Tag Archives: España

La independencia del Poder Judicial se diluye en España (Estado de Derecho y división de poderes)

Después de ver la resolución del Tribunal Constitucional de Alemania sobre el Fondo de Recuperación de la U. E., la verdad es, que se siente un poco de envidia, al ver que allí existe división de poderes real y efectiva, aunque se lamente el retraso que supondrá para España de esos fondos, que necesitamos con urgencia.

En nuestro País el Estado de Derecho y su división de poderes está diluyéndose como un azucarillo, así, veamos ejemplos claros de esa disolución, que aumenta día a día:

* El PSOE y Podemos han aprobado en el Congreso una Ley que paraliza y maniata el C. G. P. J., de manera, que por si le faltaba algo al poder judicial, ahora no se pueden hacer nombramientos de jueces y magistrados, entre otras muchas limitaciones más acordadas contra el órgano de gobierno de los jueces.

* Desde que se aprobó el estado de alarma el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo están en “stand by” (en espera), de manera, que los particulares han visto como solo se tramitan asuntos políticos, ya que, cuando se trata de ciudadanos que piden cobijo y amparo a esos tribunales, solo encuentran, en general, obstáculos insuperables de inadmisión.

* La fiscalía General del Estado ya se sabe, que solo funciona al mandato del Gobierno, aunque, no hay que confundir a la cúpula de la Fiscalía con el cuerpo de fiscales, que son muchos e independientes.

* Los funcionarios (sindicato CSIF) avisan del atasco judicial que causa el Gobierno, ya que, los casos pendientes se han disparado un 30%, pese a que los asuntos que han entrado en los tribunales han descendido un 12% por el confinamiento.

* La U. E. ya le ha dado a España avisos sobre la independencia del poder judicial, así que, esperemos, que no le pase a España como a Polonia, y, que algunos Estados miembros no utilicen su derecho de veto por esa causa, retrasando la llegada de los fondos de recuperación de Europa, ya que, la condicionalidad del estado de derecho tiene una gran influencia en Europa.

* Las asociaciones de jueces ya han demostrado públicamente su preocupación por la independencia del poder judicial, y, sus efectos nocivos para nuestro Estado Social y Democrático de Derecho, consagrado en la Constitución Española vigente. 

*** Se podrá discutir el estado actual de la independencia del poder judicial en España, pero es innegable, que motivos de preocupación sobre la división de poderes real y efectiva en nuestro país existen sin la menor duda.

Sin un poder judicial independiente de verdad no existe la democracia y el estado de derecho que la sustenta, máxime, si como ocurre ahora en España estamos sometidos por un estado de alarma inconstitucional con nuestros derechos y libertades sometidos, restringidos, si no eliminados de raíz. No hay más que leer el art. 116 de la Constitución sobre los estados de alarma, excepción y de sitio para comprobar, que un estado de alarma no puede afectar a los derechos fundamentales limitándolos o eliminándolos.

En estos días aciagos en todos los sentidos, ya hay voces que piden más prórrogas del estado de alarma, que imagino, debe ser porque no han tenido bastante con lo que ha caído sobre nuestras libertades, como pueden ser, la anulación del Congreso, el abuso de legislar por Decretos Leyes (creo que van 35), la falta de transparencia del Gobierno en muchos asuntos, la invasión y toma  de las instituciones del Estado (CIS, TVE, el abuso policial de la fuerza vulnerando derechos fundamentales, etc.), cuando lo que realmente hace falta y hay que reclamar, es una vacunación urgente para todos cuanto antes, como muchos países están haciendo, y, realizar, a la vez, por todos los poderes públicos, sin excepción, una información veraz inmediata y completa sobre la pandemia, haciendo, que participe la sociedad civil en la lucha y control de la enfermedad.

*** Una gran mayoría de personas en España creen, que no hay independencia efectiva de poderes, y, además, en relación con el Poder Judicial, su falta de independencia ha sido denunciada muchas veces en los últimos años, por personas competentes y autorizadas, ajenas al ámbito político.

A la independencia judicial se refieren el artículo 117.1 de la Constitución de 1978, que dice: La justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados integrantes del poder judicial, independientes, inamovibles, responsables y sometidos únicamente al imperio de la ley; así como, también, en el artículo 1 de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio del Poder Judicial.

Ya en abril de 2019 según un Eurobarómetro (4/19) más de la mitad de los españoles (55%) calificaba de -mala- la independencia de los jueces y tribunales en España, y, asimismo, una mayoría de empresas españolas (57%) creía, que la independencia del sistema judicial español era -mala-.

Pues bien, después de todo lo expuesto, es una evidencia, que ahora en 4/2021 la opinión de los españoles sobre la independencia del poder judicial no es que sea mayoritariamente mala, sino que está por los suelos, empezando por los propios jueces y sus asociaciones, que se califican de conservadora, progresista, de centro e incluso de Foro Independiente, lo que por sí mismo ya es un indicativo de su control ideológico, ya que, todos pensábamos, que todos los jueces eran independientes.

*** Conviene citar aquí, el Código de Ética Judicial, que sintéticamente es preciso recordar, aunque parece que a muchos se les olvida o bien soslayan sus principios de una u otra manera, así:

PRINCIPIOS DE ÉTICA JUDICIAL (Texto final acordado en la sesión celebrada el día 16 de diciembre de 2016)

Preámbulo. Estos “Principios de Ética Judicial” aspiran a recoger los valores y reglas de conducta compartidos por la judicatura española. Pretenden servir de guía en el desempeño de la jurisdicción y promover el diálogo colectivo y la reflexión personal sobre los retos a los que se enfrentan quienes la ejercen, en un marco legal y social complejo y cambiante. Se proponen, además, fortalecer la confianza de la ciudadanía en la justicia al hacer explícitos los modelos de comportamiento con arreglo a los cuales jueces y juezas se comprometen a cumplir sus funciones.

La ética judicial es la promesa de una justicia buena en cuanto incorpora las cualidades necesarias para lograr el fin que le asigna la Constitución: la tutela de los derechos de la ciudadanía.

Principios. 

Independencia. La independencia judicial es un derecho de todo ciudadano y ciudadana cuya protección y defensa forma parte inexcusable de los deberes profesionales del juez y de la jueza, y no un privilegio personal de su estatuto.

Imparcialidad. La imparcialidad judicial es la ajenidad del juez y de la jueza respecto de las partes, para con las que han de guardar una igual distancia, y respecto del objeto del proceso, con relación al cual han de carecer de interés alguno.

El juez y la jueza no pueden mantener vinculación alguna con las partes ni mostrar favoritismo o trato preferencial que ponga en cuestión su objetividad ni al dirigir el proceso ni en la toma de decisión.

 La imparcialidad impone una especial vigilancia en el cumplimiento del principio de igualdad de oportunidades de las partes y demás intervinientes en el proceso.

La imparcialidad impone también el deber de evitar conductas que, dentro o fuera del proceso, puedan ponerla en entredicho y perjudicar la confianza pública en la justicia

El juez y la jueza han de velar por el mantenimiento de la apariencia de imparcialidad en coherencia con el carácter esencial que la imparcialidad material tiene para el ejercicio de la jurisdicción. 

Integridad. La integridad exige que el juez y la jueza observen una conducta que reafirme la confianza de los ciudadanos en la Administración de Justicia no solo en el ejercicio de la jurisdicción, sino en todas aquellas facetas en las que sea reconocible como juez o jueza o invoque su condición de tal.

El juez y la jueza en sus relaciones personales con los profesionales vinculados a la Administración de Justicia deberán evitar el riesgo de proyectar una apariencia de favoritismo.

*** Finalmente, destacar algo indiscutible, que es el hecho de que la confianza de los ciudadanos en la justicia y su independencia en España está bajo mínimos, y, no por las actuaciones y resoluciones de la mayoría de los jueces, sino por el control ideológico y político a que está sometido el poder judicial, de manera, que muchas veces, según el juez o tribunal que te toque, ya se sabe por donde caerá la resolución, sobre todo, cuando entran en juego intereses políticos en los temas enjuiciados.

Si el pueblo del que emana la autoridad del poder judicial no confía en él, como está ocurriendo ahora, y, si ese mismo poder está controlado por el poder político establecido y dominante, la opinión y la confianza de los españoles sobre la independencia del poder judicial no es que esté bajo mínimos, es que se ha precipitado por un precipicio insoldable.

La paralización de la renovación del CGPJ, la Ley que paraliza y maniata al Consejo, las asociaciones de jueces politizadas, la situación “en espera” del T. C. y, en parte, del T. S. proyectan una imagen de la división de poderes y de la independencia del poder judicial de España muy negativa para los ciudadanos de a pie, que no entienden nada y desconfían de lo que ven, a la vez, que fuera de nuestras fronteras se nos empieza a ver, como un País en el que no se puede confiar en materia de justicia.     

N.B.  Es algo indiscutible, que el Poder Judicial se diluye en España, estando en serio peligro nuestro Estado de Derecho y la división de poderes, de manera, que desaparece día a día la independencia judicial, destruyéndose, a la vez, la confianza del pueblo en la justicia.

La única verdad es, que, si hay jueces embridados, hay   ciudadanos desconfiados de la justicia, de manera, que sin división de poderes no existe estado de derecho.

El autoritarismo a la menor oportunidad limita las libertades, de forma, que si seguimos avanzando en esta carrera de despropósitos inconstitucionales acabaremos mal, ya que, en España, ahora mismo, nuestros derechos y libertades están en peligro, al no existir respeto a la Ley por los poderes públicos, ni libertad, ni justicia, ni igualdad, y, por si faltara algo, se quiere terminar con la división de poderes y con la independencia del Poder Judicial.

La confianza de los españoles en la justicia está en bajada permanente, de manera, que es casi imposible, encontrar a alguien que crea que existe la independencia judicial, máxime, cuando se contemplan las actuaciones de los partidos políticos para apoderarse y controlar el poder judicial, que resulta a los ciudadanos algo perverso y peligroso para ellos.

Córdoba, a 10 de abril de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Piélago – S. S. – cuentas – gastos impropios – transferencias – prestamos – déficit – deuda (Tesoro Público y PGE de España)

En el año 1974 comencé a trabajar, como funcionario del I. N. P., en la Seguridad Social en un cuerpo de inspección y, desde entonces, no he dejado de dedicarme a ella, de manera, que, llevo unos años implicado en el asunto de la S. S.

Al día de hoy observo, que la S. S. y sus finanzas se han convertido en un piélago farragoso e incomprensible para el común de los españoles, lo que viene a significar, que un todo complejo y necesario en la sociedad, por su exuberancia (cuantitativa y cualitativa), se ha convertido en un Ente gigantezco dificilísimo de manejar y en algo dificultoso de enumerar, de contrar y de entender.

Así mismo, he constatado, que, durante todos estos años, ningún Gobierno ha querido tomar medidas estructurales profundas para reformar el sistema español de S. S., y, convertirlo en un realidad viable y sostenida en el tiempo, como correspondería a un proyecto común de interés general imprescindible para España.

Es cierto, que se han hecho cosas positivas, pero ninguna ha ido a la raíz del problema de nuestra S. S., que, dicho con la mayor claridad posible, reside en adecuar el sistema a la realidad económica y social del País, construyendo un modelo flexible y capaz de proyectarse en positivo en el tiempo, de forma, que cualquiera que sean las circunstancias temporales y/o económicas, se adapte automáticamente a cada realidad social.

Hace unos años, asistiendo a un Congreso, junto con un equipo de personas variado y competente, dirigí una ponencia sobre la S. S. en España y su futuro: Proponiendo un sistema viable y sostenido en el tiempo de la misma.

Entre otras cosas, proponíamos un mínimo vital para las pensiones y un cálculo flexible de las mismas, de mayor a menor, con índices correctores en función de la situación económica del País, que funcionarían de forma automática, todo articulado a través de una reforma profunda de la Ley de S. S. En aquel momento, por algunos participantes en el congreso, se nos acusó de querer acabar con el sistema de la S. S., de manera, que una propuesta constructiva dirigida a la supervivencia del sistema, a su consolidación y actualización automática, fue a parar a la papelera de la demagogia y así hasta hoy.

La verdad sobre la S. S. en España ahora es, que el sistema vigente es insostenible sin una reforma profunda del modelo, empezando por las pensiones y acabando por la financiación, ya que, la realidad se impone.

El Ministro de S. S., Sr. Escrivá, lleva más de un año dando largas al asunto, sin atreverse a reformar la S. S. y sus fianzas ruinosas para alcanzar un modelo sostenible, pero Europa, que conoce el asunto, ya nos ha puesto en su punto de mira, de manera, que sin reformas estructurales profundas del sistema de pensiones y otras cosas fallidas los fondos de recuperación peligran, máxime, cuando el Tribunal Constitucional de Alemania ha abierto la caja de los vetos en la U. E..

Solo queda, reafirmar algo evidente, que los recursos del Estado vengan de donde vengan y se llamen como se quiera, van dirigidos a sufragar todos los gastos del Mismo, y, por tanto, hablar de gastos impropios, de transferencias y/o de préstamos a la S. S. cómo viene haciendo el Sr. Escrivá, es seguir instalados en una ficción contable, que lleva a un engaño masivo a los españoles e impide una oferta viable del sistema en España.

Es indiscutible, que lo que se pone como gasto impropio, préstamo o transferencia a cualquier Departamento del Estado, debe salir de otro sitio del mismo puchero, de donde se quita, lo que implica, que el dinero, se mire como se mire, siempre es el mismo; por ejemplo, hablar de ingresos de impuestos y de ingresos de cotizaciones sociales, está muy bien, pero realmente todo son impuestos del Estado y su importe total va al mismo baúl, que es el Tesoro Público de España, lo mismo que ocurre con los gastos, de forma, que el dinero para cubrirlos procede del Estado.

En resumen, no hay más dinero que el que hay, y, se puede distribuir como se quiera, pero siempre será el mismo.

La huida del actual Gobierno de España no se sabe a dónde, es evidente, lo mismo, que no se sabe hasta dónde llegará, pero parece que para Él una reforma verdadera del sistema de S. S. hacia la viabilidad, no es algo prioritario, para eso están las esperanzas complicadas-bloqueadas en los Fondos de la U. E., la deuda y el déficit, y hasta donde se llegue, llegó.

Dicho de otra forma, en España no existe un sistema de S. S., que flota en el aire como un “Ente maravilloso”, lo que hay, es un Estado, que impone y cobra impuestos múltiples, y, que incluye entre ellos, unollamado -cotizaciones sociales-, y, que gasta, todo lo que  coge de los impuestos (y bastante más, que paga con deuda y déficit públicos) en aquellas necesidades, que el Ejecutivo de la nación considera preferentes y/o convenientes, de manera, que uno de esos gastos son las -pensiones-.

Realizar unas cuentas separadas de ingresos y gastos del Ente Seguridad Social no es más que un artificio contable, algo así, como si hubiera un -sistema- separado en los PGE para Defensa o Interior, y, unas cuentas diferenciadas para esos Departamentos del Gobierno con sus ingresos y gastos propios.

Oficialmente, aunque no sea real, con las cuentas de la S. S. se hace siempre así, lo que como se ha dicho, es un movimiento contable, que se puede hacer, pero que no puede esconder la realidad, que es muy clara, todos sus ingresos y gastos forman parte del todo del Estado.

Personalmente, que se haga esa ficción contable no me parece ni bueno ni malo, lo que es inadmisible es sembrar confusión entre los españoles sobre las cuentas de la seguridad social, hablando una y otra vez, de gastos impropios, de transferencias del Tesoro, de préstamos del Estado, de deuda de la S. S., y, así, de un interminable piélago de todo aquello, que, por su exuberancia, es dificultoso de enumerar, contar y explicar.

En definitiva, para ser claro, las pensiones y otros gastos de la S. S. en España son un todo con el resto de los gastos del Estado, igual que ocurre con los ingresos, de manera, que igual que los 3.4 millones de empleados públicos cobran del Tesoro Público de España, los pensionistas, los parados los beneficiarios del IMV, etc. cobran del Estado Español.

*** Para finalizar, unos datos sobre la situación financiera de la S. S.:

** El Estado transfirió a la S. S. en 2020 cerca de 36.000 millones de euros, aunque, se dice oficialmente, que eso no es déficit de la Seguridad Social, ya que, solo es déficit, lo que no se cubre ni siquiera con la ayuda de las transferencias.

** El M.  de S. S. solo reconoce un déficit de unos 15.000 millones de euros, cuando el déficit real del sistema, como mínimo, se pude estimar en 47.100 millones de euros (diferencia entre unos gastos aproximados de 168.000 millones y unos ingresos estimados de 120.900 millones, sin contar transferencias).

** A todo lo anterior, hay que sumar una deuda cercana a los 90.000 millones de euros.

Aquí, solo recordar lo dicho, los números citados sobre la S. S. son los números del Estado, ya que, el sistema no es un “Ente maravilloso”, como se ha señalado, sino un departamento más del Gobierno de España, como puede ser el M. de Defensa y sus gastos.

N. B.  La Seguridad Social en España es un piélago insondable y engañoso, lleno de cuentos contables, como son los gastos impropios, las transferencias, los préstamos, etc. perdido en el Tesoro Público y en los PGE del Estado Español.

Si medidas profundas de reforma del sistema de la S. S. no existe solución posible, salvo esperar el desastre que sin duda llegara, después Europa y sus ajustes.

Entiendo, que estamos en un sueño imaginario, tan bueno a primera vista, que nos lo podemos creer; es decirla S. S. es un Ente maravilloso, que flota en el vacío de los gastos impropios, de los préstamos y de las transferencias del Estado benefactor inacabable, aunque, la realidad es mucho más perversa, a pesar de las predicciones contables y ficticias del Ministro de S. S. y otras cosas, Sr. Escrivá, cuando, sin duda, cada vez, el final desequilibrado y descalabrado está más cerca.

Si a España no llegan ya y pronto los Fondos de Recuperación de la U. E.no solo va a ser un mal sueño, sino un despertar a la realidad que nos absorberá, ya que, no se podrá aguantar el gasto público descontrolado, y, los ajustes llegarán por la U. E., ya que, la Unión sabe, que la ruina de España, supone la debacle de Europa.

Como siempre, falta información veraz a los ciudadanos inmediata y completa sobre la S. S. y su situación financiera, ya que, toda la información del M. de S. S. y las declaraciones del Sr. Escrivá van dirigidas a justificarse, sin que, además, se adopte ninguna medida de reforma real, que garantice la supervivencia del sistema.

Mientras tanto, los políticos sin exclusión cada uno a lo suyo, de forma, que ahora tocan elecciones, mientras los españoles arruinados y amedrentados sin vacunar, vacunados con retraso o a la espera.

Córdoba, a 7 de abril de 2021

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

II. La incertidumbre crece – T. C. Alemania – Fondo de Recuperación (ayudas en el aire, con retraso y un poco de envidia)

La incertidumbre es lo contrario a la tranquilidad, a la confianza o a la certeza, y, se manifiesta en inquietud y parálisis. La incertidumbre proviene de la falta o escasez de conocimientos, es pues, la duda permanente por la falta de información veraz y la insuficiencia de las razones o pruebas en las que se puede fundar una actuación razonable, implicando falta de conocimiento seguro y claro. El exceso de incertidumbre conlleva, que, casi siempre, el ciudadano paraliza su actividad en espera de que la situación sea más clara y confiable.

En España es una realidad indiscutible, que está creciendo la incertidumbre a todos los niveles (político, social, económico y sanitario), apareciendo la inseguridad, la inquietud y la indecisión, entre todos los ciudadanos (con reflejo interior y exterior) con todas sus consecuencias nocivas.

Por si nos faltara algo, en ese proceso continuo de aumento de la inseguridad y de falta de certeza, siguen apareciendo hechos nuevos inesperados, que acrecientan la incertidumbre, así:

*** El Tribunal Constitucional en Karlsruhe, Alemania, paraliza el Fondo de Recuperación, ordenando al presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, que no firme la aprobación de la decisión de recursos propios. El tribunal señala, que Steinmeier no puede firmar la decisión hasta que la corte haya resuelto el recurso urgente de una serie de demandantes, que alegan, que el Fondo de Recuperación es contrario a los Tratados de la U. E. y a la Constitución alemana.

El T. C. de Alemania funciona cuando sus ciudadanos demandan amparo, lo que claramente no ocurre en España, dónde el T. C. esta en “stand by” (en espera), silente y cautivo de los poderes públicos y donde los ciudadanos tienen prohibido acudir en solicitud de cobijo y amparo, dónde no se admite nada, y, existe, además, un arrecife cortante impeditivo, que es el llamado interés constitucional.

Si olvidar, la necesidad imperiosa que los españoles tenemos de esos fondos, es lo cierto, que cualquiera siente envidia, cuando se ve, que los alemanes tienen un estado de derecho de verdad.

Sea cual sea la decisión final del Tribunal Constitucional Alemán y se   pronuncie como se pronuncie, el hecho de que paralice una decisión política importante y de profundas consecuencias para toda la U. E., produce la sensación tranquilizadora de que existen contrapoderes efectivos al poder político, cosa que en España es impensable al estar la división de poderes en fase terminal.

Así mismo, en Alemania, se ve, que no creen, que el dinero público no es de nadie; y, saben, que cuesta mucho esfuerzo y sacrificio crearlo y que no se debe gastar indebidamente, teniendo muy claro, que es de los ciudadanos alemanes, no como en España, que se gasta en aumento y sin control demasiado dinero público en gastos superfluos e innecesarios.

En los PGE de 2021 ya figuran 27.000 millones de fondos europeos, de manera, que ya veremos cuando y como llegan los 140.000 millones, pues esto de la Unión Europea es de traca y de una eficacia que asusta, ya que, no son solo las ayudas, sino, también, los asuntos de las vacunas, los planes de vacunación y las medidas de movilidad que casi nadie entiende.

Es público y notorio, que la Comisión Europea  no puede acudir a los mercados para captar los fondos necesarios, hasta que todos los Estados miembros hayan aprobado la decisión de recursos propios. El Ejecutivo comunitario ya sabía, que iba a ser un proceso lento el lograr que todos los Estados lo aprobaran, pero esta decisión de Karlsruhe es un contratiempo más, que no se esperaban, de forma, que ya no son solo Polonia y Hungría los que impiden con su veto, también, están sin aprobación 14 países, entre ellos los llamados frugales.

A destacar, que el comunicado de la corte constitucional alemana no señalacuánto tiempo se tomará hasta resolver el caso por el que ha detenido la ratificación, aunque, parece que un mínimo de tres meses será casi inevitable.

Karlsruhe quiere tener la última palabra sobre la aplicación del derecho de la Unión en Alemania, ya que, en en Tribunal Constitucional alemán se dice, que el BCE no es el amo del universo, teniendo en cuenta, que el T. C. sabe, que los ciudadanos alemanes están en contra de las ayudas a los países despilfarradores, España entre ellos, pues entienden, que nada debe ser gratis y sin control estricto, máxime cuando hay cantidades a fondo perdido.  

Veremos como termina todo, aunque por ahora vamos mal, sin olvidar la condicionalidad del estado de derecho, que con las medidas aprobadas “a fortiori” por el Gobierno de España, como la ley que limita el poder del CGPJ impidiendo los nombramientos necesarios de jueces y magistrados, entramos en fase de veto del cualquier País de la Unión o de una posible intervención paralizadora de los fondos por el Ejecutivo comunitario o el Euro-Parlamento, si entienden, que se limita y ataca la independencia judicial y la división de poderes.

Ahora, está más que claro, que son necesarias, con carácter inmediato, reformas y medidas estructurales de control de gasto público innecesario y superfluo.

*** La incertidumbre crece.

Por todo lo expuesto, es una realidad, que, los españoles sienten que la incertidumbre aumenta, lo que lógicamente les paraliza en todos los sentidos un poco más cada día, impidiéndose la recuperación.

La dura realidad es que estamos entrado en un campo desconocido, lleno de incertidumbre e inseguridad, lo que nos obligará a todos a transformar nuestro entorno económico y social, quitando y transformando todo lo que se pueda, intentando adaptarnos al contexto operativo actual y a la realidad económica nacida de la pandemia.

Es evidente, que la U. E. está superada en todos los sentidos, pero lo del Tribunal Constitucional de Alemania le ha dado el tiro de gracia, pero ha servido para que todos entendamos la fragilidad de la situación en que nos encontramos.

Cuando habían aparecido rayos de esperanza, como las vacunas, los fondos de recuperación y la compra de la deuda de los países por el B. C. E. en grandes cantidades para sostener temporalmente un aumento del gasto público de asistencia social y sanitario, el caso citado de la resolución del T. C. alemán ha demostrado, que los obstáculos contra la pandemia y sus efectos van apareciendo uno tras otro, haciendo que los planes del Ejecutivo de la Unión se derrumben, sin que nadie, además, de una explicación a los ciudadanos preocupados y desinformados.

En España, ya sabemos lo que hay, de forma, que la incertidumbre en todos los campos imaginables ha tomado un rumbo de no retorno, ya que, se mire a donde se mire, solo aparecen obstáculos cada vez mayores, que impiden el inicio de la recuperación. La dura realidad es, que estamos a la cola de Europa – U. E. en casi todo, y, ahora, Alemania con la resolución de su T. C. dispara nuestra incertidumbre, llegando a un punto de parálisis abisal.

N.B. Es algo indiscutible, que la incertidumbre crece en España de forma exponencial, provocándonos una parálisis terminal, de manera, que cuando el T. C. de Alemania paraliza el Fondo de Recuperación la desconfianza aumenta, pues, sinceramente, nadie sabe, que hacer, ni que decisión puede adoptar; es decir, estamos apalancados en una situación permanente de inseguridad plena, que imposibilita tomar decisiones, lo que conlleva una parálisis total, nociva y perversa para todos, que tiene un reflejo interior y exterior, consolidándose en desconfianza para España.

En España son necesarias con carácter urgente reformas estructurales, para adaptarnos a la situación actual, aunque desgraciadamente, cada día que pasa, muestra que eso parece un imposible, ya que, los poderes públicos dominantes están en una guerra de trincheras con olvido de los ciudadanos, mientras que, al haber casi desaparecido la división de poderes, el CGPJ, el Tribunal Constitucional y el T. S. están silentes y cautivos.

A pesar de todo lo dicho, ha nadie puede sorprender, que se tenga     un sentimiento de envidia por el funcionamiento del T. C. de Alemania como verdadero contrapoder, que en España es un mero espejismo; pero lo cierto es, que la incertidumbre por el Fondo de Recuperación y su realidad inmediata hace, que las ayudas queden en el aire, retrasándose peligrosamente, lo que a la vez conlleva, que crezca la desconfianza en nuestra recuperación, paralizándose todo en un bucle perverso de inacción completa.

Si a la incertidumbre, la inseguridad jurídica y la pérdida de confianza que ya tenemos, le unimos in el retraso o lo que sea en los fondos de ayuda de la U. E., el resultado es descorazonador para todos, convirtiéndose en catástrofe política, social, económica y sanitaria.

Córdoba, a 28 de marzo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

V. Europa – U. E. – vacunas (de peor a peor – un misterio silencioso y silenciado)

El asunto de las vacunas en la U. E. es de vergüenza ajena, agravado, además, con el silencio de Ursula Gertrud von der Leyen (que, además, es médica alemana), siendo como todos sabemos presidenta de la Comisión Europea.

Es increíble, que países como Israel, Israel, Chile, Reino Unido, Estados Unidos o Hungría estén por encima de España y de la mayoría de los países miembros de la U. E., e, incluso en estos países, siendo ingenuos, podríamos encontrar una explicación, pero que, por ejemplo, Marruecos, Barbados o Turquía también estén vacunando más rápido, no es que sea increíble, sino que es un insulto a todos los ciudadanos españoles, y, también, a muchos otros ciudadanos de la U. E., como pueden ser los nacionales de Alemania, Francia, Italia y Portugal.

Es curioso, que nadie en la U. E. asume responsabilidad alguna, cuando, como mínimo, los daños son manifiestos a los 450 millones de ciudadanos de la Unión, así:

– Daños económicos difíciles de calcular, pero, sin duda, muy elevados.

– Los ciudadanos de la U. E. sin vacunar a tiempo en una gran mayoría, de forma, que el retraso en su vacunación se traducirá en miles de contagios y en muchas muertes.

Se habla de un retraso en la vacunación completa de la mayoría de la población de la U. E. de hasta final de año:

¿Cuánto costará a la salud de los ciudadanos de la Unión y que coste económico tendrá?

Que conste, que todo es un misterio silenciado, pues nadie de los líderes de la U. E. se apresta a dar una explicación, de forma, que solo hay un silencio estruendoso en este asunto de las vacunas.

En resumen, un despropósito de proporciones galácticas inexplicado, como puede ser la materia oscura del universo.

Parece, que aquí todo se ha solucionado, con una comparecencia parlamentaria de la Presidenta de la Comisión pactada y dopada, donde ya todos sabían que solo habría apoyos y aplausos, pues para nuestros líderes gobernantes lo verdaderamente importante no es resolver el problema y buscar las vacunas ya, sino proteger sus cargos a cualquier precio, que, simplemente, pasa siempre por aumentar los privilegios de todo tipo de la Euro-Cámara. Después, silencio, opacidad y falta absoluta de explicaciones a los ciudadanos de la U. E., incluidos los españoles.

*** Por otro lado, los efectos negativos para nosotros son enormes en todos los sentidos (social, económico y sanitario), así, por ejemplo, el Banco de España ya confirma y reconoce, que en 2021 el primer semestre se ha perdido, y, que la recuperación prometida, sí la hay, será para el segundo semestre.

Es una verdad indiscutible, que sin vacunación masiva no habrá recuperación económica posible, todo lo demás son brindis al sol y engaños colectivos.

En Europa, Alemania confinada y con marcha atrás de la Sr.ª. Merkel; España con los ciudadanos encerrados en sus ciudades, aunque inundados de europeos a la fuga; parte de Italia de nuevo confinada; en Francia con medidas represivas; y, gran parte de la U. E. sin vacunar y castigada al cerramiento masivo, además, con la pandemia machacando a Europa; mientras, por ejemplo, en Estados Unidos el 1 de mayo toda la población adulta ya estará vacunada.

Según los datos al alcance de cualquiera, el 20% de los estadounidenses ha recibido una dosis y más del 10% están completamente inmunizados, por el contrario, en Europa, solo el 6,9% ha recibido una dosis y únicamente el 3,1% está inmunizado. Es un misterio, cuando los ciudadanos en edad de producir y trabajar de Europa estarán vacunados o si se cumplirá el pronóstico de la vacunación del 70% de la población para mediados de julio.

*** Así mismo, seguimos sin noticias reales sobre los publicitados 750.000 millones de euros (140.000 para España), con los que Bruselas tiene que recuperar a los Estados miembros e impulsar el crecimiento económico. La U. E. demuestra, que su funcionamiento es lento, ineficaz y complejo, siendo sus tripas administrativas un laberinto peor que el del minotauro.

Mientras tanto, -la tasa de paro, la deuda, el déficit, el posible crecimiento económico, el gasto público, etc.- están todos fuera de control en muchos países de la U. E y por descontado en España, de manera, que por todo lo dicho, el asunto de las vacunaciones es un misterio silencioso y silenciado por la U. E. y por supuesto por el Gobierno de España, por lo que, entiendo, que a los españoles se les debe por la presidenta de la C. E. una explicación y una información veraz inmediata y completa, como al resto de los ciudadanos de la Unión.

N.B.  En Europa – U. E. el asunto de las vacunas cada vez huele peor, siendo un misterio silencioso y silenciado.

La U. E. – la Comisión – su Presidenta, Úrsula Von der Leyeny el Parlamento Europeo (en el asunto de la compra y suministro de las vacunas), se han perdido en apoyos y aplausos incomprensibles, sin nadie haya comparecido hasta hoy, para explicar que se va a hacer para solucionar de inmediato el retraso en la vacunación y qué medidas se van a adoptar para solucionarlo.

Los líderes de la U. E. han demostrado sobradamente que son malos administradores de nuestros intereses, pero, además, que no explican nada, sino que, ocultan la compra y suministro de las vacunas, y, el ¿por qué? del retraso en las vacunaciones a sus millones de ciudadanos, dejando toda transparencia de lado, frente a 450 millones de personas que los mantienen y sostienen.

No puede ser, que los ciudadanos se conviertan en rehenes por sus propios gobernantes y que se les sumerja en una ignorancia opaca y vidriosa, sin que nadie del ejecutivo de la Unión responda de verdad por tantos errores inexcusables. Lo de la U. E. con la vacunación y las vacunas va dìa a día de peor en peor, de forma, que ahora, como muestra del descontrol existente, cada uno va por su lado buscando vacunas.

Córdoba, a 25 de marzo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Los leones del Congreso II – contra Madrid – vale todo – (del dos al cuatro de mayo – después todos los demás)

Daoiz y Velarde, como llaman los madrileños a los leones del Congreso, son los capitanes Luis Daoiz y Torres y Pedro Velarde y Santillán, oficiales de artillería, que se sumaron al levantamiento del 2 de mayo de 1808 contra las tropas francesas, siendo declarado oficialmente día de la Comunidad de Madrid.

En estos tremendos días en la vida política española se han producido hechos que demuestran, que, mientras la pandemia asola a los españoles, el paro se dispara, la ruina se apodera del País, los fallecidos superan los 100.000, y, así un larguísimo etc. de desgracias para todos, unos pocos políticos desde el poder se han dedicado a realizar experimentos políticos y sociales, que han dado lugar distorsiones gravísimas en España, como por ejemplo: presentar mociones de censura con la finalidad de acaparar más poder, ocupar todas las instituciones del Estado con el mismo fin, la proposición de ley que limita las funciones del CGPJ, apoderarse de los Fondos de Recuperación de la U. E., etc. etc..

Sin embargo, un refrán popular dice, que la avaricia rompe el saco, que significa, que el ansia por conseguir algo excesivo o desmesurado frustra la obtención de cualquier ganancia o ventaja.

Pues bien, eso es lo que les ha ocurrido a los muñidores de tantas maldades políticas, pues ahora: habrá elecciones en Madrid convocadas, en tiempo y forma, por la Presidente Díaz Ayuso; la moción de censura de Murcia se ha encallado en lo imposible; Inés la bruja mala se ha pegado un tiro en el pie y ha suicidado a su partido; el Presidente Sánchez ha salido herido con todos sus corifeos; un partido a la baja resucita al alza; Europa nos ha puesto bajo vigilancia y en su punto de mira; y algunos Países miembros de la U. E. se entrenan con sus posibles vetos, de forma, que los Fondos de Recuperación entran en -stand by- (en espera).

*** El 27 de septiembre de 2020 colgué en la web un artículo bajo el título, Madrid y los leones del Congreso (Illa el comi-experto del cierre completo), donde decía, entre otras cosas:

<<Sr. Ministro de Sanidad, si su Gobierno, con su recomendación, cierra Madrid, permítame decirle que es Ud. un irresponsable total y absoluto, porque en una Nación regida por una Constitución, que instauró un estado de derecho social y democrático, las cosas no se hacen con la porra en la mano, sino con acuerdos, consensos y colaboración de unos con otros. Le recuerdo a Ud. y a todo su Gobierno, que la transición española, ejemplo del mundo, se hizo pacíficamente a base de renuncias y acuerdos de todos los españoles.

Reitero, Sr. Ministro Illa, Ud. no conoce ni de lejos a los madrileños. >>

Así mismo, el 11 de octubre de 2020 colgué en la web otro artículo con el título, Prevaricación administrativa (el filósofo y el capitán), dónde entre otras cosas decía:

<< ¿Alguien puede creer, que el Gobierno de España ha aprobado su R. D. L. de alarma de Madrid en base a la salud de los madrileños y de los españoles con arreglo a la Constitución, o, por el contrario, es más cierto que ha actuado movido por la soberbia y la prepotencia derivadas del rencor ideológico?

Es un hecho cierto, que el filósofo, su capitán y su gobierno están fuera de la ley y contra la Ley, simplemente, están fuera del Estado de Derecho y contra la división de poderes, ya que ni aceptan la Ley ni las resoluciones del Poder judicial, imponiendo un estado de alarma en Madrid, que, sin duda, bordea el delito de prevaricación administrativa, afectando no solo a los madrileños, sino a todos los españoles, porque, sí o sí, ocasiona y ocasionará gravísimos daños sociales y económicos a todos ellos. 

El estado de alarma impuesto a la C. C. A. A. de Madrid, no ha hecho otra cosa, que imponer por la fuerza y en fraude de ley las medidas que el TSJM declaró inconstitucionales, pasado por encima del Poder judicial sin disimulos y con toda la prepotencia posible. Vamos un dislate jurídico, que vulnera cualquier mesura y proporcionalidad en la aplicación de la Ley.

Los españoles estamos inmersos en la incertidumbre por la actuación del filósofo y su capitán, y, vemos, que estamos abocados al desastre, ya que, sin seguridad jurídica, sin libertades y sin principios éticos solo se vislumbran graves problemas, que llevarán a conflictos sociales derivados de la ruina económica y sanitaria.

Lo que el Gobierno ha hecho en Madrid, ¿lo haría en Cataluña o en el País vasco? (Derecho y principio de igualdad constitucional). >>

*** Es evidente, que me equivoqué, ya que, no era Illa era Sánchez, y, tampoco era el dos de mayo sino el cuatro de mayo, aunque lo que decía entonces, es de plena aplicación a lo que sucede ahora.

No se puede dudar, que nuestros de derechos y libertades están en peligro, acosados por un gobierno autoritario, para el que vale todo para cumplir sus intenciones perversas para los españoles y nuestra Constitución, de manera, que ahora le toca a Madrid salir a votar en mayoría y en libertad lo que se quiera, a, continuación será al resto de España cuando toque, pero después, que nadie se queje, “ya se sabe lo que hay”.

Solo una cosa, en este momento estamos en manos de la justicia (TSJM) y espero, que esté a la altura de las circunstancias, y, que rechace cualquier impugnación de unas elecciones convocadas conforme a la Ley, declarando contrarias a la misma, todas las mociones de censura presentadas y admitidas fraudulentamente a sabiendas.

Desde el punto de vista legal, conviene citar;

1º.- El artículo 404 del Código Penal tipifica el delito de prevaricación administrativa, en relación con la autoridad y/o funcionario público que dictare una resolución injusta a sabiendas, así dice: “A la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años”.

[La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, de la que puede ser exponente la STS 606/2017, de 7 de julio, para que aflore el delito de prevaricación será preciso:

a).    Que se dicte una resolución arbitraria por autoridad o funcionario en asunto administrativo;

b).   Que ocasione un resultado materialmente injusto;

c).    Que la resolución se dicte con la finalidad de hacer efectiva la voluntad particular de la autoridad o funcionario, consciente de que actúa contra el derecho; y

d).   Que la actuación sea intencionada, “a sabiendas”, en la terminología del precepto penal, es decir, que se adopte la resolución con pleno conocimiento de su injusticia. En relación con este último presupuesto, la STS 766/1999, de 18 mayo, afirma que este elemento subjetivo exige, que la autoridad o funcionario, teniendo plena conciencia de que resuelve al margen del ordenamiento jurídico y de que ocasiona un resultado materialmente injusto, actúe de tal modo porque quiere ese resultado y antepone el contenido de su voluntad a cualquier otro razonamiento o consideración, esto es, con intención deliberada y plena conciencia de la ilegalidad del acto realizado, (STS. 443/2008 de 1.7).

2º.- Nuestra Constitución dice en su artículo 14, que “los españoles son iguales ante la ley”, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”;

Sin embargo, lo expuesto no es lo únicoya que el artículo 9. 3. de la C. E. garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos.

3º.- El Código Civil dice en su artículo 6. 4. que: “Los actos realizados al amparo del texto de una norma, que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir”.

*** Con lo dicho, estimo que es suficiente, pero no quiero dejar de citar el poema de Martin Niemöller sobre la libertad y la apatía en su defensa:

«Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista.

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata.

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a buscar a los judíos, no pronuncié palabra, porque yo no era judío,

Cuando finalmente vinieron a buscarme a mí, no había nadie más que pudiera protestar.»

*** Para terminar, que cada uno haga lo que quiera y/o lo que pueda, pero, está muy claro, que la libertad no se defiende sola, y, que es fácil de quitar y difícil de recuperar.

N.B.   Parece que contra Madrid – vale todo -, pero que nadie se llame a engaño, ahora es Madrid y mañana seremos todos los demás, y, está claro, que los leones del Congreso son de todos.

Los españoles estamos inmersos en la incertidumbre por la actuación de un Gobierno de tintes autoritarios, que quiere acabar con nuestras libertades, de forma, que, ahora ya dicen, que quieren prorrogar el estado de alarma (ya llevamos un año de estado alarmante y 37 Decretazos); sin duda, estamos abocados al desastre, ya que, sin seguridad jurídica, sin libertades y sin principios éticos solo se vislumbran graves problemas, que llevarán a conflictos sociales derivados de la ruina política, económica y sanitaria.

Una sola pregunta: “Lo que el Gobierno ha hecho en Madrid”¿lo haría en Cataluña o en el País Vasco

Así, no hay solución posiblepues sin consensos, sin acuerdos y sin generosidad de todos los españoles sin exclusión, y, siempre con respeto a nuestra Constitución y a sus derechos fundamentales consagrados y al resto de nuestras leyesno puede haber solución legítima y pacífica.

Córdoba, a 14 de marzo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.