Tag Archives: poder

La ley II – Cosas que pasan (Poder Judicial – Poder Ejecutivo – Derechos Fundamentales)

El otro día decía algo evidente, “que en cualquier democracia con un Estado de Derecho en vigor” el respeto a la ley y su cumplimiento por todos sus ciudadanos y todos sus poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), es lo único que garantiza el “valor justicia” en la misma.

Curiosamente, dicho lo anterior, en los últimos días sean producido varias noticias, que reflejan la realidad de España y que producen al ciudadano de a pie profunda desazón, así, algunas como ejemplo:

1ª.- La Audiencia de Barcelona ratifica la decisión tomada por el Juzgado de Instrucción 7 de enviar a juicio a 46 agentes de Policía Nacional por las cargas del 1-O, mientras el Presidente Sr. Sánchez ofrece amnistía a los agresores de más de 700 agentes

2ª.- El TSJM sentencia que la calle Ferraz no es “área de especial protección” para prohibir manifestaciones, diciendo, además, que el Gobierno buscó un argumento injustificado para cercenar un derecho constitucional de los asistentes a las manifestaciones en Ferraz.

3ª.- El Tribunal Supremo inadmite la querella de VOX contra el ministro del Interior por la actuación policial frente a las concentraciones contra la sede del PSOE, porque el Auto de la Sala dice que “los querellantes no aportan indicio o principio de prueba alguno que pudiera servir de apoyo a la imputación que hacen a la persona aforada”.

Por otro lado, el T. S. dice, respeto a las querellas que se dirigían también contra el delegado del Gobierno en Madrid y, en el caso del sindicato, contra agentes de Policía, que no es competente por no ser aforados ante la Sala.

4ª.- Duras cargas policiales contra los agricultores de Antequera, donde los antidisturbios emplearon gases lacrimógenos y pelotas de goma contra los manifestantes.

*** Visto lo anterior, me ratifico, en que en España el pueblo soberano está sometido a una presión, que le está hundiendo en una confusión perversa, porque, ocurre, ahora, que una carcoma autoritaria (disfrazada de lawfare y en afirmaciones como que el Poder reside en Congreso) está anulando por la puerta de atrás nuestra Carta Magna, y, porque el estado de derecho y el respeto a la ley están en almoneda y en stand by (en espera), llevándose tras de sí la división de poderes.

** La A. de Barcelona, lo explique cómo lo explique, les ha dicho a los españoles, que nada es verdad o mentira y que todo depende del cristal con que se mire, lo que conlleva que la ley y la seguridad jurídica tienen varias puertas de entrada y salida, aunque, desde luego, la cosa esta clara, de forma, que, por ejemplo, -los agricultores de Antequera- y -los ciudadanos catalanes pacíficos del proces- habitan en mundos paralelos diferentes y contradictorios.

** El TSJM ha dicho lo que todos sabemos, que la calle Ferraz no es “área de especial protección”, aunque, los ciudadanos de a pie ya sabemos, también, que para eso está el T. C.

** Las cargas policiales contra los agricultores en Antequera, donde los antidisturbios emplearon gases lacrimógenos y pelotas de goma, se presentan como algo “desproporcionado”, se mire como se mire.

** El Tribunal Supremo, que, por cierto, es la misma Sala 2. del Proces,  ha dicho lo que tenía que decir, aunque, ha señalado el camino: “No había pruebas” y “otros no son aforados”.

(Nota: VOX lo tiene claro, aunque debería cambiar las personas que dirigen su estrategia jurídica).

La conclusión es la ya expuesta, hace falta un movimiento ciudadano abierto, libre y levantado en armas pacíficas para recuperar nuestro Estado de Derecho y el valor justicia de todos los españoles.

N.BLas cosas que están pasado en España demuestran que peligra la división de poderes, quedando por aplicar el respeto a la Ley y la defensa del “Estado de Derecho”.

Córdoba, a 9 de febrero de 2024.

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Cdo. 1316. Inspector de Trabajo y S. S.

La ley – La carcoma – El ejemplo (lawfare y fachosfera)

En cualquier democracia con un Estado de Derecho en vigor el respeto a la ley y su cumplimiento por todos sus ciudadanos y todos sus poderes (legislativo, ejecutivo y judicial), es lo único que garantiza el “valor justicia” en la misma.

La Constitución Española de 1978 dice en su art. 1.1., que “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

Así mismo, en su art. 9. 1. garantiza el respeto a la ley, cuando dice, que “los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico”; diciendo en su número 3., que “la Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía jurídicas normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos”.

También dispone en su art. 14., que “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Ocurre ahora, que una carcoma perversa disfrazada de lawfare y fachosfera está anulando por la puerta de atrás nuestra Carta Magna, porque el estado de derecho está hundido en su línea de flotación, de manera, que el respeto a la ley ha desaparecido arrastrando tras de si la división de poderes.

Un ejemplo de ahora y de ya: “Los Fiscales T. S. -mayoría abrumadora de 12 a 3- se sublevan contra las imposiciones “extrañas” del Fiscal General del Estado, y, aún, así, la imposición tiene todos los indicios de prosperar.

Lo dicho es el ejemplo palpable, que las fuerzas perversas del lawfare y de la fachosfera están dinamitando la C. E., máxime, cuando una Ministra dice públicamente, que el poder “reside en el Congreso” y, curiosamente, permanece en cargo sin dimitir, a la vez, que los Magistrados de la Sala Segunda del Tribunal Supremo quedan señalados con nombres y apellidos como presuntos prevaricadores.

Así mismo, el ejemplo para todo el mundo de la justicia es demoledor, pues, a partir de ahora,

¿quién puede pedir que se aplique la ley?, y

¿qué Órgano del Poder Judicial se atreverá a aplicarla?

Solo un movimiento ciudadano abierto, libre y levantado en armas pacíficas, puede hacer frente a la carcoma, que está royendo nuestro estado de Derecho y destruyendo el valor justicia de todos los españoles.

Por una Acción X Córdoba Abierta, no queda otra, que la autodefensa y la rebelión pacífica en defensa de nuestra Constitución de 1978.

N.BFrente a la carcoma del lawfare y de la fachosfera solo queda el respeto a la Ley y la defensa del “Estado de Derecho.

El valor justicia es irrenunciable.

Córdoba, a 7 de febrero de 2024.

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Cdo. 1316. Inspector de Trabajo y S. S.

Por un movimiento social (unidad, libertad e igualdad)

“La unidad es fuerza y el éxito exige unidad de propósito”.

La necesidad de un movimiento ciudadano unido en favor de Córdoba es imprescindible para recuperar la igualdad de todos los andaluces y cordobeses, siendo una realidad, que ya solo cabe la autodefensa y la sublevación pacífica ciudadana de todos unidos en el mismo fin, pues sobran caminos paralelos.

Se está viendo, día a día, de que si algo está fallando en Córdoba es la unidad en torno a un gran proyecto común, de manera, que no hay más que ver lo que esta ocurrido con los problemas de agua, electricidad y comunicaciones en la Zona Norte de Córdoba, para comprobar que aquí sobran intereses de partidos y falta unidad y consenso real en torno a un bien común, así:

1.- Por un lado, el PSOE que se reúne en Villaviciosa de Córdoba, con el Secretario de Estado Sr. Morán en una Diputación fake -falsa- no para solucionar el problema, sino para embarrar cualquier solución y encima el Ministerio de Transición Ecológica lejos de proponer algo viable y aceptable difiere una posible solución a 2027 – 2030, de forma, que la Junta de Andalucía, la Diputación y demás posibles interesados presentan alegaciones irredentas, que me recuerdan a Napoleón, cuando dijo, “que la mejor manera de dilatar un asunto era formar una comisión”, ya que, las alegaciones a la par del ataque “despiadado a la Constitución” como ha dicho el Presidente Felipe González, si o si, suponen enviar la solución del problema al marasmo de una burocracia administrativa teledirigida por el propio poder.

2.- Por otro lado, la Junta de Andalucía, la Diputación, la FAMP, etc. etc. presentan alegaciones, como no podría ser de otro modo, pero sin nada que ofrecer en el altar del consenso, porque entre sí mismos presentar una clara división, pues, de una parte, están los de los abrazos cautivos sumisos al poder, porque están convencidos y, además, les conviene, que por este camino conseguirán algunos migajas, cayendo en el error de rendir pleitesía con abrazos y carantoñas vacías de contenido; y, de otra parte,, están los que luchan y se oponen al acoso  y no se dejan someter.

3.- Frente a esta situación, solo un movimiento civil de unidad en torno a un bien común, puede iniciar un camino abierto para lograr la unidad necesaria, de forma, que todos vean, que fuera de una unidad de actuaciones en aras del beneficio de Córdoba, solo existen fracasos y vendetas inútiles, que solo satisfacen a unos pocos-pocos-, pero que nos fastidian a todos los demás haciéndonos esclavos de sus ambiciones personales.

Una pregunta: ¿Como es posible que no se llegue a un acuerdo para solucionar el problema de la Zona Norte de Córdoba, dejando a un lado intereses espurios, sean de quien sean, y uniéndonos en el bien común?

La culpa es de todos, pero los perjudicados somos todos los cordobeses, que, por lo que se ve, estamos en manos de irresponsables a los que solo mueve su exclusivo interés personal.

N.B. Es necesario construir un movimiento social por la unidad, por la libertad y por la igualdad.

Destacar, además, que consensuar no es solo dar, sino también recibir, de forma. que no se puede lograr uno sin el otro.

*La Constitución de 1978 es un ejemplo, aunque, ahora, como dice Felipe González está sufriendo ataques disparatados.

*La Estación de Córdoba es otro ejemplo y este lo tenemos cerca.

La sociedad civil cordobesa debe comprender, que es el momento de la autodefensa y que es una necesidad un movimiento ciudadano unido en favor de Córdoba para recuperar la igualdad de todos los andaluces y cordobeses, siendo una realidad, que hay que utilizar todos los medios pacíficos para ello.

Córdoba, a 17 de enero de 2024

Fdo. Enrique García Montoya.

(Concejal y Diputado Provincial en la legislatura local 1983-1987 de Alianza Popular y Portavoz del Grupo Provincial de A. P.).

Abogado ICA-Córdoba. Cdo. 1316. Inspector de Trabajo y S. S. en excedencia-.

Constitución II – Diputación (respetar la C. E. es cumplirla)

Decía ayer, que la mejor forma de respetar la Constitución es cumplirla.

El Presidente de la Diputación de Córdoba se ha pasado al lado oscuro diseñado por el Presiente Sánchez en colaboración con sus socios dispares, unidos solo por el poder y liderados por el Sr. Puigdemont desde Ginebra.

Sin respeto a la ley no puede existir estado de derecho, sobre todo, cuando la ley se incumple en favor de un lawfare perverso contra aquellos a los que se presume, que representas y debes defender.

Pues bien, dicho con claridad, eso es lo que está haciendo el Presidente de la Diputación de Córdoba del P. P., Sr. Fuentes Lopera, desde que gobierna la Corporación Provincial, de forma, repetida y constante, habiendo asumido con fervor de converso el muro construido por el anterior Presidente socialista Sr. Ruiz, depuesto con los votos del pueblo de Córdoba y Provincia, apuntalándolo y haciéndolo suyo.

Desde el muro socialista absorbido por Él, el Presidente del P. P. ha abierto un lawfare contra sus votantes y una amnistía permanente con los adversarios, convencido, de que la mejor manera de gobernar calentito y feliz es adoptando todas las políticas socialistas, pues está seguro de que los votantes del partido popular no tienen otro sitio donde ir y que callaran ante cualquier incumplimiento y oprobio que se les hagan.

Lo que hay en España ya está a la vista del todos: amnistía fuera de la Constitución, falta de libertad, desigualdad entre los españoles y destrucción del Estado de Derecho Constitucional.

Eso es lo que está pasando en España, de forma, que la unidad de la Nación y los derechos de los españoles a la libertad y a la igualdad dentro de un Estado Social y Democrático de Derecho están en peligro cierto, lo que significa, que colaborar, callar  y/o asentir es ser autor de la destrucción de nuestra Constitución.

Eso es lo que está haciendo el Presidente de la Diputación de Córdoba del P.P.

Celebramos la Constitución Española de 1978 y, sin duda, la mejor forma de hacerlo es cumplir sus mandatos. Dicho de otra forma, la mejor forma de defenderla frente a los ataques de los enemigos de España, es no permitir que nadie la vulnere, destruyendo la libertad y la igualdad de los españoles.

N.B. La Constitución hay de defenderla en todos sitios, porque estamos en apuros, de forma, que cuando surgen incoherencias persistentes y llevadas al máximo, tal como ocurre en la Diputación de Córdoba y su Presidente, pedir la dimisión del Presidente Fuentes Lopera es una obligación de todos los que creemos, que la C. E. es una fuente de libertades y derechos irrenunciable.

Córdoba, a 5 de diciembre de 2023

Fdo. Enrique García Montoya.

(Concejal y Diputado Provincial en la legislatura local 1983-1987 de Alianza Popular y Portavoz del Grupo Provincial de A. P. Diputación)

Abogado ICA-Córdoba. Cdo. 1316. Inspector de Trabajo y S. S. -en excedencia-.

ASEMEJAR (de Presidente a Presidente)

Semejanza es la cualidad de compartir características comunes entre dos o más personas, de manera, que semejanza es, así mismo, el conjunto de cualidades que tienen personas en común.

Dios según la Biblia creo al hombre a su imagen y semejanza, y, popularmente se usa la expresión para referirse al parecido extremo entre dos personas.

Lo anterior viene a colación por el parecido casi extremo que tienen el Presidente del Gobierno Sr. Sánchez y el Presidente de la Diputación de Córdoba del P. P. Sr. Fuentes, que son poseedores de principios intercambiables, que es una cualidad que adorna a una profunda amoralidad.

Así, por ejemplo:

**El Presidente Sánchez aprueba una amnistía a su favor, que está fuera de la Constitución de 1978, dirigida a mantenerse en el poder monclovita, dejando para después, si las consecuencias son buenas para la nación española y para los españoles.

1º.- **El Presidente de la Diputación de Córdoba del P. P. Fuentes ha hecho suyas las políticas socialistas, aprobando, entre otras cosas, una amnistía pequeñita, que le permitirán gobernar la Corporación Provincial a pleno confort, porque su único objetivo es mantener su poltrona calentita en unanimidad.

**El Presidente Sánchez ha construido un muro, que sigue ampliando sin mesura, como la muralla china, de manera, que va ocupando instituciones y nombrado a dedo asesores y empleados públicos a miles, todo dirigido a mantenerse en el poder monclovita, dejando para después, si las consecuencias son buenas para la nación española y para la igualdad de los españoles.

2º.- **El Presidente de la Diputación de Córdoba del P. P. Fuentes ha hecho suyo el muro socialista de la Diputación, que le habían construido, subiéndose en él como experto jinete, apuntalándolo y ampliándolo, porque, está convencido de que esa decisión espuria le permitirá gobernar la Corporación Provincial a pleno confort, porque su único objetivo es mantener su poltrona calentita en una unanimidad ciega.

3º.- **El Presidente Sánchez utiliza a sus votantes, que, por cierto, son suyos, para aprobar su amnistía, que le permite gobernar traspasando los límites de la Constitución con la finalidad de mantenerse en el poder monclovita, dejando para después, comprobar si sus votantes están todos de acuerdo.

**El Presidente de la Diputación de Córdoba del P. P. Fuentes utiliza a los votantes del P. P. (que, por cierto, no son suyos), para gobernar pisando y a tropellando los principios y derechos de esos votantes populares, con la finalidad de mantenerse en el poder provincial, creyendo que los votantes del P. P. de Córdoba callarán porque son cautivos y no tienen donde ir.

Creo que con tres semejanzas es suficiente, que demuestran que el Presidente 1. y el Presidente 2. están equivocados, pues los españoles estamos convencidos que, sin libertad, igualdad y demás derechos fundamentales que la C. E. de 1978 consagra, no se puede vivir, ni existe el Estado Social y Democrático de Derecho, aunque existe una diferencia esencial entre ellos dos, ya que, *los votos del Sr. Sánchez son suyos, porque lo han votado a Él, en cambio, *los votos del Sr. Fuentes son del P. P. y de sus votantes, no de Él, puesto que su nombramiento ha sido vía digital por los dirigentes de Partido Popular.

Vuelvo a repetirlo, el Presidente Fuentes Lopera está aplicando sin rubor *su “amnistía pequeñita”, su lawfare contra los votantes del P. P., *su muro de ideas contrarias a las del P. P., *su persecución a los que hemos votado al P. P. y, así, un largo etc. de despropósitos, con la única finalidad de estar calentito en el poder provincial, que no le pertenece.

Vuelvo a pedir a los dirigentes del P. P., que le eligieron y están informados debidamente, que lo “DIMITAN YA”.

N.B. Asemejar de Presidente a Presidente es la pura verdad, aunque algunas semejanzas vayan en dirección contraria.

El Presidente de la Diputación Provincial de Córdoba está demostrando, que se basta por sí mismo para destruir las políticas del Partido Popular, mientras aplica su “lawfare” contra los votantes del P. P.

En la situación que estamos callarse ante un abuso espurio y perverso de poder, es complicidad y estulticia.

Córdoba, a 3 de diciembre de 2023

Fdo. Enrique García Montoya.

(Concejal y Diputado Provincial en la legislatura local 1983-1987 de Alianza Popular y Portavoz del Grupo Provincial de A. P.)

Abogado ICA-Córdoba. Cdo. 1316. Inspector de Trabajo y S. S. -en excedencia-.