Tag Archives: impuestos

Impuestos – Andalucía – Igualdad – Cupo Vasco (quién siempre miente, nunca engaña)

En estos días de PGE fantasiosos, es decir, de mentiras y verdades donde todo vale y nada es lo que es, ya que lo irreal se convierte en verdad, aunque es público y notorio, que todo es una entelequia.

Curiosamente, los que tienen que decir y explicar lo que pasa no están o, quizás, no quieren estar, y, simplemente, miran al horizonte buscando una explicación a su desidia (es decir, pasan de largo).

Lo dicho, puede parecer un sinsentido, pero, con lo que está cayendo (Bildu, ERC, PGE, Ley de Educación, armonización asimétrica de los impuestos, etc.), nuestros diputados y senadores permanecen en el silencio oprobioso de la desigualdad admitida, aunque se comprende, ya que la consigna política dominante es la moderación cautiva.

*** Antes de cualquier otro comentario es necesario y conveniente poner de relieve hechos, que no necesitan explicación, así:

** Andalucía en las últimas elecciones tiene en el Congreso 61 diputados y en el Senado 32 senadores.

** El País Vasco y Navarra tienen un régimen fiscal propio y privilegiado, que resulta intocable, que les hace recibir más de lo que aportan y, que, se mire como se mire, rompe el principio de igualdad que la Constitución dice garantizar.

** Madrid y, ahora, Andalucía han regulado sus impuestos dentro de la Ley, pero eso no se puede admitir, pues están rompiendo la igualdad entre CC. AA., de forma, que el mantra políticamente correcto es, que hay que armonizar la imposición huyendo hacia la máxima presión fiscal.

** Todas las CC. AA. según la C. E. pueden hacer lo que quieran dentro de su ámbito de competencias en materia fiscal, salvo, País Vasco y Navarra que pertenecen a otra galaxia muy lejana, pues todas son iguales ante la Ley constitucional.

** El Gobierno de España, se supone, que cuando confecciona sus Presupuestos distribuye equitativamente sus gastos e ingresos entre todos sus territorios, admitiéndose, en aras de la justicia social, que se iguale a los desiguales más necesitados.

** Población y extensión de algunas CC. AA.

-Andalucía:  Población: 8,388 millones. Extensión:  87.270 km².

-Castilla León: Población: 2,448 millones. Extensión: 94.220 km².

-Cataluña: Población: 7,523 millones. Extensión: 32.110 km²

-Madrid: Población: 6.685 millones. Extensión: 8000 km².

** Bildu 5 diputados, ERC 13 diputados, PNV 6 diputados.

** Se pide por unas minorías castigar a la CC. AA. de Madrid por dañar la igualdad fiscal, y, ministros varios del Gobierno y el Presidente Sánchez hablan de armonizar la imposición en las CC. AA., pero sin hablar y dejando a un lado al País Vaco y a Navarra.

** La armonización fiscal que se quiere imponer por PSOE, Podemos y ERC, por descontado, es al alza, es decir, todos fritos a impuestos y con un gasto público desnortado.

** Se podrían detallar otros hechos relacionados, pero con los precitados hay más que suficiente para explicar este pequeño artículo.

*** Los andaluces que votamos somos, aproximadamente, unos 6,6 millones, y, casi todos nos preguntamos, que van a hacer esos 61 diputados y esos 32 senadores para defender a Andalucía frente a los ataques igualitarios de los rufianes y del Gobierno de España, pues hay muchos andaluces que no queremos pagar impuestos por sucesiones y patrimonio, cada uno por las razones que quiera, sobre todo, porque no queremos pagar dos veces por lo mismo y porque creemos muchos, que los que rompen la igualdad son Navarra y el País Vasco con su cupos extraordinarios, siendo curioso el silencio cómplice de una clase política atemorizada y cautiva de unas minorías, que solo quieren romper el régimen construido con el esfuerzo de una gran mayoría de españoles.

Si esos parlamentarios andaluces continúan en silencio y no dicen nada ante la desigualdad que quieren imponer unos pocos, que recuerden, que la memoria existe y los andaluces la tenemos, y, sin duda, lo podrán comprobar en próximos comicios.

Finalmente, poner de manifiesto, que esos socialistas de nuevo cuño, que llaman “viejos” sin pudor a otros antiguos socialistas, como el Sr. Guerra, el Sr. Rodríguez Ibarra, al Sr. Leguina, y así, un largo etc., incluido el Ex – Presidente, Sr. González (al que manda callar una indocumentada educacional Sñrª. Celaá), que sin la menor duda ha sido el mejor Presidente de la Democracia, con grandísima diferencia, pues no hay más que poner en la balanza sus aportaciones a España y sus errores, para ver donde hay un gran gobernante, sobre todo si se compara con los que hay.

Además, curiosamente, estos mismos socialistas que denigran por viejos a todos esos que han servido a España con todas sus fuerzas, son los mismos que aplauden entusiasmados la elección en EE. UU. de Joe Biden (78 años), esperando el maná americano, que ya se verá, pero que, examinando la historia de los presidentes americanos, me da la impresión que todos tienen el mismo lema en su actuación: primero los EE. UU.

Así mismo, dejar claro, que ahora no es el momento de “armonizar al alza la imposición fiscal”, sino todo lo contrario, tal y como están haciendo la mayoría de los países de Europa.

N.B. Lo que llaman armonización fiscal esos vocingleros, en realidad, son más impuestos para Andalucía llenos de desigualdad real, a la vez, que aplauden enfervorizados los privilegios del País Vasco y Navarra.

Traducido a nuestra Constitución, lo que quieren hacer es “dumping” con nuestros derechos y libertades fundamentales, fundiendo en la nada el principio de igualdad constitucional y todo lo que se les ponga por delante.

Sin duda, no hay mayor estupidez, que asumir esa doctrina liberticida, que nos lleva por la senda de estulticia, y, nos convierte en esclavos silentes de personajes y doctrinas que destruyen España.

Espero una Andalucía libre sin limitaciones, que, por cierto, siempre intentan imponerlas los mismos, ya que, como dice el himno de Andalucía, somos un pueblo libre.

Córdoba, a 28 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

U.E. – Propuestas de España – S. S. (déficit y transferencias del Estado)

El gasto en pensiones ascenderá el próximo año a 160.000 millones de euros según el Gobierno y el M. de S. S., lo que significa, que uno de cada tres euros de gasto público irá dirigido a pagar pensiones.

Es significativo destacar, que no hablamos de una partida temporal, que vaya a desaparecer o bajar cuando se vuelva de verdad a la normalidad, se trata de un gasto estructural, que lleva creciendo de forma constante desde hace mucho tiempo y, desgraciadamente, sin control efectivo.

Es necesario, poner de manifiesto, que estamos en un momento en el que vamos a necesitar la ayuda y las transferencias de nuestros socios de la U. E., precisamente por ello, y, a pesar de todo, produce profunda extrañeza, que las pensiones, su reforma, las medidas de control del gasto o de aumento de los ingresos, destaquen por su casi ausencia en las propuestas del Gobierno de España a la U. E.

En el Plan Presupuestario 2021, que el Gobierno ha enviado a Bruselas (ver, en la web el PDF, que el Ministerio de Hacienda tiene colgado y que ha mandado a la capital comunitaria), se dice, que en 2021 el Estado trasferirá a la Seguridad Social una cantidad de 13.929 millones de euros, y, se puede decir, que el Gobierno pasa de largo de las pensiones en las cuentas que envía a Bruselas, ya que, apenas hay menciones a esa partida, qué, sin duda, es la más importante de su gasto público, aunque, reconoce que seguirá subiendo, proponiendo como medida reparadora del déficit la transferencia de fondos por parte del Estado y más impuestos. Veremos, que piensan y hacen en Europa.

Por otro lado, es un hecho evidente, que todos los fondos del Estado son una misma cosa, de forma, que la teoría del Ministro Escrivá de diferenciar por departamento en una entelequia, ya que, si se acaban las disponibilidades del mismo, las transferencias de fondos a la S. S. no serán posibles, y, además, distinguir entre impuestos y cotizaciones es una mera diferencia contable, que, se mire como se mire, carece de base real, al ser, sin duda, una misma cosa.  Todos los fondos del Estado, vengan de donde venga, son una misma cosa, es decir, el dinero total disponible, no hay más.

Así mismo, es una realidad, que el Gobierno y el Ministro de S. S., Sr. Escrivá, solo han realizado maniobras de distracción obviando las reformas y los ajustes necesarios, ya que la realidad es que solo hablan de transferencias del Estado a la S. S. vía impuestos.

En este tema de las pensiones, de la Seguridad Social en su conjunto, el problema real consiste, en que no hay dinero suficiente para hacer frente a todas las obligaciones; dicho de otra forma, la S. S. tiene un “déficit estructural” tremendo, que viene de lejos y que se perpetuará en el tiempo, sino se adoptan medidas estructurales profundas, tanto en sus gastos como en sus ingresos.

El Ministro de Seguridad Social, Sr. Escrivá, que viene de la AIReF, creía, que tenía todas las soluciones en la mano, pero está claro, que una cosa es predicar y otra dar trigo. El Sr. Ministro de S. S. Escrivá debería explicar a la U. E. de dónde saldrá el trigo.

La situación de ruina que tenemos es una realidad incuestionable y el M. de S. S. Escrivá está jugando a la ruleta rusa con las propuestas sobre pensiones hechas (o no hechas) a la U. E., pues es algo notorio e ineludible, que no hay solución posible ni propuesta razonable sin que se adopten medidas estructurales profundas, dejándonos de promesas vanas y abstractas en Europa, que difícilmente se va dejar engañar, ya que, la base de toda reforma seria y contrastada de las pensiones debe pasar antes de ir a Europa, por el consenso, el acuerdo y la generosidad de todos los españoles sin exclusión en un fin común, y, siempre con respeto a nuestra Constitución y a sus derechos fundamentales consagrados, incluido el Estado de Derecho y la división de poderes.

N.B.  En la U. E. la reforma y el control del déficit de la S. S. no pueden ser solo un apaño dopado con transferencias del Estado, esperando, además, el maná europeo, que sin duda llegará, aunque no se sabe cuándo, cómo y en qué, cuantía, siempre, que el Gobierno de España no se salte las distintas condicionalidades acordadas y aceptadas, entre ellas, el estado de derecho con su división de poderes.

La propuesta de la S. S. y sus pensiones enviada a la U. E. ha tomado un camino equivocado, ya que como siempre, se formulan propuestas abstractas y vanas llenas de propaganda, intentando dejar a la Comisión en la ignorancia y esa no es sino una política miope en Europa, que ya nos tiene en el punto de mira. Entiendo, que asumimos demasiados riesgos con tan pocas propuestas y reformas sensatas, al hilo de la política dominante impuesta en la U. E.

Córdoba, a 21 de octubre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Seguridad Social – reforma – impuestos (camino equivocado)

La seguridad Social tiene un problema, conocido por todos, que consiste, en que no tiene dinero suficiente para hacer frente a todas sus obligaciones; dicho de otra forma, la S. S. tiene un “déficit estructural” tremendo, que viene de lejos y que se perpetuará en el tiempo, sino se adoptan medidas estructurales profundas, tanto en sus gastos como en sus ingresos.

Se parte de inicio de una base errónea, ya que se dice que las cotizaciones no son suficientes para cubrir las necesidades reales de todo el sistema y que, como se viene haciendo desde muchos años el Estado tiene que hacer transferencias y prestamos a la S. S.

El Ministro de Seguridad Social, Sr. Escrivá, que viene de la AIReF, creía, que tenía todas las soluciones en la mano, pero está claro, que una cosa es predicar y otra dar trigo. Ahora, lógicamente ha cambiado, de forma, que se ha vuelto más político que técnico y ya habla con lenguaje difuso, mientras se aparta de sus anteriores soluciones y propuestas.

Ahora, empieza a decir cosas ambiguas y de casi “guevón”, así, prevé la consolidación de la separación de fuentes y restablecimiento del equilibrio financiero, abogando por meter mano a la cotización por desempleo para pagar las pensiones, a la vez, que pide, que, las financiaciones de los incentivos al empleo no puedan hacerse con cargo a las cotizaciones sociales. Su objetivo es mitigar el desequilibrio financiero del Sistema y liberar gastos impropios de la Seguridad Social, de manera, que propone cosas contradictorias, como estas:

*  la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social,

*  el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones,

*  el acercamiento de la edad real de jubilación a la edad legal,

*  el desarrollo de sistemas de previsión social complementarios.

* sacar del sistema financiero de la S. S. lo que llama “gastos impropios”, que pasarían a ser financiados con los Presupuestos Generales y salir del pasivo del Sistema.

Parto de la base, que el Sr. Ministro de S. S. Escrivá es una persona competente y bien intencionada, sin embargo, creo que comete un error de bulto y de configuración filosófica en sus propuestas, que conllevan a resultados equivocados, no solo a Él, sino también a todos los españoles, pues antes de predicar hay que tener claro de donde saldrá el trigo, así:

a).- Se debería determinar cuáles son las necesidades sociales que se quieren o pueden cubrir y cuál será su coste.

b).- Después, debemos saber de que dinero se va a disponer y de donde va a salir.

c).- Hablar como se hace ahora de gastos impropios y cosas parecidas, sinceramente, parece poco serio, ya que todo sale de los Presupuestos Generales del Estado y los ingresos, cualquiera que sea su origen, son los que son y no hay más.

d).- Los gastos son los que son y su límite viene determinado por los ingresos, aunque, no embarquemos en un déficit astronómico, que siempre tendrá un límite, que viene fijado por la quiebra del Estado.

e).- Diferenciar los ingresos entre cotizaciones e impuestos no lleva a ningún sitio claro, ya que, de una u otra forma todo son impuestos que pagan los ciudadanos.

f).- La deuda pública, se quiera admitir o no, tiene un límite determinado por la aceptación máxima de sus emisiones por el mercado nacional e internacional, no hay más.

g).- Los Fondos de Recuperación de la U. E. están fijados y llenos de condicionalidad, y, además, no se sabe cuándo se recibirán.

h).- El Ministro de S. S. solo hace propuestas abstractas y medidas inconcretas, olvidando siempre, fijar que ajustes va a realizar para cuadrar el déficit del sistema, que es el sistema de todos. Proponer que se retrasará la edad de jubilación puede ser una medida, pero, si a la vez se dice que la subida de las pensiones al IPC está asegurada, no vamos a ningún sitio, porque, el efecto es el mismo, como se ha dicho, de sacar el importe del desempleo, del SMV y otros “gastos impropios” de la S. S., traspasándolos a los PGE; es una solución neutra viéndola con benevolencia, pues el gasto total del Estado seguirá siendo el mismo.

Por todo lo dicho, es lo cierto, que la situación de ruina que tenemos es una realidad incuestionable, el paro está disparado triplicando la media de la U. E. y del resto de Europa, salvo algún país de la misma, la deuda pública está llegando a un límite prohibitivo, los gastos están creciendo de forma desordenada e incontrolada, la situación política es un disparate, el control de la pandemia esta fuera de cualquier medida asumible, y, así, se podría seguir hasta cansarnos, razones, por las que entiendo, que el M. de S. S. Escrivá está jugando a la ruleta rusa y ha olvidado lo que sostenía cuando estaba en la AIReF.

No hay solución posible, sin que se adopten medidas estructurales profundas, dejándonos de promesas vanas y abstractas, a la vez, que se proporciona a la sociedad civil información veraz completa y permanente, para conseguir la participación social en la toma de decisiones, que sean aceptadas por todos, haciendo la base de esta política el consenso, el acuerdo y la generosidad de todos los españoles sin exclusión en un fin común, y, siempre con respeto a nuestra Constitución y a sus derechos fundamentales consagrados y al resto de nuestras leyes, pues de otra forma, no habrá solución legítima y pacífica.

El Ministro Escrivá no tiene más remedio que explicar claramente a los españoles, qué medidas va a tomar, que ajustes habrá que realizar, y, cuando y como, pues decir, que las pensiones irán con el IPC, a parte de que ya se verá si es posible económicamente, es proporcionar a los españoles un entramado falso de proporciones bíblicas, ya que el gran hachazo a las pensiones vendrá con la reforma fiscal, en el IVA, IRPF, Tasa Google, Tasa Tobin, y, resto de medidas impositivas.

N.B.  En la reforma de la S. S. se ha tomado un camino equivocado, ya que como siempre, se formulan propuestas abstractas y vanas llenas de propaganda y mentiras incompletas (que es lo peor), dejando a los españoles en la ignorancia y sin que puedan participar y decidir sobre cualquier cosa por mínima que sea, ya que el poder público no tiene porque dar detalles de nada y mucho menos informar a los españoles.

Los españoles, en la reforma de la Seguridad Social (como en tantas otras cosas), estamos inmersos en la incertidumbre y en la desinformación como siempre, y, vamos ciegos abocados al desastre, ya que, sin información veraz completa e inmediata, sin seguridad jurídica, sin libertades y sin principios éticos, solo aparecerán conflictos sociales, cuando la realidad muestre toda su crudeza.

Córdoba, a 12 de octubre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Teletrabajo – V – productividad – presencia (desconfianza y más impuestos)

Una de las razones de que el teletrabajo naufrague, perdiéndose en España una oportunidad crucial de avanzar hacia la digitalización, es la desconfianza instalada en nuestros procesos productivos entre empresa y trabajador, que además, parece, que es un mantra que el Gobierno de España quiere mantener y regular al máximo,  lo que conlleva controles desestructurados hacia los trabajadores y a una disciplina autoritaria en las empresas, a la vez, que los trabajadores olvidan la productividad y son incapaces de mantener un compromiso pactado con sus unidades productivas.

Todo ello, sin desconocer, que la regulación del trabajo a distancia aprobada por el R. D. L. del Gobierno, según la propuesta del Ministerio de Trabajo, supone una barrera casi inexpugnable para la implantación eficaz de un teletrabajo flexible, resultado de un acuerdo libre entre empresa y productor, donde primen la productividad, la libertad del trabajador aceptada por el mismo y el destierro de la desconfianza de las partes implicadas en nuestras relaciones laborales.

Por si faltara poco para el naufragio anunciado, la AEAT (Hacienda) y el M. de S. S. apuntan hacia los ordenadores, teléfonos móviles y tabletas, que las compañías vienen obligadas a proporcionar a sus trabajadores según dice el R. D. L. del trabajo a distancia, ya que a pesar de nuestra ruina económica y sanitaria, parece que la Seguridad Social y Hacienda creen que de aquí pueden sacar dinero, pues estiman, que la entrega de esos medios materiales de trabajo son salarios en especie por los que habrá que cotizar a la S. S. y tributar a la hacienda pública, tanto la empresa como el trabajador.

Los tres casos descritos, aparte de otros muchos regulados en exceso, no contemplados o especialmente complicados por el R. D. L. del trabajo a distancia, por si mismos y sin muchas explicaciones, dan una idea clara de la dificultad que va a entrañar implantar el modelo de teletrabajo en España.

Es un hecho cierto, que muchas empresas se han visto obligadas a implantar el teletrabajo  entre sus empleados y colaboradores, a la vez, que ha crecido la externalización de procesos, que no constituyen el núcleo básico de la empresa, pues la tecnología digital ha posibilitado, que muchos procesos productivos no se hayan han paralizado total o parcialmente y hayan podido seguir  funcionando, al ser una realidad, que las empresas en sus procesos productivos han podido abandonar en parte la actividad presencial de su personal y expandirse al exterior en aquellos procesos no substanciales; es decir, salvo aquellos procesos de la unidad productiva en que la presencia física de sus empleados es una necesidad imperiosa e imprescindible o son el núcleo básico de su creatividad y el alma de la misma.

Se ha producido, una hibridación entre la presencia virtual y la física en los procesos productivos de las empresas, por supuesto, en unas más que en otras, que se quiera ver o no, reflejan cambios profundos en todas las naciones, requiriendo cambios profundos en la cultura de todas las organizaciones y corporaciones y de la sociedad en su conjunto.

Por otro lado, hay que destacar, que ya no se pueden confundir horas presencia con horas trabajadas, y, que hay trabajadores (personas) que no pueden prescindir del contacto social y necesitan interrelacionarse, siendo las relaciones laborales una posibilidad de socializar, razón por la que, aunque los límites entre vida personal y profesional en el teletrabajo se difuminan, muchas personas necesitan relacionarse y en parte, quieren volver a tener alguna o mucha presencia física en el trabajo.  A la vez, la tecnología ha demostrado, que puede, si se usa debidamente, aumentar la productividad, por lo que, ha crecido la competitividad a nivel mundial con todas las consecuencias positivas y negativas que ello entraña.

Finalmente, señalar, que sin beneficios las empresas dejarán de funcionar y con ellas decaerá el teletrabajo, y, sin duda, aquí aparece otro caballo de batalla para el trabajo no presencial y virtual, de manera, que si, entre otras muchas dificultades, una híper-regulación castra la flexibilidad, la libertad, la productividad, la competitividad y dificulta los fines financieros de las empresas, la implantación del trabajo a distancia con medios telemáticos será una entelequia y una apuesta fallida.

Por todo lo dicho, es evidente, que tenemos una oportunidad extraordinaria de avanzar y situarnos en la vanguardia de la producción virtual, pero ello exige, olvidarse de los viejos mantras colectivistas e instalarse en una producción flexible, dominada por la libertad y los conciertos entre empresas y trabajadores, ya que si, además, de confinarnos ideológicamente, cargamos el teletrabajo de burocracia, requisitos formales, impuestos y otras recetas, que se han demostrado fracasadas, eliminaremos una posibilidad real de recuperación y de modernizar nuestro tejido productivo, adaptándolo a los niveles del Europa y del mundo más avanzado.

N.B.  Es un hecho, que el teletrabajo es complicado de implantar, a la vez, que es algo innegable, que es lo que viene como imprescindible y necesario a las empresas y a las naciones, razón por la que, si perdemos esta oportunidad con trabas, dificultades añadidas, impuestos, desconfianzas legales, y, cualquier otro obstáculo artificial, estaremos retrasando nuestra recuperación económica y social y reduciendo nuestra productividad y competitividad.

Córdoba, a 29 de septiembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Paro – gasto – impuestos (menos gasto o más impuestos)

Es un hecho cierto y probado, qué si extrapolamos el número de inactivos conocido de 16.525.900 (EPA-1T-2020), haciendo una media ponderada con otras cifras conocidas de desempleo y sumando la previsión negativa de autónomos desaparecidos, más los erte-ere definitivos, el número de parados real puede estar situado en torno a 9.000.000 de personas, vamos algo tremendo y, que, además, va para largo.

La Comisión Europea avisa, que la tasa de paro se disparará tras el fin de los erte, de forma, que podría llegar al 25%, diciendo el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, que el impacto de la crisis del coronavirus será desproporcionado en la economía española y provocará un aumento significativo de la tasa de desempleo. Así mismo, la Comisión Europea (CE) calcula una contracción del PIB de España hasta el 10,9% en el año 2020.

Por otro lado, la mayoría coinciden en que el problema fiscal de España está en el gasto y no en los impuestos, al comprobar  que la política de recortar gasto es mucho más efectiva que la consistente en subir impuestos. Sin embargo, no faltan, como el Gobierno, quienes reclaman una subida de impuestos, ignorando, que el resto de economías europeas están haciendo todo lo contrario para favorecer la recuperación tras la pandemia del coronavirus (como ocurre en Alemania, ItaliaPortugal y otros países).

De hecho, Alberto Alsina opina, que el recorte del gasto es mucho más efectivo, que la política consistente en subir impuestos, puesto que los aumentos de la presión fiscal deprimen el crecimiento y complican el proceso de recuperación. Sin embargo, los partidarios de subir los impuestos, parten de un solo principio simplista, repitiendo su mantra sin parar: España recauda por debajo de la media europea, de modo que debe subir los impuestos y armonizar su presión fiscal con los países de nuestro entorno.

Por el contrario, es un hecho más que probado, que el déficit de nuestras cuentas públicas no tiene su origen y fundamento en la falta de ingresos fiscales, que están, se mire como se mire, más que topados, sino que se produce por el exceso de gasto, cuyo crecimiento ha venido siendo exponencial y despegado cada vez más del total de ingresos reales gestionados por el Gobierno, que, además, vienen subiendo año tras año. A pesar de ello, los desembolsos presupuestarios han crecido muy por encima de lo aceptable, disparando la deuda a cotas superiores al 110% del PIB.

En resumen, el desempleo en España se ha disparado y crecerá, si no se toman medidas estructurales y se acepta por todos, que habrá que hacer sacrificios, de manera, que cuanto más se tarde en adoptar medidas adecuadas, peor será el problema del paro y sus soluciones serán más duras para todos.

N.B. Para controlar y reducir el paro, lo primero debe ser reducir y controlar el gasto público, y, lo segundo, poner en marcha la economía productiva en todos los sectores, después, se verá, si es posible aumentar o crear algunos impuestos, pues lo contrario será, sin duda, un camino sin retorno.

Córdoba, a 8 de julio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.