Tag Archives: Andalucia

Empleo y paro (problema real y asuntos superpuestos)

En estos días de incertidumbre e inseguridad jurídica donde peligra la libertad, se tiende a ignorar, como se ve, uno de los verdaderos problemas de España que es el desempleo, en favor de otros asuntos menos prioritarios, como las pensiones y la reforma laboral, consiguiendo que, el problema del paro quede difuminado y camuflado (confundido) para los españoles, ya que, las pensiones, se quiera admitir o no, están controladas y la reforma laboral planteada, sirviendo su preminencia tunanteada en las noticias para ocultar el problema esencial y básico de la Nación, que  es el numero tan tremendo de personas inactivas y en paro, de las que parece, que nadie se acuerda.

El numero de personas sin empleo real en España es aterrador, no solo por sus cifras -5.000.000-, -sin contar inactivos- y las -cifras engañosas del empleo público que disfrazan el problema-, sino también, por la distribución desigual del mismo por sectores, por regiones, por razón de edad -menores y mayores de 50 años- y de género, donde las mujeres están injustamente olvidadas y, además, tratadas desigualmente en puestos menores sin razón ni justicia.

Abundando en lo dicho, ahora el problema primigenio está en la reforma laboral de la Ministra Sñrª Díaz (sindicatos incluidos) y del líder patronal Sr. Garamendi, así como, en las pensiones, con un Ministro de S. S. Sr. Escrivá que hasta la fecha nadie sabe donde está ni que propone realmente, quedando el problema del paro difuminado en segunda línea, cuando las tasas de desempleo en España son una vergüenza para cualquier persona razonable, y. que, además, en la U. E., no solo nos marca a nosotros con la insignia del desastre, sino que, arrastra las tasas de desempleo de la Unión Europea lastrándolas sin remedio.

Sinceramente, lo expuesto sobre el desempleo se me antoja un disparate de proporciones galácticas, aunque parece, que a los poderes públicos en España les da igual, y, que el paro es un asunto de segunda línea en importancia, que puede esperar, cuando realmente es la base esencial de todos los asuntos, que enturbian el mercado laboral en la Nación.

Sin poner una solución eficaz, rápida, consensuada y estructural al problema del paro, todas las demás propuestas dedicadas al mercado laboral, a la consolidación del régimen de pensiones y a otros asuntos que se publicitan sin rigor ni rubor como fundamentales para la reforma laboral en España, carecen de sentido, si como se está haciendo ahora, se olvida esos millones de personas inactivas forzosas, que existen y se ven por todos los territorios de la Nación, sin olvidar el camuflaje del sector público en materia de empleo, así como, todo el submundo oscuro del empleo precario y sumergido.

Se quiera ver o no, el número de personas en paro real en España supera cualquier otra desgracia, que tenga la Nación.

Si se acude a cualquier medio de comunicación (TV, prensa escrita en papel o digital, discursos políticos, charlas, etc.) los asuntos todos aparecen priorizados, menos el desempleo, así, sin ánimo excluyente:

+Pensiones; +Reforma laboral; +discusiones políticas; +Fondos Europeos; +elecciones; +Poder Judicial y su reparto político; +subidas de precios – inflación; +PIB; +partidos políticos; +sindicatos; etc. etc., casi inacabable.

El asunto crucial para todos los españoles que es el desempleo y su tremenda tasa, casi innombrable, está desaparecido de la discusión pública, especialmente, de todos los poderes públicos con algunas exiguas excepciones.

Lo curioso por su crudeza es, que, además, se plantean propuestas, como la del Ministro de S. S. Escrivá de subida de las cotizaciones, que supondrá aumento del paro, cuando, se quiera aceptar o no, solo aumentando el empleo, es decir, reduciendo el paro, será posible aumentar la productividad, recuperarnos y poder cubrir el gasto social necesario.

España necesita urgentemente reducir su tasa de paro igualándola a la de la U.E., lo que implica la adopción de medidas eficaces para aumentar la riqueza productiva, mejorar la cualificación profesional de los trabajadores de forma continua y permanente, dictar normas que acrecienten la flexibilidad y mejoren todas las condiciones de trabajo, no solo los salarios, y, en definitiva, crear un marco de empleo que propicie un mercado de trabajo justo y equitativo, dominado por la mejora de la rentabilidad y la creación de riqueza.

Finalmente, poner de manifiesto, que, si el problema del desempleo es acuciante en España, en algunas de sus CC. AA. como Andalucía, el asunto pasa de problema a desastre total, cuando, además, a mayor inri, dentro de su territorio existen desigualdades en el paro abismales, como pueden ser el Campo de Gibraltar con una tasa de desempleo inasumible y algunas zonas de Almería donde el problema se diluye.

N.B. Ignorar el problema tremendo del paro es un error enorme, pero si, además, se pospone su solución y se pretende camuflar desde el poder con distracciones, que solo aumentan el problema, la recuperación económica y social de España entrará en un bucle interminable de imposibles.

El desempleo y su posible solución precisa de la participación de todos, de manera, que, para empezar, se podría iniciar el camino de las posibles soluciones, reconociendo la magnitud del problema, acordando una serie de medidas urgentes de carácter estructural, que todos conocen, que aumentan la productividad, la formación y el reciclaje permanente de los trabajadores y la creación de riqueza, pues, solo así, podremos iniciar la recuperación, creando empleo de calidad y duradero.

La postura de quietud extrema tancredista no conduce a la solución de ningún problema, y, en España ya vamos sobrados históricamente de actitudes inanes, que solo llevan al desastre.

Córdoba, a 20 de noviembre de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Paro en Andalucía II – mejorar o seguir cayendo (obstáculos, reformas y participación social)

En estos días de incertidumbre política volcados todos en Cataluña (con el corazón y la concordia), se olvida como siempre a Andalucía, se olvida por tanto al desempleo en Andalucía, que es un problema irresuelto,  permanente, con el que convivimos históricamente los andaluces, de manera, que tenemos enquistada por el olvido una realidad perversa, que se pone de relieve, aún más, en ciertos colectivos, en zonas concretas y en determinados sectores productivos, dando lugar, además, a una preocupante desigualdad, así, se olvida:

* La dura realidad de trabajadores jóvenes, mujeres y mayores de 50 años.    

* La existencia de inactivos que no buscan trabajo. (88.450).

* A los parados que no han trabajado nunca. En Andalucía su número asciende, aproximadamente, a 118.200 personas, que supone un 12% de parados en Andalucía.

* A los parados de larga duración en número de 377.400 en Andalucía y, de estos, 210.4.m son mayores de 50 años

* A los andaluces mayores de 45 años, que no han trabajado nunca (36.300).

* A los subocupados. Son los trabajadores, que prestan servicios menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestos a trabajar más horas, que suponen un 11,8% de trabajadores.  

* A la falta de formación y cualificación de los trabajadores.  Hay que orientar y capacitar al colectivo de personas desempleadas para incrementar sus posibilidades de inserción en el mercado laboral.  

* A la tasa de desempleo que se distribuye de forma desigual por territorios y sectores de Andalucía, de manera, que las diferencias se acrecientan día a día, porque no se adoptan medidas estructurales rápidas, que impidan, que la epidemia laboral se extienda cada vez más y con mayor profundidad, existiendo una enfermedad crónica y larvada en nuestro mercado de trabajo.

*** Las desigualdades en los distintos territorios y en las distintas actividades del sector productivo soportan un diferencial de paro inquietante, contemplándose unas condiciones de trabajo más temporales y precarias y unas diferencias salariales significativas.

(Nota. Hay que recordar, que Andalucía tiene una población de 8,4 millones de habitantes, que se distribuyen a lo largo de 87.597 km2, con una densidad de población de 95,8 hab/km2, siendo Andalucía la CC. AA. más poblada de España y la segunda más extensa).

Por ahora, nadie ha elaborado un plan de reconstrucción del mercado laboral con reformas estructurales profundas adaptadas al territorio, de eliminación del gasto improductivo estéril y de redistribución de los gastos e inversiones necesarias con equidad territorial y sectores productivos, tratando de igualar a los desiguales.

*** En Andalucía aparecen, otras cuestiones malas y dudosas que afectan su tasa de paro, así:

1.- Envejecimiento de la población, que resulta una realidad patente y en aumento.

2.- Es necesario,  implicar a los andaluces en la toma de decisiones, con una información veraz e inmediata.

3.- La economía andaluza sigue basada en el sector servicios, sin que el Gobierno andaluz en el marco de sus competencias, haya adoptado medidas eficaces para fortalecer o crear otros sectores.

4.- La inversión extranjera, esencial para nosotros, se ha reducido en Andalucía a nivel bajo cero,  de forma, que el Gobierno de la Junta debe crear las condiciones favorables para que esa inversión vuelva a nuestra tierra,  restableciendo la confianza y la seguridad jurídica.

5.- El empleo privado ha caído en picado, mientras que en sector público ha crecido, lo que conlleva graves desigualdades y la necesidad de restablecer necesariamente el equilibrio entre ambos sectores. 

6.- En Andalucía los ciudadanos están arruinados, amenazándonos el Gobierno Central, además, con que habrá subidas de impuestos nacionales y otros nuevos de la U. E.; de manera, que la Junta de Andalucía debe cumplimentar una ley, que impida el aumento impositivo.

7.-La formación es una de las claves para controlar la destrucción de empleo, de manera, que la mejora de la cualificación de los trabajadores en la realidad del mercado laboral andaluz es de vital importancia, si se quiere crear empleo, de calidad y reducir el paro.

8.- Andalucía tiene que aumentar su productividad laboral para mejorar las retribuciones de sus trabajadores y reducir la precariedad.

*** Para finalizar:  

* Habrá que vigilar por la Junta de Andalucía, que parte de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la U. E. se dedican por el Gobierno Central a Andalucía para luchar contra el desempleo, teniendo en cuenta nuestra tasa de paro, el diferencial con el resto de España, nuestra población y nuestra extensión territorial, solo por señalar algunas de las realidades de Andalucía en esta situación problemática en negativo para todos los andaluces, que se deberían tener en cuenta sin excusa alguna.

* La Junta de Andalucía con el uso de las mascarillas comete un error tremendo, ya que, no podemos volver, ahora, a medidas restrictivas de nuestros derechos y libertades al estilo del estado alarmante, al ser una realidad, que todas las medidas limitativas de libertades afectan al empleo negativamente.

* La Junta de Andalucía debe llevar a cabo un plan eficaz de formación y cualificación de los trabajadores, que, además, solo puede ser fruto de un trabajo colectivo de todos los andaluces, a los que la junta de Andalucía debe hacer partícipes con información veraz.

* La Junta de Andalucía debe devolver a los ciudadanos la ilusión perdida, instalando la máxima libertad de movimientos, devolviendo la confianza en que todo va a recuperarse.

N.B. En estos días, donde solo existe una Cataluña airada contra España, incertidumbre política y económica e inseguridad jurídica, se olvida como siempre a Andalucía y sus necesidades, quizás, porque Andalucía siempre ha aparecido sometida a un poder ajeno a ella misma, centralizado políticamente en el Gobierno de la Nación.

El paro en Andalucía es una historia de frustración, de decadencia y de olvidos, es más, incluso, resulta afectada por reformas a la contra, como, por ejemplo, la anunciada reforma laboral del Gobierno y de la Ministra de Trabajo sobre la contratación temporal, que supondrá un aumento de su tasa de desempleo.

En Andalucía hay que tomar -ya- medidas estructurales de reforma del mercado laboral, adecuándolas a la realidad de nuestra tierra, y, de recomposición profunda de nuestra economía, realizándose, a la vez, un plan eficaz de formación y cualificación de sus trabajadores, que, además, solo puede ser fruto de un trabajo colectivo de todos los andaluces, a los que la Junta de Andalucía debe hacer partícipes con información veraz y permanente.

Si seguimos en instalados en Cataluña, olvidando el paro que asfixia Andalucía, en la inoperancia autodestructiva, y, aceptamos silentes, como siempre, cosas, como una regulación perversa la contratación temporal denunciada, el desempleo aumentará contra los andaluces y con todas sus consecuencias nocivas, aunque con una Cataluña libre y privilegiada.

Córdoba, a 21 de junio de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Paro en Andalucía – una historia interminable (problemas, reformas y participación social)

El desempleo en Andalucía es la historia interminable de un problema irresuelto, de carácter permanente, con el que convivimos, al parecer, sin esperanza de solución, de manera, que señalaré los puntos principales de esa problemática, que tenemos enquistada:

* Activos. 3.591.910.

* Parados. 985.179.

* Inactivos. 2.797,100.

* Inactivos que no buscan trabajo. 88.450.m.

* Parados que no han trabajado nunca. En Andalucía su número asciende, aproximadamente, a 118.200 personas, que supone un 12% de parados en Andalucía.

* Parados de larga duración en número de 377,4.m en Andalucía y, de estos, 210.4.m son mayores de 50 años

Además, en Andalucía hay 36.3.m personas mayores de 45 años, que no han trabajado nunca.

* Subocupados. Son los trabajadores, que prestan servicios menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestos a trabajar más horas. En Andalucía un 11,8% de trabajadores están subocupados, de manera, que, aunque quieren y están disponibles para trabajar más horas, no encuentran dónde hacerlo.

* Falta de formación y cualificación de los trabajadores.  Sin duda, uno de los mayores fallos de nuestro sistema de empleo, de manera, que hay que orientar y capacitar al colectivo de personas desempleadas para incrementar sus posibilidades de inserción en el mercado laboral.  

*** Visto de otra manera, los parados andaluces reconocidos que no encontrarán empleo (mayores de 55 + inactivos) serán unas 212.400 personas, que, si le sumamos un mínimo de 51.880 de parados de 45 a 54 años en las mismas condiciones, la cifra de parados que nunca encontraran empleo asciende a 264.280 personas, que son incapacitados permanentes sociales (paro estructural mínimo y permanente), lo que supone un 29,58% del paro total de Andalucía.

Por otro lado, la tasa de desempleo se distribuye de forma desigual por territorios y sectores, de manera, que las diferencias se presentan como algo irresoluble, porque no se adoptan medidas estructurales y rápidas, que impidan, que la epidemia laboral se extienda cada vez más y con mayor profundidad, convirtiéndose sin remedio en una enfermedad crónica y larvada de nuestro mercado de trabajo.

En Andalucía hay zonas y sectores, como ocurre en toda la extensa zona del Campo de Gibraltar, en los sectores turísticos dependientes de la hostelería y los servicios y en los colectivos jóvenes dependientes de la contratación temporal, donde existe, se quiera ver o no, una realidad desgraciada de proporciones desconocidas, que, además, conlleva efectos colaterales perversos como la droga, el tráfico ilegal, la prostitución y la pérdida de un capital humano imprescindible para su reactivación económica.

Las desigualdades llegan a ser preocupantes en los distintos territorios y en las distintas actividades del sector productivo, ya que, las zonas más afectadas por el turismo, la hostelería y todo el sector servicios soportan un desempleo mayor, unas condiciones de trabajo más temporales y precarias y unas diferencias salariales significativas.

Solo como medida de comparación y en aras de comprender el enorme problema de Andalucía, cito la tasa de paro de dos pueblos grandes de Andalucía (sobre 35.000 a 45.000 habitantes):

La Línea de la Concepción – (Cádiz) = 38,99%.

El Ejido – (Almería) = 17,75%.

La diferencia habla por sí misma.

*** El número total de parados reales en Andalucía (paro registrado + ertes + inactivos) podría aumentar exponencialmente, si no se toman medidas urgentes, pudiendo llegar a 1.525,6 (miles) desempleados, con una tremenda incidencia en los jóvenes, en los mayores de 50 años y en las mujeres, además, agravará el problema, el hecho de que ese paro está distribuido desigualmente por sectores económicos y zonas de Andalucía.

Hay que recordar, que Andalucía tiene una población de 8,4 millones de habitantes, que se distribuyen a lo largo de 87.597 km2, con una densidad de población de 95,8 hab/km2, siendo Andalucía la CC. AA. más poblada de España y la segunda más extensa.

El paro en Andalucía podría alcanzar una tasa general del 42,50%, así mismo, la economía podría descender hasta un 19,5%, como consecuencia de la crisis del coronavirus y la estructura desigual de su tejido productivo.

Hasta la fecha, con lo que está cayendo, nadie ha elaborado un plan de reconstrucción del mercado laboral con reformas estructurales profundas adaptadas al territorio, de eliminación del gasto improductivo estéril y de redistribución de los gastos e inversiones necesarias con equidad territorial y sectores productivos, tratando de igualar a los desiguales.

En Andalucía se ven, además, de lo dicho, una serie de asuntos problemáticos, que afectan su tasa de paro, así que, veamos varios de ellos:

1.- Nuestra población tiene una demografía envejecida día a día, hecho que resulta una realidad muy difícil de contrarrestar.

2.- Rebrotes de la pandemia que hay que controlar a todos los niveles, acelerando la vacunación. Es evidente, que, además, hay que implicar a los andaluces en la toma de decisiones, con una información veraz e inmediata.

3.- La economía andaluza, basada en el sector servicios, ha vuelto a caer, sin que el Gobierno andaluz en el marco de sus competencias, haya adoptado medidas eficaces. La economía andaluza vuelve a estar parada y con todos sus sectores productivos esenciales en situación de espera (stand-by), previéndose una caída de nuestro PIB perversa.

4.- La inversión extranjera, esencial para nosotros, se ha reducido en Andalucía a nivel bajo cero y solo queda una solución viable, que el Gobierno de la Junta en el marco de sus competencias, cree las condiciones favorables para que esa inversión, que está esperando y retraída, vuelva a nuestra tierra. En definitiva, restablecer la confianza y la seguridad jurídica.

5.- El empleo privado ha caído en picado, mientras que en sector público ha crecido, lo que conlleva graves desigualdades y la necesidad de restablecer necesariamente el equilibrio entre ambos sectores. Todo el impacto del paro en la crisis se lo ha llevado el sector privado.

6.- Por si faltara algo, en Andalucía los ciudadanos estamos desinformados y arruinados, amenazándonos el Gobierno Central, además, con que habrá subidas de impuestos nacionales y otros nuevos de la U. E., de forma, que es hora de que alguien explique, qué está pasando realmente y en qué situación nos encontramos.

Finalmente, repetir que en Andalucía el desempleo es un problema esencial, extremadamente espinoso, complicado y gravísimo, y, no se puede dejar solo al arbitrio de la suerte, se han de tomar ya medidas estructurales de reforma del mercado de trabajo adecuándolo a la realidad de nuestra tierra, y, de reestructuración profunda de nuestra economía, buscando siempre la máxima productividad y el máximo equilibrio territorial y sectorial, fortaleciendo la formación continuada y adaptada de los trabajadores a las nuevas realidades de la economía.

El tema de la formación es fundamental para atajar la destrucción de empleo, ya que, el 99% de los empleos destruidos en 2020 era de media o baja cualificación, de manera, que la formación de los trabajadores en la nueva realidad del mercado laboral es de vital importancia, si se quiere crear empleo estable y sólido.

N.B. El paro en Andalucía es una historia interminable de fracasos, problemas y falta de reformas, con una participación social anulada y desconocida, de forma, que Andalucía tiene un problema tremendo, que el Gobierno de la Junta y el Gobierno Central siempre han ignorado, aunque, sin la menor duda, es unasunto extremadamente espinoso, complicado y gravísimo.

Así mismo, es un hecho, que en Andalucía los ciudadanos estamos desinformados y arruinadosamenazándonos el Gobierno Central, además, con que habrá subidas de impuestos nacionales y otros nuevos de la U. E., de forma, que es hora de que alguien nos explique, qué está pasando realmente, en qué situación nos encontramos, qué vamos a recibir de Europa y cuando, y, qué sacrificios tendremos que afrontar para superar esta situación extrema.

Hay que tomar ya medidas estructurales de reforma, adecuándolas a la realidad de nuestra tierra, y, de recomposición profunda de nuestra economía, realizándose,de una vez,un plan eficaz de formación y cualificación de los trabajadores hacia la nueva realidad del sector productivo, a la vez, que se adoptan las prevenciones necesarias para controlar los rebrotes de la pandemia, pero todo ello, solo puede ser fruto de un trabajo colectivo de todos los andaluces.

Es una realidad incuestionable, que no es momento ni hora para la inacción esperando un maná inexistente, así que, no queda otra, entre todos, que parar la destrucción económica de nuestro tejido productivo y detener el crecimiento ininterrumpido del desempleo en Andalucía.

Es un hecho indudable, que, si seguimos en la inoperancia autodestructiva, en Andalucía el desempleo aumentará hasta cotas insostenibles y sus consecuencias ruinosas nos llegarán a todos.

Córdoba, a 14 de abril de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

II. Vicepresidente Junta Andalucía – declaraciones – (¿se puede ser socio-amigo en Andalucía y enemigo en Madrid?)

Si se puede.

PP y Ciudadanos (Presidente J. A. Moreno Bonilla y Vicepresidente Sr. Marín) han firmado, ayer martes, un nuevo acuerdo complementario al suscrito tras las elecciones de 2 de diciembre de 2018, ya que, por encima de todo está Andalucía, ha dicho el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, añadiendo, que los dos socios nos blindamos para terminar la legislatura.

El compromiso firmado, salvo error, tiene cinco puntos:

1).- Acuerdo para agotar la legislatura, dotando a la comunidad autónoma de la estabilidad necesaria en el contexto actual de crisis sanitaria y económica.

2).- Respeto a la autonomía de los dos partidos que integran el Gobierno Andaluz, con el compromiso de que no se produzca ningún trasvase entre cargos de las formaciones políticas con representación parlamentaria.

3).- Blindaje de la sanidad, la educación y las políticas sociales.

4).- Impulso económico y cumplimiento de la hoja de ruta de reactivación económica, para lo que es prioritario la puesta en marcha de un segundo Plan de Apoyo a los sectores afectados por la crisis sanitaria y económica, que se aprobará de forma inminente.

5).- Profundización en la regeneración democrática y la política de reformas, tras décadas de mala gestión y corrupción de los gobiernos socialistas en Andalucía.

En resumen, obviedad sobre obviedad (más generalidades es imposible), que muestra a las claras, que no saben que decir, aparte, de que prueba, que no se fían uno del otro, y, además, que son conscientes de que no se va a cumplir, ni por ellos ni por sus diputados, entre otras cosas, porque las decisiones son personales de los diputados, no pudiéndose limitar las libertades de los mismos, y porque, así mismo, el Sr. Marín ha demostrado al cien por cien que apoya en todo a la Sr.ª. Arrimadas y a las mociones de Cs. Socio-amigo en Andalucía y enemigo mortal en Madrid.

*** Lo dicho es la prueba del nueve – Moreno y Marín -, del no va más y de lo que decía en mí artículo de 16/03/21, de manera, que firman acuerdo sobre acuerdo y mentira sobre mentira, como en un juego de pillos, pues nada garantiza, lo que han acordado de cara al público y rodeados de medios de comunicación.

Por descontado, el Sr. Moreno Bonilla no contradice al Sr. Marín en sus declaraciones contra la Presidenta Díaz Ayuso, ni le reprocha la actuación fraudulenta del presidente de Cs. de la Asamblea de Madrid, ni pide explicaciones a su Vicepresidente sobre las mociones de censura de Cs. y del resto de las actuaciones perversas de su partido en connivencia con el PSOE.

El Sr. Marín no se desdice de nada de lo declarado en Madrid, mostrando su doble personalidad: una en Madrid, abierto al desdoro de la Sr.ª. Díaz Ayuso y de apoyo a las mociones y maniobras perversas de Cs. coaligado con el PSOE y otra en Andalucía, donde demuestra un apoyo enfermizo hacia algo que desprecia en Madrid.

Lo importante para ellos es la propaganda y el mensaje vacío a los andaluces, tratando de vender un elixir maravilloso, que cura todos los males. Lo único difícil, por no decir imposible, es que los andaluces nos lo creamos.

N.B.  Que nadie se llame a engaño, pues, lo imposible se puede hacer en Andalucía públicamente, de manera, que se puede ser socio-amigo en Andalucía y enemigo mortal en Madrid.

Reitero lo dicho ayer: Sr. Presidente Moreno Bonilla, como dice F. G. Lorca en su Romancero (La Reyerta), “las navajas de Albacete, bellas de sangre contraria, relucen como los peces”, así que aplíquese el cuento, pues la navaja del Cs. del Sr. Marín la tiene ya en el cuello.

Sin más, – ¿qué hay de la C. E. y de los derechos y libertades fundamentales consagrados/as en la Misma? -.

Es evidente, que el Presidente Sr. Moreno Bonilla se ha pegado un tiro en el pie y, lo más extraordinario, para nada, pues solo ha conseguido, hacerse amigo de sus enemigos y enemigo de sus amigos y Andalucía, como siempre, lejana y sola y sin libertad.

Córdoba, a 17 de marzo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Vicepresidente Junta Andalucía – declaraciones – (¿se puede ser socio-amigo en Andalucía y enemigo en Madrid?)

Cualquiera ha podido ver y oír las declaraciones hechas en Madrid por Juan Marín (Vicepresidente de la J. de A. y socio del Presidente Sr. Moreno Bonilla), que ha lanzado una perorata insultante contra la Presidenta de Madrid Sr.ª. Diaz Ayuso, culpándola de todos los males posibles e imposibles, de forma, que se ha alineado con el candidato Sr. Iglesias y todo lo que representa.

Sin embargo, a todo observador imparcial hay una serie de hechos, por acción u omisión, que le pueden llamar la atención, así que señalaré algunos:

1º.- El silencio oprobioso del Presidente de la Junta de Andalucía, Sr. Moreno Bonilla, que ante tantos descalificativos de su compañera de partido Díaz Ayuso, vertidos, además, públicamente para toda España y, especialmente, para Madrid, ha permanecido silente, sin pronunciar una sola palabra en apoyo y defensa de su “amiga de partido”.

A cualquiera, esa postura de silencio capcioso del Presidente de la J. de A., como mínimo, le podría parecer extraña, salvo a los que conocen y aplauden su moderación tancredista, aquilatada y sostenida por gran prudencia y rigor, como nos tiene acostumbrados, de forma, que parece un “hooligan de Cs.”, más que un amigo apoyando a una compañera de partido, que, además, se encuentra en una encrucijada, donde necesita la unión de todos los suyos en su defensa sin equilibrios equidistantes.

2º.- El Sr. Marín no ha dudado lo más mínimo al arremeter insidiosamente contra la Presidenta Díaz Ayuso, aunque, por supuesto olvidando muchas cosas:

a.- Que es socio en Andalucía del PP y que gobierna en la Comunidad Andaluza con el Sr. Moreno Bonilla y que, por tanto, debe dejar los “insultos rastreros” a la Sr.ª. Díaz Ayuso, al menos, aparcados por respeto al Presidente del PP de la Junta de Andalucía y al propio gobierno andaluz del que forma parte, aunque claro Él conoce o cree conocer al Sr. Moreno Bonilla, confiando en su moderación tan bendecida por algunos, así, que ya veremos, si el vocinglero Vicepresidente es un desahogado irresponsable o, simplemente, es un convencido de la inacción tancrediana del Sr. Moreno.

b.- Que es un hecho indiscutible, que todo el movimiento sísmico político ocurrido en España, ha sido y es propiciado, aupado y sostenido por Cs. partido del Sr. Marín, que, curiosamente, de ese hecho perverso no ha dicho ni palabra, razón por la que habría que preguntarle, que si tan unido está a los planteamientos de Cs. (de manera, que no ha puesto, un solo, pero a su actuación trilera):

¿Cuál va a ser su actuación en Andalucía y cuando piensa clavar la navaja de una moción al Sr. Moreno Bonilla?

Está muy claro, que no se puede estar en dos sitios a la vez opuestos y distantes, vamos, que no se puede estar con Dios y con el diablo.

c.- Que es indudable, que el Sr. Marín y su partido Cs. -son coparticipes y cómplices con el Sr. Sánchez y todos sus corifeos, así como, del Sr. Iglesias defensor del comunismo y de la confrontación, de los siniestros planes de las mociones de censura y de querer entregar todo el poder a un Gobierno autoritario-, ya que, no hay más de oír (15/03/21) sus declaraciones de ayer, justificando, amparando y apoyando a los murcianos de Cs. con toda naturalidad, mientras ponía a parir a la Sr.ª. Díaz Ayuso, culpándola de todos los males de España (sin pudor ni vergüenza), como han hecho y siguen haciendo los ministros del Gobierno en formación cerrada de combate y todos los que apoyan liquidar la Constitución de 1978 y lo que representa.

Aquí una pregunta que el Sr. Moreno Bonilla debería hacer a su Vicepresidente de Cs.:

¿El Sr. Marín, por ejemplo, apoya Ud. la decisión presuntamente prevaricadora del Presidente de la Asamblea de Madrid de admitir espuriamente y contra ley las mociones de censura presentadas por PSOE y Mas Madrid contra el Decreto de disolución de la Cámara madrileña, así como, la decisión de recurrir el Decreto de disolución  de la Asamblea de la Presidente Díaz Ayuso ante el TSJM, que finalmente, ha sido rechazada por dicho Tribunal?

3.- El Sr. Moreno Bonilla debería tener en cuenta el refranero español, cuando dice: Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar. Que como todo el pueblo español y andaluz sabe, significa, que, si ves que algo acontece a tu alrededor, lo mismo te puede pasar a ti, así que se debe estar preparado o tratar de evitarlo para que no te pille por sorpresa.

El Presidente de la Junta de Andalucía tiene como Vicepresidente a un enemigo declarado de su partido, lo quiera reconocer o no, que públicamente se ha puesto de parte de los que quieren acabar con su partido y lo que representa; de forma, que de una vez para siempre debe aclarar a todos los andaluces, si está con los enemigos de la Constitución y de nuestra libertades, o está en la defensa a ultranza del “Estado Social y Democrático de Derecho”, de la división de poderes y de nuestros derechos fundamentales consagrados en la C. E de 1978.

Si la menor duda, son imprescindibles unas declaraciones del Sr. Moreno Bonilla claras y contundentes, para que todos sepamos dónde está y que defiende, de manera, que no pueda existir confusión, máxime, si se tienen en cuenta las declaraciones maliciosas y perversas del Sr. Marín.

Finalmente, aquí una pregunta que el Sr. Moreno Bonilla debería hacer a su Vicepresidente de Cs.:

¿El Sr. Marín, por ejemplo, apoya las mociones de censura presentadas fraudulentamente y contra ley por POSE y Mas Madrid, que fueron admitidas por su correligionario de Cs?, Presidente de la Asamblea, así como, si apoyó el recurso presentado por los Letrados de la Asamblea ante el TSJM contra la disolución de la misma y la convocatoria de elecciones, que ha sido rechazado por dicho Tribunal?

Si el Presidente de la Junta de Andalucía no hace declaraciones fulminantes en este caso, ni pregunta la Sr. Marín, está muy claro que el que calla otorga.

N.B.  Las palabras y las declaraciones del Vicepresidente de la Junta han sido claras y todos sabemos ya donde está, de manera que nadie se llame a engaño, pues, no se puede ser socio-amigo en Andalucía y enemigo mortal en Madrid.

Sr. Presidente Moreno Bonilla, como dice F. G. Lorca en su Romancero (La Reyerta), las navajas de Albacete, bellas de sangre contraria, relucen como los peces, así que aplíquese el cuento, pues la navaja del Cs. del Sr. Marín la tiene ya en el cuello.

Así, es seguro, que con fraudes y conductas arteras no hay solución posible, pues sin consensos, sin acuerdos y sin generosidad de todos los españoles sin exclusión como se hizo en la Carta Magna de 1978, y, siempre con respeto a nuestra Constitución y a sus derechos fundamentales consagrados y al resto de nuestras leyes, no puede haber solución legítima y pacífica.

Que cada uno escoja lo que quiera, pero que luego no se llame a engaño.

Córdoba, a 16 de marzo de 2021

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.