Tag Archives: igualdad

El comunismo es la democracia y la igualdad, no frivolicemos con la libertad (engaño ninguno, es lo que es)

La Constitución vigente de 1978 ha sido fruto de muchos acuerdos y muchas renuncias de una gran mayoría de españoles, que veníamos de un régimen autoritario, y, que durante muchos años nos ha proporcionado derechos y libertades fundamentales y, también, muchos años de paz y prosperidad.

Sin embargo, ahora resulta, que unos pocos muchos quieren demoler la C. E. destruyendo nuestra libertad, de manera, que no queda otra que defenderla, pues la libertad no se defiende sola, habiendo costado mucho ganarla y que cuando se pierde, recuperarla es muy costoso en todos los sentidos.

La Constitución de 1978, entre otras muchas cosas, dice lo siguiente:

Artículo 1.

1.- España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

2.- La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

– Artículo 20.

1.- Se reconocen y protegen los derechos:

a).     A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.

d).     A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. …   …

2.      El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.

*** Lo expuesto viene a colación, porque la Vicepresidenta 3ª. y Ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha dicho en una entrevista que: el comunismo es la democracia y la igualdad, pidiendo, además, que no se frivolice con la libertad.

Lo repito por si alguien no lo ha oído bien: el comunismo es la democracia y la igualdad, así que, por favor, no frivolicemos con la libertad.

Que conste, que no voy a cargar contra ella y sus declaraciones, sino todo lo contrario, creo que por primera vez ha dicho alto y claro, lo que piensa y hará si puede. No hay engaño en sus palabras y con los tiempos que corren, eso es un hecho extraordinario, pues ya sabemos, que piensa hacer si las circunstancias se lo permiten.

Solamente sería conveniente, que respondiera a algunas preguntas, si es que quiere y lo considera apropiado:

¿En los paraísos comunistas en los que sueña de democracia e igualdad, como Cuba, Corea del Norte, China, Venezuela, etc., en una televisión ella podría haber dicho lo contrario, como, que no existe la libertad de expresión ni se respetan los derechos humanos?

Temo, salvo error, que estoy dispuesto a reconocer de inmediato, que NO.

Como diría el Presidente del Gobierno Sr. Sánchez: Pues eso.

Así mismo, la Vicepresidenta Srª. Díaz debería reconocer públicamente, que la Constitución de 1978 le permite a ella y a sus comilitones hacer declaraciones contra nuestro Estado de Derecho y nuestras libertades y derechos fundamentales, como las que ha tenido a bien realizar, sin que pase nada y el lechero siga yendo a la puerta de su casa con las botellas.

De nuevo, como diría el Presidente del Gobierno Sr. Sánchez: Pues eso.

*** Según se desprende de sus palabras, la Vicepresidenta y Ministra de Trabajo Yolanda Díaz está convencida de que, por ejemplo, Corea del Norte, Cuba, Venezuela, Bolivia y China son el no va más de democracia e igualdad, Países de libertad, donde sus habitantes son felices y disfrutan de una gran calidad de vida y de prosperidad.

Es decir, la Sr.ª. Díaz tiene como paradigma de su acción política en España, regímenes libres y democráticos como el de Cuba, que, además, se mantiene irredento desde hace más de 60 años y donde reina la división de poderes, la libertad y todo el resto de valores democráticos.

Solo queda, agradecer por fin a la Srª. Diaz su sinceridad y, ahora, ya sabemos todos a donde iríamos si Ella se apodera de España y demuele nuestra Constitución vigente de 1978.

Repito, como diría el Presidente Sánchez: ¿Pues eso?

N.B. Es una verdad absoluta, que elcomunismo es la democracia y la igualdad, y, por favor, no debemos frivolizar con esa libertad, de manera, que engaño ninguno, es lo que es.

Por otro lado, España está ahogada en la incertidumbre por la pérdida de libertades, de forma, que estamos iniciando (sin necesidad de que intervenga la Vicepresidenta Díaz con su comunismo democrático y preñado de libertades fundamentales), un camino equivocado, que nos llevará al desastre, si no reaccionamos, ya que, sin seguridad jurídica, sin libertades y sin principios éticos solo existe la nadaque llevará a conflictos sociales derivados de la ruina política, social y económica, que se está construyendo sin descanso por los enemigos de la libertad.

Sin derechos y libertades por igual para todos los españoles, sin exclusión, sin división de poderes y sin respeto a la ley por los poderes públicos (arts. 9., 10.y 14. C. E.), y, siempre con respeto a nuestra Constitución y a sus derechos fundamentales consagrados, no existe la democracia, de manera, que, si no obramos en consecuencia con firmeza y sin temor para defenderla, quedaremos sometidos a la arbitrariedad y autoritarismo de unos pocos, que no respetan la Ley constitucional de todos iguales y con los mismos derechos en libertad.

Córdoba, a 11 de abril de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

INTERDICCIÓN DE LA ARBITRARIEDAD – LEGALIDAD – SEGURIDAD JURÍDICA (Derechos de libertad e igualdad)

En cualquier País la confianza y la reputación nacional e internacional no puede existir sin la aplicación real y efectiva de una serie de principios fundamentales en todo estado de derecho.

En España los principios constitucionales de irretroactividad, seguridad, interdicción de la arbitrariedad y todos los contenidos en el art. 9.3 de la Constitución -legalidad, jerarquía normativa, responsabilidad- son la base de nuestro el Estado Social y Democrático de Derecho, de forma, que todos ellos no son algo separado e independiente del resto, sino que, al contrario, cada uno de ellos cobra valor en función de los demás y en tanto sirven para promover los valores superiores del ordenamiento jurídico.  

Sin duda, la seguridad jurídica es la suma de todos esos principios y debe estar equilibrada, de tal suerte, que permita promover en nuestro orden jurídico, la justicia y la igualdad, en libertad.

Así mismo, los principios de seguridad jurídica y de interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos exigen, que la norma sea clara para que los ciudadanos sepan a qué atenerse ante la misma.

La seguridad jurídica ha de ser entendida como la certeza sobre el Ordenamiento jurídico aplicable y los intereses jurídicamente tutelados, como la expectativa razonablemente fundada del ciudadano en cuál ha de ser la actuación del poder en la aplicación del Derecho. El contenido o las omisiones de las normas no pueden producir confusión o dudas que generen a los ciudadanos incertidumbre razonable insuperable acerca de la conducta exigible para su cumplimiento o sobre la previsibilidad de sus efectos, pues no sería posible la seguridad jurídica.

Sin que lo dicho, sea una realidad, no existirá la confianza y nuestra reputación (fáciles de perder y difíciles de ganar) en nuestra Nación, ni dentro ni fuera, de manera, que la pregunta es:

¿En España existe seguridad jurídica y se respetan nuestros derechos y libertades esenciales del Estado Social y Democrático de Derecho?

En resumen, que cada uno se responda como pueda y/o quiera, por mi parte solo quiero para empezar, que se respeten los derechos de libertad de expresión y de información veraz, garantizados en el artículo 20 de la C. E.

N.B.  Sin interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos, sin legalidad y sin seguridad jurídica no existe la confianza ni una reputación respetada en ningún País del mundo, ya que, sin estado de derecho real no es posible que florezcan los derechos y libertades esenciales de las democracias, como los derechos de libertad e igualdad.

Así mismo, sin seguridad jurídica no pueden sobrevivir la libertad de expresión y libertad de información plenas y sin ellas, es imposible, que sobreviva nuestro Estado Social y Democrático de Derecho, que la Constitución Española garantiza, que consagra la división de poderes y todos nuestros derechos fundamentales.

La defensa de nuestro Estado de Derecho es tarea de todos, y, lo cierto es, que se vienen sucediendo en España hechos dirigidos a públicamente a liquidar, lo que llaman, el régimen del 78, que una gran mayoría de españoles decidimos conformar con renuncias de todo tipo y por todos.

Córdoba, a 22 de diciembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Escándalo prejubilaciones – Pacto de Toledo – Bancos – (el pez grande se come al chico)

El Ministro de S. S., Sr. Escrivá, viene anunciando una reforma de la jubilación anticipada y diciendo que se oponía a las prejubilaciones. Así mismo, la Comisión del Pacto de Toledo acuerda y anuncia a los españoles que tendrán que jubilarse más tarde.

Sin embargo, la BANCA (Santander, Sabadell, BBVA, etc.) ha lanzado un órdago a la Seguridad Social, al Ministro Escrivá, al Pacto de Toledo, al Gobierno, y, a todo el personal del mundo mundial, planteando prejubilaciones anticipadas hasta con 50 años, de forma, que la pretendida intención del Ejecutivo del Sr. Sánchez de desincentivar las pre-jubilaciones se ha quedado en un brindis al sol, aunque claro, solo para la gran banca, los demás, empresas de todo tipo (especialmente, pymes) y ciudadanos en general discriminados, a tragar y tragar como siempre.

El mensaje tipo “mantra” es muy claro, las prejubilaciones bancarias, no tienen coste para la S. S., mensaje que se repetirá hasta alcanzar su objetivo discriminatorio a la sociedad española y al colectivo de los trabajadores.  (Por cierto, es mentira, pues existen muchos más costes ocultos o no).

Aunque, hay que señalar, un pequeño, pero, ya que, a pesar de que la Seguridad Social (ese Ente maravilloso, como vengo diciendo) no tenga que hacer frente a las cotizaciones de los trabajadores que se acojan a prejubilaciones, la “notitia críminis” (información obtenida por la policía judicial acerca de la comisión de un acto constitutivo de delito) que llega a los españoles agobiados y empobrecidos, es una discriminación admitida por los poderes públicos y sus “allegados financieros”, que rompe por mitad el principio de igualdad constitucional, que, por otro lado, se separa un abismo del mensaje que el Gobierno lanza a la ciudadanía, aunque, en este caso, miel sobre hojuelas, digan lo que digan.

Se pide a los españoles jubilarse más tarde, pero, grandes empresas de España, como son Sabadell, Santander, BBVA, Bankia, etc. se apuntan sin pudor a retiradas del trabajo a edades más tempranas, mientras, el Pacto de Toledo y sus firmantes, el Ministro o Ministros del Ejecutivo, los Partidos Políticos, los sindicatos, etc. etc. asienten en silencio a una tropelía discriminatoria, que rompe toda igualdad social, económica y financiera, asentándose desvergonzadamente en la más absoluta arbitrariedad del ejercicio del poder.

Los defensores de las prejubilaciones (incluso, 17 años antes de la edad de jubilación general) dicen que realmente no son prejubilaciones sino despidos, porque en un Ere no hay prejubilaciones.

La pregunta es: ¿Estas prejubilaciones-despidos están al alcance de todos los españoles?

La respuesta casi unánime es, No.

Solo por apuntar un detalle:  La solicitud del convenio especial debe realizarse durante el procedimiento de despido colectivo. El convenio especial es suscrito, por un lado, por el empresario y el trabajador, y, por otro lado, por la Tesorería General de la Seguridad Social.

¿Hay quien dé más?, pues eso.

Finalmente, es un hecho cierto, que nos movemos en dos mundos paralelos, aunque curiosamente regidos por la misma Ley, cosa que es imposible y lleva a la melancolía y a la desesperanza producidas por la desigualdad de trato, siempre en favor de los poderosos.

La C. E. en sus arts. 14 y 9.3, respectivamente, consagra la igualdad de todos los españoles y sanciona la arbitrariedad, estando muy claro, que eso no es, precisamente, lo que ocurre con las prejubilaciones precitadas.

N.B. El escándalo de las prejubilaciones bancarias, contrarias al acuerdo del Pacto de Toledo y a la doctrina del propio M. de la S. S. auspiciada desde siempre por el Sr. Escrivá, se quiera ver o no, es como el refrán popular hecho realidad, que el pez grande se come al chico.

Eso es lo que hay, además, a callar, aunque parece algo desproporcionado e injusto, que mientras los ciudadanos de a pie se desangran en la penuria y en un desastre económico sin precedentes, ellos, unos pocos, se sitúen en el nivel del privilegio desmedido, aupados, a mayor inri, por los que dicen defendernos, consiguiendo, así, una desigualdad manifiesta anclada en la arbitrariedad.

Córdoba, a 8 de diciembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Discapacidad – sintiendo la realidad (una cuestión de necesidad social)

Cuando se acerca uno a la discapacidad, voluntariamente o involuntariamente, sobre todo, cuando esa inmersión es brusca y repentina, lo primero que se siente, es que se adentra uno en un mundo ignoto del que no sabe nada.

Las necesidades de las personas con discapacidad nacen de los derechos humanos. Es decir, las personas con discapacidad deben y pueden tener iguales oportunidades, como las demás de personas, en el diseño y desarrollo de su vida, así: Debe ser una realidad en la vida de cualquier discapacitado el respeto por la dignidad humana, la igualdad y la libertad personal absoluta, dentro de una inclusión social verdadera, y, en base a los valores fundamentales de toda persona: independencia, no discriminación, accesibilidad universal, igualdad de oportunidades y normalidad completa en sus relaciones sociales.

Para una persona alejada de la discapacidad es sorpresivo, que la mayoría de los discapacitados no quieren más ayuda, que la absolutamente necesaria y siempre adecuada a su situación personal. Todos ellos cuentan la misma realidad, la mejor ayuda es la normalidad sin más, es decir, el discapacitado no es una persona diferente y solo quiere no sentirse desigual, razón por la que, incluso una buena intención puede resultar regresiva para él.

Dicho lo dicho, cuando se convive, directa o indirectamente, con una persona discapacitada, te das cuenta progresivamente de una realidad durísima, que no es ni puede ser del propio discapacitado; me refiero a una cosa elemental y evidente, estas personas no necesitan lástima sino ayudas reales de todo tipo, pues, a mayor necesidad superiores son todos los condicionantes, sean económicos y/o sociales.

En el sentido expuesto, todos podemos observar, que los artículos y medios de todo tipo referidos a los incapacitados alcanzan una elevación progresiva en su costo, de forma, qué, por ejemplo, una silla para una persona no discapacitada cuesta una cifra muchísimo menor que la silla de un discapacitado, y, así progresivamente todo. Aquí es donde las políticas públicas deben incidir reduciendo esa desigualdad, de forma, que solo hay que adoptar medidas de toda clase, que consigan restablecer la igualdad.

Lo importante, no es solo, que los que estamos unidos a un incapacitado, hagamos todo lo posible por normalizar esa situación, ya que, lo verdaderamente esencial es, que todos interioricen, que la desigualdad con los discapacitados es inasumible para una sociedad basada en valores democráticos y en el respeto absoluto a los derechos humanos.

Mi hijo Cisco, amigos muy queridos discapacitados, madres y padres de discapacitados, y, un interminable conjunto de afectados, me han enseñado, que aquí no caben medias tintas, sino entrega desinteresada y permanente en la lucha contra la desigualdad y la normalización, de forma, que cada uno haga lo que pueda, lo que quiera, pero que haga algo por un colectivo social muy desprotegido, tanto en sus personas como en todos los afectados.

N. B.  La discapacidad es sentir una realidad y que detrás de ella existe una necesidad social, que hunde sus raíces profundas en los derechos humanos.

En estos días oscuros y difíciles de pandemia no se puede olvidar al colectivo de discapacitados, ya que, si una persona sin discapacidad está sintiendo la enfermedad del coronavirus con temor, preocupación y desesperanza, los discapacitados, simplemente, doblan todos esos sentimientos, ya que, entre otras cosas ven que de sus medios se distraen recursos de los escasos que ya tienen.

Córdoba, a 16 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Rosa – Rosa – No hay derecho a tanta desigualdad (colores, posturas y otros dislates)

Ante tantas noticias dislocadas, llama la atención el Informe del Ministerio de Igualdad sobre la desigualdad de las niñas, porque es una cosa segura, que el gasto público debe ir dirigido a temas importantes, cuando España está asolada por la pandemia y en la ruina económica y sanitaria, es decir, en la ruina social.

El Informe del M. de Igualdad, entre otros dislates, dice:

** Que existe una opresión del color rosa sobre las niñas de manera constante, un color que oprime y reprime a las niñas.

** Que la postura sentada de las niñas en los catálogos de juguetes refuerza la desigualdad. Se asignan papeles más pasivos a las niñas y con mayor actividad y dinamismo para los niños.

No cabe más remedio, que darle la razón al Informe del M. de Igualdad, pues lo dicho es algo frustrante y debe ser situado, sin duda, entre los problemas más acuciantes de España, y, sobre todo, es algo incuestionable, que el color rosa de las niñas y sus posturas esclavas afectan negativamente a la lucha de todos contra el coronavirus y su prevalencia lleva a la ruina económica y social de España.

Ayer conocimos los datos de la EPA 3T – 2020, de forma, que la demografía decreciente, el paro disparado exponencialmente, la tasa de actividad preocupante, el número de ocupados que no trabajan, la cifra tremenda de inactivos, la subida de los hogares con todos sus miembros parados, el aumento de los parados y toda una serie de datos extremadamente preocupantes, no tienen la menor importancia para el M. de Igualdad, ya que, lo verdaderamente esencial para España es la lucha contra el color rosa maligno, que debe ser erradicado.

En España lo morado representa U. Podemos, lo azul al PP, lo rojo al PSOE, lo naranja a Ciudadanos, lo verde a VOX y un largo etc. de colores por distintos motivos e ideas, pero todos esos colores son neutros para el M. de Igualdad, siendo por el contrario el rosa un color agresivo, perverso y que lleva a la esclavitud a todas las niñas. La libertad de elegir, aunque sea un color, debe ser sometida y eliminada, ya que lo verdaderamente importante es imponer una ideología esclavizaste, aunque en España muchos ciudadanos están muriendo por enfermedad y/o por hambre.

N.B.  Rosa, rosa al paredón, pues no hay derecho a tanta desigualdad, siendo este color la manifestación de la desigualdad, aunque con excepciones inexplicables para el M. de Igualdad, ya que, cuando se ve a una mujer con un pañuelo rosa en la cabeza, debemos pensar que es una persona sometida y esclavizada, en vez de ser lo que realmente son heroínas y ejemplo de valentía, resistencia ante la adversidad (ante una enfermedad terrible).

El espectáculo político diario en nuestro País es, simplemente, una vergüenza, siendo la lucha contra el color rosa en las niñas del M. de Igualdad, un ejemplo de estulticia perversa y un dislate en todos los sentidos posible, donde la ideología liberticida se impone ante cualquier bien verdadero. Es decir, como no tenemos ningún problema grave en España, debemos exterminar el color rosa en las niñas sometidas a su poder oscuro y maligno.

Estamos escalando día a día y sin pausa a la cumbre de la desconfianza, no solo dentro de España y con nuestros ciudadanos, sino, también, en Europa y en el resto del mundo, y, mientras el M. de Igualdad del Gobierno de España lucha denodadamente y sin tregua contra el color rosa, siendo un ejemplo de eficacia y coherencia en defensa de nuestros derechos y libertades constitucionales.

Aquí, no caben más comentarios, ante tanto disparate lleno de ideología esclavizante, aunque una pregunta es imprescindible: ¿Cuánto cuesta todo esto?

Córdoba, a 28 de octubre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.