Tag Archives: inactivos

Información veraz – desnortados – desempleo (ejemplos varios – desinformación – cada uno a lo suyo)

Se publican por el Ministerio de Trabajo los parados registrados, en las oficinas de los servicios públicos de empleo al terminar noviembre, que cifra en 3.851.312 desempleados; no se incluyen a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, que fija en 746.900 personas.

Son datos del Gobierno, que todos, al parecer, admiten sin problema alguno, aunque sabemos, que no son ciertos, ya que como mínimo, habría que sumarle los inactivos (incapacitados permanentes sociales) en numero de 3.000.000 millones (con un añadido, gravísimo, ya que son personas paradas estructurales, que nunca van a encontrar trabajo). Es decir, que el número de parados sería, como mínimo, el siguiente: Parados registrados: 3.851.312 + trabajadores en Ertes: 746.000 + inactivos permanentes: 3.000.000 = 7.598.212.

Dicho de otra forma, el dato del paro registrado es realmente el paro oficial del Ministerio, que todos saben que, de ninguna forma, se mire como se mire, es una información veraz, así, que como se ha señalado, se trata de una desinformación que se aparta del contenido constitucional de veracidad como derecho de los españoles (art. 20 C. E.).

Por otro lado, cambiando el tercio, algunos partidos se presentan como desnortados, ya que, en vez de hacer oposición al Gobierno con medidas e informaciones verdaderas, que consigan, que los españoles estén informados verazmente y puedan tomar decisiones acertadas, contribuyendo a crear una conciencia social colectiva, se pierden en enfrentamientos estériles, tal como he leído hoy: “que un partido político dice públicamente, que va a someter a otro a la prueba del algodón”; vamos, un dislate increíble con lo que está cayendo sobre España y todos sus habitantes.

Lo importante para los españoles, no son los ejemplos precitados, sino las consecuencias que podemos sacar de ellos, que pura y simplemente, consiste en la existencia una desinformación masiva proyectada hacia los españoles, sin que a los poderes públicos les importe, de forma, que repetir el “mantra” de la responsabilidad social e individual de los españoles, es imposible que tenga un efecto eficaz para controlar los contagios de la pandemia y, desde luego, será irreal pedir (exigir, incluso coactivamente), que los ciudadanos puedan aportar y colaborar en la toma de decisiones y en su implantación social.

La Orden sobre la desinformación del Gobierno es no solo inconstitucional (art. 20 C. E.), sino innecesaria para él, puesto, que la oposición no existe como tal, estando, también, el T. C. dormido en su propia inanición, con lo que, dicho mal y pronto, aviados estamos los españoles.

Finalmente, destacar, que no será porque haya ausencia de asuntos que tratar e informar con los españoles: Control de la pandemia, Fondos de Recuperación de la U. E., mercado laboral y paro, deuda y déficit públicos, recuperación de la economía, y, así, un larguísimo etc. de temas pendientes y sin solución por ahora.

Visto lo visto, es una evidencia, que nadie se ocupa ahora de los intereses de los españoles, nadie se embarca en defender de verdad nuestro Estado Social y Democrático de Derecho, en defender nuestros derechos y libertades fundamentales, la división de poderes (lo último del CGPJ es de nota) y todo lo que se acordó entre todos en una transición ejemplar con renuncias de todos en beneficio de todos.

Aquí cabe una pregunta: ¿Qué diferencia hay entre un Gobierno autoritario y una oposición contrahecha, que solo saben intimidar a los españoles y vulnerar nuestro Estado de Derecho?

Entiendo, que no puede ser tan difícil decir la verdad, informar con verdad a los españoles y trabajar unidos para el bien común, máxime, cuando estamos en una situación de crisis extrema, porque al final, ni la U. E. ni los 140.000 millones, ni nadie vendrá a sacarnos del apuro en el que nos metimos entre todos.

Para acabar, las reglas deben ser iguales para todos, respetándose el principio de igualdad constitucional, lo contrario es discriminación, arbitrariedad y abuso de derecho, y, eso nunca termina bien para nadie.

N.B. Decía al inicio, que había y hay ejemplos varios de desinformación de todos contra todos y cada uno a lo suyo, pareciendo que estamos desnortados e incapaces de llegar a acuerdos básicos en beneficio de la concordia y del bien común.

Así mismo, la responsabilidad social e individual son exigibles a todos los españoles, siempre con el ejemplo de los que mandan y tienen la máxima responsabilidad, lo que conlleva la necesidad de que todos los poderes públicos, sin exclusión, procuren a los ciudadanos información veraz, completa e inmediata de forma permanente de todos los asuntos o problemas de interés público, de cualquier clase, políticos, económicos, sanitarios, etc.

Si los poderes públicos (todos sin exclusión) no son ejemplo de consenso y trabajo por el bien general, difícilmente habrá solución, y, lo dicho, no es tarea solo del Gobierno de España y/o solo de la oposición, sino de todos unidos trabajando en la misma dirección dentro del orden constitucional.

El que crea que puede ir solo o que todo se arregla uniéndose a los que nos quieren destruir, para auto salvarse, incurre en craso error y camina hacia la auto destrucción de sí mismo, arrastrando a todos los demás.

Córdoba, a 3 de diciembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Desempleo Andalucía (¿por qué su tasa de paro es superior a la de España?)

Hablando ayer con mi hijo Cisco sobre Andalucía, que sabe es mi pasión, me pregunta algo que nunca he sabido explicar ni comprender: ¿Por qué tenemos una tasa de paro tan elevada?

Solo como introducción y medida de comparación y en aras de comprender el enorme problema de Andalucía, cito la tasa de paro de algunos pueblos grandes de tres CC. AA. (sobre 35.000 a 45.000 habitantes).

Andalucía.

La Línea de la Concepción – (Cádiz) = 38,99%.

El Ejido – (Almería) = 17,75%.

Madrid.

Arganda del Rey – (Madrid) = 15,81%.

Pozuelo de Alarcón – (Madrid) = 5,93%.

Cataluña.

Reus – (Tarragona) = 18,59%.

Sant Cugat del Vallés – (Barcelona) = 7,18%.

Los datos expuestos dan idea de la importancia del desempleo en Andalucía y, puede aclarar, ¿por qué? no encuentro una explicación suficiente, pero que ponen de relieve el tremendo problema que tenemos, que es, sin duda, el primero de nuestros asuntos, que debemos resolver cuanto antes y sin poder dejarlo un momento. No quiero, de momento, hablar del paro en algunos colectivos andaluces, por ejemplo, de jóvenes menores de 25 años, mujeres y mayores de 50 años, ya que entonces el problema es una tragedia.

Si nos fijamos en las personas llamadas no empleables, a los que llamo incapacitadas permanentes sociales, qué simplemente están fuera del mercado de trabajo, y, que se encuentran desgraciadamente marcadas para siempre por el coronavirus u otras causas, porque nunca encontrarán trabajo, la situación en Andalucía es extremadamente grave, y, podemos empezar a comprender el problema.

Dicho de otra manera, entiendo que la inactividad es el verdadero problema de nuestro mercado laboral, es lo que se llama paro oculto, y, es a todas estas personas a las que llamo “incapacitados permanentes sociales”.

Andalucía.

Activos:  3.917,6 (miles)

Ocupados: 2.985,3 (miles).

Parados: 932,3 (miles).

Inactivos: 1.320.398.

(Nota: Es inactiva (incapacitada permanente social), la persona de 16 años o más, que cumple las condiciones para trabajar y que, sin embargo, no se incorpora al mercado laboral).

El número total de parados reconocido en Andalucía (EPA-3T.2020) oscila sobre las 932,3 personas en miles y la tasa de paro del 23,80%, que cifra que aumentará exponencialmente, pudiendo llegar a los 1.625,6 (miles) desempleados, con una tremenda incidencia en los jóvenes, en los mayores de 50 años y en las mujeres, además, agravará el problema, el hecho de que ese paro está distribuido desigualmente por sectores económicos y zonas de Andalucía.

Hay que recordar, que Andalucía tiene una población de 8,4 millones de habitantes, que se distribuyen a lo largo de 87.597 km2, con una densidad de población de 95,8 hab/km2, siendo Andalucía la CC. AA. más poblada de España y la segunda más extensa.

El paro en Andalucía podría alcanzar una tasa del 41,5%, así mismo, la economía podría descender en 2020 hasta un 18,5%, como consecuencia del impacto generado por la crisis del coronavirus. Todo ello, significa, que hablamos sobre 1.625,6 (en miles) de parados, lo que sería algo insoportable para todos.

En Andalucía, hasta la fecha, con lo que está cayendo, nadie ha elaborado un plan de reconstrucción con reformas estructurales profundas adaptadas a, territorio, eliminación del gasto improductivo estéril y redistribución de los gastos e inversiones necesarias con equidad territorial y sectores productivos, tratando de igualar a los desiguales, de forma, que al día de hoy solo tenemos improvisación y parcheo de la necesidad más visible.

En Andalucía se ven, además, de lo dicho, una serie de asuntos problemáticos, que afectan su tasa de paro, así que, veamos varios de ellos:

1.- Nuestra población con una demografía envejecida día a día y que resulta una realidad muy difícil de contrarrestar.

2.- Rebrotes de la pandemia que hay que controlar a todos los niveles. Es evidente, que faltan medidas de control de todo tipo, a la vez, que hay que implicar a los andaluces en la toma de decisiones, con una información veraz e inmediata.

3.- La economía andaluza, basada en el sector servicios, que cuando empezaba a reaccionar, ha vuelto a caer, sin que el Gobierno andaluz en el marco de sus competencias, esté adoptando medidas eficaces. La economía andaluza vuelve a estar parada con todos sus sectores productivos esenciales en situación de espera (stand-by), previéndose una caída de nuestro PIB brutal, pero aquí las medidas de reactivación en todos los sentidos (social, económico, sanitario, fiscal y mercado laboral) están desaparecidas.

4.- La inversión extranjera, esencial para nosotros, se ha reducido en Andalucía a nivel bajo cero y solo queda una solución viable, que el Gobierno de la Junta en el marco de sus competencias, cree las condiciones favorables para que esa inversión, que está esperando y retraída, venga a nuestra tierra, pero para ello, es imprescindible, inspirar confianza y mostrar las condiciones de todo tipo, que hagan atractiva la inversión en Andalucía. En definitiva, restablecer la confianza y la seguridad jurídica.

5.- El empleo privado ha caído en picado, mientras que en sector público ha crecido, lo que conlleva graves desigualdades y la necesidad de restablecer necesariamente el equilibrio entre ambos sectores. Todo el impacto de la crisis se la ha llevado el sector privado.

6.- En Andalucía (como en toda España) los ciudadanos estamos desinformados y arruinadosavisándonos, además, que habrá subidas de impuestos nacionales y otros nuevos de la U. E., de forma, que es hora de que alguien nos explique, qué está pasando realmente, en qué situación nos encontramos, qué vamos a recibir de Europa y cuando, y, qué sacrificios tendremos que afrontar para superar esta situación extrema, devolviendo la confianza y la seguridad jurídica los andaluces.

Finalmente, repetir que en Andalucía el desempleo es un problema esencial extremadamente espinoso, complicado y gravísimo y no se puede dejar solo al arbitrio de la suerte, se han de tomar ya medidas estructurales de reforma del mercado de trabajo adecuándolo a la realidad de nuestra tierra, y, de reestructuración profunda de nuestra economía, buscando siempre la máxima productividad y el máximo equilibrio territorial y sectorial. No queda otra, que parar el crecimiento ininterrumpido del desempleo en Andalucía y, mientras, se consigue no podemos dejar a nadie atrás.

N.B. En Andalucía, como se ha dicho, tenemos un problema tremendo, que el Gobierno de la Junta y el Gobierno Central deben abordar de inmediatoque es el desempleoasunto extremadamente espinoso, complicado y gravísimo.

Por otro ladoes un hecho, que en Andalucía los ciudadanos estamos desinformados y arruinadosavisándonos, además, que habrá subidas de impuestos nacionales y otros nuevos de la U. E., de forma, que es hora de que alguien nos expliquequé está pasando realmente, en que, situación nos encontramos, que vamos a recibir de Europa y cuando, y, que sacrificios tendremos que afrontar para superar esta situación extrema.

Todo lo expuesto, se dice sin contar los posibles rebrotes con sus efectos perversos.

Hay que tomar ya medidas estructurales de reforma, adecuándolas a la realidad de nuestra tierra, y, de reestructuración profunda de nuestra economía, a la vez, que se adoptan las prevenciones necesarias para controlar los rebrotes de la pandemia, pero todo ello, solo puede ser fruto de un trabajo colectivo de todos los andaluces.

Es una realidad incuestionable, que no es momento ni hora para la inacción esperando un maná inexistente, así que, no queda otra, entre todos, que parar la destrucción económica de nuestro tejido productivo y detener el crecimiento ininterrumpido del desempleo en Andalucía, y, sin duda, mientras, se consigue, nadie puede quedar en la cuneta del abandono.

Es un hecho indudable, que en Andalucía el desempleo aumentará hasta cotas insostenibles y la ruina nos llegará a todos.

Sin olvidar, que si Andalucía se somete, a las subidas fiscales propiciadas y anunciadas por el Gobierno de España y por los rufianes de turno, silente y cautiva, estamos acabados, pues es manifiesto, que los andaluces no podemos ser apátridas abandonados sin poder territorial real, de forma, que debemos ser, debemos tener, al menos, el mismo autogobierno que el País Vasco o en Cataluña, y, además, hay que hacer realidad y creer, lo que dice nuestro himno “viva Andalucía libre”, lo que implica medios y autogobierno verdadero.

Córdoba, a 30 de noviembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Paro oculto – incapacitados permanentes social (parados + ertes + subempleados + inactivos)

Las personas llamadas no empleables, son incapacitadas permanentes sociales, qué al estar fuera del mercado de trabajo, se encuentran desgraciadamente marcadas para siempre por el coronavirus u otras causas y nunca encontrarán trabajo.

El Ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, dió en este sentido un dato, que exige ser examinado con atención y preocupación: “Un tercio” de los perceptores de la renta mínima -no son empleables- a día de hoy, lo que implica, que no tienen las capacidades que exige el mercado laboral para encontrar cualquier empleo.

A cierre de septiembre, el número de parados es España ascendía a 3,7 millones de trabajadores, según las cifras oficiales; pero para Allianz Research habría que sumarle 2,5 millones de personas más, que no están trabajando de forma efectiva y a tiempo completo.

Según la EPA – 2T – 2020, España tiene 20,9 millones de personas inactivas y/o paradas y 13,9 millones trabajando, Es decir, la inactividad es el verdadero problema de nuestro mercado laboral, es lo que se llama paro oculto, y, es a todas estas personas a las que llamo incapacitados permanentes sociales. Aquí, como en otras muchas cosas malas, somos líderes mundiales, solo detrás de EE. UU. y Brasil.

(Nota: Es inactiva (incapacitada permanente social), la persona de 16 años o más, que cumple las condiciones para trabajar y que, sin embargo, no se incorpora al mercado laboral).

Es un hecho cierto, que se ha disparado el número de inactivos, así, hay un total de inactivos de 17.588.700 y 3.368.000 de parados. Es decir, hay 20,956.700 de personas en edad de trabajar, que no lo están haciendo por diversas circunstancias.

Los datos de la EPA – 2T – 2020 del INE son esclarecedores y revelan, que, aunque el número de ocupados es de 18,6 millones, realmente trabajado solo había 13,9 millones, porque excluye los acogidos a suspensión o reducción de jornada de los trabajadores afectados por ERTE y otras ausencias de trabajo como el paro parcial por razones técnicas o económicas, enfermedad, accidente o incapacidad temporal.

Dicho de otra forma:

Ocupados: 18.607.200.

Ocupados que no trabajaron: 4.706.200.

Ocupados que realmente trabajaron: 13.901.000, lo que supone, que solo el 35,14 % de la población en edad de hacerlo trabajó.

Empleo destruido: 1.074.000 personas dejaron de estar ocupadas durante este trimestre; de esta cifra, 22.000 ocupados son del sector público y 1.052.000 del privado. Este dato es muy preocupante y pone de relieve, quién está cargando con la crisis.

En resumen, la EPA del 2T de 2020 puso de relieve una realidad terrible del mercado de trabajo en España, y, aquí hay que hacer una matización básica, ya que, a final de año las cifras de la EPA con respecto al paro y a la inactividad crecerán exponencialmente y se dispararán, superando con mucho el número de 9.500.000 personas que no trabajarán, situando la tasa de desempleo/inactividad real por encima del 42,5%.

Las consecuencias de la pandemia son y serán profundas y de difícil reparación, de manera, que el paro se prolongará en el tiempo y los puestos de trabajo desaparecidos, no serán los mismos ni de la misma naturaleza. Sin duda habrá puestos de trabajo nuevos, pero exigirán otra formación y preparación, dominando la flexibilidad y la necesidad de adaptación al nuevo mercado de trabajo, conllevando, que los desempleados de larga duración, salvo excepciones, no podrán asimilar los nuevos requisitos de capacidad profesional. Es necesario, tomar medidas estructurales inmediatas y urgentes para cubrir las exigencias de un mercado de trabajo dominado por la flexibilidad y los cambios permanentes.

N.B.  El paro real (la inactividad total) en España es un problema desesperante, que la EPA. 2T. 2020 ha puesto de relieve al publicitar el número de inactivos. Lo peor es, que esto de la EPA es solo un anticipo, ya que, con el descontrol de los rebrotes del virus y la ausencia de medidas estructurales eficaces en España, unido todo, a la falta de confianza internacional del Gobierno de la Nación, puesta de manifiesto con medidas del resto de países contra España, nuestro mercado de trabajo está en vías de destrucción.

No solo los poderes públicos no hacen nada eficaz para solucionar los gravísimos problemas que tenemos (economía en la ruina, desempleo disparado y pandemia incontrolada), sino que, por si nos faltara algo, tenemos en nuestro País personajes como Fernando Simón, (personas vidriosas perdidas en los aplausos), que dañan a España con sus declaraciones desmedidas, o, con sus actuaciones “políticas inconstitucionales”, como el contumaz Ministro de Sanidad Sr. Illa, que solo pueden ser reconducidos por mandato judicial en su intolerancia política unilateral y designios contra toda ley.

Córdoba, a 9 de octubre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Prejubilaciones – fusión Bankia-Caixabank (aumento de inactivos y pérdida de autonomía)

Me reprochan, que no hablará ayer de las prejubilaciones que conllevara la fusión de Caixabank-Bankia, y, sin duda, es verdad, aunque matizo, que este es un problema más amplio, de manera que antes de hablar de ese asunto en la fusión, es imprescindible realizar una serie de aclaraciones y puntualizaciones abiertas, así:

1.- La fusión de Caixa-Bankia nos afectará en muchos sentidos y tendrá consecuencias en las ayudas y fondos de recuperación, en el desempleo, en el aumento de las prestaciones y, sin duda, afectará a Andalucía y a Córdoba.

2.- La cifra de personas prejubiladas en España se situará, como mínimo, en 1.0000.000 de afectadas, sin contar los efectos de la fusión precitada.

3.- Los prejubilados engrosarán el número de inactivos.

4.- Las prejubilaciones son una forma encubierta de despido, que afecta a todos nosotros y se proyecta en las empresas y en las arcas del Estado, ya que, los prejubilados van al paro y completan su prestación con una parte del último salario, permitiendo a las empresas reducir sus gastos de personal abonando los trabajadores de cierta edad solo una parte de su sueldo y sus cotizaciones a la Seguridad Social hasta que llega su jubilación definitiva.

5.-  A día de hoy, sobre 15,3 millones trabajadores del sector privado sostienen a más de 17 millones de personas. Este grupo lo conformarían los 3,2 millones de empleados públicos, lo que se suman 9,8 millones de pensionistas, más 3,8 millones de parados según datos de desempleados registrados de agosto y las 812.438 personas que oficialmente se encuentran en Expedientes de Reducción Temporal de Empleo (ERTEs). Es decir, hay 17.612.428 personas que cobran del Estado, a los que habría que sumar todos los inactivos que cobran algún tipo de prestación, incluidos el millón de prejubilados, lo que nos daría una cifra de gasto público en este concepto inasumible para las cuentas públicas, revelando la imposibilidad de que 15,3 millones de trabajadores privados mantengan el sistema.

6.- Finalmente, poner de manifiesto, que el aumento de prejubilaciones en España se prevé exponencial y, además, transversal extendiéndose a todos los sectores y tipos de empresas.

Por otro lado, la fusión de Caixabank-Bankia llevará consigo una cifra de prejubilaciones importante, que irán a engrosar el aumento de los inactivos.

La cantidad de personal de Caixabank y de Bankia afectada por la fusión es ahora mismo desconocida, pero, sin la menor duda, será significativa al implicar dicha operación financiera un sobre dimensionamiento de personal, que será inasumible mantener por sus costes para la nueva Entidad, a parte, de que no sabrá, que, hacer con tantos empleados improductivos y sin trabajo efectivo, situación derivada del cierre de muchas oficinas y de la necesaria  reorganización interna de la misma para adaptarse a un modelo productivo y competitivo.

Así mismo, Andalucía y Córdoba, también, resultarán afectadas por esas reducciones de personal de la Entidad nacida de la fusión, aunque ahora mismo, es imposible señalar esa posible afectación laboral para nosotros, pero que nadie dude que la habrá.

En resumen, la fusión Bankia-Caixabank será buena y beneficiosa para algunos, pero desde luego no para Andalucía (para todos nosotros), ya que además, de todo lo dicho, se quiera admitir o no, significará una disminución de los fondos y ayudas que llegarán a nuestra tierra y, como ya he dicho, aumentará nuestra dependencia económica de poderes ajenos a Andalucía; así, que quede claro, en mi opinión, la fusión anunciada, si prospera, no será un buen negocio para nosotros y restringirá nuestra capacidad financiera autónoma, aumentando las limitaciones de Andalucía para financiarse y la situación de oligopolio ajena al pueblo andaluz.

N.B.  Las prejubilaciones derivadas de la fusión Caixa-Bankia, me malicio, superarán todas las previsiones y nos afectarán se forma perjudicial, así que, la fusión nos restará autonomía e independencia financiera, en otras palabras, poder autonómico.

Por otro lado, reitero, que la fusión de Caixa-Bankia tendrá efectos negativos para nosotros, de forma que, sin duda, el plazo de recuperación de nuestro mercado laboral sufrirá un pico de retroceso, por lo que, sin duda, se alargará.

Córdoba, a 7 de septiembre de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

V. Paro – EPA. 2T. 20 – inactivos (la realidad del desempleo)

Según la EPA – 2T – 2020 España tiene 20,9 millones de personas inactivas o paradas y 13,9 millones trabajando, Es decir, la inactividad es el verdadero problema de nuestro mercado laboral.

Es lo cierto, que se ha disparado el número de inactivos, en más de un millón de personas, porque muchos parados no computan en las cifras oficiales como desempleados por el mero hecho de que no hubo una búsqueda, a tenor del INE, de un puesto de trabajo. En resumen, hay un total de inactivos de 17.588.700, entre abril y junio, y 3.368.000 de parados. Es decir, hay 20,956.700 de personas en edad de trabajar, que no lo están haciendo por diversas circunstancias.

Es inactiva, la persona de 16 años o más, que cumple las condiciones para trabajar y que, sin embargo, no se incorpora al mercado laboral. Es decir, que no son ni ocupados ni parados.

Los datos de la EPA – 2T – 2020 del INE son esclarecedores y revelan, que, aunque el número de ocupados es de 18,6 millones, cuando realmente trabajado solo había 13,9 millones, porque excluye los acogidos a suspensión o reducción de jornada de los trabajadores afectados por ERTE y otras ausencias de trabajo como el paro parcial por razones técnicas o económicas, enfermedad, accidente o incapacidad temporal.

Dicho de otra forma:

Ocupados: 18.607.200.

Ocupados que no trabajaron: 4.706.200.

Ocupados que realmente trabajaron: 13.901.000, lo que supone, que solo el 35,14 % de la población en edad de hacerlo trabajó.

Empleo destruido: 1.074.000 personas dejaron de estar ocupadas durante este trimestre; de esta cifra, 22.000 ocupados son del sector público y 1.052.000 del privado. Este dato es muy preocupante y pone de relieve, quién está cargando con la crisis.

En resumen, la EPA del 2T de 2020 ha puesto de relieve una realidad terrible del mercado de trabajo en España, y, aquí por tanto sobra cualquier comentario.

N.B.  El paro real en España es un problema desesperante, que la EPA. 2T. 2020 ha puesto de relieve al publicitar el número de inactivos.

Lo peor es, que esto de la EPA es solo un anticipo, ya que, con el descontrol de los rebrotes del virus y las medidas del resto de países contra España, nuestro mercado de trabajo está en vías de destrucción.

No solo los poderes públicos no hacen nada eficaz para solucionar los dos problemas que tenemos básicos, desempleo y pandemia, sino que, si nos faltara algo, personajes vidriosos perdidos en los aplausos, como Fernando Simón, dañan a España con sus declaraciones desmedidas, como cuando dijo, que había que agradecer al Reino Unido, que recomiende no venir a España: “Es un problema que nos quitan”. Desgraciadamente, sigue ahí, y, nunca sabremos hasta donde será capaz de llegar en sus desvaríos con un Gobierno inane, que lo mantiene como escudo.

Córdoba, a 29 de julio de 2020

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.