes de expulsión de los Sñres. Leguina y Redondo Terreros, que nadie entiende ni comparte, pero que el rechazo a esa forma de actuar, se está extendiendo corrosivamente contra los expedientadores, apoyado, cada vez más, por los españoles, como una mancha de aceite gigantesca sobre los que han derramado la grasa de forma tan demoledora como injusta, nacida de su propio miedo.

A partir de ahora vienen tiempos difíciles para todos, pues está claro, que seguirán cabalgando desbocados hasta la derrota final, si es que llega.

Toca con urgencia de R. D. L. reconstruir España, y, recuperar todos los derechos y libertadas arrasadas por un poder autocrático, aunque la tarea para los españoles será ímproba, a pesar de estar ya advertidos más que de sobra. Las circunstancias no son las más favorables, pero dejarse caer en las manos del miedo ajeno impuesto sin pudor, solo conduce al desastre, de manera, que ahora los españoles libres no pueden dejar pasar ni una, al haber aguantado por mucho tiempo lo posible y lo imposible, de una forma de entender el poder desde la imposición y el miedo.

Debe, también, quedar claro, que no han engañado a nadie que no haya querido ser engañado, ya que, frente a la libertad solo ha existido y existe un poder colectivista y autoritario, que ha demostrado hasta donde puede llegar en la imposición de su miedo.

La batalla está diseñada a la vista de todos, de un lado, la libertad, y, de otro lado, la desaparición del estado de derecho, los gravámenes de todo tipo, la coerción de las libertades, la imposición del miedo, el gasto público empoderado a sus ideas, la aparición de la pobreza para todos y la desaparición del estado de bienestar, porque se quiera reconocer o no, estamos en la ruina política, económica y social.

N.B. Del miedo a perder el poder y todos sus privilegios, nacen la crueldad liberticida y sus consecuencias perversas, que se proyectan contra todos los que de alguna forma disienten.

Lo importante y esencial de los liberticidas es demostrar, que el miedo todo lo puede, mientras tanto, dejan a los españoles discrepantes abandonados a su suerte, inclinándose a pensar, en el uso arbitrario de su poder hegemónico, que el miedo achantará a todos en su cautividad.

Encima vocean, que –nadie se apretará más el cinturón-, pero en realidad corren hacia dentro los agujeros del mismo hasta el límite del ahogo de los ciudadanos, con más gasto público superfluo y más subidas de impuestos en estos momentos de crisis, en un disparate propio de un Gobierno arbitrario y despótico,  que  se ha instalado en un mundo paralelo alejado de la realidad, donde corren para él y todos sus comilitones ríos de exenciones de obligaciones y de ventajas exclusivas, por concesión de una autoproclamada superioridad moral, espoleada por una circunstancia nacida de su propio miedo, que los llevará a la quiebra total, sabedores los españoles de lo que hay y que son una mayoría en defensa de sus libertades.

El engaño y la proyección de su miedo ya no surten efecto en los españoles, Madrid ha sido un ejemplo, de forma, que cuanto más persistan en su acoso, mayor será el rechazo de esa gran mayoría de ciudadanos ansiosos de libertad, de igualdad y desinhibidos de cualquier miedo ajeno.

Fuera de la Constitución y sin los derechos que consagra, sin respeto a la Ley por los poderes públicos, no existe la libertad”.

Córdoba, a 16 de mayo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.