Tag Archives: constitución

Miedo – autocracia – consecuencias (disidencia – arbitrariedad – cautividad)

Del chalaneo con el autoritarismo solo puede nacer el engaño, ya que, si de algo hay que protegerse es del que tiene miedo, no hay nada más perverso que aquella persona que actúa por miedo y, concretamente, eso es lo que se está viendo a diario en España en estos días de incertidumbre e inseguridad jurídica, donde poderes públicos atemorizados blanden su miedo contra cualquier opinión libre, que en su estulticia consideran contra ellos.

Los autónomos y sus asociaciones colaboradoras con el poder establecido basado en el miedo, han venido cooperando con su amenaza, pensando que era posible apaciguar al leviatán con una aptitud sumisa y cautiva, olvidando que el miedo a sí mismo es la fuerza de la bestia, que le impulsa a amedrentar a todo lo que tiene enfrente como forma de escapar de su propio miedo.

Los hechos que se vienen produciendo en España desde hace tres años, tienen su apoyo y razón de ser en el miedo del Gobierno y de su Presidente a perder el poder, que han ocupado con la fuerza de la trampa y mantienen con el miedo, porque ellos creen, que la amenaza es un arma eficaz para sus fines, de manera, que no se detienen ante nada, pues su propio miedo es la razón de su poder:

-Ocupan las Instituciones del Estado como algo de su propiedad-, -desmontan el poder judicial independiente-, –someten cautivos a los ciudadanos con prebendas y subvenciones varias-, rompen la unidad de mercado y la igualdad política entre CC. AA.-, -imponen impuestos confiscatorios con argumentos de falsa equidad-, -gastan el dinero público arbitrariamente y con el solo propósito de avanzar en sojuzgar la disidencia y comprar voluntades-, –usan el poder del estado en todas su parcelas para aplacar su propio miedo-, y, así, -un largo etc. de despropósitos- que se prologan en tiempo y en intensidad.

El Estado Social y Democrático de Derecho se fundamenta, en la división de poderes y en una serie de derechos y libertades fundamentales consagradas en la Constitución, pues bien, en estos días de estado alarmante (antes y después) se han superado por el Gobierno todos los límites admisibles, de forma, que solo por poner un ejemplo clarificador, el Presidente Sánchez lleva firmados 89 R. D. L. (39 en 2020 y 9 en 2021), que es una figura legislativa, que solo se justifica por -extraordinaria urgencia y necesidad-, cosa, que, por simple lógica, es materialmente imposible que ocurra 89 veces, ya sea con estado de alarma o sin él, en tan corto espacio de tiempo.

Tras esta forma tenebrosa de gobernar, se ocultan actos arbitrarios de todo tipo y color, que van desde patadas a las puertas de la policía violando domicilios particulares sin orden judicial a nombramientos y destituciones (como la del Coronel Pérez de los Cobos), sin que curiosamente haya pasado nada, ni nadie responsable haya presentado su dimisión.

Aunque está claro, que no hay que agobiarse con las dificultades de cada día, pues siempre hay un mañana, tal y como ha ocurrido en las elecciones de Madrid, a pesar de que el depredador depredado por los madrileños, haya mostrado su cara más oscura apelando de nuevo a su propio miedo, que proyecta sin mesura sobre todo lo que tiene alrededor, porque está convencido de que puede imponer su miedo a los demás y que da resultados.

España se encuentra en una encrucijada inquietante en todos los sentidos (económico, político, social y sanitario), de manera, que necesita de la colaboración de todos, aunque por lo que se ve esta es una idea desterrada desde el poder, ya que, no hay más que observar lo que pasa en Madrid para comprender la gravedad de la situación. Lo importante y esencial es erosionar y desprestgiar a la Presidenta Ayuso, para demostrar a los demás que el miedo todo lo puede, mientras tanto los españoles abandonados a su suerte, pues los liberticidas están convencidos, en el uso arbitrario de su poder hegemónico, que el miedo achantará a todos en su cautividad.

La libertad es un bien y un derecho que no se defiende solo, ya que, es más fácil quitarla que mantenerla y/o recuperarla, sin embargo, ya está calando en los españoles ese sentimiento de autodefensa de sus libertades y derechos, máxime, cuando desde un poder desquiciado se traspasan todas las fronteras de la prudencia y de la equidad, como ha ocurrido ahora, con los expedientes de expulsión de los Sñres. Leguina y Redondo Terreros, que nadie entiende ni comparte, pero que el rechazo a esa forma de actuar, se está extendiendo corrosivamente contra los expedientadores, apoyado, cada vez más, por los españoles, como una mancha de aceite gigantesca sobre los que han derramado la grasa de forma tan demoledora como injusta, nacida de su propio miedo.

A partir de ahora vienen tiempos difíciles para todos, pues está claro, que seguirán cabalgando desbocados hasta la derrota final, si es que llega.

Toca con urgencia de R. D. L. reconstruir España, y, recuperar todos los derechos y libertadas arrasadas por un poder autocrático, aunque la tarea para los españoles será ímproba, a pesar de estar ya advertidos más que de sobra. Las circunstancias no son las más favorables, pero dejarse caer en las manos del miedo ajeno impuesto sin pudor, solo conduce al desastre, de manera, que ahora los españoles libres no pueden dejar pasar ni una, al haber aguantado por mucho tiempo lo posible y lo imposible, de una forma de entender el poder desde la imposición y el miedo.

Debe, también, quedar claro, que no han engañado a nadie que no haya querido ser engañado, ya que, frente a la libertad solo ha existido y existe un poder colectivista y autoritario, que ha demostrado hasta donde puede llegar en la imposición de su miedo.

La batalla está diseñada a la vista de todos, de un lado, la libertad, y, de otro lado, la desaparición del estado de derecho, los gravámenes de todo tipo, la coerción de las libertades, la imposición del miedo, el gasto público empoderado a sus ideas, la aparición de la pobreza para todos y la desaparición del estado de bienestar, porque se quiera reconocer o no, estamos en la ruina política, económica y social.

N.B. Del miedo a perder el poder y todos sus privilegios, nacen la crueldad liberticida y sus consecuencias perversas, que se proyectan contra todos los que de alguna forma disienten.

Lo importante y esencial de los liberticidas es demostrar, que el miedo todo lo puede, mientras tanto, dejan a los españoles discrepantes abandonados a su suerte, inclinándose a pensar, en el uso arbitrario de su poder hegemónico, que el miedo achantará a todos en su cautividad.

Encima vocean, que –nadie se apretará más el cinturón-, pero en realidad corren hacia dentro los agujeros del mismo hasta el límite del ahogo de los ciudadanos, con más gasto público superfluo y más subidas de impuestos en estos momentos de crisis, en un disparate propio de un Gobierno arbitrario y despótico,  que  se ha instalado en un mundo paralelo alejado de la realidad, donde corren para él y todos sus comilitones ríos de exenciones de obligaciones y de ventajas exclusivas, por concesión de una autoproclamada superioridad moral, espoleada por una circunstancia nacida de su propio miedo, que los llevará a la quiebra total, sabedores los españoles de lo que hay y que son una mayoría en defensa de sus libertades.

El engaño y la proyección de su miedo ya no surten efecto en los españoles, Madrid ha sido un ejemplo, de forma, que cuanto más persistan en su acoso, mayor será el rechazo de esa gran mayoría de ciudadanos ansiosos de libertad, de igualdad y desinhibidos de cualquier miedo ajeno.

Fuera de la Constitución y sin los derechos que consagra, sin respeto a la Ley por los poderes públicos, no existe la libertad”.

Córdoba, a 16 de mayo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Apretarse el cinturón – gasto público y más (subidas de impuestos – cambio de criterio y desinformación veraz)

La Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha dicho ante la prensa, “que nunca más diremos que hay que ajustarse el cinturón“, prometiendo más gasto en prestaciones por desempleo y una reforma laboral, que va a -provocar una auténtica revolución en el mercado de trabajo español-.

“Apretarse el cinturón” es una expresión, usada en tiempos de crisis, pero devaluada, a veces, por los que la usan en la banalidad, que significa, hacer el esfuerzo de reducir gastos superfluos con el fin de ahorrar por necesidades económicas.

La verdad es que cualquiera estará de acuerdo con la Sñrª. Yolanda Díaz, por supuesto el que escribe también, ya que, la clase media y baja en España está en la ruina, de forma, que pedirle más sacrificios y ajustes suena a despropósito, aunque todos sabemos que el cinturón se aprieta por muchos agujeros.

Digo esto, porque ya es público, que el Gobierno de España ha enviado a Europa su Plan de Reformas (oficialmente llamado Plan de Reconstrucción, Resiliencia y Transformación, del que la Airef dice: -que España es la única potencia de la UE que no concreta medida alguna-) prometiendo a la U. E. una subida impositiva global de casi 79.000 millones, que casi todos los expertos llaman “sablazo fiscal”, “impuestazo” o términos parecidos, y, que todos admiten, que recaerá sobre las clases medias y bajas sin remedio, de manera, que se quiera ver cómo se vea o se llame como se llame, es una forma de “apretarse el cinturón”, sumando muchos agujeros del mismo hasta la estrangulación fiscal de los españoles; salvo que, cobrar por usar las autovías, subir el Iva y el Irpf, aprobar las tasas Google y Tobin, subir los impuestos de sucesiones y patrimonio, etc., etc. solo sean en realidad un regalo a los ciudadanos.

Está muy claro, que hay muchas maneras de ver las cosas, pero, que se mire como se mire, es lo cierto, que el cinturón a los españoles cada día que pasa les aprieta más, ya que, “la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero”, como dijo Antonio Machado, que significa, -que la verdad no depende de quien la diga-.

La Ministra de Hacienda, Dñª. María Jesús Montero dijo el pasado año: Se lo voy a decir con mucha claridad: Este Gobierno no va a subir los impuestos a la clase media ni a la clase trabajadora.

El Plan de Reformas enviado a Bruselas (que el Gobierno ha presentado varias veces sin cuantificar), conlleva una subida histórica de los impuestos a las clases medias y trabajadoras para contrarrestar el desastre de sus cuentas, prometiendo mayor recaudación.

El Gobierno Central del Presidente Sánchez podría haber optado por otra solución para cuadrar las cuentas del Estado, que sería eliminar y reducir un gasto público disparatado, que tenemos y soportamos. Se trataría, como han hecho otros países, de eliminar el gasto innecesario e improductivo y administrarse con arreglo a las normas de ortodoxia más elementales; dicho de otra forma, se trataría simplemente de administrarse bien, como se dice tradicionalmente, como un buen padre de familia.

Sin embargo, se ha optado por todo lo contrario, más gasto público sin control alguno, y, alza fiscal indiscriminada para paliar unas cuentas públicas insostenibles.

El Gobierno ha aprobado unos PGE para 2021 con una cifra de gasto desmesurada (excesiva), alcanzando 456.073 millones; de forma, que si el gasto público se redujera solo un 15% tendríamos 68.410,9 millones de euros más, lo que supone una cantidad parecida, a lo que el Gobierno de España ha prometido a Bruselas recaudar de más por impuestos.

Ahora, además, hay un cambio de criterio del Gobierno de España, que justifica su incremento impositivo, afirmando que Europa nos impone una subida de impuestos.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero se desdice y afirma con desparpajo:

<< Que los países europeos no querían endeudarse para dar a España 140.000 millones, si aquí no se subían los ingresos fiscales.

No podemos ir a Europa a exigir que pongan 140.000 millones de euros para España sin acometer las reformas que nos piden para ir aproximándonos a la UE en términos de presión fiscal y recaudación.

La ministra justifica su cambio de postura fiscal afirmando, que España <está muy por debajo de la media en la recaudación fiscal en Europa>, suponiendo una brecha de 7,2 del PIB, lo que implica unos 80.000 millones de euros >>.

Es decir, se promete a Europa aumentar la recaudación a base de impuestos; aunque hay que señalar un -pero- a tener muy en cuenta, ya que, el Gobierno pretende alcanzar la cifra de ingresos de 275.2 millones de euros en este año 2021, pero, por las cifras de recaudación de la Agencia Tributaria, parece complicado llegar a esos ingresos que quiere Hacienda.

El trallazo fiscal a los españoles va a ser tremendo, y, el argumento del Gobierno acerca de que sus subidas de impuestos sólo afectan a una minoría, no se lo cree nadie, ya que, serán las clases medias y bajas las que soportarán el impuestazo.

En román paladino, –apretando el cinturón hasta sus últimos agujeros-. La Sñrª. Montero lo ha dicho de forma clara y concisa, sin adornos ni complicaciones.

Cuando se quiere iniciar la senda de la recuperación, subir impuestos indiscriminadamente es casi suicida, de forma, que se imponen por el Gobierno de España aumentos impositivos desacertados en el momento más contraindicado, máxime, cuando todos los países del entorno van en otra dirección, basándose en una falacia europea, ya que, lo que la U. E. pide, es reducir el déficit y la deuda, cuadrando unas cuentas por ahora inverosímiles.

La promesa a Europa debería ir en la dirección contraria a la marcada por la Ministra de Hacienda y el Gobierno de España, cuadrando las cuentas por medio de la reducción del gasto público, eliminando los gastos innecesarios e improductivos, y, realizando una administración rigurosa, que es la única opción aceptable en estos momentos de ruina, sin olvidar las reformas estructurales profundas, que permitan regenerar nuestro tejido productivo y llevar nuestro mercado laboral a la senda de su reconversión creando empleo.

Si no se hace así, con seguridad el apretón del cinturón nos ahogará a todos, ya que, la verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero.

Para terminar, lo peor de todos estos cambios de criterio y de la exprimidora fiscal enarbolada por el Gobierno, son las homilías, las peroratas, las soflamas o como quieran Uds. llamarlas de las ministras y ministros, que nos atizan sin mesura ni piedad sobre más aumentos de impuestos, de reajustes en los tipos de IVA, de eliminación de exenciones, deducciones y bonificaciones fiscales, que, sin duda, acabará con un castañazo fiscal injustificable e inasumible por los españoles, cuando la situación de ruina nos tiene a todos sumidos en la desesperanza, agravado todo, si es posible empeorar, con una falta absoluta de inseguridad jurídica que destruye la poca confianza que les queda a los ciudadanos de la calle.

N.B.  Apretarse el cinturón unos cuantos agujeros hasta el límite, con más gasto público y más subidas de impuestos en estos momentos de crisis, es un disparate propio de un Gobierno, que vive en un mundo paralelo alejado de la realidad.

A destacar:

* La Ministra de Hacienda, Sñrª. Montero, da marcha atrás y abre la puerta a retrasar las alzas fiscales, si el PIB no recupera su nivel precrisis

* La Vicepresidenta 3ª. y Ministra de Trabajo, Sñrª.  Díaz, promete que -nunca más oiremos decir a un gobierno que toca ajustarse el cinturón-.

Como siempre, queda todo muy claro: “No, pero si, que sí que no, que será sí”.

Esto es, lo que se llama derecho a una información veraz, que consagra el art. 20 de la C. E.

Córdoba, a 12 de mayo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Impuestos – subidas – Plan de Reformas U. E. (gasto público – sector privado – empleo y paro)

El Gobierno de España siguiendo la estela del resto de naciones de la U. E., Europa y resto del mundo, se ha puesto como objetivo ante U. E. subir los impuestos casi 79.000 millones, como mínimo, aumento que recaerán irremediablemente sobre las clases medias y bajas.

La Ministra de Hacienda, Dñª. María Jesús Montero dijo el pasado año: Se lo voy a decir con mucha claridad: Este Gobierno no va a subir los impuestos a la clase media ni a la clase trabajadora.

Parece que va a ser que no; es decir, todo lo contrario.

Las subidas fiscales recaerán en las rentas medias y bajas para intentar cuadrar unas cuentas públicas -quebradas, o al borde de ello-, que presentan un déficit de más del 11% -50% estructural-, con una deuda pública que supera el 120% del Producto Interior Bruto (PIB).

El Plan de Reformas enviado a Bruselas (que el Gobierno ha presentado varias veces sin cuantificar), promete a Bruselas una subida histórica de los impuestos a las clases medias y trabajadoras para contrarrestar el desastre de sus cuentas, así subirán y/o nacerán los siguientes impuestos:

IRPF.

Sucesiones y patrimonio. 

Peajes autovías. 

Diésel. 

IVA. 

Cotizaciones sociales.

Tasa Google y Tasa Tobin.

Gravámenes a plusvalías ficticias (renta y municipales)

Es cierto, que el Gobierno Central del Presidente Sánchez podría haber optado por otra solución para cuadrar las cuentas del Estado, que sería eliminar y reducir un gasto público disparatado, que tenemos y soportamos, aunque parece que no van por ahí los tiros. Se trataría, como han hecho otros países, de eliminar el gasto innecesario e improductivo y administrarse con arreglo a las normas de ortodoxia más elementales; dicho de otra forma, se trataría simplemente de administrarse bien, como se dice tradicionalmente, como un buen padre de familia.

Sin embargo, se ha optado por todo lo contrario, más gasto público sin control alguno, alza fiscal indiscriminada para paliar unas cuentas públicas insostenibles, además, España será el único país del entorno que sube impuestos en plena crisis.

Solo un ejemplo de los despropósitos: En España se han destruido en el sector privado 500.000 empleos (manejando solo datos oficiales, que todos sabemos dopados) y se han creado 136.700 empleos en el sector público, además, en el sector privado sus empleados han sufrido una baja en sus retribuciones superior al 22%, mientras el sector público no solo no ha reducido sus retribuciones en nada, sino que, además, aumenta las mismas en los PGE un 0,9%. En definitiva, un dislate increíble y disparatado.

El Gobierno ha aprobado unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 con la mayor cifra de gasto alcanzada hasta la fecha: 456.073 millones; de forma, que si el gasto público se redujera solo un 15% tendríamos 68.410,9 millones de euros más, lo que supone una cantidad parecida a lo que se ha prometido a Bruselas recaudar de más por impuestos. Las cifras de gasto superan por mucho los 379.000 millones del 2020, lo que supone 77.073 millones más.

El trallazo fiscal a los españoles va a ser de “mírame y no te menees”, aunque lo que más llama la atención del Plan de Reformas de España para Bruselas, es el misterio que le rodea, ya que, para Europa se presenta una subida del esfuerzo fiscal en España de casi 79.000 millones, aunque a los españoles solo se les trasmite silencio oprobioso, donde falta como siempre información veraz, habiéndose presentado el Plan al día siguiente del 4 de mayo, lo que de por sí ya implica un delito de ocultación de manera perversa.

El argumento del Gobierno acerca de que sus subidas de impuestos sólo afectan a una minoría, ha quedado en almoneda y no se lo cree nadie, ya que, serán las clases medias y bajas las que soportarán el impuestazo.

La tasa Google, aprobada de forma unilateral de Europa, es un ejemplo claro de lo que no se debe hacer, porque, poder se puede, ya que, sin medir sus efectos negativos es evidente que se ha hecho.

Cuando hablamos y hablamos de recuperación, es pegarse un tiro en el pie, empezar por imponer unas reformas impositivas desacertadas en el momento más contraindicado, máxime, cuando todos los países del entorno van en otra dirección, de manera, que es como el pre suicida, que va en dirección contraria y dice: “hay que ver cuanta gente va equivocada”.

La reducción del gasto público eliminando los gastos innecesarios e improductivos, a la vez, que se realiza una administración rigurosa y controlada, es la única opción aceptable en estos momentos de ruina, sin olvidar las reformas estructurales profundas, que permitan regenerar nuestro tejido productivo y llevar nuestro mercado laboral a la senda de su reconversión creando empleo.

La Constitución dice, entre otras cosas, que no deben caer en el olvido:

Artículo 31. 1.   Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio. 2. El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos, y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.

Artículo 33. 1. Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia. 3. Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las leyes.

N.B.  Las subidas de impuestos indiscriminadas conllevarán más destrucciones de empleo y un aumento del paro, aunque lo peor es la doble cara, que subyace en la información, de forma, que en Bruselas se dice, y, se ofrece una cosa, mientras en España se oculta o se disfraza el golpe impositivo, a la vez, que crece sin control un gasto público ineficiente y disparatado.

La desconfianza de los españoles en salir de la ruina y empezar la recuperación está bajo cero, ya que, las actuaciones de los poderes públicos se sospechan realizadas en abuso de derecho.

Establecer e imponer un sistema tributario injusto dañando la igualdad de los españoles y con tintes confiscatorios, es contra la Ley, y, si al mismo tiempo, se impone una política de gasto público apartada de la equidad y alejada de los criterios de eficiencia y economía, se está contra la ley, y, si a la vez, se ataca el derecho a la propiedad privada y a la herencia con impuestos abusivos, se está vulnerando la Ley.

Si los impuestos pasan a ser confiscatorios, impidiendo la recuperación, mientras crece desbocado el gasto público, se estará vulnerando la Constitución y empobreciendo a los españoles.

Córdoba, a 10 de mayo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

En que me he equivocado – en nada – una gran mayoría descaminada y desacertada (Madrid – estamos apañados)

Es curioso por no decir perverso, las explicaciones que se leen estos días sobre las elecciones de Madrid y sus resultados, ya que, parece de los ciudadanos se han equivocado todos en su gran mayoría. Nadie trata de estudiar o pensar públicamente en las causas de esa tremenda mayoría de votos a favor obtenida por la Sñrª. Díaz Ayuso, ni siquiera los suyos propios.

La Constitución dice en su artículo 1 que:

2.      La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

Por lo que, la razón está siempre en la voluntad mayoritaria del pueblo expresada libremente en elecciones democráticas.

La pregunta ¿en qué, me he equivocado?, parece, que ha desaparecido de la realidad paralela auto infligida, de manera, que, dicho en lenguaje de la calle “estamos apañados”, nadie se ha equivocado, bueno si, parece que el pueblo.

Está claro que todos son felices en sus análisis negativos de si mismos, ya que, los responsables todos son “el pueblo de Madrid que vota lo que quiere”, lo que de por si es imperdonable para algunos demócratas auténticos, así que veamos:

* El ciudadano Edmundo Bal dice, que –los madrileños no han sabido votar-, aunque él si está en lo cierto. Increíble tanta tontuna después de sus resultados electorales.

* La Vicepresidenta 1ª. del Gobierno de España Sñrª. Calvo declara que -el fascismo aparece con la bandera de la libertad, la libertad de quienes pensaron que la limpieza que querían hacer en Europa, le llevaba a asesinar en los campos de concentración-, pero como eso es lo que deciden las urnas, nosotros asumimos la derrota-. (No hay nada como asumir de esa manera tan democrática).

Destacar aquí una sola cosa, el desprecio de la Vicepresidente 1ª. a los votantes madrileños del pueblo que han apoyado a Ayuso, que, sin duda, deben ser una gran mayoría.

* Pablo Iglesias al Madrid -trumpista-, porque se equivocaron los electores de Madrid, que han optado por -lo peor de los que odian la democracia-.

* El Sr. Monedero llama -gilipollas- a los que votan a Ayuso, ya que, se pregunta, ¿si los que ganan 900 euros y votan a la derecha son Einstein?

* Ignacio Aguado, que va de elegante, dice -agradecer a los que habían escogido en las elecciones la papeleta de Cs., frente al resto de votantes que escogieron -los insultos y la crispación-, que según él parece, que fueron pocos.

* El del CIS, José Félix Tezanos llama a esa inmensa mayoría, que ha votado a la Sñrª. Díaz Ayuso -tabernarios-.

En definitiva, estamos instalados en la democracia plena, ya que, la gran mayoría de los madrileños son una especie de tarados, que están locos y han perdido el juicio, así que, como decía antes, “estamos apañados”, de forma, que ninguno de ellos se ha equivocado, pues nadie reconoce tener un problema o estar en una situación complicada.

*** Las causas de la desafección de los madrileños a ciertas políticas y actuaciones contra sus libertades son evidentes, por lo que conviene ver algunas cosas:

1º.- En un artículo titulado los leones del Congreso señalaba, que  en estos tremendos días en la vida política española se han producido hechos que demuestran, que, mientras la pandemia asola a los españoles, el paro se dispara, la ruina se apodera del País, los fallecidos superan los 100.000, y, así un larguísimo etc. de desgracias para todos, unos pocos políticos desde el poder se han dedicado a realizar experimentos políticos y sociales, que han dado lugar distorsiones gravísimas en España, como por ejemplo: “presentar mociones de censura con la finalidad de acaparar más poder, ocupar todas las instituciones del Estado con el mismo fin, la proposición de ley que limita las funciones del CGPJ, apoderarse de los Fondos de Recuperación de la U. E., etc. etc.”.

Parece que los madrileños comparten esa opinión en su gran mayoría.

2ª.- El desprecio a los madrileños con esas declaraciones o parecidas conlleva esos resultados electorales.

3º.- Las amenazas de cada día ensombrecen cualquier equidad y libertad, de forma, que eso han sentido muchos madrileños.

4º.- Las actuaciones contra ley del Ministro Marlaska han sobrepasado todos los límites de una democracia, y, parece que los madrileños son de esa opinión.

5º.- Las actuaciones del Gobierno Central contra la pandemia en Madrid han superado todos los extremos imaginables, de manera, que muchos madrileños comparten esa visión de acoso y derribo.

6º.- El reparto de fondos económicos y sanitarios ha sido contra Madrid, y, esa es una opinión general de los madrileños.

7º.- La armonización fiscal a la -trágala- contra Madrid no ha parado de estar en el atrio de las amenazas.

8º.- Ha calado entre muchos madrileños la falta de respeto hacia ellos, que por lo visto continúa.

9º.- Por si faltara poco, hoy mismo, un personaje que tanto ha hecho por Madrid, como saben todos los madrileños, Salvador Illa llama a -liderar una ofensiva- en Cataluña para combatir la victoria de Ayuso.

10º.- Se puede seguir, pero con lo dicho basta para probar ¿por qué?, los madrileños han votado como lo han hecho.

*** Finalmente, solo una pregunta, por todo lo dicho:

¿Se puede ser más negado o más atrabiliario en una democracia en libertad?

Aunque, hay otras opiniones, así, en la Cadena SER Iñigo Errejón ha afirmado: [-No insultemos al pueblo al que queremos gobernar. Entiende que -cuando el adversario te gana-, es porque ha hecho algo bien o ha interpretado el momento mejor, y, por eso, hay que reflexionar en vez de insultar].

Si sigue así, alguna vez podrá ganar, aunque no se esté de acuerdo con él.

N.B.  En que me he equivocado – en nada -, pues los madrileños votantes son una mayoría descaminada y desacertada, así que,  estamos apañados.

La confusión es tal, que solo se ve falta de respeto a la ley, recorte de libertades a los españoles y un propósito irredento de demoler la Constitución de 1978 y destruir la transición ejemplo de democracia y libertad. La desconfianza de los españoles en el estado de derecho está en mínimos, además, la división de poderes está en entredicho, máxime, cuando ciertas actuaciones de los poderes públicos se sospechan realizadas en fraude de ley.

¿Explica lo dicho la votación mayoritaria de los madrileños?

Los madrileños han entendido que la libertad no se defiende sola, así que, contribuir a su defensa es una prioridad de todos, de forma, que nada de soportar amenazas y todos a remar en la dirección de la democracia verdadera.

Sin la menor duda, la gran mayoría de los españoles somos libres y defensores de la libertad y la convivencia pacífica.

Córdoba, a 8 de mayo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

“Cosas veredes”-lo que hay que ver (confusión – respeto a la ley – libertad y democracia)

El origen de la expresión se suele situar en el Cantar de Mío Cid, cuando Rodrigo Díaz de Vivar le dijo al rey Alfonso VI –los males de los reyes que se ausentan– y este le contesto “cosas tenedes”, aunque lo importante es explicar, que esa frase significa confusión, duda de lo que se debe hacer en algo, es decir, algo así como -lo que hay que veren lenguaje popular.

Lo dicho viene a colación por todo lo que se esta viendo y ocurriendo en España, y, donde casi todos coinciden, en que nuestras libertades y derechos están siendo demolidos por unos pocos, que creen que la Constitución de 1978 es un obstáculo para sus planes, solo hay que señalar algunos casos inquietantes, así:

* Los jueces recurren a Europa para que los apoye y defienda, como última solución con toda la razón del mundo.

* El Tribunal Constitucional politizado al máximo se ha convertido en un reducto confiscatorio de libertades, de forma, que no hay más que ver sus últimas actuaciones.

* El Ministro del Interior Sr. Marlaska oculta información sobre violencias contra la policía y un partido político.

* El voto por correo a la vista de las últimas informaciones y denuncias se ha convertido en una trampa semejante a un campo de minas, pues no hay más que ver las declaraciones de Correos y de su máximo dirigente puesto en su cargo por el Presidente Sr. Sánchez.

* El CIS dirigido por el Sr. Tezanos es un aparato de propaganda del Ejecutivo y su partido pagado por todos los españoles.

* La Fiscal General del Estado a lo suyo, ¿por qué de quien depende?, pues eso.

* El Plan de recuperación y Resiliencia enviado a Bruselas, no contempla la reforma de la S. S. ni de las pensiones, anunciando, además, el Gobierno que seguirán subiendo las retribuciones de los empleados públicos, creando empleo público y aumentando las pensiones con el IPC.  

*** Está muy claro que eso es lo que hay, de manera, que solo se vislumbran dos posturas ante semejante cataclismo de las libertades, una defender la libertad, la Constitución y el respeto a la Ley, y, otra aquietarse sin hacer nada, sometidos y cautivos, esperando “el no vendrán por mí”.

Lo que se está viendo en las elecciones de Madrid, es un aviso para todos los españoles, de manera, que nadie se llame a engaño, pues una cosa está muy clara, –que no engañan a nadie, que no quiera ser engañado-.

La última EPA (1T-2021) ha demostrado lo que funciona y lo que no funciona, ya que, no hay más que ver donde se crea empleo y donde se destruye. Lo repito, solo se engaña al que quiere ser engañado.

N.B.  La confusión es tal, que la expresión “cosas veredes” lo resumen todo, ya que, solo se ve falta de respeto a la ley, recorte de libertades a los españoles y un propósito irredento de demoler la Constitución de 1978 y destruir la transición ejemplo de democracia y libertad.

La desconfianza de los españoles en el estado de derecho está en mínimos, además, la división de poderes está en entredicho, máxime, cuando ciertas actuaciones de los poderes públicos se sospechan realizadas en fraude de ley.

La libertad no se defiende sola, así que, contribuir a su defensa es una prioridad de todos, de forma, que nada de soportar amenazas y todos remando en la misma dirección de la democracia verdadera.

Sin la menor duda, la gran mayoría de los españoles somos libres y defensoresde la libertad y la convivencia pacífica.

Córdoba, a 2 de mayo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.