Tag Archives: S. S.

Elecciones Municipales – Córdoba (parados e inactivos)

De nuevo, preguntan algunos lectores sobre el paro y el empleo  en Córdoba, así que, veamos algunos datos e informaciones:

*Lo primero de todo, ahora mismo, nadie sabe la verdad sobre el paro en Córdoba, pues falta cualquier información veraz, solo tenemos los datos de la EPA, los datos oficiales del M. de Trabajo y los que publica la Junta de Andalucía.

*En la provincia de Córdoba hay un total de 776.597 habitantes, de los cuales 380.369 son hombres y 396.228 son mujeres.

*Según la EPA 3T, Córdoba es la segunda provincia con más paro de Andalucía, su tasa de desempleo roza el 22%, tres puntos más alta la media andaluza y casi 10 más que la de España. Solo Granada tiene una tasa de paro más alta, con el 22,5%.

*Ocupados: 290.303. Personas dadas de alta en la Seguridad Social. De ellos, un 20% o más son trabajadores fijos a tiempo parcial o fijos discontinuos. Solo la S. S. sabe su numero real, pero esperar que publicite cuantos son es una utopía trolera.

*Pensionistas:  170.622. Es decir, hay 1,7 personas trabajando por cada pensionista. 

*Parados: 79.095.

*Inactivos reales: 129.378.

*Resto Población: 186.294.

¿Qué problemas tienen el paro y el empleo en Córdoba?

1.- Su número real (desconocido) y su tasa de paro (EPA T. 3).

2.- Los inactivos.

3.- El paro juvenil y el paro de las mujeres.

4.- El paro de los mayores de 50 años.

5.- El paro estructural.

6.- El empleo a tiempo parcial y el crecimiento artificial de los trabajadores fijos discontinuos.

7.- Los trabajadores fijos a jornada completa, los fijos a tiempo parcial y los fijos discontinuos.

8.- El empleo público, que duplica al privado y en ascenso.

9.- La opacidad completa en los datos de empleo y paro, donde solo se conoce lo que se publicita oficialmente y donde la S. S. esta sumida en un silencia oprobioso, siendo la única que tiene datos reales.

Con lo dicho y la situación tan complicada en todos los aspectos que soportamos, las corporaciones locales no tienen otra que intervenir en este asunto primigenio, así que, los ayuntamientos y las diputaciones deben hacer algo, empezando por facilitar a los ciudadanos una información veraz.

No hacer nada con el pretexto de falta de competencias legales es algo inadmisible, de forma, que se puede y de debe.

Reitero, que el desempleo, si o si, crecerá hasta alcanzar tasas insoportable, de forma, que amenazará la supervivencia actual de las pensiones y creará un ambiente social perverso, lo que conlleva que solo las ciudades más competitivas mantendrán unos niveles de empleo aceptables dentro de la crisis.

Es un hecho indiscutible:

*Que hay que gastar solo en todo lo que es necesario, eliminando cualquier gasto superfluo y dilapidador. *En resumen, hay que gastar mejor y extenderse a cubrir necesidades sociales locales.*Las inversiones sociales deben son una prioridad permanente insoslayable, de manera, que cualquier presupuesto local que se haga durante la crisis debe ser expansivo en esos gastos y estricto en gastos personales y materiales innecesarios.*Cualquier presupuesto local debe contener la presión impositiva local, promoviendo y garantizando la creación de riqueza, que incentive el empleo productivo y el nacimiento de puestos de trabajo competitivos bien remunerados.

La realidad es en materia de empleo y paro, que en Córdoba el Ayuntamiento y la Diputación tienen que implicarse y emplearse a fondo, ya que, que no se trata solo corregir el paro, sino de encontrar soluciones para crear empleo productivo digno y ayudar a todos los que necesiten ayuda mientras dura la crisis.

Reitero una verdad absoluta: que nada beneficia más a una ciudad, que tener un gobierno municipal formado por sus ciudadanos elegidos libremente y que todos saben que no tienen otros intereses que el servicio a los cordobeses en todos los sentidos”.

N.B. Córdoba tiene un problema prioritario, que es su paro y su estructura de empleo, todo, además, solapado y oscurecido por falta de información veraz, de manera, que en las elecciones municipales y en tiempos de tiempos de policrisis, las corporaciones locales tienen algo-mucho que hacer por sus ciudadanos.

Empezar por “una información veraz” es una base imprescindible para hacer y deshacer, buscando soluciones reales para todos los cordobeses.

¿Por qué la S. S. no informa y por qué los políticos cordobeses están callados y silentes?

Córdoba, a 6 de noviembre de 2022

Fdo. Enrique García Montoya

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.

Piélago – S. S. – cuentas – gastos impropios – transferencias – prestamos – déficit – deuda (Tesoro Público y PGE de España)

En el año 1974 comencé a trabajar, como funcionario del I. N. P., en la Seguridad Social en un cuerpo de inspección y, desde entonces, no he dejado de dedicarme a ella, de manera, que, llevo unos años implicado en el asunto de la S. S.

Al día de hoy observo, que la S. S. y sus finanzas se han convertido en un piélago farragoso e incomprensible para el común de los españoles, lo que viene a significar, que un todo complejo y necesario en la sociedad, por su exuberancia (cuantitativa y cualitativa), se ha convertido en un Ente gigantezco dificilísimo de manejar y en algo dificultoso de enumerar, de contrar y de entender.

Así mismo, he constatado, que, durante todos estos años, ningún Gobierno ha querido tomar medidas estructurales profundas para reformar el sistema español de S. S., y, convertirlo en un realidad viable y sostenida en el tiempo, como correspondería a un proyecto común de interés general imprescindible para España.

Es cierto, que se han hecho cosas positivas, pero ninguna ha ido a la raíz del problema de nuestra S. S., que, dicho con la mayor claridad posible, reside en adecuar el sistema a la realidad económica y social del País, construyendo un modelo flexible y capaz de proyectarse en positivo en el tiempo, de forma, que cualquiera que sean las circunstancias temporales y/o económicas, se adapte automáticamente a cada realidad social.

Hace unos años, asistiendo a un Congreso, junto con un equipo de personas variado y competente, dirigí una ponencia sobre la S. S. en España y su futuro: Proponiendo un sistema viable y sostenido en el tiempo de la misma.

Entre otras cosas, proponíamos un mínimo vital para las pensiones y un cálculo flexible de las mismas, de mayor a menor, con índices correctores en función de la situación económica del País, que funcionarían de forma automática, todo articulado a través de una reforma profunda de la Ley de S. S. En aquel momento, por algunos participantes en el congreso, se nos acusó de querer acabar con el sistema de la S. S., de manera, que una propuesta constructiva dirigida a la supervivencia del sistema, a su consolidación y actualización automática, fue a parar a la papelera de la demagogia y así hasta hoy.

La verdad sobre la S. S. en España ahora es, que el sistema vigente es insostenible sin una reforma profunda del modelo, empezando por las pensiones y acabando por la financiación, ya que, la realidad se impone.

El Ministro de S. S., Sr. Escrivá, lleva más de un año dando largas al asunto, sin atreverse a reformar la S. S. y sus fianzas ruinosas para alcanzar un modelo sostenible, pero Europa, que conoce el asunto, ya nos ha puesto en su punto de mira, de manera, que sin reformas estructurales profundas del sistema de pensiones y otras cosas fallidas los fondos de recuperación peligran, máxime, cuando el Tribunal Constitucional de Alemania ha abierto la caja de los vetos en la U. E..

Solo queda, reafirmar algo evidente, que los recursos del Estado vengan de donde vengan y se llamen como se quiera, van dirigidos a sufragar todos los gastos del Mismo, y, por tanto, hablar de gastos impropios, de transferencias y/o de préstamos a la S. S. cómo viene haciendo el Sr. Escrivá, es seguir instalados en una ficción contable, que lleva a un engaño masivo a los españoles e impide una oferta viable del sistema en España.

Es indiscutible, que lo que se pone como gasto impropio, préstamo o transferencia a cualquier Departamento del Estado, debe salir de otro sitio del mismo puchero, de donde se quita, lo que implica, que el dinero, se mire como se mire, siempre es el mismo; por ejemplo, hablar de ingresos de impuestos y de ingresos de cotizaciones sociales, está muy bien, pero realmente todo son impuestos del Estado y su importe total va al mismo baúl, que es el Tesoro Público de España, lo mismo que ocurre con los gastos, de forma, que el dinero para cubrirlos procede del Estado.

En resumen, no hay más dinero que el que hay, y, se puede distribuir como se quiera, pero siempre será el mismo.

La huida del actual Gobierno de España no se sabe a dónde, es evidente, lo mismo, que no se sabe hasta dónde llegará, pero parece que para Él una reforma verdadera del sistema de S. S. hacia la viabilidad, no es algo prioritario, para eso están las esperanzas complicadas-bloqueadas en los Fondos de la U. E., la deuda y el déficit, y hasta donde se llegue, llegó.

Dicho de otra forma, en España no existe un sistema de S. S., que flota en el aire como un “Ente maravilloso”, lo que hay, es un Estado, que impone y cobra impuestos múltiples, y, que incluye entre ellos, unollamado -cotizaciones sociales-, y, que gasta, todo lo que  coge de los impuestos (y bastante más, que paga con deuda y déficit públicos) en aquellas necesidades, que el Ejecutivo de la nación considera preferentes y/o convenientes, de manera, que uno de esos gastos son las -pensiones-.

Realizar unas cuentas separadas de ingresos y gastos del Ente Seguridad Social no es más que un artificio contable, algo así, como si hubiera un -sistema- separado en los PGE para Defensa o Interior, y, unas cuentas diferenciadas para esos Departamentos del Gobierno con sus ingresos y gastos propios.

Oficialmente, aunque no sea real, con las cuentas de la S. S. se hace siempre así, lo que como se ha dicho, es un movimiento contable, que se puede hacer, pero que no puede esconder la realidad, que es muy clara, todos sus ingresos y gastos forman parte del todo del Estado.

Personalmente, que se haga esa ficción contable no me parece ni bueno ni malo, lo que es inadmisible es sembrar confusión entre los españoles sobre las cuentas de la seguridad social, hablando una y otra vez, de gastos impropios, de transferencias del Tesoro, de préstamos del Estado, de deuda de la S. S., y, así, de un interminable piélago de todo aquello, que, por su exuberancia, es dificultoso de enumerar, contar y explicar.

En definitiva, para ser claro, las pensiones y otros gastos de la S. S. en España son un todo con el resto de los gastos del Estado, igual que ocurre con los ingresos, de manera, que igual que los 3.4 millones de empleados públicos cobran del Tesoro Público de España, los pensionistas, los parados los beneficiarios del IMV, etc. cobran del Estado Español.

*** Para finalizar, unos datos sobre la situación financiera de la S. S.:

** El Estado transfirió a la S. S. en 2020 cerca de 36.000 millones de euros, aunque, se dice oficialmente, que eso no es déficit de la Seguridad Social, ya que, solo es déficit, lo que no se cubre ni siquiera con la ayuda de las transferencias.

** El M.  de S. S. solo reconoce un déficit de unos 15.000 millones de euros, cuando el déficit real del sistema, como mínimo, se pude estimar en 47.100 millones de euros (diferencia entre unos gastos aproximados de 168.000 millones y unos ingresos estimados de 120.900 millones, sin contar transferencias).

** A todo lo anterior, hay que sumar una deuda cercana a los 90.000 millones de euros.

Aquí, solo recordar lo dicho, los números citados sobre la S. S. son los números del Estado, ya que, el sistema no es un “Ente maravilloso”, como se ha señalado, sino un departamento más del Gobierno de España, como puede ser el M. de Defensa y sus gastos.

N. B.  La Seguridad Social en España es un piélago insondable y engañoso, lleno de cuentos contables, como son los gastos impropios, las transferencias, los préstamos, etc. perdido en el Tesoro Público y en los PGE del Estado Español.

Si medidas profundas de reforma del sistema de la S. S. no existe solución posible, salvo esperar el desastre que sin duda llegara, después Europa y sus ajustes.

Entiendo, que estamos en un sueño imaginario, tan bueno a primera vista, que nos lo podemos creer; es decirla S. S. es un Ente maravilloso, que flota en el vacío de los gastos impropios, de los préstamos y de las transferencias del Estado benefactor inacabable, aunque, la realidad es mucho más perversa, a pesar de las predicciones contables y ficticias del Ministro de S. S. y otras cosas, Sr. Escrivá, cuando, sin duda, cada vez, el final desequilibrado y descalabrado está más cerca.

Si a España no llegan ya y pronto los Fondos de Recuperación de la U. E.no solo va a ser un mal sueño, sino un despertar a la realidad que nos absorberá, ya que, no se podrá aguantar el gasto público descontrolado, y, los ajustes llegarán por la U. E., ya que, la Unión sabe, que la ruina de España, supone la debacle de Europa.

Como siempre, falta información veraz a los ciudadanos inmediata y completa sobre la S. S. y su situación financiera, ya que, toda la información del M. de S. S. y las declaraciones del Sr. Escrivá van dirigidas a justificarse, sin que, además, se adopte ninguna medida de reforma real, que garantice la supervivencia del sistema.

Mientras tanto, los políticos sin exclusión cada uno a lo suyo, de forma, que ahora tocan elecciones, mientras los españoles arruinados y amedrentados sin vacunar, vacunados con retraso o a la espera.

Córdoba, a 7 de abril de 2021

Fdo. Enrique García Montoya.

Abogado ICA-Córdoba. Inspector de Trabajo y S. S.