Tag Archives: Desempleo

S. S. -pensiones y desempleo- (quiebra del Estado)

Las pensiones y las prestaciones por desempleo suponen, aproximadamente, unos 15.000 millones de euros mensuales, que se mire como se mire, es una cifra ingente y en las actuales circunstancias aún más, máxime, si la elevamos al año y le sumamos dos mensualidades más en pagas extras: 210.000 millones de euros.

Las solicitudes-peticiones del I. M. V. presentadas son unas 750.000, de las que se han tramitado, aproximadamente, un 20%, de las que se han admitido un 50%, a lo que habrá que sumar las renovaciones de los ERTEs y los nuevos que se planteen, lo que conllevará que la factura indicada de 15.000 millones mensuales sufra un aumento considerable.

La deuda de la Seguridad Social asciende 100.000 millones de euros, que al paso que vamos, serán varios miles de millones más a final de año.

Es un hecho cierto, que la S. S. no puede quebrar mientras tenga detrás al Estado, pero la pregunta del millón es:

¿El Estado (España) puede quebrar?

Otros países, como Argentina o Grecia si lo han hecho, por citar algunos.

El Banco de España ha señalado. que el sistema de pensiones es insostenible si no se realizan reformas profundas, pero que nadie olvide que el B. E. es el Gobierno, así que vamos a empezar a pensar en los recortes que vienen, sobre todo porque los Fondos de Reconstrucción de la U. E. (140.000 millones previstos) vienen llenos de condicionalidad y, especialmente, se refieren a nuestro sistema de pensiones. Además, hay que señalar, que los 140.000 millones de Europa más el resto de las ayudas, que puede recibir España, solo suponen un 25% de nuestras necesidades de financiación, que estarían cerca de 500.000 millones, lo que implica, sí o sí, que el Gobierno tendrá que buscar en los mercados financieros unos 130.000 millones, eso contando con que el B.C.E. no patine hacia atrás en la compra de bonos del Estado (esperemos que no).

La situación, se mire como se mire, se va agravando por momentos, así que, veamos algunos puntos de interés:

** Coste oculto del Acuerdo sobre los Fondos de Reconstrucción de la U. E.

El fondo de reconstrucción aprobado (aplausos aparte) tiene un coste oculto para España, no publicitado por el Gobierno, vulnerando de nuevo el art. 20 de la C. E. que consagra el derecho a una información veraz, y, que figura en la letra pequeña del Acuerdo. Se trata de la aportación extra sobre 6.000 millones de euros, que va a tener que hacer España al presupuesto europeo para compensar la menor contribución que van a realizar Alemania, Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca en el periodo 2021-2027.

Para dicho periodo se reduce la contribución de Austria, Holanda, Suecia, Dinamarca y Alemania al presupuesto comunitario en 7.603 millones, que son una compensación exigida por los frugales (también Alemania) para aceptar el fondo de reconstrucción y que se distribuyen de la siguiente forma: Alemania, 3.671 millones; Holanda, 1.921 millones; Dinamarca, 377 millones; Suecia, 1.069 millones; y Austria, 565 millones. Es decir, la aportación de estos cinco países al conjunto del presupuesto europeo, por tanto, se reducirá en los siete años que comprende el pacto en 53.221 millones de euros.

** Deuda pública. Todos hablan y aceptan ya, que la deuda alcanzará el 126% del PIB, pero, también, todos saben, que esta fuente de financiación tiene un límite.

** Déficit. Aquí y ahora nadie puede saber a ciencia cierta, cual será el déficit real de España a 31 de diciembre de 2020, aunque todos creen que está fuera de control y nadie se atreve a fijar una cifra concreta.

La caída de los ingresos del Estado se acerca peligrosamente a un 40%, mientras aumenta exponencialmente el gasto público.

** PIB. La caída de este índice a final de año puede superar el 40%, máxime, si seguimos sin controlar y disminuir la incidencia de los rebrotes y de los brotes del coronavirus, que pueden llevarnos a un nuevo confinamiento (esperemos que no ocurra) y, entonces, estaremos desahuciados en todos los sentidos (social, económico, político y sanitario).

** Gasto público. Este es el verdadero talón de Aquiles de España y estará sometido a un control severo por la U. E. en la entrega de los fondos de rescate, de manera, que los planes del Gobierno a Bruselas deberán ir aquilatados al céntimo y plegados a las normas de condicionalidad aprobadas y aceptadas en el Acuerdo de los Fondos de Reconstrucción.

En resumen, estamos en una situación complicada, se mire como se mire, faltando, además, una información veraz completa e inmediata a los españoles, pues, sin la menor duda, esto es una tarea de todos, de forma, que si todos no empujamos unidos en la misma dirección caeremos a un pozo sin fondo y allí permaneceremos muchos años.

N.B.  Las necesidades de financiación de España son enormes, siendo la S. S. -pensiones y desempleo- solo la punta del iceberg, ya que, la quiebra del Estado es una posibilidad no desdeñable.

Sin la menor duda, el gasto público es nuestro talón de Aquiles y la U. E. ejercerá una vigilancia estricta sobre él para la entrega de los fondos de rescate, de manera, que los planes del Gobierno a Bruselas deberán ir ajustados y plegados a las condiciones aprobadas y aceptadas en el Acuerdo de los Fondos de Reconstrucción. Aquí no puede haber errores y es tarea de todos, empezando, por supuesto, por el Gobierno de España, ya que si algún Estado miembro nos veta las cosas se complicarán hasta el límite.

Finalmente, España deberá hacer ajustes y recortes en todos los sitios, eliminado, por descontado, el gasto improductivo e innecesario, y ello, exige una información veraz a los españoles.

Córdoba, a 21 de agosto de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Desempleo y Seguridad Social (asuntos descontrolados y sin medidas estructurales)

A final de año, sin duda, el número real de parados (en un cálculo prudente, 9.000.000 de personas) y la sostenibilidad del sistema de S. S. estarán en una situación de descontrol casi absoluto, si no se adoptan ya medidas y reformas estructurales profundas.

** En el mercado de trabajo es una evidencia la destrucción de empleo brutal, que hemos sufrido y que seguimos sufriendo (1,5 millones de parados en tres meses y 4,7 millones de trabajadores que el INE define como ocupados que no trabajan.  Por no hablar de los llamados inactivos, que ni siquiera están realmente en el mercado de trabajo y que ya han perdido su empleo hace tiempo, siendo irrecuperables).

El Ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá (que ha dilapidado su prestigio en unos meses por inacción y por sus declaraciones vacías)decía hace unos días en las redes sociales, que más del 60% de los trabajadores en ERTEs ya había recuperado su empleo, cosa que casi nadie cree realmente, ya que, por un lado, muchos de esos trabajadores en ERTEs acabarán en despidos, porque la empresa no vuelva a la actividad y desaparezca; y, por otro, que algunas de las reincorporaciones serán muy temporales, es decir, la empresa comienza su actividad, pero no remonta y tiene que despedir a muchos de sus trabajadores. Nadie duda ya, que la tasa de desempleo se elevará por encima del 41,5%.

** El último informe del Tribunal de Cuentas (sobre el equilibrio económico, financiero, patrimonial y presupuestario de la Seguridad Social) deja claro, que el sistema adolece de un problema de sostenibilidad de carácter estructural, y, su análisis referido a 2018 dictamina, que la actual configuración del modelo es incompatible con la evolución demográfica y socio-económica del país y está abocado al colapso en ausencia de reformas. Es decir, los ingresos son insuficientes, en consecuencia, el Tribunal de Cuentas considera imprescindible y urgente adoptar medidas que devuelvan el equilibrio a las casi destruidas cuentas de la Seguridad Social. Así, señala, que el gasto medio anual por pensionista ha subido un 18,7% en los años 2016, 2017 y 2018. Sin embargo, el ingreso medio por afiliado ha crecido un 1,3% durante ese mismo periodo. Entre 2010 y 2018, el sistema acumuló un resultado negativo valorado en 115.022 millones de euros y que no hay ningún colchón en el que apoyarse para evitar el colapso de la Seguridad Social: o reformas, o quiebra.

Lo peor es, que el informe no recoge la situación de 2019 y 2020, que será cuando el balance de la Seguridad Social muestre resultados más desgraciados, ya que  en el pasado año se agravó la tendencia deficitaria del sistema de pensiones, mientras que durante 2020 se espera que el pozo entre ingresos y gastos se convierta en abismo, multiplicándose por cinco, a causa de la caída  brutal de los ingresos, causada por el paro masivo provocado por la negativa y nefasta política sanitaria y económica llevada a cabo por el Gobierno con ocasión de la pandemia.

El endeudamiento total del sistema, que figura en el balance de la Seguridad Social para finales de 2018, según el Tribunal de Cuentas, alcanza 80.000 millones de euros, y, a finales de 2020 se duplicará, pasando a 160.000 millones.

N.B.  Las situaciones de desempleo y de la Seguridad Social son, actualmente, asuntos descontrolados y sin medidas estructurales inmediatas. Inacción y paralización destructivas.

Resulta incomprensible, que hasta la fecha no se hayan adoptado reformas urgentes de control de todo gasto improductivo, y, que todos los partidos no se hayan puesto manos a la obra, pues ya, simplemente, estamos en fuera de juego y sin tiempo, de manera, que los fondos de Europa, al paso que vamos, no llegarán, ni para empezar.

Solo queda preguntar: ¿Como se pagarán las pensiones y el resto del imprescindible gasto social?

Córdoba, a 9 de agosto de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.