Tag Archives: vacunación

Asuntos pendientes (poderes públicos en espera y dedicados a sus necesidades básicas)

El estado de alarma aprobado contra el art. 116 de la C. E., ha supuesto, una limitación extraordinaria o de eliminación de nuestros derechos y libertades fundamentales consagrados en la Constitución de 1978, que tiene difícil encaje en nuestro Estado Social y Democrático de Derecho (art. 1.1 C. E.), aunque ese no es, el único asunto pendiente que tenemos en España, de manera, que conviene señalar algunas de esas prioridades que debemos de afrontar:

* La vacunación lenta y sin posibilidades de mejorar por ahora, de forma, que esta es sin la menor duda una prioridad.

* La concreción ante Bruselas del Plan de Recuperación, que debe aportar soluciones de conformidad con las exigencias de la U.E., que tiene fecha límite, aunque, luego se prorrogue ante la tardanza de algunos Países miembros.  

* La Seguridad Social con las pensiones al frente que exige unas reformas urgentes y que es uno de los escollos señalados y vigilados por la U. E.

* La reforma laboral que no puede ir contra las peticiones de Europa y que hay que concretar en el Plan, antes o después.

* La deuda.  España aparece como la 5ª. economía más endeudada del mundo, con una ratio sobre PIB del 120%, sólo por detrás de Japón, Grecia, Italia y Singapur. El Banco de España confirma que 2020 cerró con una deuda récord de 1,35 billones. En 2020 la deuda aumentó en 7,6 billones de euros y para 2021 se espera que la misma aumente en otros 3,2 billones de euros.

* El paro problema en el que somos los campeones de Europa, de manera, que nuestro desempleo real (paro oficial + ertes + inactivos + paro oculto + incapacitados permanentes sociales), sin la menor duda, supera la cifra de 6 millones de personas, además, está distribuido irregularmente por territorios y sectores productivos produciendo una tremenda desigualdad.

* El déficit público en aumento exponencial por un gasto público descontrolado.

* Las diferencias entre el sector público y el sector privado qué crece día a día en detrimento del último, que nos está llevando a una desigualdad inasumible. Es imposible, que un tercio de la población mantenga indefinidamente a dos tercios, pues los recursos a la deuda y al déficit tienen un límite.

* La recuperación creativa del tejido productivo afrontando las nuevas realidades económicas y de productividad, que exige medidas estructurales profundas y urgentes.

* La imprescindible recualificación de los trabajadores, adecuándoles a la nueva economía, lo que pasa necesariamente por una formación continua y de calidad.

* Resolver con rapidez los problemas de nuestro Estado de Derecho, haciendo verdadera la división de poderes y recuperando nuestros derechos y libertades.    

*** Es un hecho evidente, que todos los partidos políticos con sus gobiernos están implicados exclusivamente en las elecciones, cosa que imagino debe ser una prioridad para ellos, sin embargo, dejar en “estand by” todos los asuntos pendientes es una temeridad manifiesta, pues España no se puede paralizar completamente, máxime, cuando tenemos al poder judicial cautivo y maniatado, y, al Tribunal Constitucional dedicado a sus aventuras políticas, demostrando, que lo que debía ser un lugar de cobijo y amparo para los españoles, se ha convertido en un lodazal político.

Así mismo, es una realidad, que, sin la participación social en la toma de decisiones y su implementación, acompañada de una información veraz inmediata y completa, las posibles soluciones están ubicadas en el vacío.

La Constitución Española dice en su art. 1. 2., que la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

En España el Estado de Derecho está diluyéndose y desapareciendo, mientras el español de a pie está cautivo e indefenso, en una incertidumbre y en una desconfianza crecientes, viendo como sus esperanzas desaparecen. Al pueblo del que emana la soberanía según la C. E., se le ningunea de forma permanente, a la vez, que se le pide responsabilidad y se le acusa de irresponsabilidad, mientras asiste incrédulo a la completa falta de ejemplaridad de los poderes públicos.

N.B.  La realidad es que asuntos pendientes hay bastantes, algunos de ellos muy urgentes, pero los poderes públicos de España están en espera y dedicados a sus necesidades básicas, que ciertamente no son las de los ciudadanos.

Ni que decir tiene, que un nuevo estado alarmante no resolvería nuestros problemas precitados, sino que los complicaría sin remedio, y, sin la menor duda, anularía la soberanía del Pueblo de nuevo, realizándose un despojo de la misma con claro abuso de derecho, de forma, que la confianza de los españoles en el estado de derecho se difuminaría aún más, máxime, cuando la división de poderes está en entredicho, y,cuando, además, se contemplan ciertas actuaciones de los poderes públicos hegemónicos y de algunos jueces embridados y dependientes de su ideología, despreciando el respeto a la ley, que el art. 10 de la Constitución consagra.

La única posición viable es intentar resolver los problemas citados con la participación de la sociedad civil, que ha demostrado una responsabilidad indiscutible y plena.  

Córdoba, a 20 de abril de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Paro oculto – jóvenes – mujeres – mayores de 50 años (sector público y privado – desigualdad y opacidad)

Cuando se habla públicamente del desempleo, casi siempre parece que se olvida, lo que podemos concretar como paro oculto, que es una realidad que todos tratan de obviar, pero, que, sin duda, es algo que constituye lo más duro y vidrioso de una situación muy delicada, y, que, por si misma, se convierte en una desigualdad inadmisible para la sociedad española y su desestructurado mercado laboral.

Para definir y contextualizar este pequeño comentario unos datos y unas conclusiones:

 ***   INE – 3T – 2020. (Nota prensa 17-12-2020)

El coste laboral de las empresas se sitúa en 2.525,41 euros por trabajador y mes en el tercer trimestre de 2020, con un descenso del 1,1% respecto al mismo periodo de 2019.

El coste salarial por trabajador y mes disminuye un 0,9% y alcanza los 1.859,12 euros de media. Por su parte, los otros costes bajan un 1,5%, situándose en 666,29 euros por trabajador y mes.

Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 1.859,12 euros corresponden a salarios y 612,15 euros a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones, prestaciones sociales…

El coste laboral en País Vasco y Comunidad de Madrid supera en más de 400 euros la media nacional. En Canarias y Extremadura dicho coste es inferior a la media en la misma cantidad.

Total: 2.525,41.

Andalucía: 2.271,89.

Madrid: 2.979,67.

País Vasco: 3.081,42.

*** Mercado laboral – Doble fractura: territorial y colectivos afectados.

El problema oscuro del paro en España reside en la desigualdad territorial y en la desigualdad entre colectivos, así:

Primero. El coste laboral expuesto de una idea clara de la desigualdad entre CC. AA. y ya explica, porque se produce una diferencia entre ellas, con las consecuencias que se manifiestan en el mercado laboral y en el desempleo en las mismas.

Segundo. Existe una fractura del mercado laboral oculta, que se representa claramente en varios colectivos: jóvenes, mujeres y mayores 50 años.

Así mismo, se descubre una dualidad preocupante entre contratación temporal y fija, que produce una desigualdad perversa y extremadamente dilatada en el tiempo.

Es una realidad, que España cuenta con la tasa de paro juvenil más alta de toda Europa y, además, cerca del 72% de los ocupados menores de 25 años tienen contrato temporal, y, aquí, podemos añadir, además, colectivos de mujeres y trabajadores mayores de 50 años.

Examinado los indicadores del mercado laboral, se puede observar que cualquier indicador genérico esconde una fractura interna del mercado laboralel desempleo juvenil aumenta descontrolado, como lo hace el paro del colectivo de mujeres y trabajadores mayores de 50 años.

Las medidas desplegadas por el Gobierno para suavizar el golpe, como los ertes o los avales a empresas han protegido a una parte importante trabajadores, sin embargo, sigue habiendo algunos colectivos, sin olvidar los  señalados, que sufren la crisis con mucha más intensidad que la mediacomo es el caso, de los trabajadores temporales y de menor formación.

Esta realidad pone de relieve la dualidad extrema de nuestro mercado laboral, razón por la que, los trabajadores más jóvenes, temporales y con menor formación son los más afectados por la inactividad y son los que pasan primero a la lista del paro.

Curiosamente, además, es una realidad preocupante, que aproximadamente un 72% de los ocupados españoles menores de 25 años tienen un contrato temporal. Por si eso fuera poco, la falta de experiencia y de formación deja a los trabajadores más jóvenes fuera de juego, razón por la que, el desempleo entre los jóvenes resulta más acuciada, cuando se produce una actividad económica a la baja; sin olvidar, además, que los sectores productivos más dañados por la crisis, son aquellos más embridados en empleo juvenil, como, la hostelería, turismo y el sector servicios en general, lo que conlleva un efecto pernicioso para este colectivo, produciéndose un paro exponencial en él.

*** La desigualdad oculta, además, se ceba en los distintos territorios, incluso de las propias CC. AA., produciéndose tasas de paro, de contrataciones temporales y salarios a la baja según la zona en la que produce el trabajo, ya que, si hay algo que eleve las diferencias, es la existencia de tejidos productivos desiguales en todos los sentidos, como pueden ser: las diferencias salariales, los efecto del paro, las modalidades de contratación precarias, y, la falta de formación y experiencia laboral.

En Andalucía, por ejemplo, las desigualdades llegan a ser abismales en sus distintos territorios y en las distintas actividades del sector productivo, ya que, las zonas más afectadas por el turismo, la hostelería y todo el sector servicios soportan un desempleo mayor, unas condiciones de trabajo más temporales y precarias y unas diferencias salariales significativas.

***   Por si faltara algo para que la opacidad se convierta en tenebrosa, junto al paro oculto de jóvenes, mujeres  y mayores de 50 años, emergen, se quieran tapar o no, las diferencias que se están produciendo entre  el sector público y el sector privado profundizando en la desigualdad, así: en el primero, paro ninguno y en el segundo, la tasa crece exponencialmente, a pesar de los ertes y otros artificios falaces; sin olvidar, las diferencias salariales entre uno y otro, ya que, el público no solo no derece su retribución, sino que, además, aumenta por los PGE aprobados un 0,9%, mientras el privado baja sus salarios al menos un 20% en el empleo que se mantiene.

N. B.   La opacidad, el paro oculto y las diferencias salariales entre jóvenes, mujeres y mayores de 50 años, entre el sector público y privado y entre los distintos territorios se descubre, como una desigualdad real e inadmisible, sin que se adopten medidas estructurales eficaces e inmediatas.

Pero, a pesar de lo expuesto, nada es comparable con una tasa de desempleo juvenil superior al 42% del colectivo, que, además, se distribuye de forma desigual por territorios y sectores, de manera, que las diferencias se presentan, si no se actúa directamente en este colectivo, como algo irresoluble, así que, hacen falta medidas estructurales y rápidas, que impidan, que la epidemia laboral se extienda cada vez más y con mayor profundidad, convirtiéndose sin remedio en una enfermedad crónica de nuestro mercado de trabajo.

En Andalucía hay zonas y sectores, como ocurre en toda la extensa zona del Campo de Gibraltar, en los sectores turísticos dependientes de la hostelería y los servicios y en los colectivos jóvenes dependientes de la contratación temporal, donde existe, se quiera ver o no, una realidad desgraciada de proporciones desconocidas, que, además, conlleva efectos colaterales perversos como la droga, el tráfico ilegal, la prostitución y la perdida de un capital humano imprescindible para su reactivación económica.

Solo por lo dicho, se explicaría, que en Andalucía la vacunación se convirtiera en una prioridad nacional, ya que, las diferencias en el paro y en la inactividad sobrevenida por la pandemia son tan grandes y tan profundas, que, si no se corta de raíz la enfermedad y se restablece cuanto antes la normalidad productiva, la ruina se convertirá en una desgracia permanente.

Córdoba, a 17 de enero de 2021

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

 

Vacunación masiva – Fondos Recuperación – previsiones de futuro (la piel del oso vendida demasiado pronto)

Es habitual, que el Gobierno venda buenas noticias de forma continua (incluso es comprensible), pero que suelen ser noticias futuras en su cumplimiento, aunque tienen la virtud de que se publicitan de forma muy favorable al Gobierno, produciendo una bonanza inmediata casi para todos los españoles, que hacen auto de fe de algo que no se concreta sino en tiempos lejanos.

** Señalaré dos casos de noticias buenas magnificadas, que se encuentran dentro de ese cajón sorpresa de promesas prorrogadas en un tiempo inconcreto, así:

* Vacunación masiva inminente.

El Presidente del Gobierno en su último “Aló” televisivo ha dicho, que para el primer semestre de 2021 la mayoría de la población estará vacunada, supuesto muy deseable y que se espera, se materialice cuanto antes. Sin embargo, ya han dicho en la U. E. que una vacunación masiva solo llegara a finales de 2021.

* Fondos de recuperación de la U. E., ya casi gastados (al menos, ya figuran en los PGE).

El Presidente del Ejecutivo, después del éxito del Acuerdo sobre los Fondos de Ayuda de la U. E. (por cierto, muy aplaudido), también, nos informó televisivamente, que esas ayudas comunitarias, prácticamente, ya estaban aquí, aunque por lo que se está viendo, están apareciendo problemas para su efectiva realidad, derivados condicionalidades acordadas y aceptadas por todos sobre el estado de derecho, que algunos Estado miembros ven de aplicación desigual y, en su opinión, discriminan a algunos Miembros de la U. E., rompiendo el principio de igualdad y de respeto a los derechos de las minorías.

En resumen, algunos Estados han hecho uso de su derecho de veto y los Fondos están bloqueados. Así mismo, los “llamados Líderes de la U. E.” en su última Cumbre, ni siquiera se han ocupado del asunto con la seriedad que merecen, siendo, por lo que se ve, para ellos un asunto menor, y, por descontado, a los ciudadanos europeos no se les ha informado de nada, como casi siempre, tendiéndose un tupido velo sobre el asunto, no sea que los europeos de la Unión se enteren de algo.

** Lo expuesto, son dos ejemplos de previsiones públicas optimistas, quizá en exceso, que se vuelven ilusorias, pero que no pasa nada porque se soslayen después, ya que, lo esencial es el mensaje exitoso, siendo la rectificación posterior una demostración de humildad encomiable.

Es cierto, que aquí convergen dos tendencias, que tratan de enfocar el asunto de forma diferente, ambas con sus partidarios y detractores: una, que apoya sin fisuras el optimismo vendido publicitariamente antes de haber cazado el oso, y, otra, que sostiene que la prudencia es una cualidad conveniente, cuando la incertidumbre es real, que siempre, además, debe venir acompañada de una información veraz completa e inmediata al ciudadano.

Los casos expuestos, sin duda, no son únicos, pues basta citar, por un lado, unos P. G. E., que parecen imaginarios, tanto en sus ingresos como en gastos presupuestados, y, por otro, el crecimiento anunciado de nuestra economía por la Vicepresidenta Calviño, así que, para no embarrar un poco más el asunto, los dejamos para otra vez; así como, la situación financiera de la Seguridad Social, la deuda pública, el déficit consolidado del Estado, las políticas del mercado de trabajo y empleo, el paro, etc., donde se están lanzando noticias, que nunca se harán realidad con todos sus aspectos negativos, que, sí o sí, se tratan de ignorar.

N. B.  La vacunación masiva y los Fondos Recuperación de la U. E. son dos ejemplos claros de previsiones vendidas antes de tiempo, donde se vende la piel del oso antes de haberlo cazado.

Lo dicho, no supone, que no se quiera que se hagan realidad los hechos publicitados por el Gobierno y su Presidente, sino que, lo más indicado es, que, en base a una información veraz y completa al ciudadano, se presenten planes rigurosos de cumplimento de lo que se vende, de forma, en la medida de lo posible, no se produzcan fallos, que distorsionen toda previsión emitida en cumplimiento de una propaganda estéril, que al final daña la confianza de la sociedad y lleva a la desilusión.

La confianza es algo difícil de conseguir, pero harto fácil de perder, ya que, la reputación de un Gobierno no es una cuestión del corto plazo, sino de llegar a u na meta cierta, aunque sea medio y largo plazo dentro de un clima de realidades y de objetivos conseguidos, puesto que lo contrario conduce a la desesperanza.

 En resumen, no se trata incentivar la desconfianza en las noticias del Gobierno, sino, de crear una situación donde la sociedad civil participe en la toma de decisiones en base a una información veraz e inmediata, convencido, de que solo hechos ciertos encastrados de verdad en la realidad, nos pueden sacar de la desilusión.

Córdoba, a 21 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.